La comedia satírica con ribetes religiosos que DC no se animó a publicar saldrá finalmente en el sello Ahoy.

Second Coming encontró editorial

13/03/2019

| Por Andrés Accorsi

1 comentarios

SECOND_COMING_coverA_ConnerSecond Coming es una serie creada por Mark Russell y Richard Pace, acerca del regreso de Jesucristo a la Tierra… una tierra bastante particular, donde le toca compartir departamento con un superhéroe.

Originalmente, esto iba a ser una serie regular publicada por DC a través de Vertigo, pero tres semanas antes de la fecha de salida, alguien de arriba clavó el freno después de que en algunos medios conservadores aparecieron notas en contra de la historieta (que por supuesto nadie había leído). Enseguida se armó un petitorio online para que DC no publicara la serie, que juntó 235.000 firmas. Obviamente DC se fue al mazo, pero tuvo el buen gesto de devolverle los derechos a los autores (que supuestamente recibieron varias amenazas de muerte por parte de fanáticos religiosos) para que se llevaran la propuesta a otra editorial.

Ahora se confirma que Second Coming va a aparecer en el sello Ahoy (capitaneado por Tom Peyer), ya no como serie regular sino como miniserie de seis episodios, y con algunas modificaciones en el superhéroe que se hace amigo de Cristo, ahora llamado Sun Man y un poquito menos idéntico a Superman. Además, se suma un segundo dibujante que estará a cargo de las secuencias en la tierra, para que Pace pueda dedicarle más tiempo a las escenas situadas en el Cielo y los segmentos ambientados en el pasado.

Dijo Russell: “Más que satirizar a Cristo lo que hacemos es satirizar la forma en la que a lo largo de 2000 años sus seguidores distorsionaron su mensaje de empatía y perdón, para convertirlo en uno de poder y dominación, que es lo menos cristiano que nos podemos imaginar”.

Ahoy promete lanzar el nº1 en algún momento del verano boreal.

 

 

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Blasfemia, una ofensa más contra la cristiandad toda, que pasiva como oveja se deja atropellar ante otra obscenidad del maldito, aquel que se esconde bajo la tutela de la “legalidad”.
    La enfermedad de la sociedad no puede ocultarse por más tiempo; aparecen ya las pústulas; pero nadie se asusta. ¿Dónde está el mal? ¿Es que acaso se persigue a la Iglesia? ¿Es que le espera al creyente el cadalso? No, ya no existen tales persecuciones, como la de los Nerones. La peste actual obra de distinta manera. Sus bacilos enrarecen el aire en torno de Cristo y no permiten que en la vida pública seamos católicos.

    El mundo es un libro inmenso. Todo libro gira en torno de un tema fundamental; si quisiéramos resumir en una palabra el pensamiento fundamental del mundo, habríamos de escribir este nombre: ¡Cristo! Ahora no lo vemos aún con toda claridad; tan sólo lo comprenderemos cuando aparezca en el cielo la señal del Hijo del Hombre. Entonces veremos sin nubes que Él fue el principio y el fin. Aunque ahora no lo veamos con claridad, creemos; creemos que donde falta la señal del Hijo del Hombre, allí reina la oscuridad, allí se eclipsa el mundo espiritual. Pero confesamos a Cristo. Nos consideramos católicos. Sí: quién más, quién menos. Pero ¡son tan pocos los que viven a Cristo! Cristo es Rey en mi corazón, es verdad; Cristo es el Rey en mi hogar, es cierto, ¡pero no basta! Cristo es Rey también en la escuela, en la prensa, en la fábrica, en el Congreso.
    ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Cristo Rey!

    Comentarios

    AqualungTex

    16/03/2019 - 11:41