Por Qué No Me Gusta

Cuando juntás en la Liga a los personajes que tienen su propia ongoing, todo lo realmente relevante pasa en la serie del personaje .

La Liga icónica

12/11/2013

| Por Fede Velasco

3 comentarios

Si empiezo diciendo por qué es una mierda, me va a llover una catarata de puteadas como me tienen acostumbrado. Así que mejor arranquemos de otra forma.

Esta es la que va: Batman y el Marciano  en el fondo y el protagonismo para personajes  que sólo brillan en la Liga.

Esta es la que va: Batman y el Marciano
en el fondo y el protagonismo para personajes
que sólo brillan en la Liga.

Si hay que elegir una época de la Liga como la mejor ¿Cuál eligen? Me juego a que el 90% pensó en la etapa de Giffen, DeMatteis, Maguire y demás. ¿Y por qué recordamos con tanto cariño una liga con personajes tan verduleros? Porque -no jodamos- si el día de hoy algunos reivindicamos a Booster Gold, Blue Beetle y compañía, es gracias a su época en la Liga internacional y no mucho más. Pero lo cierto es que cuando juntan a Superman, Batman, Wonder Woman, Flash, etc.  siempre me queda la sensación de que la revista hace agua.

Si le tengo que adjudicar a algo mi aversión a las aventuras de la Liga Superpower es muy probable que se deba al “síndrome Stan Lee”:  prefiero las relaciones entre los personajes y su evolución a la machaca sin sentido. Vamos, eso es lo que hizo la diferencia entre Marvel y DC durante casi toda la Silver Age. Y la realidad es que si juntamos a los héroes mas poderosos del universo la cosa pinta mucho más para el lado de la aventura grandilocuente que para enterarnos qué almorzó Superman y -por algún extraño motivo- para mí siempre fue más interesante lo segundo. Acá es donde alguno saltará a decir “pero entonces a vos no te gustan los superhéroes, te gustan las telenovelas”, y qué sé yo, puede que algo de razón tenga… o no.

Porque la realidad de la Liga es que, por más interesante que la pueda hacer un guionista, cuando tenés personajes de ese calibre hay una realidad indiscutida y es que TODOS tienen su propia ongoing. Y cuando pasa esto, todo lo realmente relevante pasa en la serie del personaje y no en un título en el que es uno más del grupo. En los remotos casos donde se juegan a hacer algo así, por lo general termina no teniendo consecuencias en el resto de los títulos del personaje, lo que lo hace mucho más choto todavía. Lo mejor que se puede hacer en estos casos, cuando mucho, es explotar las relaciones entre estos personajes con personalidades tan disímiles… pero cuando llevás 50 años de publicación, esto se vuelve bastante complicado.

Esta es la que decididamente NO va.

Esta es la que decididamente NO va.

Pensemos en grandes guionistas que pasaron por la Liga. Sin irnos muy lejos, hay dos ejemplos clarísimos de lo que digo: Grant Morrison hace unos… 15 años y Geoff Johns en la actualidad. Los dos son grandes guionistas, los dos nos han brindado muchísimos comics excelentes. En el caso de Geoff, incluso manejó un supergrupo con una escala de poder altísima de manera magistral en su paso por la JSA; y Morrison, bueno, me parece que no hace falta remarcar los méritos que tiene como guionista. Pero si leemos su paso por la Liga, me queda es sensación de estar viendo una película de

¿Y esta? Batman (Dick Grayson) rodeado de un rejunte  de héroes y heroínas de la B y la C...

¿Y esta? Batman (Dick Grayson) rodeado de un rejunte
de héroes y heroínas de la B y la C…

Schwarzenegger, donde todo explota y, si dejo el cerebro en casa, me divierto un rato. El tema es que si voy a seguir una serie necesito un poco más, algo que me haga querer volver el mes siguiente a ver qué pasa y no volver convencido de que solamente me voy a encontrar con una explosión más grande que la de la semana pasada.

