La Mansión Wayne

En 1998, Kevin Smith relanza a Daredevil dispuesto a mejorar lo que vino antes, y dejar su huella también en él.

Guardian Devil

01/12/2020

| Por Bruno Magistris

10 comentarios

PantallitaNo soy seguidor asiduo de Kevin Smith. He escuchado ocasionalmente su podcast sobre Batman (Fatman on Batman), y debo confesar, asumiendo las culpas que correspondan, que nunca he visto una de sus películas. “Clerks”, por ser la más famosa, siempre estuvo en carpeta pero nunca me decidí finalmente a verla.

De lejos, el tipo parece un fanático del comic mal hablado, desalineado, siempre y eternamente vestido como jugador de hockey sobre hielo y al que le chupa un huevo todo. Pero no se queda en eso: como buen fan al que le interesa el medio, tuvo la chance de involucrarse en él y generar algunas obritas muy destacables. Abrevó en Batman, en Green Arrow, pero la que su mejor trabajo es, sin dudas, “Daredevil: Guardian Devil”.

Yo (fiel a mi completa ignorancia sobre su trabajo) la ignoraba olímpicamente, hasta que gracias a la colección negra de Salvat, cayó en mis manos. No le tenía mucha fe, pero de entrada te das cuenta de que el tipo deja la vida en cada página. Y, encima, acompañado de un Joe Quesada inspiradísimo. Son ocho episodios (tan solo eso) en donde pasan muchas cosas que serán definitorias para el futuro del personaje. De entrada explota el costado religioso del amigo Matt (exacerbado desde siempre por genios como Frank Miller, por ejemplo) y centra todo el eje de la historia en su, por momentos, descreimiento en una deidad superior que nos proteje desde alturas inconmensurables. Murdock atraviesa una crisis de fe en donde siente que ya no puede seguir aferrándose a aquellos valores con los que creció y que son parte intrínseca de su ser.

Quesada on fire.

Quesada on fire.

Y mientras se debate en estas cuestiones, cae en sus manos un bebé entregado por una fugitiva y desesperada madre, que en un último acto de angustia lo deja a su cuidado. Pero le aclara algo que podría ser importante: dicho niño (o niña, como se verá más tarde) es el Mesías, futuro redentor del género humano. Fuerzas oscuras la persiguen e intentan matarla para llegar a su retoña, y busca ayuda en Matt, a quien le confiesa conocer su identidad secreta como el justiciero nocturno. ¿Cómo sabe esto? ¿Tiene razón acerca de la bebé? ¿Es en verdad la reencarnación de Jesucristo en persona?

Y así como se lo da, desaparece. Matt se queda con esta bebé, sin saber muy bien qué carajo hacer con ella. Y por si esto fuera poco, pronto otra persona se hace presente en su despacho, alegando conocer las circunstancias que hemos narrado anteriormente, y agregando que en verdad la niña no es la futura redentora de la humanidad ni mucho menos, sino todo lo contrario: es el anticristo hecho carne. Si no se pone fin a su vida, si no se hace algo con el futuro de esta pequeña bebé, será el Apocalipsis, Ragnarok, Cosha Golda. Pero sabe, agrega, que Matt no tendría el valor de quitarle la vida a una cosita tan hermosa, así que gentilmente se ofrece a hacerlo si se la entrega. Ah… y también conoce su identidad secreta. En verdad, parece conocer todo acerca de Murdock y de la madre fugitiva y de todo lo que anduvo pasando últimamente…¿quién es este tipo?.

¿Salvadora o destructora?

¿Salvadora o destructora?

Sería un pecado de mi parte (no pun intended) contar cómo termina esta historia. Esta vez no voy a caer en advertencias de spoilers para luego decir cómo se las ingeniará nuestro héroe para desanudar este nudo gordiano. No, prefiero que, si el gancho que conté te atrapó, busques este libro (no es para nada difícil, la más accesible: tomo 20 de la tapas negras de Salvat) y lo disfrutes sin tener idea de cómo puede terminar, como me pasó a mi.

Como decía al principio, Smith deja la vida en los diálogos, en la caracterización, en los personajes que inventa, pero también en cómo maneja a los que son recurrentes en el universo Daredevileano, por así llamarlo. Bullseye tiene una aparición majestuosa que quebrará para siempre un aspecto en la vida de Matt y que ahondará todavía más la insalvable grieta que existe entre ambos personajes desde que Miller le puso un arma en la mano al cuernitos y le hizo apuntarla a la cabeza del asesino de azul.

La historia es fresca, emotiva, con momentos de gran suspenso, con sacrificios, renuncias, y un sorpresivo final. Vas a llorar (si tenés algo en el pecho que se llama corazón) y te va a alucinar en cómo también Joe Quesada (entintado por Jimmy Palmiotti) no deja ningún cuadrito sin ponerle garra. El color es hermoso, y habrá muchos momentos en donde vas a agradecer que exista una historia así.

