¡Ni Ahí!

Otra vez, con una gran premisa y un personaje copado, llegamos a un resultado que te quema el cerebro de lo patético que es.

Kamandi: At Earth´s End

16/02/2021

| Por Leonardo Rubio

2 comentarios

Kamandi_v.2_3¡Hola! Nos encontramos nuevamente en otra maravillosa entrega de ¡Ni ahí!

Hoy les traigo una obra para estar a tono en este mundo post apocalíptico y pandemico que vivimos llamada Kamandi: At Earth`s End.

¿Se acuerdan de Kamandi? Bueno, volverá en forma de corto en un DC Showcase. Pero ¿cómo podríamos olvidar a nuestro querido “ultimo chico de la Tierra” creado por el GRAN Jack Kirby?. Kamandi es de esos personajes de la factoría DC que de alguna u otra manera siempre vuelve. Yo creo que eso pasa por el cariño de los autores al personaje y su propuesta post-apocalíptica que siempre es divertida de ver. Sin ir más lejos, Dan Jurgens lo metió en Generations Shattered a capitanear un equipo formado por héroes de distintas generaciones del Universo DC.

Antes de hablar de la obra, tengo que mencionar a los autores que se encargaron de este “particular” proyecto. Por no decir otras palabras más insultantes. Por el lado del guion lo tenemos a Tom Veitch, al cual bancamos fuertemente por su obra The Light and Darkness War junto con el dibujo de Cam Kennedy para el sello Epic Comics de Marvel y por supuesto, la gloriosa Star Wars: Dark Empire para Dark Horse, donde se repite la misma dupla creativa. Es esa saga en la que los autores te cuentan lo que ocurrió con Luke, Leia, Han y compañía post-Return of the Jedi, y que termina por ser mucho mejor que los episodios 7, 8 y 9. Por el lado del dibujo lo tenemos a Frank Gómez, un dibujante que sería una especie de Sam Kieth de la B.

PlancheA_380310Con tremendo guionista a cargo de Kamandi y con una premisa que dice: “El Chico del mañana ha regresado para matar al hombre del mañana”, estaba todo dado para que la pasáramos bomba. ¡Faaaa! ¡Kamandi se va a a efrentar a Superman! Encima tiene una campera de cuero y unos chumbos gigantes. Con la moto, es un Lorenzo Lamas post-apocalíptico. Por lógica, uno piensa que este comic no puede fallar. Y nuevamente -como ya es costumbre en esta sección- descubrimos que falla estrepitosamente.

¿Qué pasó, Tom? Si te seguimos desde Cemento… Encima el coordinador es Mike Carlin. La idea de este Elseworld no era mala. En ese momento todavía la rompían. Por lógica, agarrar un personaje olvidado y darle un Elseworld, como premisa tenía mucho sustento. ¡Encima con Tom Veitch! Basta, Leo, dejá de llorar,y hablemos de Kamandi en el fin de la Tierra. ¿Recuerdan que en el Kamandi de Kirby ese mundo post-apocalíptico estaba lleno de criaturas antropomórficas? Bueno, acá no. Los humanos sobrevivientes, algunos se desproporcionaron, pero yo creo que eso es por el dibujo de Gómez y esa onda noventosa de defirmar las figuras humana. Me sacaron a los animales antropomórficos, todo lo bueno del Kamandi de Kirby, y me lo transformaron en un Mad Max de la B.

RCO004_1557450667En este mundo que nos propone Veitch, ocurrió un segundo apocalipsis y un virus diezmó a la humanidad. ¿Sería el Coronavirus? Muchos sobrevivientes se refugiaron en bunkers, así como muchos de nosotros en la pandemia reciente. Mi casa se transformó en un bunker. Por ende… ¡yo puede ser Kamandi! Me dejo el pelo largo, me tiño de rubio y listo. Quizás me falte físico y este más cerca de ser un cantante de cumbia que el personaje de Kirby. Pero volvamos a la historia. Kamandi vive en estos bunkers junto a su amigo Fixer, que esta postrado en una cama enfermo. Vemos una serie de eventos desafortunados en donde muere Fixer y Kamandi se ve obligado a salir a la superficie. A una New York año cero (guño, guiño que hago yo a la historieta de Barreiro y Zanotto). Resulta que Kamandi es manipulado por una computadora llamada “Madre”, que es la que lo cró, y le da una importante misión al salir del bunker. Matar al hombre que según Madre ocasionó todo. ¿Adivinen quién es? No adivinen nada, yo se los digo. Es… Superman. ¡Ohhh! Tremendo giro.

