ECC desempolva un compilado de historias cortas del gran Taiyo Matsumoto que nunca se habían publicado en nuestro idioma.

Más Matsumoto en castellano

14/06/2017

| Por Andrés Accorsi

3 comentarios

extractimgTarde pero seguro, ECC anuncia para Julio la edición en España de Primavera Azul, un recopilatorio de historias cortas del gran Taiyo Matsumoto que datan de 1993, antes de que el ídolo saltara a la fama con Tekkon Kinkreet.

En estas historias se centran en un grupo de jóvenes estudiantes del secundario desencantados, aburridos, cansados de todo y de nada, de barrios marginales y con familias demasiado ocupadas en sobrevivir como para preocuparse por ellos. Coquetean con la delincuencia y ponen sus vidas en juego sin que parezca importarles demasiado. Cada uno de ellos tiene una historia que forjó su carácter y lo puso donde está. Todos ellos tienen algo en común: están deseando que las clases terminen y lleguen las vacaciones, ser libres, disfrutar.

A lo largo de 216 páginas, Matsumoto narra historias que tienen en común la rebeldía, el hastío, la locura y la inconsciencia que caracterizan la vida adolescente. Con toques de humor, ironía y fantasía, pero también con grandes dosis de realidad, el hiper-galardonado autor realiza un retrato generacional de los que dejan huella.

Si nunca lo compraste en inglés o francés, no te pierdas la edición española.

 

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Hay dos tipos de adolescentes, los copados que tienen las ideas claras y los que no lo son tanto, estos último suelen “revelarse” contra papa porque están al pedo en una sociedad consumista y vacía en que no tienen que hacer nada más que transitar el cambio metamórfico entre la infancia y la adultez mientras piden dinero y se quejan de sus terribles dramas infantiles de polleras con sus pérdidas de novias (que los muy pajeros creían eternas) o alguna otra cosa que podría ocupar la trama de un capítulo de Malcolm.
    “Uy, se me está llenando la cara de granos y me están creciendo las cositas, y mirá me hace falta plata para comprarme la X-Box y no me alcanza porque papá no me da para tanto. Tengo que trabajar, pero no tengo experiencia y no sé hacer nada. Y todavía soy un nene, menos mal que no estamos en guerra para que no me manden a morir como un salame”.
    No como yo, yo ya tengo 21 y el mundo se cae a mis pies jejeje la edad justa, la situación ideal, el equilibrio perfecto entre un mundo y el otro. Casa de dos pisos, auto de 8 cilindros, dentadura perfecta, todo el cabello sin antecedentes de calvicie, una figura delgada, una erección eficiente, una colección maravillosa y todo el futuro por delante.

    Comentarios

    Anónimo

    19/06/2017 - 12:54

    • Vos también sos un pebete, anonimato. Hasta que no seas un gordo pelado canoso y escribas en una revista especializada de cine (de esas que te ponen a frozen en la portada y te hacen notas de dos carillas) recién ahí vas a estar autorizado para hablar. Los verdaderos maestros obran lentamente, a veces se puede arreglar con un yogurt, y otras es solo más tiempo de contemplación en el inodoro. Nada que una mesita con una selección de revistas que ayuden a pasar el tiempo no pueda arreglar. A esa edad se almuerza y luego se masturba, luego se duerme la siesta y a la tarde empieza la acción.

      Comentarios

      Poroto

      19/06/2017 - 14:53

  • PEPITO PEPITO!

    Comentarios

    pepito

    16/06/2017 - 19:44