La Mansión Wayne

Con el correr de las temporadas, Star Trek: The Next Generation se vuelve épica, culta, seria, profunda, innovadora.

TNG

02/04/2019

| Por Bruno Magistris

22 comentarios

ST 1Sí, Gene Roddenberry era un visionario, un innovador, el portador de un mensaje de esperanza para el futuro de la humanidad. Y si bien era todo eso, digo, no era un gran guionista. Les ha pasado a muchos creadores, el tener una excelente idea pero no ser el más indicado para llevarla a cabo.

En los ´60 presentó “Star Trek” (o TOS, como se la conoce entre los fans) y, en mi caso particular, es una serie que no puedo ver. Respeto (y hasta envidio) a aquellos que han transitado por todos sus capítulos, pero en mí, esa estética colorida, a-go-go… la actuación de Kirk (William Shatner exagera todo, mal); la actuación del chino hijo de mil putas de Hikaru Sulu (lo peor que yo haya visto en materia de actuación en mi vida)… todo eso hace un conjunto que no puedo digerir. Quizás las películas me hagan menos ruido, en especial de la quinta en adelante. Pero es algo que empecé a disfrutar tiempo después de que salieron, y gracias a lo que quiero centrarme en esta columna.

ST 3Desde aquellos drogados sesenta, muchos años tuvieron que pasar para que la franquicia se renovase y otro producto basado en ella apareciera en las pantallas del mundo. Corría el año 1987 y “Star Trek: The Next Generation” (o TNG) hacía su debut. Si bien tenía todavía cosas, muchísimas cosas, a corregir (lugares comunes, efectos chotos, malos actores invitados, etc), empezaba a perfilarse un tipo de serie diferente. Repito: esto era 1987. ¿Cuántas series de esa época, vistas hoy, se la bancan?

Y esta tuvo un milagro: alguien pensó en Patrick Stewart para el rol de capitán. Y otro todavía más increíble: que Stewart aceptara, dejando de lado cualquier prejuicio hacia la televisión en general, hacia el género, hacia la nerdeada que en primera instancia seguramente lo cuestionaría siendo una figura tan disímil a lo que supo ser Kirk. El inglés la descose, actor skakespeareano de la San Puta que con una mirada te da vuelta una pared, que le da el peso y la profundidad necesaria a cada palabra que dice. Que se lo toma en serio: no viene a pagar las expensas, no. Viene a crear un personaje como supo hacerlo: adusto, culto, valiente, inolvidable.

El cast restante también es maravilloso. Riker, Data, LaForge, Worf, Troi, Crusher y hasta un Wesley Crusher que primero detestás, pero al que con el correr de los episodios algún cariño le vas tomando. Entre todos generan un grupo muy unido, casi una familia en la que todos tienen algo que aportar.

Star Trek: The Next Generation 365 (Star Trek 365)Y, como dije, en la primera temporada, todo es nuevo, interesante, pero con un dejo de trucho, de que falta algo. Los conceptos están ahí, las razas, los mundos. La tecnología que se ve es, al día de hoy, hermosa: computadoras con pantallas touch sobre láminas de madera (sí, touch como tu celularcito de mierda de hoy, hace más de treinta años). El Enterprise es de verdad (repito, incluso visto hoy) y sorprende el buen gusto, el perfecto diseño, la armonía entre tecnología y decoración en una nave que no es de guerra, sino de exploración.

La segunda temporada mete segunda (cuac) y el nivel de las historias (y la producción en general) sube muchísimo el listón. Riker se deja la barba y los uniformes siguen teniendo ese dejo de “Adidas” en donde el cierre se ve por delante, las tetitas se marcan y sigue habiendo algo que no termina de convencer. Pero hay algo (o alguien) que iba a cambiar un poco las cosas. Se llamaba Michael Piller, y entró por ser amigo de otro guionista y se mandó a escribir un capítulo. Parece que a Roddenberry le gustó, y para la tercer temporada, Piller ya era el showrunner.