Al salir del refugio Kamandi, conoce a su primer compañero de aventuras, llamado Sleeper Zoom, que aparece para rescatar a nuestro héroe con una moto gigante y unos chumbos terribles. Ha nacido una hermosa amistad. Sus locas desventuras continúan con el escape de los mutantes y de unos humanos biomecánicos que parecen ser los malos de la película, y más tarde se cruzan con la que será su tercera compañera, una mujer de armas tomar llamada Shapira Cohen, que está más fuerte que televisión de geriátrico. Pero antes hay que rescatarla de un grupo de humanos capitalistas que rifan mujeres al mejor postor, y que al menos visualmente y por sus pancartas no tienen mucha lejanía con los grupos de extrema derecha yanki que tomaron el Capitolio recientemente. ¿La ficción supera a la realidad? Casi.

fc18c359cd7e5af4e434161100d1acb8-800Después de este periplo, los tres emprenden la misión de Kamandi de encontrar al responsable de que el mundo se fuera al trasto y matarlo. A nuestros aventureros apocalípticos les ocurren otros tropiezos de los cuales no voy a contar porque me aburro y por fin se cruzan con el hombre del mañana: Superman. El cual está barbudo y débil, porque la energía del sol no le llega por el mundo contaminado. ¡Maldita polución! ¿Y qué pasa al encontrarse con el primer superhéroe del mundo? LO CAGAN A TIROS y lo matan. Les juro que ocurre eso. Sleeper Zoom pela sus armas gigantes y le vacía el cargador. Pero no lloren amigos, ¡Superman Vive! Solo que esta muy débil. ¿Se acuerdan de esos humanos con implantes mecánicos que amansaban a nuestros héroes y parecían los malos? Resulta que no lo son. Nos dicen que Superman ayudó a construir un laboratorio orbitante. ¿Sería Elon Musk? Los llevan a todos a estos laboratorios en los cielos y ahí curan a Superman con energía solar.

Es aquí donde nos enteramos de la tramoya de la computadora “Madre”. Esa supercomputadora que dominaba a Kamandi es la responsable del virus que mató a gran parte de la raza humana. Un especie de Skynet en la saga de Terminator. Nuestro querido Superman se opuso a ella, porque sabía lo que podía pasar, y por eso Madre se la juró. Entonces, pasado todo en limpio, descubrimos que la verdadera villana de esta historia es la turra supercomputadora. Al final, nuestros héroes junto a un restaurado Superman se enfrentan a Madre y gracias a Kamandi logran derrotarla. John Connor, la tenés adentro.

RCO025_1557450687¡Pero, esperen, no está todo dicho! Aparece la verdadera Madre, que estaba atrapada dentro del sistema y resulta ser la madre de Kamandi que fue corrompida por la computadora. El que diseñó todo fue el padre, que metió el cerebro de su madre en la computadora y esto la mató. ¿Qué? ¡Basta para mi, basta para todos! No puedo más de esta verdura cósmica. Para finalizar, te cuento que nuestros amigos se separan, Kamandi se queda con Shappira, Sleeper se raja a hacer de las suyas y Superman se va en rumbo a Gotham con unos terribles chumbos gigantes para protagonizar su propia miniseria titulada “Superman: At Earth`s End”. No puedo esperar para reseñarla. ¡Qué hijos de mil! Me quemaron el cerebro con esa verdura.

Gracias ¡Ni Ahí! por existir y gracias al querido Tom Veitch y Frank Gomez por hacer esta mierda maravillosa. Hasta la próxima entrega, si es que sobrevivo al virus de haber sobrevivido a leer este comic.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • Muy buena receña Leo! Me hiciste reir un rato y de paso me mataxte la curiosidad de esta historieta que deambulaba por min cerebro con el superman barbudo desde un DC conection que lei en zinco hace 25 años. Copate y receña la de superman

    Comentarios

    Alien3000

    17/02/2021 - 00:05

    • Gracias! Y si, en algún momento se viene la de secuela protagonizada por Superman. ¡Una Superverdura!

      Comentarios

      LeoRubio

      22/02/2021 - 12:18