Intertextos

A algunas fumanchereadas hay que darlas a conocer, porque hay libros que son tan malos que son buenos.

El Tralalá del Comic

14/07/2013

| Por Leandro Paolini

3 comentarios

005En la búsqueda de textos interesantes e inteligentes, para leer y desarrollar mi tesis de grado en Comunicación Social, comencé con una pesquisa de libros que informasen acerca de la historieta (ya que mi tesina estaba relacionada con el Noveno Arte). Así descubrí libros muy interesantes e inteligentes (muchos de los cuales son/serán reseñados en esta columna). El Tralalá del Comic, de Faustino Pérez, no es un caso que aplique a ninguno de los dos adjetivos mencionados. Entonces, la pregunta que muchos se harán es, ¿por qué lo está reseñando? Porque a algunas fumanchereadas hay que darlas a conocer. Porque hay libros que son tan malos que son buenos, porque por cada Roger Corman que hay en el cine, hay un Faustino Pérez en la línea de textos académicos vinculados a la historieta.

Cuando empecé a explorar las librerías que podrían tener textos eruditos relacionados con el comic, entré en una cuyo nombre empieza con “Gal” y fue allí que uno de sus vendedores me confesó: “Tenés este y aquel, pero éste Tralalá está en re-saldo y tenemos un container. No se quién lo pidió, pero está tan barato y es tan raro que yo que vos me lo llevo”. No se equivocó y es el día de hoy que sigo comprando allí.

El Tralalá del Comic es un libro barato y raro. Su autor es un catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (sí, el libro es de la Republica Dominicana). El contenido es una evidente recopilación de ensayos donde no sólo se malinterpreta a Scott McCloud, sino que además rellena el libro -a más no poder- con observaciones completamente innecesarias. Este texto publicado en 1997, tiene 287 páginas y “brillantes secciones” como: Tipos de líneas (sí, y cuenta 17), el rectángulo en las artes visuales, los 72 tipos de puestas en página (¿?), la clasificación de los elementos (donde describe todo lo que se puede hacer –por ejemplo– con un líquido en una historieta, como escupir…), géneros en el comic, los tipos derotulado, 125 tipos de globos en la historieta, etc.

tralala-1Pérez describe a la historieta como “un lenguaje lexi-pictográfico” (todos los autores vinculados al Noveno Arte se empecinan en inventar una definición académica nueva), y se explaya con la forma en que se conoce a los comics en distintos países del mundo, entre los cuales se destacan: paquitos, muñequitos, pepines, funnies, monos, monitos, serierna, lianhuanhua, memines, penguin, comiquitas, quadrinhos, y otros.

A favor del autor está su evidente amor por la historieta y su intentona vanguardista de ser el primer autor dominicano que escribe acerca del tema. Sin embargo, cuando en la página 161 describe “El lenguaje de las arrugas” y los 13 tipos de arrugas que se pueden utilizar en la historieta, ahí uno se pregunta si Faustino es un ladrón académico de guante blanco o si el sol que da de pleno en la República Dominicana le afectó su sano juicio.

tralala-2No cabe duda que el Licenciado Pérez es un experto en comunicación social, arte y otros derivados de la imagen, pero peca en la excesiva aclaración de qué es cada cosa, como si los lectores del libro hubiesen bajado de un plato volador (por ejemplo, antes de hablar de distintos tipos de arte, describe cada uno de ellos, incluso qué es un tatuaje).

En su defensa, hay secciones que están bastante bien, como aquellas en las que explica quiénes participan en la producción de la historieta (del guionista al kiosquero), la diferencia entre arquetipo y estereotipo, la diferencia entre comic y comix, el origen de la palabra “tebeo”, las referencias bibliográficas (de las que evidentemente poco aprendió), tipos de plano, etc.

El Tralalá del Comic es un intento fallido de decodificación de este medio de comunicación popular. Este libro, que su autor tardó siete años en escribir, ayuda a conocer la estructura de las historietas, pero sólo en un nivel inicial y básico, como si fuese un libro de jardín de infantes, mientras que textos de como los de Eisner y Mc Cloud podrían ser vistos como libros de un nivel secundario.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Suena a buscarle la quinta pata al gato. ¿Al menos se deja leer? No como la escritura de Laura Vázquez o peor aún la de Oscar Steimberg,que por lo menos a mí no me entró en la cabeza 😛

    Comentarios

    Runatic

    31/07/2013 - 19:33

  • Muero de ganas de hacer un texto académico que rompa el paradigma revelándole al mundo que en realidad hay 75 tipos de puestas en páginas, y no 72 como asegura decir este filibustero.

    Comentarios

    Tumbu

    15/07/2013 - 22:00

  • jajaja es muy bueno ese libro! te dan ganas de tenerlo

    Comentarios

    mandalaz

    14/07/2013 - 20:58