Y acá es cuando la cosa se pone seria de verdad. Desde el primer capítulo, dos cosas son evidentes: la producción (a nivel guita, decorados, efectos, uniformes) pega un salto cualitativo importante, y los guiones parecen tener muchas reescrituras hasta lograr la perfección. Piller habrá pensado: pará, tenemos este universo lleno de mundos y razas y maravillas; tenemos a Patrick Stewart que cualquier cosa que haga o diga te pone la piel de gallina; tenemos un cast que le hace la segunda y se la banca en una escena mano a mano con el tipo; tenemos todo esto, y la luz verde de Roddenberry para intentar darle un estatus de calidad a esto por lo que nadie da un mango… ¿y si lo hacemos bien?

Entre Piller, Rondald D. Moore (futuro creador de otra gloria de la vida como es Battlestar Galactica), Brannon Braga, y algunos más se dieron maña para meter conceptos que definen no sólo al género de ciencia ficción más puro, sino también de qué significa estar vivo, qué o quién es Dios, cuál es el origen del universo. Forjaron y profundizaron mucho más a los personajes que tenían para jugar, y llevaron conceptos como el honor, la valentía, la ética, la solidaridad, a límites insospechados.

ST 2Pero Piller tenía una duda… no sabía si lo que estaba haciendo era algo pasajero, una distracción momentánea en un producto menor. Dudaba entre quedarse e irse hacia otros rumbos, y la indecisión lo tenía muy preocupado. Escribe el último capítulo de la temporada, “The best of both worlds… parte uno”, como una alegoría de su propia vida. Riker, ante la amenaza Borg, duda entre seguir en el Enterprise o tomar el mando de otra nave. ¿Debe irse o quedarse? El escritor hace el capítulo perfecto, con el cliffhanger más espectacular de todos los tiempos. Crea el problema irresoluble, pensando que no recaerá en sus manos resolverlo. Pero Roddenberry pide una reunión con él, y lo convence de que, al menos, necesita tenerlo una temporada más para llevar esta serie a la gloria absoluta. Piller, conmovido, acepta. Y se queda. Y lo resuelve en la temporada siguiente de manera magistral. Y de ahí en adelante, no se va más. Su lugar es ese, entre las estrellas.

Y ya no hay restricciones, ni “cosas que no se puedan hacer”. La serie se vuelve épica, culta, seria, profunda, innovadora. El éxito es monstruoso y genera spin-offs por todos lados, aunque nunca llegando al nivel de su predecesora.

Yo tenía un curso de computación en aquella época que me hacía volver a casa cerca de las 9 de la noche, hora en que Uniseries (qué tiempos aquellos) la daba en el cable. Bajaba del colectivo casi a las nueve en punto y corría tres cuadras (corría literalmente) para llegar a tiempo. Pocas cosas me han generado tantas ganas de no perderme un sólo episodio. Lo recuerdo hoy, y pienso que es algo irrepetible: una serie así, en estos sería inviable. Prueba de ello, la detestable “Discovery”.

Pero así es la vida: lo bueno de verdad se da pocas veces.

Por suerte, a la serie la siguen remasterizando y cada vez se mira mejor. Como Gardel, que cantaba, pero en colores y con la pasión de la gloria en el corazón.

 

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

22 comentarios

  • ¡Muy buena nota, Bruno! Cada tanto lanzas una nota sobre Trek que me hace lagrimear. Yo la descubrí en el ´92 en las tardes de Canal Trece mientras hacía la tarea de matemática y después la engancé en el ´96 en Uniseries, donde me grabés en VHS casi todos los episodios. Creo que me faltan unos 8 que los ví en Netflix. LaTOS la estoy viendo ahora, con mucho cariño, también en Netflix, mientras me rio de los genial que debe haber sido ver eso en lso años ´66 y de como hoy en día todavía acomodan las series actuales para respetar esos parámetros, como el caso de los klingon sin cresta de Enterprise.

