Mundo Morrison

Morrison y Quitely transforman lo que podría haber sido una fábula socarrona y grotesca en una memorable sinfonía secuencial.

We3

24/12/2019

| Por Matías Depettris

5 comentarios

we33Cuando hablamos y debatimos sobre Grant Morrison, la persona (y no sobre sus obras), muchas veces cometemos el error de olvidar algunas características que lo definen como tal: es vegano, activista por los derechos de los animales y si no hubiera triunfado como escritor probablemente habría terminado siendo un eco-terrorista. Su amor por el mundo animal quedó expuesto de forma temprana para el lector yanki en su celebrado paso por la serie Animal Man de 1988, no sólo por la naturaleza de los poderes del personaje protagonista, Buddy Baker, (que claramente establecían una fuerte empatía con el reino animal) sino también por el tono de las tramas, las cuales el buenazo de Grant utilizaba para denunciar la caza indiscriminada de delfines o la experimentación sin control sobre simios en pos de obtener beneficios para la ciencia y sobre todo las farmacéuticas.

We3 es una más de las historias que Morrison utiliza para traccionar a favor de los derechos de los bichos pero en este caso el foco está puesto en la acción, la aventura, la violencia explícita y las ganas de presentar una propuesta gráficamente disruptiva que expanda los límites narrativos del medio hasta niveles insospechados. Para tal fin, nuestro héroe escocés, que acababa de regresar de Marvel tras su paso por los mutantes (mediados de la década pasada), convocó al dibujante con el que mejor se entiende: Vincent Deighan, mejor conocido en el ambiente del comic como Frank Quitely. En esta obra Quitely encontraría su pináculo como narrador, y la misma le serviría, a futuro, como laboratorio experimental de prueba y error para saber con qué recursos puede contar y con cuáles no dependiendo de lo que la historia le pida.

we3-6Dicho esto, erróneamente se suele pensar que muchas de las propuestas visuales realmente innovadoras de We3 fueron craneadas en primera instancia por Quitely, pero cuando tenemos acceso a la versión Deluxe de este cómic y llegamos a leer y degustar los extras de la misma, caemos en la cuenta de que la totalidad de las escenas fueron pensadas por Morrison y luego, claro está, magistralmente ejecutadas por su sidekick favorito.

Pero retrocedamos unos pasos y retomemos la trama de We3. Resulta que apenas comenzamos a leer las primeras páginas del primero de tres episodios que componen esta miniserie de Vertigo, nos encontramos con un operativo encubierto norteamericano llevado adelante por tres armas experimentales destinadas a acercarse con sigilo a un escondite de mala muerte habitado por criminales random para aniquilarlos de la forma más brutal y rápida posible. No pasan muchas páginas hasta que descubrimos que los protagonistas de esta masacre responden a los nombres claves de Bandit, Tinker y Pirate, los cuales se condicen con un perro, un gato y un conejo, respectivamente, quienes han sido modificados quirúrgicamente tanto en sus terminaciones nerviosas como en la incorporación de un hardware avanzado y un exo-esqueleto que funciona como armadura y además permite la incorporación de un arsenal que rivaliza con el de cualquier unidad básica de Marines. De hecho, uno solo de estos animales modificados podría cargarse casi sin sudar varios vehículos blindados terrestres, y trabajando en conjunto son una unidad prácticamente imbatible. Las modificaciones en sus terminales nerviosas dotan a estos animales de la capacidad de poder comunicarse a través del habla, balbuceando estúpidamente palabras y oraciones unimembres, algo que termina incomodando a un militar de alto rango que deberá rendir cuentas del proyecto y el operativo a sus superiores.

we3-4Este militar, entonces, decide que si bien estos operarios fueron eficaces y muy eficientes en cada una de sus misiones, son demasiado peligrosos para seguir trabajando con ellos y ordena la desconexión de los mismos, algo que por supuesto llevaría a la defunción del simpático pero letal trío de mamíferos. Tal y como era de esperarse, hay dentro del proyecto al menos un alma caritativa que se apiada de los bichos y los ayuda a escapar. El resto de la miniserie seguirá las aventuras de estos tres animales en busca de un sentido de pertenencia fuera de la base militar que los vio nacer como las amenazas que son, huyendo de centenares de milicos que los quieren hacer desaparecer del mapa lo antes posible.

unnamed-1We3 es una aventura fantástica y visceral, en extremo emotiva y movilizante que conmueve al más gélido de los lectores, y desde su sencillez y linealidad nos permite reflexionar sobre un puñado de temas que suelen ser tópicos en la bibliografía de Morrison, pero aquí se presentan de forma clara y contundente, sin meta-mensajes ni lectura entre líneas. Es una de las historias más francas de Grant, que va directo al hueso, sin vueltas ni grandes pretensiones, y así y todo tiene por detrás una construcción digna de un arquitecto. La comunión que logran el guionista y Quitely en We3 denota la exquisita muñeca de ambos, los años de experiencia que tenían sobre sus espaldas cuando decidieron embarcarse en este proyecto y sobre todo las ganas de explorar las posibilidades de un medio que jamás deja de sorprender. Lo que podría haber sido una fábula socarrona y grotesca se transforma en una sinfonía secuencial que derrocha talento en cada página.

1-k10KKdvEOxFxxdofZwgZSgSi a alguien le quedaba alguna duda acerca de las capacidades como narrador de Quitely que haga el favor de acercarse a We3 para que se le caigan los pantalones. El diseño de algunas páginas es absolutamente demencial, con viñetas flotantes por encima de una escena de acción central que recuperan detalles puntuales y colaboran con la narrativa de la acción o la simulación de un potente 3D para denotar cómo una balacera atraviesa a una persona. De hecho, estoy convencido de que esta historia jamás aparece en los tops o rankings de esa década por la simplicidad de su trama, una apreciación cuanto menos ingenua cuando se tiene en cuenta la totalidad de la obra.

Considero a We3 como una de las obras fundamentales de la historieta del Siglo XXI, y quizás una de las mejores invitaciones para todo aquel neófito que comienza a explorar no solo la trayectoria de Grant Morrison sino también el medio.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

5 comentarios

  • Quitely hace el mejor trabajo de su carrera y deja de lejos a qcualquier otro artista del comic americano de los ultimos 15 años, como mínimo.

    Comentarios
    • Mejor que juez Dredd, Batman, authority o Júpiter circle? Para mi no

      Comentarios

      Kid Marvelman

      04/01/2020 - 00:57

    • El número de multiversity que dibuja Quitely creo que se queda con el podio.

      Comentarios

      Matias

      04/01/2020 - 16:14

  • Puro efectismo visual dentro de los cánones de la historieta mainstream. Encima los colores por momentos la vuelven inmirable. Tuve la desgracia de comprarme la edición «Delux» que me salió fortunas, entrando como un caballo, «lo hizo Morrison» me dije «debe valerlo».

    Comentarios

    La_Oreja_de_Von_Trier

    29/12/2019 - 14:56

  • Una delicia a nivel gráfico y emotivo.

    Comentarios

    Matias

    26/12/2019 - 19:35