La Mansión Wayne

Zambullite en el Batman de Grant Morrison que, como cada buena obra maestra, es diferente en cada relectura.

Morrison, Inc.

06/03/2018

| Por Bruno Magistris

11 comentarios

250px-BatmanIncV2no1Si leés la etapa de Grant Morrison en Batman, hay muchísimas cosas a destacar. Primero: la absoluta maravilla de una historia cíclica, que empieza y termina con los mismos antagonístas, y que es como el arco que describe una flecha en un cielo de majestad. Arranca con Talia, termina con Talia.

En el medio, el escocés crea a Damian, quizás el mejor Robin de la historia. ¿Por qué? Porque funciona: ya no es el pibe por el cual todos pensamos “no, pará, ¿cómo va a meter un pibe para luchar a su lado?”… no. Este mocoso tiene entrenamiento, la Liga de Asesinos lo curtió desde que nació y el chabón no puede respirar sin cortarle la cabeza a algún villano que se le cruce.

El pibe es duro, engreído, soberbio… muchas de las cualidades de su padre, seguramente. Llega de improviso y debe ganarse (aún a regañadientes) la confianza y el respeto de aquellos que ahora integran su nuevo mundo. Muchas veces renuncia, arrancándose la R del pecho y diciendo que va a laburar mejor solo, pero siempre logran convencerlo de que vuelva.

 

batmaninc13rev3Con quien mejor labura es con Dick Grayson, donde Morrison subvierte la lógica “Batman-Robin” por un genial “Robin-Batman” en donde el pibe es el conflictuado y el murciélago el que tira chiste tras chiste. Pero cuando vuelve papá, la cosa se desintegra rápido y no le queda otra que laburar con él. La relación es áspera, difícil, y termina (spoiler alert) con la muerte del pibe mientras lo llama a gritos, mostrando por primera y única vez no solo miedo, sino la necesidad de que un padre lo proteja.

No menos compleja es su madre, Talia. Morrison la convierte en una super-criminal: inteligentísima, sutil, silenciosa y que piensa cada movimiento hasta lo imposible. Y tira un concepto genial: Talia intenta deconstruir a Bruce desde lo psicológicamente erróneo de su locura. Es decir: ¿no es Batman la respuesta de un nene enojado y dolido a un mundo cruel donde la vida de sus padres es arrebatada tan terriblemente? ¿No es algo infantil vestirse de murciélago, habitar una cueva con un dinosaurio gigante, y exhibir mementos de batallas pasadas y trajes antiguos? Muchas veces le habla como si se dirigiera a un tipo que no creció, a un pibe que se escondió detrás de una capa y capucha para no afrontar y asumir lo que no podrá cambiar nunca. Despechada, rechazada, pega donde más duele y donde el mismo Batman sabe que está meando fuera del tarro: en su razón de ser.

Jezebel_Jet_007Es decir, Morrison usa contra el héroe el villano más mortífero de todos: la razón.

Talia intenta quitarle el sentido a su lucha, vaciar de contenido su forma de ser. Y casi lo logra, al final. Pero “siempre habrá un Batman y Robin”, y Bruce termina prevaleciendo.

Jezebel Jet (otra de las villanas de esta etapa) intenta lo mismo. En la seminal “RIP”, está a un pelo de hacer tambalear al amigo Wayne con los mismos argumentos, hasta que “Zur En Arrh” lo salva. Pero Jet es parte del plan maestro de Talia, es tan sólo uno de los peones que utiliza para derrotar al único que se le ha negado. Su papel es menor en el esquema de las cosas y tan sólo sirve para distraer al héroe en un momento en el que todo parece resquebrajarse a su lado.

batman+682+-+batwomanAunque justamente será una mujer (la tercera en cuestión) la que lo termina salvando. Y se debe quizás a que ella también comparte la obsesión por los trajes, ya que no hablo de otra que de Batwoman (la original), Kathy Kane.

En la etapa de Morrison es medio un misterio quién es esta mujer, a qué organización secreta pertenece, o en qué círculos se mueve. Pero está siempre en la periferia, observando, hasta que decide intervenir en el último momento posible poniendo una bala en la cabeza de Talia, quien había ya (casi) vencido a su oponente. ¿Por qué? ¿Para qué? No se sabe. Lo hace y desaparece. Quizás sepa que “siempre debe haber un Batman”, y funcione como un “deux ex machina” que baja justo en el momento correcto para desechar un concepto de continuidad que no estaría funcionando. Talia no puede matar a Batman. Batman no puede morir. ¿Quién lo salva? Una mujer.

