Hablemos de Byrne

Veamos cómo le fue al maestro en su paso por la revista de un personaje a priori muy poco atractivo.

Iron Man

16/06/2020

| Por Fede Velasco

9 comentarios

Iron_Man_Vol_1_258¡¡Como me cuesta leer a Iron Man!! Si hay un personaje que se me hace intrascendente y poco interesante es sin duda el Mauricio Macri con armadura del Universo Marvel. Y a principios de los ´90, cuando se publican estas historias, todo lo repugnante del personaje estaba mucho más intensificado.

La idea del empresario bueno, que cree en el capitalismo salvaje pero lo utiliza para ayudar a las personas, es menos creíble que la nave que se estrella en la Tierra con el último sobreviviente de Krypton, así que tengo que confesar que estoy poco versado en el universo de Stark & Co. Porque siempre sus comics me dieron mucho asco y, salvo algunas sagas icónicas, nunca pude pasar de ahí. Si tengo cinco revistas del personaje en mi colección, capaz es mucho. Pero bueno, esto de seguir a John Byrne a todas partes es un sacerdocio y tuve que entrarle con más asco que simpatía a la etapa del Vengador Dorado que nos reúne en esta entrega.

El maestro agarra la serie en el nº 258, donde acompañado por los magistrales dibujo de John Romita Jr., da vida a la “Armor Wars II”, una saga que seguramente más de uno deba haber leído, porque se conseguía muy barata, en un tomo medio saldado de Panini. Acá se retoma un plot de 10 números atrás, que es la operación que le devolvió la movilidad de sus piernas a Stark. Según parece, el chip que consiguió el milagro, tenía un virus que fue tomando posesión del sistema nervioso de Tony, y le garantiza a la malvada Corporación Marrs (villanos de los comics de Namor de la época) un total control sobre el cuerpo de nuestro héroe. Lo extraño es cómo Byrne se hace cargo de toda la continuidad anterior del personaje y continúa la historia sin meter mano prácticamente en nada y muy consciente de que está contando una típica aventura de Iron Man. De esta forma, y con una línea paralela que nos cuenta como el Mandarín despierta a Fin Fang Foom y se apodera de un tercio de China, el maestro va construyendo la columna vertebral de su paso por el personaje.

IronManDragonSeedSagaNueve episodios dura esta segunda guerra de las armaduras, y una vez finalizada, Byrne hace lo que más le gusta: nos recuenta el origen de Iron Man, ahora en una versión más actualizada y con el Mandarin como villano tras bambalinas de todo el conflicto que lleva a que Tony Stark se convierta en el Hombre de Hierro. Por desgracia, a partir de este número el dibujo queda en manos de Paul Ryan, lo cual hace que baje de una manera considerable la calidad del título en esta área, cuando en contraposición, comienza a subir el nivel de los guiones, ya que se nota que el maestro se encamina hacia lo que tiene ganas de contar.

Así llegamos al nº270, donde arranca el arco fundamental del paso de Byrne por la serie: la Dragon Seed Saga. Si bien técnicamente arranca en el 272, se viene cocinando desde el inicio y en el 270 con el viaje de Stark a China, ya las bases están completamente sentadas. Acá Byrne aprovecha para bajar un poco de línea anticomunista y plantear al gobierno chino como el mal encarnado, dispuesto a engañarlo a Tony Stark haciendo creer que tienen una posible cura para su problema con el sistema nervioso, a cambio de que Iron Man ayude a detener los planes del Mandarín. Asi es como nos enteramos que en realidad Fin Fang Foom es uno de 10 dragones que llegaron a la Tierra hace muchísimos siglos, venidos de otro planeta, y que se ocultaron entre los humanos. Además, Byrne revela que los anillos del Mandarín son en realidad unos elementos que permiten controlar la nave de los dragones y que Fin Fang Foom estaba siendo manipulado por Chen Hsu, para traer de regreso a sus compañeros y gobernar el mundo. Piñas van, piñas vienen, Iron Man finalmente logra salvar el día, pero su sistema nervioso se encuentra al borde del colapso, y la única forma que tiene de sobrevivir lo poco que le queda es alejando el stress de su vida.

unnamedEs entonces cuando aparece la Viuda Negra, a pedirle su ayuda para detener a un operativo durmiente de la vieja URSS que tiene un plan para desatar la Tercera Guerra Mundial. Se cocinaba un nuevo enfrentamiento entre yankis y rusos, que en esta época estaban en buenos términos, tras el final de la Guerra Fría. Estos son los dos últimos números de Byrne en la serie, que deja justo antes del inicio de la “Operación: Tormenta Galáctica”, un mega-crossover con los Avengers. El maestro tenía pensado regresar después del crossover, pero por esas cuestiones tan byrneanas, eso jamás sucedió.

Así que arranqué con un montón de prejuicios y terminé dejándome llevar por la historia que me enganchó bastante, conforme se dejaba de lado al millonario héroe del capitalismo y se centraba más en el conflicto humano de Tony. Por desgracia, todo el tema fundamental de su etapa -la lucha de Tony por vencer al virus que le destruyó el sistema nervioso- queda en la nada y continúa con los autores que vienen después, lo que deja un sabor amargo a los que sólo nos interesa leer lo que hizo Byrne. Pero más allá de ese detalle, creo que vale la pena darle una oportunidad, ya que por lo menos en mi caso, no voy a decir que me transformó en creyente, pero por lo menos ya no voy a mirar de manera tan despectiva a un comic si en la tapa dice “Iron Man”.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

