La Mansión Wayne

Allá por 1987 salió a los kioscos calladita, como quien no quiere la cosa, una saga destinada a cambiar a Batman para siempre.

Year One

04/06/2019

| Por Bruno Magistris

15 comentarios

50bb13_f92a3044b8a14d9eaa1b1af2ab0305bamv2_d_3508_4961_s_4_2En sus ochenta años de historia, Batman ha tenido muchísimas sagas a cual más imaginativa. Pero ninguna ha sido mejor que la seminal “Year One”, de Frank Miller y David Mazzucchelli.

¿Y por qué? En estos diez puntos, te lo explicamos:

1) El guión. Frank Miller venía ya de romperla y crear uno de los hitos historietísticos más grandes de todos los tiempos con su maravillosa Dark Knight Returns. ¿Qué más se le podía pedir para enriquecer la leyenda del encapotado? “Y bueno”, habrá pensado, “si ya conté el final, centrémonos en el principio”. Miller está on fire y sigue descosiéndola. No sólo en la historia que cuenta, sino en la narrativa que despliega: ágil, fresca, palo y palo. Una muestra más de que el tipo tenía todavía mucha tela para cortar.

2) El dibujo. David Mazzuchelli es un genio con relativamente poca producción. En el mainstream tiene la maravillosa Daredevil: Born Again, esta saga de Batman y no mucho más. Su dibujo es de una línea clara firme, sencilla. Les da a los personajes ese aire retro que la historia necesita (no olvidemos que en teoría el “Year One” pasaría en los´40). Y dentro se su bagaje artístico, el tipo pela una puesta en página descomunal, poderosa e inolvidable. Y de paso, deja tres o cuatro imágenes icónicas del personaje que trascenderán espacio y tiempo ad eternum.

c1a2fdf926a1a4811914661f7fd2d5ab._SX1280_QL80_TTD_3) La brevedad. La historia no está estirada. Son tan sólo 4 números en donde se cuenta el origen en Gotham de un Bruce Wayne que retorna luego de varios años de entrenamiento y puesta a punto para esta, su misión. De nuevo: cuatro números, poco más de 80 páginas les alcanza a los artistas para crear una obra seminal e irrepetible.

4) La humildad. “Year One” llega como de keruza, como escondida en un número más que no quiere levantar la perdiz. No hizo falta formato prestige, ni hardcover, ni nada. Tan solo “una historietita” que los pibes podían comprar en el kiosco y tirarla a la mierda luego de leerla. Pero nadie la tiró…

5) Su carácter fundacional. No fue lo mismo antes de Year One ni después para el personaje. Una vez publicado, se volvería canon ineludible no sólo para los fans, sino para los autores que quisieran primero entender el personaje, y segundo tener un bagaje completo de “quién es y cómo llegó a serlo”.

6) El poder. La historia es poderosa. Cada uno de sus números tiene algún elemento que te hace poner la piel de gallina. Miller supo ser, además de un genio (porque lo fue, mâs allá de que hoy esté hecho percha) un tipo con una idea muy clara de hacia dónde llevar a sus héroes. Lo hizo con Daredevil, lo hizo con Batman. El tipo “creó” de alguna forma a los personajes, y de una manera a cual más inolvidable.

9781401233426_p0_v1_s550x4067) La caracterización. Batman acá respira, se mueve, es real. Es hasta casi posible. ¿Quién no soñó de pibe calzarse las mallas y salir por las noches a ser el superhéroe más cool del universo? Dentro de la cuasi imposibilidad de que un personaje así exista en nuestro decadente mundo, la línea que separa lo posible de lo poco probable se hace muy finita en estas pocas pero inolvidables páginas.

8) El laburo en personajes secundarios. Específicamente en Gordon, que es quizá aquel con quien el lector más empatía genera. Acá Gordon no es Comisionado sino Capitán. Su “year one” va en paralelo con el del detective y lo vemos crecer como cana, dudar en su matrimonio, fumar en la sala de parto esperando a su hijo, arriesgar la vida para salvar a unos pibes de un maniático y emprender una de las persecuciones más tensas y espeluznantes. Selina Kyle también es mejor esbozada que en sus apariciones previas, aunque Gordon no deja de ser casi el motor de esta perfecta historia.

9) La sencillez. Batman no tiene una armadura a prueba de explosiones nucleares, cuchilladas, napalm o radiación. Su traje es una especie de homenaje al de Adam West, pero funcional. Mallas grises, capa y capucha. Punto. Con su “utility belt”, sus ganzúas y su termita, sí, pero no mucho más. El tipo sale a la calle enfundado no en una coraza irrompible, sino en su incontenible furia por atrapar a aquellos que, como algunos años antes, le cagaron la vida a él y a su familia.

10) Por último, su brillantez. Year One es uno de esos comics que relucen y que desde la primer página te das cuenta de que no es un choreo, de que no está sacado con fritas para los pibes que tienen ansia de más y más. No. Acá hay dos artistas en quizás su mejor momento, pelando conceptos, creando mitologías, expandiendo universos. O recreándolos. Grant Morrison, ese genio escocés que tiene tantas obras maestras en su haber, centra casi toda su etapa con el personaje en esta historia que allá por 1987 salió a los kioscos calladita, como quien no quiere la cosa, a cambiar a un personaje que ya no sería el mismo luego de publicarse. No es poco.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

15 comentarios

  • La mejor historia de Batman. Se convirtió en un clásico instantáneamente cuando salio publicada.

