Hablemos de Byrne

Esta saga se propuso forjar el nuevo canon de uno de los personajes mas icónicos de Marvel y terminó por ser una página olvidable en la carrera de John Byrne.

Spider-Man: Chapter One

18/06/2019

| Por Fede Velasco

4 comentarios

Spider-Man_Chapter_One_Vol_1_1Volvemos a Marvel y para arrancar, nada mejor que la perla negra en la corona de John Byrne, una miniserie de 13 números (12 más el 0) publicada durante 1999, que quizás sea uno de los puntos mas bajos en la carrera del maestro, en una época que ya de por sí no era la más iluminada.

La idea era bastante simple y sencilla: recontar el primer año de vida del arácnido para acercarlo al público nuevo, al que quizás los comics de Stan Lee y Steve Ditko podían resultarle medio pesados e inaccesibles. Y ahí reside buena parte del problema, no lo arregles si no está roto!! Y un poco se nota que Byrne siente esto, y se queda en un montón de medias tintas y llama la atención. El tipo que se la jugó con Superman post-Crisis, metiendo un montón de elementos revolucionarios al recontar su origen, eliminando a Superboy, creando al mejor Luthor de la historia y tantas otras cosas. El mismo Byrne que apenas unos meses atrás había cambiado la historia de Wonder Woman, mandando a Hippolyta a la Segunda Guerra Mundial, creando de la nada una WW de la Golden Age, este mismo tipo, agarra Spider-Man con un tremendo conocimiento del personaje y una tibieza extrema a la hora de jugarse a meter cambios en su historia.

a648c97cdc9d6b2cdba9c60e46264414._SX1280_QL80_TTD_Convengamos que no hacía falta, que lo de Lee y Ditko se banca más que bien el paso del tiempo, y encima hacía poco tiempo habíamos tenido la genial Untold Tales, donde Kurt Busiek, había llenado algunos huecos que había entre estas historias. Por supuesto, Byrne se cagó olímpicamente en todo eso. De esta manera, lo que hace nuestro ídolo es tratar de modernizar la historia con giladas como que a Peter le regalan una computadora, y eso casi deja a los Parker al bordo de la quiebra. Y relaciona el origen de Spider-Man al de Doctor Octopus, al hacer que el mismo accidente que le da sus poderes a Peter sea el que fusiona los tentáculos a la espalda del Doctor Octavius. Esto que a primera vista suena interesante, queda en la nada y el tema de la explosión (donde los únicos sobrevivientes son ellos) tampoco se explora y queda como una anécdota tratando de diferenciar el origen pero totalmente al pedo. Esto va a ser una constante en toda la serie, donde se nos presentan situaciones similares pero diferentes o se nos explican cosas que antes por ahí quedaban medio en el aire y detalles por el estilo, pero siempre tratando de no apartarse demasiado de lo planteado 35 años antes por Stan Lee.

RCO048_1477566083Hasta acá nada del otro mundo, pero cuando uno lee que esta miniserie se vendía sólo en comiquerías, que las ventas fueron apenas buenas para la época y que después de la partida de Byrne de los títulos del arácnido nadie se volvió a hacer cargo de nada de lo que pasa acá y volvieron al canon clásico, uno se pregunta si todo esto no fue al pedo, apenas una excusa para dejarlo a Byrne jugar un rato a ser Stan Lee y Steve Ditko todo junto en una sola persona, o no sé… de verdad venderle que lo que estaba haciendo era fundamental en la historia de Spider-Man.

Como sea, este Chapter One terminó por ser una serie que realmente no aporta ningún concepto interesante, que nos trae una actualización del origen más que nada cosmética. Para muchísimo peor, apenas un año después y con una premisa similar, Brian Micheal Bendis demostró con el título Ultimate que se podía ir mucho más a fondo a la hora de revisitar estos conceptos y hacer algo realmente copado, mas allá de tres cambios pelotudos, sin que se pierda el espíritu del personaje.

Y como si todo esto no fuera poco, el dibujo (quizás lo que salva del fracaso rotundo muchísimas obras del maestro de esta época) es tirando a flojo, y no termino de entender por qué. Capaz porque al mismo tiempo Byrne dibujaba también la serie regular con guiones de Howard Mackie, o capaz que el color digital -que en esa época todavía no estaba en su mejor momento- no congeniaba demasiado con el estilo del maestro. Lo cierto es que el dibujo se nota deslucido, apurado y no suma a una caterva de guiones entre medio pelo e intrascendentes, que trataban de forjar el nuevo canon de uno de los personajes mas icónicos de Marvel y terminaron no siendo más que una página olvidable en la carrera de John Byrne.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Que polémico que fue este Chapter One. Y tal cual como decís no aporto nada.

    Comentarios

    LeoRubio

    09/07/2019 - 13:51

  • Desde lo estético me gusta…

    Comentarios

    dandel

    02/07/2019 - 18:15

  • Todo el mundo me dijo que no está a la altura de lo que uno espera, pero aún no leí nada de esto.
    De Untold Tales si pude leer algo, tuve algunos números y un buen recuerdo. Lo único que no me gustaba de esa última, era el look de Parker tan estructurado y con gomina.
    Acepto el original de Ditko, pero ver esa estética de los primeros 60’s en un dibujo más moderno no me agradaba demasiado. Aún así, es de lo mejor del personaje en años, obvio que prefiero eso muchísimo antes que lo de Todd con Venom, lo del clon, y tantas otras atrocidades que sufrió el personaje durante la década final del siglo 20.

    Comentarios

    Abraxas

    18/06/2019 - 15:12

  • Siempre me quedo en el tintero ultimate spiderman. Y los ultimte xmen tmb pero no tanto

    Comentarios

    chuliverm

    18/06/2019 - 15:09