9 comentarios

  • El prejuicio sobre Ironman no aplica igualmente o diría que en peor medida a Batman? Un millonario que no produce nada, no trabaja, y se toma a golpes de puño con enfermos mentales y ladrones de carteras? Que se mueve en vehículos de tremendo porte (naves, tanques) y tiene una cueva con un dinosaurio gigante? Que envía menores de edad a situaciones de riesgo operando por fuera de las instituciones? Digo si vamos a darle unas patina ideológica a la lectura de comics

    Comentarios

    nmarango

    17/06/2020 - 07:14

    • Hace tiempo habia leido un pequeño analisis sobre esto y, quitando muchas cosas, ninguno soporta un analisis como tal, donde lo que indicaste se uso sin importar que sea fantasia para el comics code.
      Igualmente coincido con FV, ya que no tiene mucho sustento y batman «tiene» (y remarco las comillas) la motivación por la muerte de sus padres y sus fundaciones beneficas. Igual, si lo analisas tampoco cierra y tenes que aceptar que una persona pueda romper las leyes de la física (Flash), aceptar que alguien puede volar (muchos), que una arañita o que te pegue un tubito radiactivo y te cambie todo tu adn (ya sabemos quienes), que sufras una explosion atomica a 100-200mts y sobrevivas, o que siendo rico y egoista, quiera ayudar a los más debiles,
      Y tmb debemos convenir que tmb como personas tenemos contradicciones, y hacemos cosas en situaciones, que con otros factores, no hariamos.
      Pero es entreteminiento, y como tal debemos tomarlo y tmb podemos ver cosas de distinta forma, y por ello nos llega de distinta forma. Soy fana de Batman y no me trago a Iron man, y lo que decis es cierto, pero IM no me va, especialmente desde Civil War para aca.

      Comentarios

      chuliverm

      17/06/2020 - 09:46

    • ¿Y cómo no darle una «pátina ideológica» a la lectura de comics? Son parte de la cultura, son formativos y reflejan la realidad de su tiempo. Obvio que les cabe una lectura política y cada quien desde su ideología tomará o rechazará lo que quiera.

      Comentarios

      Papepipopum

      17/06/2020 - 10:29

    • Si coincido muchachos, lo que quise indicar es que si Ironman nos resulta repudiable desde ese enfoque (es un mega millonario corporativo), Batman lo mismo y con el agravante de los elementos que enumeré arriba. A mí me parece escapismo al que no hay que pensarlo demasiado porque enseguida hace eso excepto muy pocos personajes y hay que ver escritos por quien. Aclaro que el personaje Ironman no me gusta pero porque lo considero unidimensional, no porque sea millonario porque tal como dije Batman también lo es (y Green lantern es un fascista espacial, y mil ejemplos)

      Comentarios

      nmarango

      17/06/2020 - 10:51

    • Pero desde ya que Batman es repudiable desde ese aspecto, pero siempre se esfuerzan por hacerlo un poco mas humanitario si se quiere. Igual, Batman es otro personaje que no me copa demasiado, y hace unos cuantos años en este mismo sitio le habia dedicado una columna explicando los motivos.
      Incluso, yo siemrpe dije como es que nadie tuvo los huevos de hacer con Bruce Wayne la gran Michael Jackson donde un pibe lo acusa de abuso sexual, y sale a la luz que es un adulto que se dedica a «adoptar» niños que vivien en su mansion. No se, para mi a ojos de la prensa por lo menos, en estos dias seria muy polemico ese aspecto.

      Comentarios

      Fede_Velasco

      17/06/2020 - 12:50

    • Claro, ahora entiendo tu punto nmarango. A mi me parece que como adultos obvio que cada uno dice «bueno, esto lo dejo de lado, total me puedo divertir sin profundizar en q es un millonario q banca un sistema injusto pero al mismo tiempo pelea contra el crímen q un poco genera la desigualdad del sistema». Eso lo hago todo el tiempo. Salté porque me pareció q decías q no había q sacar ninguna lectura ideológica-política de un comic y ahí ya no me pareció…
      En cuanto a lo que dice Fede me encantaría un comic así… Hoy por hoy sería rariiiiisimo tener en el foco a un adulto millonario soltero q mete adolescentes a su mansión y que la opinión pública no se haga un festín.

      Comentarios

      Papepipopum

      17/06/2020 - 14:05

    • Me sorprende que Garth Ennis no lo haya pensado ya

      Comentarios

      nmarango

      17/06/2020 - 14:38

    • Sobre Batman y su carácter de clase, hay una historieta breve muy buena llamada «Adiós Batman» de los griegos Tasos Theofilou con dibujos de Kanellos Cob, que adapta un cuento homónimo. Acá lo publicó el año pasado a todo culo (impresionante color y en tamaño de libro europeo) la editorial «Letras Incómodas» con una dudosa traducción pero que funciona; no encontré en la web esta versión que tengo la fortuna de poseer en papel, pero les dejo unos enlaces (incluye el sitio del dibujante con la versión en francés).

      https://botiga.ellokal.org/producte/adios-batman/

      http://kanelloscob.com/goodbye-batman/

      Comentarios

      NN

      17/06/2020 - 17:19

    • Hombre, lo que sucede con Tony Stark es que era un mercader de armas, un negocio que ni Bruce Wayne ni su familia tocaron nunca (es decir, Wayne Enterprises tiene ciertas aplicaciones que Bruce ha usado para por ejemplo el Batmobile, pero nunca al nivel belico de los productos Stark), por eso las fundaciones de la fortuna Stark tienen un cierto tufillo mas virado a lo milico-fascista.

      Aparte de que Bruce tiene las manos menos metidas en sus propios negocios y lo de la plata es mas un recurso argumental para justificar los aparatitos. Con Tony que es un industrial mas activo lo del capitalismo toma mas el centro de atencion y es mas dificil de ignorar.

      Comentarios

      J. Bencomo

      17/06/2020 - 20:01