Zona de polémicas

Luces y sombras de este período de transición, de los eventos comiqueros a los eventos que incluyen al comic en su mezcla bizarra de propuestas.

Otra vez los eventos

21/12/2016

| Por Andrés Accorsi

31 comentarios
Chau convenciones. Se impuso el modelo "mega-feria".

Chau convenciones. Se impuso el modelo «mega-feria».

Seguro que vos lo viste con tus propios ojos y no hace falta que te lo cuente yo: el mundo se llenó de eventos que tienen en su nombre la palabra “Comic”. Pero una vez adentro, enseguida notás que no son eventos ni de comic, ni sobre comic, sino eventos de ocio y/o entretenimiento para toda la familia, un lugar donde ir a pasar el día, comerte una hamburguesa, ver a cosplayers, doblajistas mexicanos, youtubers, actores de Hollywood de la B Metropolitana, enterarte de las novedades cinematográficas de superhéroes o videojuegos, comprarte una katana o una remera de Harley Quinn.

Este modelo (la mega-feria) reemplazó gradualmente al modelo anterior (la convención), que tenía –para mi gusto- un mejor equilibrio entre las facetas comercial, cultural y de entretenimiento. Ahora lo cultural quedó atrás, lo comercial MUY adelante y el entretenimiento está siempre ahí, aunque cobró formas distintas, mucho más vinculadas con la participación del público, es decir, provisto en gran parte por el propio cliente, por el que paga la entrada para estar ahí.

¿Por qué nadie se anima a ponerle a su evento "Cosplay Con"?

¿Por qué nadie se anima a ponerle a su evento «Cosplay Con»?

La buena noticia: la mentira no se sostiene para siempre. Tarde o temprano, a medida que los expositores que venden comics dejan de comprar stands en este tipo de eventos (porque los fans del comic dejan de asistir ahuyentados por circo del consumo acrítico de merchandising y afines), el uso de la palabra “comic” en los nombres de los eventos deja de tener sentido. Así como los fans yankis hostigan a la otrora mítica San Diego Comic Con con el apodo burlón “San Diego Trailer Con”, me cuenta un amigo que algo similar sucede en España con la ExpoCómic de Madrid. Me acuerdo que yo asistí a la primera edición de ese evento, allá por 1999, y la pasé muy bien (y compré muchos comics). De a poco, Expocómic mutó hacia ese engendro que describíamos más arriba, a tal punto que la organización ya comunicó que el año que viene cambia el nombre por Héroes Con, o algo así.

Como soy re-comiquero, compro posters...

Como soy re-comiquero, compro posters y llaveritos…

Sacarle la palabra “comic” al nombre de este tipo de eventos no es imposible. Es viable, es deseable (para que los comiqueros no vayan engañados) y hasta te diría que es inevitable. Dudo mucho que la San Diego Comic Con le saque la palabra “comic” a este evento, simplemente porque lo vienen usando hace más de 45 años. Pero el resto, ¿por qué no? ¿Por qué no “sincerar” (por usar un término asquerosamente macrista) y empezar a usar en los nombres las palabras Pop, Cosplay, Joven, Media…? Hasta “Monster Con” es más digno que meter con forceps la palabra “comic” en un evento donde el comic es casi un convidado de piedra, que languidece al fondo, en un rinconcito mal iluminado.

La mala noticia: evidentemente, algo estamos haciendo mal los que laburamos en esto de difundir la historieta. ¿Por qué? Precisamente porque en este tipo de eventos, donde antes el comic jugaba de local, ahora juega de visitante. Ahora es un complemento más, como los puestos de gastronomía, o los stands de los escultores. Ya no es más el protagonista, el que convoca. Sigue estando y –como estos eventos están de moda y llevan muchísima gente- ahí adentro se sigue vendiendo bastante bien, simplemente porque está ahí. El maestro David Rubín lo definía con precisión: antes, los eventos de comic contenían también otras cosas. Ahora son eventos de otras cosas que también contienen comics.

En Salta, el furor fue una youtuber chilena que canta y baja línea espiritual.

En Salta, el furor fue una youtuber
chilena que canta y baja línea espiritual.

Entonces, ¿qué pasó? Si hoy se supone que los personajes surgidos del comic gozan de una popularidad y una masividad nunca antes vista, si finalmente se cayeron las paredes que mantenían al ghetto comiquero aislado del mundo real… ¿en qué nos equivocamos para que toda esa gente prefiera comprar una remera del Joker o de Goku antes que un comic de Batman o un manga de Dragon Ball? ¿Por qué es atractivo un set para sacarse fotos con réplicas de los decorados de la peli de Valérian, pero nadie en su sano juicio lleva libros de Valérian para vender, porque sabe que se los mete en el orto? ¿Por qué stand por medio hay mochilas, gorras, posters y tazas de Suicide Squad, pero si pedís un comic de la época de John Ostrander se te cagan de risa? ¿Por qué la gente que se acerca atraída por los personajes de comics prefiere los muñecos a los comics?

Es fácil echarle la culpa a los organizadores de los eventos, e incluso a los mercachifles que llenan los stands con su infinito merchandising, casi siempre sin licencias oficiales. Pero me parece que el análisis tiene que ser más profundo. Algo mal habremos hecho para que toda esta parafernalia que rodea al comic llame más la atención y mueva más guita que el propio comic, que es donde se generan las ideas y los personajes. ¿Por qué resulta más interesante ver estas ideas en películas, series o… tazas?

Y un día Hollywood se quedó con todo...

Y un día Hollywood se quedó con todo…

Quizás haya que darle la razón a los que dicen que Hollywood nos colonizó el cerebro, que nos convirtió en junkies, adictos a teasers, trailers, afiches y anuncios de series y películas, en boludos útiles que gastamos el tiempo que antes le dedicábamos al comic en discutir sobre cine y series en las redes sociales (obviamente haciéndole publicidad gratuita a todas estas superproducciones). ¿Será posible? ¿Habrá forma de revertir esta tendencia? ¿Se la podrán bancar los espacios (virtuales y físicos) que hoy son trincheras desde las que el comic resiste el embate del marketing más avasallador del que se tenga memoria? Me parece que todo depende de que abramos rápido los ojos y pensemos en qué actitud tomar frente a toda esta movida… antes de que nos arrastre al abismo de la marginalidad y la intrascendencia del que tanto nos costó salir.

 

 

 

 

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

31 comentarios

  • Y claro, los pelotudos siempre ganan porque son muchos más. A mi, particularmente, lo que me molesta son los cosplayers. Hay gente acá que lo ve de otra manera y lo respeto.
    Como Wotan, vos mirá que Wotan va a mirar de cerca esas nenas vestidas de heroínas para hacerse la cabeza, y nosotros, los lectores serios que vamos en busca de contenido. Yo leí varios comentarios de Wotan, en los que Wotan habla de que hay que respetarlos, pero yo no quiero respetarlos, son un estorbo. Nos tenemos que fumar toda la gilada con acné que acaba de descubrir las pompis de la prima. Uh, Dio, esa nena está vestida de Psylocke ojojo, por dio…
    Es un despropósito, por culpa de gente como Wotan, quedó todo Wotanizado.

    Comentarios

    AqualungTex

    01/07/2019 - 20:06

    • queers faltarle el respeto a los cosplayers? tenes toda la libertad para hacerlo, nadie te lo impide,vamos,dale,hacelo,anda a bardearlos. gritale «putitta» a alguna cosplayer. o a lo mejor te faltan huevos para hacerlo. no sos mas que un bocon.

      Comentarios

      Wotan

      01/07/2019 - 21:11

    • Bueno: «Sos una putita». ¿Ahora estás contento?

      Comentarios

      AqualungTex

      01/07/2019 - 21:15

    • Ese soy yo, dumbass. Gandara te lo dijo en otra noticia. Pero sos lennnnnto. Y yo te lo puedo decir a vos eso, ¿por qué a un cosplayer? Yo no los respeto, tampoco tengo que humillarlos. Eso de pedirme que haga algo para probar lo otro, es de border.
      Yo le pisé la «cola» a uno… si, «uno», no «una», se le salió parte del traje. Ni sé que era, pero parecía Dino. ¿Pero por qué tengo que llamar «putita» a una mina?
      Cuando yo digo ahí arriba que no tengo porque respetarlos, es más que nada en referencia al respeto intelectual, como no respeto a un boludo como vos.
      Mostrame, ¿en qué parte de mi mensaje de ahí arriba hablo de hacer algo tan tonto como lo que vos decís? Yo hablo de que no quiero verlos en convenciones.
      Le he dicho cosas mucho peores a tipos, pero a las mujeres las respeto, lo tuyo me hace acordar a lo de Homer, cuando (siguiendo la traducción local) le piden que muestre «su parte profunda» en un debate, y el se baja los pantalones y muestra el trasero.
      Es que sos muy tonnnto Wotan. No entendés nada. Esto no hace aquello, ni es de lo que se estaba hablando. Pero mirá con quien hablo… de un tipo que sigue soñando con cumplir la fantasía sexual de acostarse con una chica vestida de Vilma Picapiedra, o bueno, de Sailor Jupiter, yo que mierda sé… sos un nene, tenés 11 años emocionalmente.

      Comentarios

      AqualungTex

      01/07/2019 - 22:38

  • Leo Montero hablando de los superhéroes… Ay, hijo de mil putas, pero que infeliz que sos. Porqué nadie lo asalta y le golpea la cara con un martillo repetidas veces. Me acuerdo y me pongo mal, y eso que estoy tomando flores de Bach.

    Comentarios

    Martinjg

    23/06/2018 - 12:06

  • No es mala onda cotra ellos, pero los cosplayers me dan una verguenza ajena y atrasan todo tantas décadas que es para pegarte un tiro en las bolas. Yo siempre huí de estos eventos, incluso allá, pero ahora es peor que nunca. Es como el día del orgullo subnormal, los pobres tienen que salir a exhibir su mostrarse ante todo el mundo.
    No lo entiendo, te juro que no lo entiendo: «Mirenmé, mirenmé, estoy vestido como Batman». Y los padres con los hijos… ves a la gorda vestida de Batman con el esposo y las dos criaturas y la verdad que me hace extrañar cuando nadie le daba bola a esto y el circo estaba un poquito más lejos. Pobres chicos, si a esta edad encontrara fotos mías vestido de Bat-mite delante de un montón de extraños y mis viejos vestidos como Batman y Catwoman me pego un tiro en las bolas. Me hace pensar que algo de razón tiene Alan Moore en lo que dice, esto es una involución cultural.
    Y ni siquiera me voy a meter si saben de que carajo están hablando o leyeron un comic del personaje al que están interpretando, porque ese es otro debate en el que no me voy a meter. Tampoco quiero ser de la microresistencia ñoña que se acomoda los anteojos para señalar con el dedo a los posers profanos que les están usurpando el territorio. No.

    Comentarios

    Martinjg

    23/06/2018 - 11:44

    • Eso era un ejemplo literal. La madre estaba vestida de Batman y el padre también, con un bat-mite o bati duende o como carajo sea. Y en el trabajo también… Ahora que están de moda las películas de mierda de Disney todos se prenden en eso y te vienen a preguntar boludeces o usan tazas de Iron Man o Captain America.
      ¿Porqué a mi me tiene que importar tres carajos lo que haga Robert Downey Jr. solo porque hace años leía comics de Marvel? Es como que te pregunte como se la garcha el novio a tu ex-pareja, pelotudo con tu taza de Iron Man.
      Es el mundo reverso de mi realidad en 1996, es increíble pero ahora soy YO el que critica a todo mi entorno por vivir obsesionado por esas películas o hablar de esos personajes, cuando hace veinte años te miraban raro por leer acerca de ellos.
      Y no es una crítica por el «desnichaje» de los profanos, es una observación de una realidad literal, me encontré siendo el enemigo, y es lógico. Es que todo esto ha sido vaciado de contenido, ya no es relevante. Al menos no para mi.
      Por ahí algún boludo descubra a Jack Kirby ahora, y está bueno, no me voy a poner a criticar a los profanos como un nerd de mierda. En ese sentido también es genial, ver como les quitan algo que era de ellos. Lo que me molesta es ver como todo el mundo de repente se volvió subnormal porque está de moda actuar como un preadolescente. Ves esas gordas cuarentonas hablando de «la mujer maravilla» jajajaja.
      Que se caguen todos, que se mueran todos. Todos van a morir algún día.

      Comentarios

      Martinjg

      23/06/2018 - 12:01

    • No se podía vestir de Batwoman o Catwoman como la otra mina?? No los dos son Batman, aunque tenga tetas. Y que no se me confunda por un obseso de la continuidad y la exactitud, esto es una reacción ante el patetismo de la escena que se manifestaba frente a mi. Al menos no vi un gordo vestido de Catwoman, que seguro que habrá muchos por ahí.

      Comentarios

      Martinjg

      23/06/2018 - 12:03

    • «Desnichaje» no existe en la RAE, pero tampoco diputades. La uso siempre cuando me refiero a usurpar una escena o nicho y vaciarla de contenido. Pasa en la política, las escenas musicales, y la vida matrimonial, para los que están atrapados de las bolas en ese contrato de por vida con otra persona a la que van a tener que mantener y todo eso. Te sacaron el nicho, te desnicharon. Si fuera Rial o algún otro pelotudo con un micrófono adelante, habría sido incluida en el vocabulario rioplatense cotidiano. O por ahí no.

      Comentarios

      Martinjg

      23/06/2018 - 12:15

    • Por supuesto que desnichar si, pero desnichaje no. Lo que no tiene tanto sentido.

      Comentarios

      Martinjg

      23/06/2018 - 12:25

    • Mirá vos, desnichamiento si existe. Pero no es lo mismo. Un desnichaje no puede ser lo mismo que un desnichamiento, así como un «desguazado» no es exactamente la misma forma que «desguace».

      Comentarios

      Martinjg

      23/06/2018 - 12:32

  • Un poco sobre eventos y un poco sobre otros temas de la historieta argentina, dejo el link al balance 2016 del (¿único?) diario que tiene una sección de historieta
    https://www.pagina12.com.ar/11285-historieta-el-ano-en-que-las-vinetas-le-hicieron-el-aguante-

    Comentarios

    bazillusgg

    30/12/2016 - 12:33

  • Creo que hay que blanquear algo: No esta de moda la historieta, están de moda los superheroes.
    Es decir, lo que se pone de moda es la película de Superman o Iron Man, no los comics. Que, tangencialmente, alguien manija con la película termine comprando una revista de Marvel o DC es una sinergia interesante pero ya no es el centro del negocio: Cuando el estreno de un personaje de la B como Doctor Extraño (todo bien con el tipo pero si estuviera en la AFA sería Quilmes o Gimnasia) vende en un fin de semana en boletería diez veces mas que todas las revistas juntas que alguna vez tuvo el chabon, te das cuenta por donde va la cosa.

    Comentarios

    Sucubo

    23/12/2016 - 22:14

  • Yo me imagino la analogia con la literatura:
    Un estudiante de literatura va a un evento llamado «Feria del Libro» y al entrar se encuentra con: -proyeccion de un trailer basado en una pelicula de stephen king
    -conferencia con los actores de la saga crepusculo
    -venta de muñequitos de harry potter
    -presentacion de un videjuego sobre ctulhu
    -mesas con roleros jugando a juegos ambientados en la tierra media
    -cosplayers disfrazados de la saga hunger games
    -réplica a tamaño real del robot de la película «yo, robot»
    -Animatroncis de jurassic park
    -El staff de la serie «nafta super»… y ya que estamos, todo un puesto de merchandising de DC con cosplayers de harley queen y trailers de sus series.
    -Allá al fondo un pequeño stand puesto por una librería con unos cuantos libros y un autor firmando.
    «Qué pija pasa aquí?» pregunta desconcertado el estudiante de literatura. A lo que le reprochan que no se queje, si al fin y al cabo toda esa parafernalia está inspirada en libros.