Esto que planteo es jodido, y lo más probable es que no tenga una solución, salvo que se vuelva a la Liga mixta, con alguno de los grossos y un par de pichis que se desarrollen y evolucionen en la propia revista de la Liga. A lo que voy es que por ahí hacen falta personajes que sean de la Liga por sobre todas las cosas, como eran Bicho, Astro, Fuego, J´onn, incluso Metamorfo o Zatanna. Esos personajes son el corazón de la Justice League, son los personajes que uno quiere ver en la revista, porque todo bien con Superman y Batman, pero ya los tenemos en otros 10 títulos por mes y por lo menos yo estoy con las bolas al plato de ellos. Por eso no me gusta la formación grossa de la Liga y celebro cada vez que arman un equipito paralelo con héroes de poca monta. Aunque les pongan guionistas de mierda y nunca le jueguen fichas, suelen dar cosas más interesantes que el Olimpo máximo con los más poronga del DCU.

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Todo lo que dice Fede muy cierto y no cabe contradecirlo porque si te gusta esta nueva Liga no habrá explicación que te convenza. Pero si me puedo atrever a marcar puntos que apuntalan su concepto y, al mismo tiempo, lo contradicen: 1- A favor: La Liga es el panteón mitológico de nuestra era, los demás juegan en la “B” (incluidos los de Marvel), contra eso no hay guionista que pueda encontrarle la vuelta. 2- En contra: Mark Waid escribio “Torre de Babel” y la rompió poniendo al bati-oreja como el villano menos esperado.
    Es claro que son pesos pesados y chapean mas por si solos que en conjunto, pero como todo gran “Dream Team” necesitan a un “couch” que los sepa manejar… O sea, un escritor que le de el espacio justo a cada uno y no meterlos con calzador e cada viñeta que pueda. Giffen no es un genio, sabe muy bien como crear situaciones buenas con lo que tiene a mano, todo un talento en sí claro, pero que un buen guionista DEBERIA saber.

    Comentarios

    kuzuri

    27/11/2013 - 18:53

  • La verdad es que es muy jodido sacar algo potable de un rejunte de superheroes. Sobretodo si pones a los más pulentas, que contrario al autor son los que creo la mayoría queremos ver. Ahora que le pones enfrente a ese grupo para que valga la pena la historia. Y te tenes que ir a la mierda porque hay mucho power y convengamos que desparejos. Porque Batman tiene toda la chapa pero Superman vuela y para un tren de pecho. Como marca bazillusgg abajo La Liga de la Justicia surge más pensando en el curro que en la cuestión creativa. Ojo, se han hecho y se pueden hacer cosas interesantes pero desde el vamos arrancas con un concepto muy tirado de los pelos.
    Bien Fede con este articulo, creo que va mejorando la calidad de la columna.

    Comentarios

    AREKASADARO

    17/11/2013 - 13:38

  • ¿Acaso la intención de armar una Justice League es contar buenas historias? Creo que solo buscan atraer por los personajes, con el planteo de que los fans de cada uno de los megapoderosos que aparecen ahí van a comprarla.
    En cambio lo que pasó en los 80 con Giffe y compañía es que tenían que atraer por otro lado, porque nadie, o casi nadie, habría sido capaz de comprar la serie por amor a algún personaje.
    Obviamente siempre hay un fin comercial (por eso DC cierra series que no venden bien), pero no sé cuánto se puede exprimir el vínculo entre Flash, Batman y Wonder Woman, por ejemplo. Si en algún número se quedaran los tres solos, me lo imagino como una reunión incómoda de tres personas que no saben de qué charlar y tienen que esperar que pase el tiempo (o las páginas).
    Justice League Year One fue, para mí, bastante entretenida, porque de nuevo estaba el foco en las relaciones y no en salir a salvar el universo (los personajes lo permitían).

    Igual, aclaro que digo todo esto desde una ignorancia casi total: hace quizás 15 años que no leo ningún cómic de superhéroes, sacando Irredeemable y algún otro en la misma sintonía.

    Comentarios

    bazillusgg

    13/11/2013 - 11:09