    Comentarios
    • Eso se debe a que no le dan cabida a guionistas que quieran escribir lo que crean “una nueva versión” o “una relectura” de lo ya hecho, como sí ocurre en DC y Marvel… en Star Trek no habrá jamás un John Byrne o un Grant Morrison que metan mano en las historias que se cuentan. Y por suerte para muchos nunca veremos un episodio doble titulado “Year One”…

      Comentarios

      Arturo_Despistado

      15/04/2019 - 18:54

    • ¡Gracias Hernán!Es que TNG es algo que genera emoción, es inevitable. Yo intento darle chances a Discovery, pero no la puedo tragar. Los primeros cinco episodios están muy bien, pero después desbarranca mal. Es sosa, no deja nada. Vuelvo a poner a Picard y se me vuela el cerebro. No hay con qué darle…

      Comentarios

      brunowayne

      16/04/2019 - 12:12

  • Star Trek The Next Generation es la serie que me hizo fan de STAR TREK. Sin duda fue un antes y después. A pesar de sus primeras dos temporadas muy ásperas la tercera toma rumbo y de ahí ya no hay marcha atrás. Listo te hiciste FAN. Yo la descubrí de pibe por canal 2, no me la perdia. Se la empece a recomendar a todo el mundo y sume a varios fanáticos mas, algunos incluso la comenzaron mirando con prejuicio y después se re engancharon. el año pasado con FedeVelasco cumplí un sueño y pude viajar a un crucero de Star Trek y conocer a muchos de sus actores. el primer día en el crucero tomamos un ascensor y terminamos viajando con Brent Spiner (Data). El se nos puso a hablar, super simpático. nos bajamos de ese ascensor y nos emocionamos. Era un sueño cumplido. Gracias TNG por la magia y GRACIAS STAR TREK.

    Comentarios

    LeoDarknight

    05/04/2019 - 22:40

  • Gracias a todos por sus comentarios. Qué bueno amigo Rocambole que le esté dando una oportunidad. Es quizá la mejor serie de la historia.

    Comentarios

    brunowayne

    05/04/2019 - 05:57

    • Estoy en la primera serie recien, y con muchas ganas de llegar a la del dolape Patrick Stewart.

      Comentarios

      Rocambole

      05/04/2019 - 12:01

    • Como dije antes, envidio tu capacidad para meterte hoy día con TOS. Yo no puedo (nunca pude). Y envidio que no hayas visto nunca TNG, la maravilla que tenés por delante…

      Comentarios

      brunowayne

      05/04/2019 - 12:48

    • TOS tiene una decena (tal vez, incluso, dos decenas) de capítulos “mirables”, a pesar de las malas actuaciones y los efectos especiales chotos. TNG tiene, obviamente, muchos mas y mejores capítulos que se dejan ver (casi todos, a partir de la Temporada 3). En las películas, es al revés: creo que son mejores, varias con el cast original (específicamente, la 2, la 3, la 4 y la 6) que las de TNG (donde las mejores, lejos, son First Contact y Generations). No tengo en cuenta las de la línea Kelvin, a pesar que me gustan y mucho.

      Comentarios

      Knightwing

      05/04/2019 - 19:25

    • Knightwing vale aclarar que para TOS se usaron los mejores efectos especiales de la época, algo que lógicamente ya desentonaba cuando empezaron a hacer las películas (y ni hablar de cuando empezaron a hacer TNG). Las actuaciones no son las mejores, pero de nuevo, para la televisión de los ’60 estaba bien.

      Comentarios

      Arturo_Despistado

      15/04/2019 - 18:49

  • “Prueba de ello, la detestable ‘Discovery'”… ahí se comete el mayor error en un texto que venía bastante bien. Justamente Discovery logró lo que no se lograba desde TNG, el reinventar la saga y atraer una nueva generación de televidentes que se engancharon de una con el Universo Trek. Y encima hasta logrando que Jonathan Frakes diriga los episodios más polentas hasta el momento. Pero bueno, se debe entender que el tiempo pasa y la forma de hacer televisión también… TNG se hizo veinte años después que la serie original; a Discovery le pasa exactamente lo mismo. Tiene otra estética, otra forma de armar un relato, y los efectos especiales son naturalmente mucho más avanzados. Hay que darle una oportunidad, como en su momento se le dio una oportunidad a las historias unitarias de Kirk & Co.

