Hablemos de Byrne

Cerramos (por ahora) el repaso por las obras realizadas por el maestro para IDW, con una miniserie de asombrosa calidad.

Doomsday.1

05/06/2018

| Por Fede Velasco

1 comentarios

Doomsday-1-John Byrne-y-una-nueva-vision-del-Dia-del-Juicio-1Hace algo más de un año, cuando me ofrecieron hacerme cargo de esta sección, dije que si sin dudarlo porque John Byrne es un autor del que no sólo soy fan, sino que cuando creo que no tiene nada más para ofrecer, pela alguna cosa con la que me cierra el orto, y del que considero que incluso su peor obra es -cuando mucho- mediocre, pero jamas me dio una boñiga radioactiva imposible de digerir. El problema fue que, con la columna publicándose desde hacía tanto tiempo y con dos personas pasando por la misma antes que yo, la gran mayoría de mis obras favoritas ya estaban reseñadas y no me iba a quedar otro que navegar por los mares menos conocidos de la trayectoria del maestro. Así fue como elegí arrancar por sus comics de Star Trek y eso me fue llevando a toda su obra en IDW, la que llega a su final con esta reseña (queda en el tintero el segundo volumen de Next Men, pero ya lo agarraré después de repasar el primero) y podría decir que lo mejor queda para el postre.

Estamos ante una obra que me sorprendió por su potencia, donde Byrne despliega toda su magia como dibujante y como guionista. La serie -como su nombre lo indica- trata sobre el fin del mundo y podríamos llegar a encasillarla en el género post-apocalíptico, pero mucho mas cercana en tono a Walking Dead (obviamente sin zombies) que a Mad Max.

tumblr_inline_mjiy5tm2Tl1qz4rgpLa historia es muy accesible, y se entiende perfectamente sin haber leído nada previo, no trata de ser autorreferencial en ningún momento (algo de lo que Byrne abusa en otras de sus obras) y tiene unos personajes que quedan perfectamente definidos en pocas páginas, lo que permite que después se dedique a hacerlos evolucionar de manera que no resulte forzada.

La premisa es bastante simple: en una base estelar en orbita, un grupo de astronautas descubre una llamarada solar extremadamente potente y que va a impactar con la Tierra quemando prácticamente toda la superficie del planeta, no sin antes destruir la base que se encuentra en su trayectoria. Obviamente alertan a la gente en la Tierra, y el primer número se resuelve al estilo del mejor cine catástrofe, con discurso de la presidenta de Estados Unidos incluido. Los siete tripulantes de la base, que pertenecen a distintos lugares del mundo, idean un plan para volver a la Tierra, y lo consiguen no sin sufrir alguna baja en el transcurso.

Ya en la Tierra después del impacto, el grupo se dedicara a tratar de reunirse con los posibles sobrevivientes y adaptarse a este nuevo mundo. Al tratarse de una miniserie de sólo cuatro episodios, algunas cosas no se desarrollan del todo y entre episodio y episodio transcurre una buena cantidad de tiempo, lo que le permite al barbeta contar historias puntuales, con diferentes contextos en cada una. Como dije más arriba, una suerte de Walking Dead sin los zombies y por lo tanto mucho más centrada en los conflictos humanos, pero que por desgracia se acaba muy pronto. Como la mayoría de la producción de Byrne en esta editorial, Doomsday.1 termina muy abierta y prometiendo una secuela de la que años después todavía no tenemos ni noticias, pero que realmente espero que algún día se concrete porque la disfruté muchísimo.

doomsday-1-02-interior-john-byrne-pagina-2En cuanto al dibujo, acá el maestro se deja la vida, no roba ni un poco, hace fondos en casi todos los cuadritos, dibuja naves, selva, ciudades destruídas, de todo un poco y en cada número deja la vida. Esto creo que ya lo dije varias veces, pero los que dábamos por acabada la carrera de Byrne como dibujante le pifiamos muy feo. Casi toda su obra en IDW demuestra que el tipo parece tener las bolas al plato de Marvel y DC y en los últimos años, cuando lo llaman estas compañías que le dieron de comer durante tanto tiempo, siempre se tira a chanta y cumple con lo mínimo, porque uno ve este laburo y parece que no se tratara de la misma época en su carrera, y es incluso un poco posterior a su etapa más abominable en DC.

Así que, para cerrar, no puedo más que recomendar no sólo esta miniserie, si no buena parte de la producción de Byrne en IDW que me sorprendió gratamente en mas de una ocasión. Los esperaro acá el mes que viene, donde ya exploraremos otras latitudes byrneanas.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario