¡Ni Ahí!

Enterate por qué el efecto de leer esta obra es básicamente el mismo que el que te genera martillarte las pelotas.

The Aladdin Effect

12/05/2020

| Por Leonardo Rubio

4 comentarios

61ACiXaV59L._SX352_BO1,204,203,200_¡Hola! Aquí les escribo nuevamente desde mi bunker en Caballito para otra particular entrega de ¡Ni Ahí!. Y a pedido del público, prometo poner más puteadas.

Seguimos con la pandemia loca que nos hace estar atrincherados en nuestras casas. Ya pasamos el día 50. Y seguimos en la Fase 3 de cuarentena. No puedo esperar llegar a la Fase 4 al estilo Marvel Studios y ver la guerra Kree–Skrull. Parece que hay muchos avistamientos de OVNIS en nuestros cielos. No hay duda que se viene la guerra y la Tierra será su campo de batalla.

Pero volviendo a cosas más mundanas, ante la imposibilidad de salir nos refugiamos en la lectura, entre otras cosas. Ya a estas alturas llegamos a niveles decadentes, a raspar el fondo del tarro. Así es como yo terminé leyendo esta novela grafica de Marvel titulada The Aladdin Effect. Quizás hubiera sido mejor martillarme las pelotas para pasar el aburrimiento. En realidad el efecto que te genera esta obra es básicamente el mismo.

Empecemos ordenadamente, con los datos duros de este comic. Duros porque realmente son pesados. Esta novela grafica lleva el número 16 dentro de esa colección, y fue publicada en el año 1985. Se trata de una idea de Jim Shooter, luego escrita por David Michelinie (quien también firmó otras bostas disfrazadas de novelas gráficas, como Revenge of the Living Monolith y Emperor Doom, a las que quizás veamos en próximos ¡Ni Ahí!). En el dibujo lo tenemos a Greg LaRocque, que la rompió en Flash y Legion of Super-Heroes, pero acá solo pasa a facturar y a dibujar lindas minitas en poses eróticas.

very flashdance look for jen thereCuenta la leyenda que los personajes femeninos del Universo Marvel la venían pegando. Entonces a Shooter se le ocurrió poner a las más populares en una historia. Así que junto a She-Hulk, Wasp, Storm y Tigra este Efecto Aladdino. Las heroínas aparecen de pronto en un pueblo del interior de Estados Unidos que quedó aislado del mundo. Este aislamiento forzado lleva a que todo se desmadre, porque la gente no puede abandonar dicho lugar, sin siquiera saber el motivo. Es como guión de una película de Clase B de terror, mezclado con una de Cannon Group con Chuck Norris (de auge en los ´80) con un sheriff que trata de establecer orden dentro de un pueblo descontrolado. Están aislados como si estuvieran en cuarentena por Coronavirus. ¡Basta, la pandemia nos persigue a todos lados!

Sí, se lo que están pensando. Lo que le pasa a este pueblo es lo mismo que pasa en la novela de Stephen King “Under the Dome” y en la película de los Simpsons. Todas muy posteriores. Pero seamos sinceros, ¿quién carajo se iba a acordar de este comic de mierda?.

La protagonista de esta historia, es Holly Ann, que es la hija de este Sheriff “Norris”, fanática de las heroínas marvelitas. Y sueña que ellas la ayuden a salir de esa situación en la que se encuentran. De pronto, ocurre el milagro. Aparece Storm amnésica vagando por las calles (¡!). La niña la descubre y la hace recordar. Ahí ocurre la revelación del villano de turno, Time Keeper (¿quién te conoce, gato?) que pretende poseer una fuente de energía oculta en este pueblito alejado. Tras la llegada mágica de Storm irán apareciendo el resto de las muchachas justicieras.

RCO063_1462618701Un dato relevante, y preocupante (mira que versito me salió), es la aparición de Wasp en este pueblo. También amnésica pero casi en pelotas, al punto que una pandilla la trata de violar. Pobre Janet Van Dyne, le ocurren todo tipo de situaciones de violencia de género. Pero para la tranquilidad de todos, recupera su memoria y se las jura a los malhechores. La cuestión es que ninguna de las justicieras atraídas a este pueblo puede destruir ese maldito campo que lo rodea el y lo mantiene prisionero. En eso descubrimos que el forro de Time Keeper junto con AIM (Advanced Idea Mechanics) son los responsables de todo lo malo que ocurre allí.

Esto parece un mal capitulo de G.I. Joe animado. ¿Les dije que Wasp sufría una situación de violencia?. Bueno, no es la única. A She-Hulk la muelen a palos los de AIM. Pero ella se la banca como una campeona, incluso vestida como si estuviera actuando en Flashdance. Un poquito fuerte el temita este ¿no?. Menos mal que el Sheriff “Chuck Norris” (posta, es muy parecido como lo dibujan), padre de la piba, se pone firme y organiza una rebelión de los pueblerinos contra los turros de AIM. Juntos con las heroínas, logran liberar al pueblo. Fin.

Hasta el próximo ¡Ni Ahí! mis estimados amigos… -Pará, pará un cachito. ¿Cómo mierda llegaron Wasp, She Hulk, Storm y Tigra a ese pueblo? ¿Qué carajo quería el Time Keeper y AIM?

RCO052_1462618701-Tenés razón, no lo respondí. Es que me pareció una idea tan pero, pero tan mala que ni ganas de contarla me dieron. Pero ya que se bancaron toda esta nota, al final sería muy injusto no decirlo. Además te ahorro leerte este comic de cuarta. Posta, querido lector, me debés un favor. Bueno: Holly Ann era mutante y con sus poderes inconscientemente trajo a las heroínas a ese pueblo para que la ayuden. De ahí viene lo que le da nombre a la novela gráfica. Porque la nena deseó que las superheroínas estuvieran ahí como si hubiera frotado una lámpara de Aladino. Les juro que esta explicación la dan el comic. ´Nuff said! Lógicamente era a ella lo que buscaban el Time Keeper y compañía.

¿Sabés qué hacen al final de todo cuando derrotan a los villanos? Storm le entrega una tarjeta de la escuela de Charles Xavier por si la piba se decide a ir a estudiar para desarrollar sus poderes. En definitiva, podemos decir que esto es una mala versión femenina de Los Siete Magníficos. Holly las dejó de garpe, nunca fue a la escuela de Xavier. Con todo lo que pasó, seguro se le fueron las ganas de ser justiciera. Para mí se terminó dedicando política, ya debe ser gobernadora de algún estado yanki, que es ahí donde se gana guita. Y el sherriff padre de ella seguro terminó salvando al mundo de una invasión comunista al mejor estilo “Invasión U.S.A”

Ahora sí, me despido desde mi bunker (al menos hasta que sigan aguantando las provisiones) con una frase con referente a la Fase Cuatro de cuarentena: Fabio Zerpa tenía razón y Jack Kirby también!

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • ¡Jajaja! ¡Grande Leo Rubio! Arrancó con un copete promisorio.
    Andá con cuidado que zafas del Covid-19, pero estas novelas gráficas son igual de peligrosas.
    David Michelinie, nombre para tener en cuenta, entonces. Candidato al premio ¡Ni Ahí!
    Saludos!

    Comentarios

    La_Oreja_de_Von_Trier

    23/05/2020 - 23:57

    • Gracias! Si, esta novela gráfica es tan nociva como el mismiso Covid-19! jaaa

      Comentarios

      LeoRubio

      01/06/2020 - 20:13

  • Se sacrificó como Jean grey por nosotros Don leo al leer esto

    Comentarios

    Alien3000

    19/05/2020 - 23:36

    • Jaaa! Totalmente.

      Comentarios

      LeoRubio

      23/05/2020 - 15:18