    Comentarios

    Pablo Zambrano

    22/12/2016 - 17:32

    • Pero las «Feria del libro» tienen sus propios «muertos». Un amante de la literatura compartiendo espacio con el youtuber de moda, o el manual del buen vivir, o los autoayuda… Si de espacios audiovisuales hablamos, Clarin y La Nacion te llevan lo ultimo en tecnologia… Hay futbol… Pero ellos no se lo toman a la tremenda… La cantidad de stands con los saldos de los saldos de los saldos de hagalo ud mismo.
      Ademas, y por mas que duela, tambien hay merchandise en la feria del libro… desde que Muñoz consiguio stand todos los años hay remeras, mochilas y demases…
      Lo que si coincido, El Libro sigue siendo la estrella.

      Comentarios

      sorco

      22/12/2016 - 22:31

  • Justamente un amigo organizó un evento de este estilo acá en San Juan y su nombre fue, precisamente, Cosplay Con! Creo que lo tienen registrado y todo.

    Comentarios

    Pablo Zambrano

    22/12/2016 - 16:49

  • El tema es la masividad, eso creo que es lo que sucede, pero no la masividad del comic, sino de todo lo que lo rodeo, lo satelital. Si una persona prefiere comprarse una remera de un personaje de historietas, antes que la historieta misma, es porque esa persona no gusta o no conoce al personaje por la historieta, sino por otros medios. Creo que no hay culpa, se dio solo; el mundo del comic sigue siendo el mismo guetto de antes, las convenciones de comic traen gente no lectora de comics y que no van a leer comics, porque se acercan por la remera, no por el comic. Habria que ver que sucede, que vendiendo millones de entradas de películas sobre personajes de historietas, las historietas no vendan mas, cuando esas películas o series, le servirían de publicidad y no. La única explicación que encuentro, que no significa que sea la verdadera, es simplemente que a la mayoría de esa gente no le interesa leer comics, simplemente la atrae lo audiovisual. Lo único que me molestas de todo esto-porque he dejado de ir a convenciones-es que esos que siguen tal o cual universo por las películas, se crean que saben el canon oficial del personaje y te discuten. Solo eso

    Comentarios

    maxi_o

    22/12/2016 - 13:43

    • 100 % de acuerdo con vos. Exactamente de eso hablamos, nada de querer que esto siga siendo exclusivo ni ninguna gilada por el estilo. Hay tipos que proyectan sus propias cuestiones sin entender de lo que se está disctuiendo: de como la industria se termina prostituyendo para amoldarse a los gustos de la gilada no lectora. Igual son cosas que Andrés mismo toca en la nota (eventos de comics en los que casi no hay comics). Eso mismo.

      Comentarios

      Abemiel

      22/12/2016 - 15:31

    • No se si es todo TAN negativo. En USA, pese a este cambio en los eventos, han tenido el mejor año de ventas en 20 años. En argentina ni que hablar, aunque no tengamos la produccion industrial de antaño, se editan un monton de historietas, y tengo compañeros de trabajo que en su puta vida habian leido comics y ahora se estan comprando los libros de salvat.

      Pero sí, hay una tendencia re-chota y que no entiendo para nada de darle una atencion desmesurada a las peliculas por parte de, justamente, los propios nerds comiqueros, la cual no comprendo. No entiendo por qué los tipos de 30 o 40 años que leen historietas desde chiquitos estan mas emocionados y dispuestos a discutir sobre la inminente pelicula de wonder woman o la serie de iron fist, que sobre el rescate de las historietas de juan gimenez o sobre las nuevas publicaciones de image.
      Veo una actitud decepcionante por parte de mucho fan historietil que parece pensar en el cine como un «upgrade» al que deben aspirar los personajes de historieta.

      Por el lado otaku es un poco más explicable: muchos otakus no leen manga más que muy ocasionalmente y en cambio ven toneladas de anime. A gran parte de los otakus no parece interesarles demasiado leer, más que ocasionalmente para comprobar alguna diferencia entre la obra original y su adaptacion.