3256107-katy+kanePero, como dije, es la única (en esta etapa) que no se ríe del personaje, que no lo considera un nene con sus batibúmerangs, su batimóvil y su bati repelente de tiburones. Es la única que se maravilla con la idea, con el concepto de un bati-tipo que caga a trompadas a los criminales intentando purgar una furia interna que nunca tendrá fin y que necesita, también, el “glamour” de un bati-traje blanco para los ambientes sub-zero.

Y así como llega, como una madre que protege a su hijo, desaparece (a lo Keyzer Söze). Y Batman termina recuperándosé, volviendo a empezar.

Como dice Alfred “aprende, persevera, comienza otra vez”.

3256106-katy+kane+2Quizás sea cierto que la existencia de un Batman es pueril, infantil. Pero algo tendrá de trascendente si durante tantos años, tanta gente se ha identificado con el personaje y ha querido, en cierto punto, ser él. Quizás no.

Lo cierto es que más allá de qué pienses al respecto, de si estás o no de acuerdo con estas palabras, sería bueno que consiguieses esta etapa (bastante larga, por cierto, desde su comienzo pasando por RIP, Final Crisis, Batman & Robin (con Dick y Damian), The Return of Bruce Wayne y el maravilloso Batman INC) y te zambullas en él, e intentes buscar más y más capas de sentido en una historia que, como cada buena obra maestra, es diferente en cada relectura.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

11 comentarios

  • Tim Drake > el resto.

    Comentarios

    defender

    13/03/2018 - 21:15

    • Damian se lo come crudo a Tim Drake…

      Comentarios

      brunowayne

      14/03/2018 - 06:10

    • Dick es el primero y el mejor. Los demás se terminan muriendo.

      Comentarios

      Dolmen

      16/03/2018 - 03:44

  • Totalmente de acuerdo, esto es genial. Compadezco a cualquier pobre alma que haya llegado a este comic y no le haya gustado. Si no te gusta esto, no te gusta Batman, maestro.

    Comentarios

    Luigi

    12/03/2018 - 01:03

    • Jajaja yo no iría tan lejos. Hay gente que dice ser ultra fanática del personaje, y detesta esta época. Son gustos. Primero: te tiene que gustar Morrison en general. Y segundo, abrir la mente a TODAS las épocas del personaje, hasta las “camp” que muchos intentan olvidar…

      Comentarios

      brunowayne

      13/03/2018 - 15:05

    • Pero es que Batman es todo eso: el de las cebras, el de rosa, el que luchaba contra dinosaurios… si amas a Batman de verdad tenés que amar esta vuelta de tuerca que le encuentra Morrison.

      Comentarios

      Luigi

      13/03/2018 - 21:07

  • Voy a tratar de leerla ya que no me gusto batman inc. Ahí deje, pero me gustaba antes de eso y también batman y robin. Voy a conseguirla.

    Comentarios

    chuliverm

    11/03/2018 - 21:32

    • Tenés que leer lo que sientas que te nutre, lo que más te guste y te haga sentir bien. Si no te gusta ese comic que otros te recomiendan, no deberías obligarte a leerlo por más que se trate de la papa más fina en la canasta de recomendaciones de Andrés Accorsi.
      Al final del día, la canasta que tiene que importarte es la tuya, chuli.
      Esta vida es muy corta, la malevolencia y la enfermedad nos acechan todo el viaje, y la muerte nos espera tranquila. TODO lo que tenés te será quitado, y al final, solo serán un puñado de personas las que realmente te recuerden. Vive tu vida, muchacho.

      Comentarios

      lucas.gonzalez

      11/03/2018 - 22:05

    • Es como dice Lucas, Chuli, si no te gustó Batman Inc. no es la muerte de nadie. Yo te recomendaría que antes de conseguirla, la descargues digital-e-ilegalmente, no sólo para sentir el sabor de lo prohibido al robarle a DC para tener una muestra de lo que es.
      Mirá si te la comprás, y te volvés a encontrar con la desagradable situación de que el comic no te guste ni llene tus expectativas, y más después de gastar un pastón de guita con el que te podrías haber comprado una sabrosa cena con una sensual compañera o un viajecito en ferry. Recomiendo la prudencia, así se puede evitar posibles disgustos.

      Comentarios

      Luigi

      12/03/2018 - 01:01

  • Muy bueno, Bruno. Muy de a poco le iré entrando al Batman del dolape escocés.

    Comentarios
  • Buenísimo la verdad es que sólo leí parte de la historia y pensar que los nuevos 52 casi cagan el final de esta etapa. gran nota me dan ganas de leer todo ordenadamente. saludos

    Comentarios

    Alien3000

    07/03/2018 - 23:00