Mundo Morrison

Grant Morrison toma las riendas de una Patrulla que venía de una mediocre X-Menización, para devolverle toda la extravagancia.

Doom Patrol

25/02/2020

| Por Gonzalo Ruiz

5 comentarios

18b4efc5584fd5b5c2821752cb5d2665--doom-patrol-grant-morrisonLa Doom Patrol venía de capa caída con la etapa de Paul Kupperberg, que los había convertido en un grupo de superhéroes más convencional, al estilo de los gancheros X-Men de Chris Claremont. Al borde de la cancelación, DC le ofrece a Grant Morrison (que venía de cosechar éxito con Animal Man y Arkham Asylum) la posibilidad de salvar al título. El guionista aceptó, y aprovechando el crossover Invasion!, decide reformular por completo al grupo,con la jubilación de todo el personal con la excepción del histórico Cliff Steele/Robotman. El resto de la Patrulla la completa Rebis (una fusión del otro miembro fundador, Larry Trainor, con la fuerza negativa y una doctora) y Crazy Jane, con cameos de Dorothy Spinner (personaje que apareció en un solo número de la Doom Patrol de Kupperberg y al que Morrison decidió darle un poco más de entidad) y Joshua Clay, quien renuncia a ser Tempest pero se queda con el Jefe Niles Caulder ayudándolo como médico.

Este relanzamiento se materializa en el número 19 del segundo volumen, y desde el vamos, Morrison plantea un back to basics, para que el histórico grupo retome su veta extraña de la Silver Age. Si su Animal Man era una reconversión postmodernista del superhéroe, acá la reconversión viene por la contracultura, empezando con un arco argumental inspirado en el cuento Tlön, Uqbar, Orbis Tertius de Jorge Luis Borges. A lo largo de 44 números (y un one-shot paródico de la X-Force, titulado Doom Force) Morrison hace despliegue de sus obsesiones, acompañado por Richard Case en los lápices, con varios dibujantes invitados (Kelley Jones, Ken Steacy y Sean Phillips, entre otros).

Doom-Patrol-Book-Two-intDesde aplicar técnicas de escrituras experimentales popularizadas por el escritor beat William S. Burroughs, referencias explícitas al dadaísmo representadas en un “villano”; pasando por Albert Hoffman y Timothy Leary, dos figuras fuertemente ligadas al ácido lisérgico, o Danny the Street (idea original de Brendan McCarthy), una calle sintiente y transexual que habla en polari, un idioma utilizado por los homosexuales británicos, Morrison hace una reivindicación absoluta de la contracultura de mediados de los ´70, mixturados con las inquietudes underground de las islas británicas, con referencias explícitas a The Smiths de por medio.

Si bien Morrison lleva a la Doom Patrol a la gloria sesentista, él se encarga de destruir ciertos cánones de las historias pensadas por Arnold Drake y Bruno Premiani. Sí, Robotman y el Jefe están, pero Larry Trainor es convertido en Rebis, un ser hermafrodita (cuyo nombre está tomado de la mitología formada entre alquimistas de la Edad Media) y la pata femenina del grupo está tomada por un personaje ad-hoc, cuya inspiración viene de la autobiografía de Truddi Chase, una mujer con un severo trastorno de identidad disociativo. Lo interesante es cómo se desarrollan las relaciones humanas: mientras que la formación clásica solía llevarse bien (por más peleas que tuvieran Larry con Cliff), acá se sostienen entre ellos cual grupo de autoayuda terapéutica. No tienen nada más en el mundo salvo ellos mismos, pero tampoco se quieren demasiado. Nunca pesó tanto el resentimiento de tener malformaciones que no pidieron como en esta etapa.

DkBEwQ8UYAEY-FIEn cuanto a los villanos, de los clásicos sólo aparecen Monsieur Mallah y Brain, que son limpiados en un majestuoso número (rastreen el Que momento maraca de la Comiqueando clásica, también incluída en Periodismo de Aventuras), y Eric Morden, desertor de la Brotherhood of Evil original, que tras un experimento se convierte en Mr. Nobody, fundador de la Brotherhood of Dada. El resto de la Rogues Gallery la completan una religión que busca destruir el mundo, un bureau dedicado a exterminar anormalidades, un cazador de barbudos (parodia para Punisher y pequeño palo para Alan Moore en una sola revista), entre varios otros. En el medio, detienen el fin del mundo tres veces. Nada mal para una serie que duró cuatro años.

La insignia absoluta de la marginación la tiena la Doom Patrol desde su concepción en 1963. Pasaron de ver la caída de su extravagancia a convertirse en otro equipito mediocre más, hasta que vino nuestro escocés homenajeado para poner las cosas realmente patas para arriba. Para 1993, 30 años después de la epopeya original, Morrison decide abandonar el barco, para ser reemplazado por Rachel Pollack. Desde entonces, la vara ha quedado demasiado alta, sin que nadie la pueda superar.

 

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

5 comentarios

  • »Zinco»

    Comentarios

    chuliverm

    26/02/2020 - 07:54

  • Esto es lo que publicó cinco, no?

    Comentarios

    chuliverm

    26/02/2020 - 07:53

    • Zinco editó los primeros cinco arcos en tres colecciones prestige y en la revista DC Premiere. Lo único que editó más o menos completo fueron justo los 19 números anteriores a esto, lo de Paul Kupperberg.

      Comentarios

      gon.ruiz

      26/02/2020 - 10:33

  • esta genial la nota

    Comentarios

    Nahuel2017

    25/02/2020 - 16:52

  • wow, no pense que iban a incluir los comics que ya reciebieron una nota en la meganota de vertigo en esta columna , pero se re adgradace, aunque la nota de diego es dificil de superar, pero vamos a leer

    Comentarios

    Nahuel2017

    25/02/2020 - 16:43