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      22/12/2016 - 17:06

  • Nada hicieron mal o hicimos mal los fanaticos de los comics, si logramos que en argentina existan megaeventos con la plabra «comic» en su nombre. Significa que se expandío el ghetto, que ahora es un entretenimiento mas o menos masivo, y rentable para hacer una convencion que sea algo mas grande que una reunion de 20 amigos en un bar, como fueron algunas a las que asistí, hace años. La reduccion del comic a un complemento no central de las mismas es una consideracion completramente arbitraria que corre por tu cuenta, pues el comic ahora inspira peliculas, series de tv, videojuegos y esculturas coleccionables, y es totalmete pertinente, y de interes para los fanticos, que esa ampliacion del genero del papel al film y demases, tenga su espacio en el evento, y ademas, es sabido que el principal ingreso de las grandes editoriales del comic mundial es el cine, y no el comic, que representa con suerte un 10 porciento de los ingresos que el cine les dá. Entonces, el comic y el cine son industrias hermanadas, ver la inclusion de las pelis como una intrusion ajena es aferrarse a concepciones historicas superadas. Esas peliculas, esos juegos y esas esculturas se basan en la obra intelectual de esos autores de comics que tambien estan invitados y dando charlas y firmando originales. Su creacion ha trascendido fronteras de genero, y creado una industria que supera sus limites iniciales. Esto son solo buenas noticias, excelentes noticias, tanto por ser indicativas de que tan vivo y vigente esta el comic que amamos, sino porque tambien muve mucha plata y esto permite que sea el sustento de la vida de muchos profesionales del medio. Las comic-con tratan sobre comics, realmete es asi, el 90 porciento de su contenido tiene un indiscutible origen en algun creador de comics. El comic no es intruso, es origen omnipresente. Y es una alegria haber llegado a esta realidad, aunque he notado espiritus quejosos en redes sociales y otros medios que extrañan los tiempos de la cosa chiquita sólo para 20 enterados. Bueno, siempre existen los nostalgiosos del pasado, per es de sabios poder ver también, las virtudes del presente.

    Comentarios

    Horacio F

    22/12/2016 - 07:57

    • 100% de acuerdo con vos. Hay tipos que les molesta no sentirse más parte de una minoría oprimida. O les jode no ser más los «únicos». Es un tema para el psicólogo… Muchos comiqueros son freaks en serio

      Comentarios

      nmarango

      22/12/2016 - 12:06

    • Pero a mi no me interesan los «productos inspirados por el comic». Me interesa leer comics, me interesan los cuadritos con dibujos adentro.

      Preguntale a un adicto a la literatura si le interesa en lo mas minimo ir a una feria del libro a que le pasen adaptaciones a pelicula de los libros de stephen king o los videojuegos inspirados en la mitologia de lovecraft.

      Entiendo la preocupacion de accorsi, porque por el momento la cosa puede estar buena, pero se ven posibilidades en el horizonte de que el cine y el merchandising fagociten a los comics, y que terminen siendo justamente un ghetto dentro de estas exposiciones.

      Mirá lo que pasa en marvel sin ir mas lejos: se cae bastante de maduro que muchas de las nuevas decisiones en sus comics son con vistas a ser funcionales a las peliculas: el ninguneo a los mutantes, la cancelacion de los 4f, el inflamiento de los inhumans, la civil war 2 mientras se estrenaba civil war en el cine. Incluso el personaje riri williams parece pensado con la intencion de dejar un reemplazo para robert downey jr que no deba sufrir comparaciones. A marvel, justamente la mayor editorial de comic books, le ha quedado clarito que en este momento lo que da guita son las peliculas y que los comics no son mucho mas que un sketchbook para probar conceptos.

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      22/12/2016 - 17:17

    • Ufff! Q bueno leer un comentario así. Te lo agradezco. Me permito agregar q siendo amante de la historieta (digo amante y no fan porq para mí el fanatismo implica cosas q no comparto), hace ya largo tiempo he dejado de leer historieta para tratar de hacer historieta; acto q me parece lógico cuando uno ama algo. Y a q voy con esto? Digo q, en mi caso, en mi contexto particular, veo irrelevante q alguien haga una convención o no para hacer o leer historieta. La historieta como el arte grande q es debe poder solventarse sólo con la historieta; porq si me preguntan si prefiero q haya más convenciones sobre historietas o más editoriales q publiquen historietas, siempre voy a elegir la última opción. Y viene al caso Columba: hoy, tanto artistas como lectoresde antaño de dicha editorial, desdeñamos el manejo y la calidad con la q ésta se despachaba, desde globos de diálogo superpuestos a las ilustraciones hasta coloreados horribles y pagas irrisorias a los artistas; pero, de nuevo, si me preguntan si prefiero q exista Columba tal como era a q, como hoy, no exista nada así de masivo q ofrezca oportunidades de fogueo a nuevos autores, siempre voy a elegir la primera opción.

