La Mansión Wayne

Ambientada en el mundo real, esta gran historia cuenta cómo Batman puede tener (o no) el poder de cambiar vidas.

Dark Night: A True Batman Story

03/04/2018

| Por Bruno Magistris

19 comentarios

linkPaul Dini es un genio. Si vas a chequear su laburo, en realidad no tiene tanto, pero estuvo involucrado desde hace bocha en productos que seguramente (si tenés más de 30), de alguna manera influyeron en tu infancia y en tu vida. Fue uno de los guionistas de la (en su momento) genial serie de He-Man and the Masters of the Universe. Y digo “en su momento” porque si la ves hoy te querés cortar las venas con un tomo de Gaturro, con tanto rotoscopio y efectos pedorros. Pero en su época descolló y todos tenemos el recuerdo de haber tenido un muñeco, una espada, algo que nos conectara con aquellos personajes.

También estuvo involucrado en el universo de Star Wars, en series de animación en las que creó personajes y expandió el universo de alinenígenas y espadas laser. Laburó en Tiny Toons, con Spielberg, y escribió grandes capítulos allí (también metió mano en Freakazoid y Animaniacs).

Pero lo que lo llevó a la gloria y al reconocimiento fue, sin duda, su laburo en Batman: The Animated Series.

 

1Si bien “Joker’s favor” se emitió antes, fue con “Heart of Ice” donde el tipo la rompe definitivamente. Si estás leyendo estas líneas, seguramente recordás ese episodio: Mr. Freeze tramando su venganza sobre el cruel empresario que apagó la vida de su amada Nora, quien se debatía entre la vida y la muerte en animación suspendida. Los costos son altos, el experimento debe terminar, y a la mierda con todo. Nora muere (al menos eso se da a entender) y Freeze termina por convertirse en quien finalmente será. Si bien hasta ahí la historia es interesante de por sí, lo que la vuelve inolvidable es la escena final, con el “villano” en su congelada celda, llorando ante la personificación de su amada y disculpándose ante el fracaso de su venganza. Ese plano final, esa tristeza y llanto perfectos, subvierten el papel de héroe/villano y todo queda (como suele pasar en el mundo real) en una zona gris en la que no es fácil decir con quién simpatizás más.

Dini siguió escribiendo y llevando una nueva mirada a cada uno de sus episodios. Siguió con Superman, con Justice League y con Batman Beyond, donde siempre descolló. También metio su mano maestra está en los mejores capítulos de Brave and the Bold. Su nombre es sinónimo de creatividad, de laburo, de grandes ideas. Ganó varios Emmy y se podría decir que es un tipo al que le va muy bien.

Dark-Night-4Pero no todo fueron flores en su vida.

Cierta noche en la que volvía caminando a su casa, se topa con dos sujetos de impronta algo alarmante, los cuales, con una violencia desmedida, lo cagan a trompadas hasta casi el borde de la muerte. Le rompen la nariz, le hunden los huesos que rodean al ojo y lo patean en el piso entre risotadas. Así como aparecen, se van. De ahí en más, en la mente del querido Paul se genera cierto ruido concerniente a seguir o no escribiendo historias del encapotado. En algún lugar de su psique, piensa “¿Dónde estaba Batman?”. Pasa por varias operaciones, y logra recuperarse físicamente. En cuanto a las cicatrices psicológicas… son algo más difíciles. Le cuesta volver a salir a la calle, le cuesta volver a laburar. Esto pasa justo en el proceso creativo de “Mask of the Phantasm” (¿te suena?), y gracias a su gran amigo Alan Burnett (que escribe algunas escenas que le estaban destinadas a él) no toma la decisión de renunciar a todo.

Dark-Night-1Pasan 25 años, y en una charla con el gran Kevin Smith todo esto resurge a la luz y, entre llantos, el gordo amante de Batman lo termina casi convenciendo de que estaría buenísimo que hiciese una historia con aquel suceso tan violento y traumático… sacar algo bueno de tanto dolor y frustración. Tal vez fue el puntapié inicial para que Paul se decidiera, pero lo cierto es que se puso manos a la obra. Junto al compatriota Eduardo Risso (de un talento genial, descollante) saca a la venta, algún tiempo después, la maravillosa “Dark Night: a true Batman story”.

Lo genial es que se edita en el sello Vertigo (¿cuánto hace que no sale algo del personaje en ese sello?), en una hermosa edición hardcover con sobrecubierta. Y en él, este suceso traumático se cuenta con lujo de detalles. O sea: no es una historia de Batman, si no una historia acerca de cómo Batman puede o no influír en la vida de alguien (y que justamente es quien suele darle vida en obras artísticas). Recorriendo sus páginas, veremos a un Paul niño, aislado y solitario de sus pares en la escuela, que se aferra al mundo de la imaginación desde sus primeros pasos como algo incluso más real de lo que le toca vivir día a día. Sus años en Warner, sus relaciones frustradas, su éxito en lo que hace. Aparecen Bruce Timm, Eric Radomsky, Arleen Sorkin… hay una historia de Sandman, ideas descartadas de Batman Beyond, animación vintage…y la noche trágica.

No recuerdo que exista otro libro como este, en donde se cuenta no una historia acerca del personaje, si no una historia en el mundo real en el que una ficción como Batman puede tener (o no) el poder de cambiar vidas, de corregir rumbos erróneos, de encauzar destinos. Porque es Batman en la mente de Dini quien lo incita siempre a volver, a auto-superarse, a seguir adelante. Es Batman quien se opone a los villanos que también habitan el alma del escritor, quienes lo incitan a encerrarse y encontrar el lugar oscuro y solitario en el que nadie le hará daño.

3Todo esto ilustrado por uno de los mejores artistas que tiene hoy el mainstream yanki. Con su estilo único, Eduardo Risso no sólo dibuja sino que también entinta y colorea. Da cátedra de narrativa, de diseño de personajes (no hay dos que tengan la misma cara), de expresiones faciales (logra sutilezas insospechadas), de climas, de ambiente. Risso es la “nueva” estrella del comic norteamericano y por fin un artista nacional tiene el reconocimiento mundial que siempre debería haber tenido, laburando para donde fuese.

“Dark Night” es un libro precioso, que visualmente brilla por donde se lo mire, y que te cuenta la historia de un tipo que de repente tuvo un quiebre terrible, y cómo a través de la imaginación (que ojo, puede salvarte o hundirte) logró superar el escollo y seguir creciendo y creciendo.

Porque Paul Dini no para de crear maravillas.

Porque Paul Dini es un genio.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

19 comentarios

  • ojala la editen en español!!!!!!!!!!!

    Comentarios

    yolomate

    15/06/2018 - 17:13

  • Creo que todos nos prrguntamos alguna vez : Donde estaba Batman?

    Comentarios

    Nahuel2017

    25/04/2018 - 07:26

  • Paul Dini no es el único miembro del staff de la clásica “Animated” relacionado con el mundo de Masters of the Universe, tambié el maestro Bruce Timm trabajo dibujando comics para esa línea en los 80’s. Ya no sé si lo ví en el canal de Mike Buck (MOTULATV) o en alguno de los cientos de miles de blogs que hay dedicados al personajes, pero si lo buscan lo van a encontrar porque está acreditado.
    Claro que dibuja de acuerdo al estilo de Filmation, no esperen nada remotamente parecido al look “Fleischer futurista, ligeramente amerimangaesco minimalista” de la apreciada serie de los noventas. De los gloriosos noventas.

    Comentarios

    defender

    06/04/2018 - 16:54

    • Mike Bock, no Buck. Es que cuesta escribir en este teclado. Es como usar un traste que fue escalopeado, pero sin la onda. Hablo de una guitarra, no de un traste de adolescente masculino humano como los que le gusta lamer a Fantino. Me refiero a la forma en que usan los trastes los tipos como Blackmore o Malmsteen.
      Además de difícil es incómodo, pero supongo que tiene su gracia. Yo me refería a que este teclado es incómodo y que extraño mi compu y mi casa. Quiero estar cerca de mis cosas y de mi perro, y tomar la merienda mientras miro algo bonito y escucho como mi vecino putea porque le cagamos la vereda jejeje. Eso le pasa por ser así, entro al bobby antes de llegue y no sabe quien le dejó ese regalito bonito. El crimen perfecto.

      Comentarios

      defender

      06/04/2018 - 17:12

    • ¿Gloriosos noventas?