    Comentarios

    Arturo_Despistado

    05/04/2019 - 00:07

    • Estoy de acuerdo con ud. Las primeras temporadas de TNG son una bazofia que casi no se puede ver, todos los peores capitulos de la historia de Star trek estan comprimidos en esas 2 temporadas. Y Discovery aun no paso ese filtro como para alcanzar la gloria.
      Ojo, capaz no la alcance nunca, pero es injusto putear a DISCO que no termino su segunda temporada, comparandola con TNG que tuvo 7 y justamente las 2 primeras son completamente olvidables. Ahora si hablaramos de la gloriosa DS9 seria todo muy diferente.

      Comentarios

      Fede_Velasco

      05/04/2019 - 19:25

    • Va más allá de eso Fede. Hay que tener en cuenta que Discovery es básicamente una miniserie… pocos episodios alrededor de una trama ambiciosa. Así se centran en un solo argumento, algo que en las temporadas finales de DS9 y Enterprise lo vimos en el formato habitual de serie de veintitantos episodios por temporada. Y digamos que funcionaba y no funcionaba, ya que la guerra con el Dominio en el primer caso y la misión para detener a los xindi en la otra se dilataban mucho gracias a los episodios que nada aportaban a dichas tramas pero que permitían disfrutar de la esencia de una serie Trek. Aún así, ambas series desarrollaron lo que se empezó a hacer en TNG, tramas que fueran más allá del formato clásico de “un episodio – una historia”, pero la trampa es que para seguirla si o sí te tiene que gustar lo que estás viendo… no como en TNG, donde podías elegir si ver el derrotero de Worf y la política klingon o los incidentes con los borg, o los continuos problemas que tenían con los romulanos. O simplemente cagarte en todo ello y ver los episodios inconexos donde se jodía la holocubierta, o se volvía loca la nave, o enfrentaban dilemas morales y éticos. TNG, como la serie original, es ciencia ficción clásica, más cerebral que dinámica, en la cual episodios como “The arsenal of fredoom”, “Enterprise’s yesterday” o “The best of both worlds” resaltan en todo sentido por ser anomálos en su narración y base argumental.
      En cuanto a DS9, ahí sí vemos a un creador con la fuerza e inventiva suficiente para tener una excelente idea y ser el indicado para llevarla a cabo. Ira Stephen Behr arrancó en la tercera temporada de TNG escribiendo episodios pero convencido que el Universo Trek va más allá de las “alegres” aventuras del Enterprise. Cuando tuvo luz verde para crear DS9 ya tenía todo planeado con anticipación y a lo largo de siete temporadas lo vemos poco a poco: desde la ambientación hasta el desarrollo de los personajes. No por nada vemos en Gul Dukat al mejor villano de toda la franquicia, ya que su desarrollo como tal va de la mano de la evolución de la serie. Pero bueno, no era TNG y por eso la criticaron mucho (especialmente las primeras dos temporadas), pero afortunadamente en estos tiempos está totalmente revalorizada, poniéndola casi en el mismo plano que su predecesora.

      Comentarios

      Arturo_Despistado

      06/04/2019 - 00:19

    • Fede: no coincido. La primer temporada es en 1987… por ser de ese año se la banca. En la segunda, ya empieza la gloria, aunque no a full. Hay capítulos como “The meassure of men” donde Data va a un juicio para determinar si está vivo o no. “Elementary dear Data”, “Pen pals”, “The Child”, “Where silence has lease” y varios más que son excelentes. Y en 1988… Si bien despegó completamente en la tercera, las primeras dos temporadas también son muy buenas, no chotas.

      Comentarios

      brunowayne

      07/04/2019 - 12:43

    • Justo el otro dia para el programa de radio que hago sobre Star Trek (Remeras Rojas, los lunes a las 21 hs. por Tetrizradio.com, aprovecho y mando el chivo) discutimos en profundiad y volvi a ver “The Meassure of a Man” y me parecio muy malo, lo recordaba como un gan capitulo y me decepcicono profundamente, cosa que no me pasa con casi ninguno que veo de DS9, incluso cuando el año pasado hicimos un repaso por algunos de los peores capitulos de cada serie, el de Ds9 le pinta la jeta a todos los otros.
      No se, son puntos de vista, pero el amor desmedido por TNG no me cierra, mas veces la mira y mas sobrevalorada me parece. Hay que hacer demasiadas concesiones en las primeras temporadas para decir que son buenas.-

