Reseñas Pánicas

En esta tercera entrega de la mítica saga, Jodorowsky le permite llevar la voz cantante a un personaje marginal, un deforme descastado.

La Casta de los Metabarones Vol.3

14/03/2016

| Por Lucas Ferrero

4 comentarios

Metabarones 3-01La voz del marginal

“La vía del guerrero es la aceptación absoluta de la muerte”. Esa es la frase definitiva de la serie. Othon, el protagonista de La Casta de los Metabarones le grita a Honorata esta reflexión, que no sólo habla de su estilo de vida sino de la herencia que tendrá Aghnar, su hijo.

El tercer libro de La Casta de los Metabarones (Aghnar el Bisabuelo, 1995) es la voz del marginal. Es el típico caso de un protagonista, que sufre por sus deformidades, por la destrucción de su familia pero que encontrará la ayuda de una mujer para ser feliz y poder vengarse.

¿De qué habla Jodorowsky en Metabarones? El legado es el tema clave para entender toda la serie. Durante toda la saga, siempre hay un linaje presente, que ayuda al protagonista a comprender el presente y temer el futuro. Othon y Aghnar, ambos héroes, tienen miedo de quedarse solos en la galaxia y por eso buscan el apoyo moral en la mujer. Los dos personajes no sólo buscaron venganza por sus tragedias sino que siempre sufrieron porque su sucesor no sea digno.

Metabarones 3-19La obsesión de Jodorowsky por el apellido es algo que trasciende lo personal, sino que es una elección para su vida. Durante toda su carrera (no sólo como guionista de historieta sino también como cineasta, poeta y terapeuta), indagó en las relaciones familiares y en cómo ser un digno portador de ese tema. El artista chileno en la década de los ’70, estaba tan comprometido con el proyecto cinematográfico de Dune (novela de Frank Herbert), que sometió a uno de sus hijos (Brontis) a un entrenamiento de artes marciales durante dos años, ya que iba a ser el protagonista de la película. Sin embargo el film nunca se realizó y ésta fue una experiencia muy dolorosa para Brontis. Por eso en La Casta de los Metabarones hay ritos iniciáticos y una transformación divina del ser para que su sacrificio por la causa sea digno.

Si creíste que sólo las canciones de Tom Waits, donde confluyen los intertextos de William S. Burrougsh (El Almuerzo al Desnudo), Jack Kerouac (En el Camino) y los bigotes demoníacos de Screamin’ Jay Hawkins, le dan espacio a los marginales, es porque no conoces a Aghnar, el protagonista del tercer tomo de La Casta de los Metabarones. Un personaje que tiene implantes en sus pies, que es considerado un deforme porque puede levitar y que tuvo que matar a su propio padre para ser un digno sucesor. Aghnar, es la voz de los malditos, de los odiados por la sociedad y las instituciones, el rebelde perfecto para desarrollar una venganza tan gigantesca que ni los tecno-padres imaginarían.

Metabarones 3-58La muerte de Honorata, la esposa de Othon y madre de Aghnar, no sólo marca definitivamente al protagonista, sino que también es una crítica a la iglesia. Honorata tiene unas bombas impuestas en su cuerpo por las monjas putas, que no le permite traicionarlas y es por eso que Aghnar toma la misión de matarlas. Jodorowsky señala cómo esta iglesia del espacio no sólo maneja a las familias y separa a la sociedad sino cómo le genera desgracias. Sin embargo esto generará una vengaza más despiadada contra la cúpula de poder, ya que Aghnar tendrá sed de venganza.

La figura trágica de Aghnar, que pierde a toda su familia, luego tendrá la posibilidad de encontrar el amor y transformarse en líder de una raza de monos abandonados en un planeta. Jodorowsky siempre juega con la justicia poética, ya que un marginal sin futuro, luego se transformará en un héroe que liderará a una tribu olvidada para acabar con las monjas putas y su nave.