      Comentarios

      brunowayne

      09/04/2018 - 12:13

    • Claro, la misma década de la serie de animación en la que trabajo Dini. Los gloriosos e infravalorados noventas. Eso nunca hubiera podido suceder durante la era Reagan. Los 80’s tienden a ser sobrevalorados por la invasión británica y esos hitos de fines de década, pero yo tengo más favoritos durante los 90’s que en la década anterior.
      Y hablo de comics también, solo que no de superhéroes. Y no solo Bone o Hate o cosas tan conocidas, más aún si nos alejamos de Estados Unidos.
      Es más, yo creo que los bochornosos héroes Image que a su vez hicieron deformar los panteones de DC y Marvel, tienen su gérmen en el mismo Frank Miller. No es su culpa, pero de ahí en adelante se le dió luz verde a personajes como Liefeld para que den rienda suelta en agregar más y más violencia hasta que se transformó en una payasada. Creo que banco más a Morrison que a Moore en cuanto a la visión luminosa que prefiere darle a estos personajes, pero ya me estaría yendo de tema.
      Aunque claro, si comparo cosas como el Holy Terror de Miller y las cosas de Liefeld, ya casi no hay diferencia, solo se ven armas y musulmanes muertos jeje.

      Comentarios

      defender

      09/04/2018 - 12:39

    • Por un momento dudé y pensé haber dicho algo distinto, pero veo que incluso en mi mensaje original estaba haciendo alusión a la serie de Bruce Timm… Bah, ninguna alusión, estaba hablando de eso mismo, carajo.
      Si hablamos de animación, nadie me puede venir a comparar los 80’s con los 90’s y salir entero. Masters of the Universe, la “Superfriends” del 85 (en realidad “The Super Powers Team: Galactic Guardians”) y puedo seguir… del otro lado, estaba la “Animated” de Batman y unas cuantas cosas más que puedo empezar a tirar. Y no me malinterpreten, yo crecí en los 80’s y tengo cariño por estas cosas, pero no hay comparación alguna. Esta fue la década en que la animación mainstream maduró. Al menos un toquecito.

      Comentarios

      defender

      09/04/2018 - 12:47

    • “Holy Terror” es la obra de un autor en decadencia, pero que fue Gardel. Liefeld fue, es y será un paquete. Nunca pude entender cómo Calvi lo nombró “maestro” en el podcast en el que participó…

      Comentarios

      brunowayne

      12/04/2018 - 16:39

    • No conozco a Calvi más allá de Bruno Helmet, pero por ahí ve cosas que otro no vemos.

      Comentarios

      defender

      17/04/2018 - 04:06

    • Mentira. La verdad que el hijo de puta mandó fruta con eso. Habría que ir a escracharlo a su domicilio personal la verdad. CAAAAAAAAAAAALVI!!!!! ASI QUE TE GUSTA LIEFELD, EH? VOS SOS PEOR QUE VIDELA!!

      Comentarios

      defender

      17/04/2018 - 04:08

    • Jajajajaja

      Comentarios

      brunowayne

      17/04/2018 - 16:14

  • Es la mejor obra de Seagle así que puedo remarcar que es excelente. Una de mis obras favoritas de un personaje que jamás fue de mi simpatía

    Comentarios

    lastiri2004

    04/04/2018 - 16:58

  • Me parece que labura obra más cercana a esta es it s a bird de Steven seagle también editada por vértigo. Salió en 2004 y tiene ese elemento autobiográfico pero con superman

    Comentarios

    lastiri2004

    03/04/2018 - 13:47

    • ¡Gracias por el dato!

      Comentarios

      brunowayne

      03/04/2018 - 15:40

    • Son dos historias para comprar. Gracias por la info

      Comentarios

      chuliverm

      03/04/2018 - 23:00

    • Así es. Se las comparó mucho, porque claramente van las dos para el mismo lado.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      04/04/2018 - 00:54

    • Igual dudo mucho que aquella sea de la misma calidad que esta. ¿Steven Seagle no es aquel escritor pecho frío al que siempre le cerraban las series? Creo que hablaron de él en un podcast ancestral de “guionistas pulpo”…

      Comentarios

      brunowayne

      04/04/2018 - 12:27

    • Es ese. Además de hacer verdura por kilo, tiene varias obras de perfil más autoral, más finoli, siempre en dupla con el gran Teddy Kristiansen, varias de las cuales son magníficas. It´s a Bird… es una de esas obras.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      04/04/2018 - 17:46

    • Ah bueno, mea culpa entonces. No la conocía.

      Comentarios

      brunowayne

      04/04/2018 - 17:58