      Comentarios

      WILGENHOFFF

      23/12/2016 - 01:26

  • En mi modesta opinión, si estos eventos tienen por finalidad vender productos, supongo que la actitud hacia éstos y quienes gusten consumirlos no ha de ser una actitud de amor. Minga amor a los personajes, a una saga épica de crisis interestelar en viñetas. Meta vender tazas y demás parafernalia para los guachines. Si yo quiero conseguir un comic de Jason el noruego y soy un palurdo como para manejarme con Amazon y todas esas posibilidades en las que otros han demostrado sobrada habilidad, siempre puedo ir a una comiquería. Cualquier opción me parece conveniente antes que la asistencia a un evento —en lo que a adquisición de un comic respecta—. Cierto es que en la última Feria del libro aparecieron cosas curiosas, oportunidades insoslayables, como Twisted Times del aclamado «barbas» del Norte-Hampón por 100 pequeños, míseros morlacos. Pero reitero, si lo que tengo en mente es comprar un comic puntual, creo que a mí no me es negocio pagar una entrada y pulular costosamente en una congregación de esta naturaleza. Pero entiendo que otra gente pueda pasar allí un buen rato y hasta adquirir algún cómic copado, ¿por qué no?

    Comentarios
    • claro que claro, pero no es lo que discute accorsi aquí. Lo que a nuestro estimado Andrés parece inflarle las gónadas, es que se utilice la palabra «comic» para referirse a eventos que tienen poco y nada que ver con los comics.

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      22/12/2016 - 17:21

    • Releí todo el post y sí, tenés razón. Al querido «La Papa» parece inflarle las guindas que el modelo que él llama «la convención» sucumba frente al modelo que él llama «la mega-feria».
      No quiero irme por las ramas como Leandro Ortíz en la primera parte de la entrevista que le intentó Javier Hildebrandt, pero… ¿acaso la categoría cómic no acoge un montón de producciones muy dispares? Quiero decir, un cómic puede ser hoy día una página de Juan Carlos Quattordio como una de Miguel Ángel Martín como una de J. H. Williams III. Una página de Gantz difiere de una de Ranma y sin embargo cualquiera coincide en que no sólo son cómics sino mangas. La palabra «cómic» abarca tantas cosas como la palabra «pop» y es algo para divertirse. Además, no sé a ustedes, pero en mi modesta opinión suena menos jeropa divulgar la asistencia a un evento «de cómics» que a uno de cosplayers.
      Quizá intentar acrecentar el número de lectores de cómics sea una causa perdida, entiendo que si una persona vive de la venta de cómics esta sesuda y álgida cuestión le quite el sueño. Algunos goces no parecen transferibles ni susceptibles de ser compartidos aún con las personas que mejor te caen y que más empatía nos generan. Mi hermano tiene una taza con el simbolito de Konoha (supongo que un manga de Naruto cuesta lo mismo pero mi hermano no tiene ni uno y optó por la mentada taza. Cuando le comenté que conseguí unos tomitos baratos del manga de Kishimoto ni me pidió hojearlos siquiera. ¿Acaso debería? ¿He de demandarle un compromiso «narutard»? ¿Qué hago? ¿Me ofendo y hago ñañas como siempre? Por lo pronto, ahora me voy a hacer noni que ya hice mucho aspaviento. Supongo que el mundo seguirá así cuando despierte, quizá deba aprender a vivir con esto.