Bullseye feroz

Bullseye feroz

Soy fanático de Daredevil de la primera hora. Es uno de los personajes que más grandes obras tienen. Parecería ser que los autores que llegan a sus filas intentan siempre mejorar lo que vino antes, y dejar su huella también en él. Desde que Frank Miller lo inventó (bueno, no exactamente, pero no jodamos: hasta su llegada al título el personaje era de la B) han habido infinidad de Grandes historias con el tipo, y siempre tiene más para dar.

Y como fanático, no puedo más que alegrarme sobremanera de que una historia como Guardian Devil sea tan perfecta y movilizante, porque demuestra que siempre los grandes personajes tienen más hilo en el carretel de lo que a veces se cree.

Si vos también sos fan del amigo de cuernos, y no la leíste, no dejes de buscarla.

Le vas a agradecer a Dios (ahora sí hay pun, je) el haberlo hecho.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

10 comentarios

  • No se olviden de Mallrats y Zake & Miri Make a Porno… y como actor lo mejor que hizo fue el gordo nerd en Duro de Matar 4…

    Comentarios

    ethanhunt

    02/12/2020 - 14:24

  • ¿Como nunca viste clerks??? Muy flojardo eso. Kevin Smith es una institucion y si bien su faceta mas actual de mediatico no me copa tanto, revindico toda su obra cinematografica (ok, Cop Out no, pero es irrevindicable) y sus comics creo que no me defraudaron jamas. Soy de los que de manera ilusa sigue esperando la segunda parte de lo de Batman que a esta altura imagino que nunca va a suceder.

    Comentarios
    • Sí, ya sé que estoy cometiendo una falta cerca del área al no haber visto nada del tipo. Pero lo atribuyo más a una conjura universal que a otra cosa. Siempre tengo alguna peli ahí para ver, y pasa algo y no puedo. En cuanto a sus comics, creo que este es el mejor, quizás con Carcaj siguiendoló de cerca. Además, ultimamente tengo muy poco tiempo para nada… bebé de por medio. Y si tengo que elegir en qué gasto los pocos minutos que me quedan para mi, siempre elijo un comic (más que nada relecturas, porque comprar se me hace bastante difícil). Pero sí, prometo ir poniéndome al día. ¿Cuál le sigue en calidad luego de Clerks?

      Comentarios

      brunowayne

      01/12/2020 - 15:49

    • Chasing Amy es muy buena. Todavia me rio con el tema del entintador

      Comentarios

      Sucubo

      01/12/2020 - 18:02

    • Coincido mi favorita es chasing Amy y Clerks 2 me encanta tambien. Ya en un tono muy distinto Red State es brillante, creo que esas son mis favortias. Aunque la ultima me gusto un monton, pero es una suerte de cierre a su universo filmico y si no viste todo lo anterior, no tiene sentido. Y soy un boludo, me estaba olvidando de Dogma que es brillante tambien.

      Comentarios

      Fede_Velasco

      01/12/2020 - 19:25

    • Pará…¿»brillante» en el sentido de Francis Ford Coppola o «brillsnte» porque al tipo le tenés cariño y lo bancás?

      Comentarios

      brunowayne

      01/12/2020 - 22:32

    • De las cintas de Smith solamente he visto Jay and Silent Bob Strike Back. Me agrado bastante y es simpatica pero igual tampoco me ha motivado a ver el resto de ellas.

      Sus Daredevil y Green Arrow son muy buenos pero sus miniseries de Batman (las dos en continuidad, la de Adam West contra Green Hornet tiene un pase) son malas con avaricia. Se merecen un ¡Ni Ahí! si no lo han tenido ya.

      Comentarios

      J. Bencomo

      01/12/2020 - 22:40

    • Red State es una excelente pelicula y no soy de los que creen que hay que ser Coppola para hacer buenas películas

      Comentarios

      Fede_Velasco

      02/12/2020 - 00:44

    • Tal cual, Fede… El buen cine es común, no hay que ser en encumbrado de la Academia para hacer una buena película. Red State me pareció excelente y la crítica especializada (no habló del pelado de América) la aplaudió fuerte. No pasó lo mismo con los últimos 30 años de producción cinematográfica del bueno de Francis Ford, pero ok, que siga siendo la vara para medir todo

      Comentarios

      Papepipopum

      02/12/2020 - 10:01

    • Jajaja, muchachos, no nos desmadremos. Yo no estoy hablando mal del amigo Smith, es más, desconozco su obra fílmica. Sólo vi fragmentos de Clerks, y convengamos en que a nivel técnico la película es algo básica. No hablo de su guión (que seguramente es maravilloso) sino de cómo está puesta en juego la narrativa. Coppola hace décadas que no pega una buena, es cierto, pero tiene «La Conversación, la saga de «El Padrino» y la mejor de todos los tiempos, «Apocalyse Now!». Con ese currículum, no es descabellado comparar niveles de grandeza con otros autores. Sino no habría vara con la que medir la excelencia en ningún medio artístico, creo yo. Pero repito, Kevin Smith me parece un excelente escritor, y seguramente eso se trasladará a la pantalla cuando vea algo de lo que hizo. Pero no es Coppola… jaja.

      Comentarios

      brunowayne

      02/12/2020 - 10:24