      Comentarios

      Fede_Velasco

      11/04/2019 - 11:36

    • Fede: dejame oponerme fervientemente a tu comentario. Primero: “The meassure of a man” es, en mi opinión, uno de los mejores capítulos de la serie (sino el mejor). ¿Por qué? Porque trata, de entrada y desde el primer momento, acerca de una de las preguntas más antiguas, importantes y profundas de la raza humana: ¿qué significa estar vivo? La seriedad con que se encara el tema es sorprendente. Y a nivel actoral, descollan todos. La historia es concisa, ágil, épica. Me sorprende que no te haya gustado. ¿Qué le criticás?
      Y con respecto a TNG, son gustos. Pero en mi opinión nunca se llegó al nivel de gloria que tiene esa serie, por más spin off que sacaran. Y con lo de bancar o no a una serie, más arriba decías que hay que hacerlo con Discovery… una serie actual y del año pasado. Pero no lo hacés con una de 1987, cuando las reglas de lo que debía ser una serie de TV eran completamente diferentes…

      Comentarios

      brunowayne

      16/04/2019 - 12:21

    • En realidad “The meassure of a man” es una denuncia a la explotación social a gran escala. El dilema de que Data puede o no puede ser un ser vivo deja paso al dilema de lo que sería tener un androide en cada nave y base de la Flota Estelar. ¿Por qué? Porque así sería mucho más fácil resolver tareas complicadas y/o peligrosas mandando un “Data” a hacer lo que a un ser biológico le podría costar la vida. Como bien sentencia Guinan en ese episodio, la Federación ganaría mucho al tener un montón de “Datas” que harían lo que los seres vivos no podrían o no querrían hacer… como justamente le pasó y pasa a muchas sociedades donde hay quienes cumplen ese rol en particular. Rol al cual Picard le da un título muy específico: esclavitud.
      Y ese es el punto que aborta la experimentación sobre Data, ya que al diseccionarlo para poder hacer miles como él se crearía básicamente una nueva especie, en este caso artificial, con la cual la Federación tiraría a la basura toda su filosofía de trato igualitario entre especies al disponer de una para sus propios propósitos… algo que más adelante sí terminó pasando con todos los hologramas HEM tipo 1, que como se puede ver en Voyager terminaron siendo confinados a las minas de dilitio, una tarea demasiado peligrosa para un ser biológico común.

      Comentarios

      Arturo_Despistado

      18/04/2019 - 21:56

  • Discovery tiene lo suyo.

    Comentarios
  • Estoy arrancando a verla y viene muy bien. Además tiene las mejores minas de la ciencia ficción. Hermosa que era esa Nichelle Nichols.

    Comentarios
  • Gracias, muy buena nota….. coincido en un 99% … pero dire.. Ricker , su actuación para mi de las más floja del reparto…. así y todo no lo cambiaría por otro.. ya q debe ser el mas fanático (hasta se la jugó de productor)… me ganó igual. Y, en DATA, tenemos un gran actor …. comparto totalmente lo de Picard (Actoraso el Xmen!!!) le da toda la “sustancia” a la nueva generación.
    De ST1, … aun suelo mirar algun q otro capítulo… y es “digerible”, me sigue cautivando la “química” de Kirk y Spock, q fue creciendo en la serie… pero se luce mejor en las películas (… y hoy están tratando de “recrearla” en la ST2009 y siguientes… suerte!”
    Respecto a la “detestable Discovery”…. me gusto la primer temporada… pero tenia q volver y ser más Start Trek. lamentablemente en esta segunda metieron MAL a Spock y el guión va y viene para cualquier lado. … tiene buenos actores… pero me estan cansando los personajes… el único que viene subiendo de a poquito… es el capitán (Pero es el Epico capitán Christopher Pike!!!!! )….
    … En resumen … hay que explorar más.. para salvar el Universo tenemos los Jedis

    Comentarios

    jl_lib

    03/04/2019 - 15:17

  • The Next Generation era y es La gloria.

    Comentarios

    Dario Zeta

    03/04/2019 - 14:55

  • Ah, claro, es sobre Batman. (?)

    Comentarios
    • ¡Lo extrañaba, amigo Macu!

      Comentarios

      brunowayne

      02/04/2019 - 17:11