    Comentarios

    LeoRubio

    11/06/2019 - 13:40

  • El Batman más realista que leí nunca. Si existiera Batman en la vida real, sería como año uno sin duda. Mi historia preferida de Batman de todos los tiempos. Para colmo lo tienen a mazzuchelli. Se puede pedir algo más?

    Comentarios

    Kid Marvelman

    10/06/2019 - 02:42

  • Concuerdo con lo dicho y le agregaria el punto de “EL ORIGEN” a medias, por que relata una historia de 12 meses donde no solo se cuenta las primeras aventuras, si no tambien deja baches de meses que intentaron llenar con leyends of the dark knight despues, pero funciona como eficientes elipsis narrativas que mantienen un ritmo muy “real” a la hora de contar una historia con dosmprotagonistas, por que para mi Gordon acá no es el secundario, si no paralelamente el otro protagonista de la historia que demuestra que ambos, bruce y james crearon el año uno de Batman. Se imaginan lo que seria si en esa epoca mazuchelli y Miller continuarian en la coleccion unos años mas?

    Comentarios

    Alien3000

    07/06/2019 - 23:24

    • Esa es quizá la deuda eterna que tendrá Miller: el no haber agarrado la ongoing de Batman. En esa época, hubiera sido descomunal. Pero el tipo ya hacía solamente proyectos especiales. Y la descosía…

      Comentarios

      brunowayne

      08/06/2019 - 10:42

  • Concuerdo, lo mejor que he leído sobre el personaje. Policial noir a pleno. Lo único en lo que discrepo es en la época, para mí claramente es los ochenta, contemporánea a la fecha de publicación. Mirá la ropa si no. Mirá los autos. Ah, y son 3 artistas, che. Los colores que mete Richmond Lewis acá están fuera de toda escala aún hoy.

    Comentarios
    • Interesante comentario, pero no me malentiendas. Cuando hablo de onda retro no digo que la historia no suceda en los ochentas (que de hecho es así), sino que su estilo de dibujo, su forma de plasmar los personajes en el papel tiene mucho de la onda Dick Tracy, por ejemplo. Los rostros específicamente tienen ese “no sé qué” semejante a los que vemos en los comic books antiguos. O de los primeros dibujantes de la Golden Age.

      Comentarios

      brunowayne

      07/06/2019 - 15:07

  • Año Uno es esa historia que no puede faltar en ningún coleccionable de Batman.

    Comentarios

    Dario Zeta

    06/06/2019 - 14:14

    • La colección de Batman que sacan ahora La Nación y Ovni debe ser la primera que no la incluye

      Comentarios

      bazillusgg

      06/06/2019 - 22:20

  • Hermoso lo simple y directo de la nota para una historieta que es despojadamente perfecta. No me itneresa discernir sobre si es mejor o peor que DKR, pero para mí la experiencia fue muy distinta: al DKR le entré esperando una obra maestra. Esto fueron esos 4 numeritos que conseguí usados de Perfil y mientras las leía el munod dejó de existir. Y siguen siendo la única edición que tengo

    Comentarios

    bazillusgg

    06/06/2019 - 12:53

    • Maravilloso

      Comentarios

      brunowayne

      06/06/2019 - 16:25

    • Yo la tenía y no se que paso, perdí esa, año dos, año tres y alguna mas.

      Comentarios

      chuliverm

      14/06/2019 - 09:06

  • Excelente historia pero igual, lo mejor es Dark Knight Return.

    Comentarios

    chuliverm

    04/06/2019 - 22:48

    • Lo voy a decir, nunca me gustó DKR. Hablo del primero, ni siquiera me voy a detener en los otros. No es sólo por el dibujo o por el hecho de que me lo hayan inflado tanto, no sé, simplemente nunca conecté con esa historia. Lo considero un elseworld más, sin restarle mérito a lo que significó hacer algo así con el personaje en ese momento.
      Me agrada más que Arkham y algunas otras cosas, pero eso no es Batman para mi.
      Esto, en cambio, es lo más grande que se haya hecho con el personaje, y es imposible hacer algo más dentro del canon a mi parecer. Mi Batman favorito es el que sucede entre esta historia y las LOTDK de los 90’s, luego el de Bruce Timm y listo.
      Después de lo del Neal Adams que importaba, Batman es eso para mi.

      Comentarios

      Igorptamo

      05/06/2019 - 11:21

    • Coincido mucho, amigo Igor. Aunque el DKR a mi me encanta. Pero Year One es MI Batman, tal cual. Y mucho de eso toma (rntre otras y muy buenas fuentes) el gran Bruce Timm

      Comentarios

      brunowayne

      05/06/2019 - 13:28

    • Gracias por lo de amigo, Bruno, y por cierto, me gustó la nota. Saludos.

      Comentarios

      Igorptamo

      05/06/2019 - 22:16