Las ideas de legado, amistad, amor, dolor, sucesión y del camino del guerrero, se relacionan a la perfección con la saga de películas de Rocky de Sylvester Stallone. Tal vez no haya ciencia ficción, psicomagia y poesía pero sí un mensaje de aceptar la herencia, luchar por la vida y soportar la mayor cantidad de injusticias para salir adelante. Jodorowsky no es Hollywood pero muchas de las enseñanzas o frases de Rocky Balboa, por momentos parecen actos psicomágicos, ya que lo único que buscan es el cambio del ser para afrontar sus miedos. En Creed, el spin-off de Rocky, el hijo de Apollo logra salir de la mediocridad y aceptar el legado de su padre, gracias a los consejos de Rocky. Además él reconoce en su corazón que su vida es el boxeo. Acepta la presión de su apellido y de transformarse en un digno sucesor, algo que es clave en La Casta de los Metabarones, ya que todos los protagonistas sufren de ese mismo dilema.

PlancheA_241386El arte de Juan Giménez mejora en cada tomo y es clave por la cantidad de personajes: Othon, Honorata, Aghnar y su futura esposa. Giménez mejora con la narrativa, ya que hay más escenas de combate de cuerpo a cuerpo que de naves. Las peleas con tres viñetas en formato horizontal están adelantadas para la época y son anteriores a las que dibujaba Bryan Hitch en The Authority. El artista argentino además incorpora la utilización de primeros planos para generar tensión en los conflictos y mayor fuerza en la lucha. La confrontación de Aghnar y el líder mono es un claro ejemplo de un autor, que quiere demostrar su evolución y no ser sólo un simple ilustrador de barcos voladores.

Como ya dijimos, la mejor edición en castellano de La Casta de los Metabarones fue la de Norma Editorial, serializada en ocho tomos a partir de  los ’90, una edición en formato álbum europeo con versiones en tapa blanda y dura. Lamentablemente los derechos de esta historieta ahora los tiene Random House Mondadori, que publicó toda la saga junta, en un integral que por estos lares siempre llegó a un precio excesivo y que, por una cuestión de tamaño, conspira contra el lucimiento de dibujo de Juan Giménez.

 

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Cuando me hablan tanto de la psicomagia y todo ese chanterío místico new age me quitan las ganas de leer jodorowsky.
    Me parece mucho más disfrutable como la tragedia épica que es, sin tanto análisis raro.
    Ya se que probablemente jodorowsky escribe estas cosas con la intencion de transmitir todo su chamuyo ese, pero yo prefiero leerlo sin tener en cuenta eso y sacar mi propia interpretación.
    Me la baja la psicomagia.

    Comentarios

    Pablo Zambrano

    15/03/2016 - 16:13

    • Y… se puede disfrutar igual, pero tiene mucho que ver. Lo que pienso de el es que la esposa podría ser su hija, igual es más que una Milf, es como una Gilf. Yo paso, pero si tuviera su edad, quien te dice. Espero estar muerto o ser como karl Lagerfeld.

      Comentarios

      Bruno Alba

      15/03/2016 - 18:10

    • Cuando leí esta saga hace unos quince años, me encantó. Cuando unos años después escuché a Jodorowsky analizarla, me pareció una pelotudez atómica lo que decía, e incomprensible cómo podía decir tanto palabrerío sobre su propia obra.
      Cuando mi hermana estuvo al borde de un brote psicótico por hacer un tratamiento psicomágico, empecé a pensar que estos tipos, más allá de delirantes, son dañinos.
      Igual, esta saga está buenísima a pesar de Jodorowsky.

      Comentarios

      bazillusgg

      16/03/2016 - 08:56

    • jodorowsky es un gran escritor de ficcion, pero todo ese chanterio new age que hace paralelamente es deleznable. Por suerte sus obras se pueden disfrutar omitiendo esas chotadas

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      17/03/2016 - 16:12