      Comentarios

      Zacatillo

      22/12/2016 - 22:30

  • Es difícil combatirlo cuando desde las compañías mainstream de comic yanqui ya se maneja un lenguaje «pro cine». Entrás a las páginas de DC y Marvel y lo primero que te aparecen son avisos de las pelis que tienen en cartelera en ese momento, o las series en TV. Lamentablemente, el destino de nuestros personajes tan queridos depende casi en su mayoría de los reveses que puedan o no llegar a tener en la pantalla grande. Creo que prefiero aquellos años en que también éramos un ghetto, pero que al menos nadie tenía idea de quién carajo era Clint Barton y sentías que eras parte de una cofradía mística. Hoy, la vieja de la esquina sabe la identidad secreta de Hawkeye, y cierta magia se perdió… Una pena. Es triste esto.

    Comentarios

    brunowayne

    21/12/2016 - 16:04

    • bueh, esa actitud nostalgiosa y elitista me parece el otro extremo de la chotada. Disculpame si no soy muy respetuoso, pero ya no tenemos 10 años como para jugar a que pertenecemos a un club secreto.

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      22/12/2016 - 17:19

  • Yo creo que nos mentimos a nosotros mismos. Historicamente siempre hubo 100 personas que le gustaban los comics, y 900 que siguen las modas. Hoy la moda es el comic, entonces, teoricamente, los comiqueros son 10 veces mas. Pero en realidad no. Seguimos siendo los 100 de siempre. Porque todos quieren ser cool y comiqueros, pero nadie tiene tiempo o ganas de leer comics, entonces miro la peli, la serie y uso la remera. Y soy cool, porque «se» sobre esos personajes. Y el saber popular habla sobre esos personajes, los de la tele y el cine. Por eso Wolverine mide un metro noventa y es un tipo pinton, amable con las mujeres. Donde quedo ese enano fumador, borracho, pendenciero y engreido que leias con ganas de partirle su mandarina en gajos que aprendi a amar en mi adolescencia?
    El mejor Joker de la historia fue Heath Ledger, segun todo el mundo. Pero, para mi, el mejor Joker fue el de Moore, o el de Starlin.
    Entonces, sigamos donde siempre estuvimos. No somos el centro de la nueva cultura popular. Seguimos siendo los ñoños que siempre fuimos. Y realmente eso no me parece mal.

    Comentarios

    Papalhorno

    21/12/2016 - 13:08

    • Estoy de acuerdo contigo. La peor parte es que a mi la gilada ya casi logró alienarme y alejarme por completo de los comics. Al menos de los eventos si que me alejé como la peste, a menos que venga alguien que realmente quiero saludar, ni en pedo me fumo estar rodeado de pelotudos difrazados acuando como subnormales y atrasando diez mil años la causa. Lo siento amigos, no hay eufemismos de mi parte, así lo veo yo. Y lo peor es que los medios hablen de «cultura nerd» cuando se trata el tema de los comics. Preferiría que no hablen del tema, a que lo reduzcan a una cuestión de «nerds y otakus». A ver cuando vamos a entender que este mundo le pertenece a la gilada, siempre van a predominar ellos.

      Comentarios

      Abemiel

      21/12/2016 - 15:18

    • No sé que hice pero me quedo cortado un párrafo. Terminaba con algo asi como que las propias grandes tienen un feedback muy negativo con lo que pasa en el cine y esta falsa bonanza. Por un lado las continuidades que se tratan de ajustar o parecer a lo que se ve en la pantalla (más que nada Marvel, pero DC tiene también llego a tener algunas cosas graciosas, especialmente con Green Arrow), y después que le den tanta importancia a los pelotudos estos al punto de que haya personajes como Gwenpool, que salió por un cosplayer. Ya lo dijo alguien más en otro foro, pero no es ninguna revelación, eso ya te marca hasta que punto el comic mainstream no hace más que complacer a los pelotudos porque hoy garpa. No estoy comprando ningún comic de Marvel, y la mayoría de lo nuevo de DC tampoco me desespera tanto la verdad. Creo que fuimos ingenuos si pensamos que la supuesta popularidad del medio (si es que es así) no iba a traer ninguna contra al ecosistema.

      Comentarios

      Abemiel

      21/12/2016 - 15:49