Nos vamos acercando al final de la etapa de Vampirella en la editorial Harris.

50 años de Vampirella (parte 11)

12/08/2020

| Por Alejandro Caracciolo

0 comentarios

m9fitl3lEn el arco titulado “Nowheresville”, vemos a Vampirella llegar a un pueblo llamado “Gentle Creek”, un lugar en el que la mayoría de los pobladores son vampiros, a causa de un virus que afectó al pueblo veinte años atrás. Como siempre, la querida Vampi llega con la intención de luchar contra su especie, y en eso estaba hasta que se cruza con el sheriff del lugar, uno de los pocos humanos presentes, quien le explica que este es el pueblo de ellos, y que con los años se fueron arreglando para conseguir sangre sin salir de cacería, y sin llamar la atención. Digamos, un pueblo de vampiros bonachones. El conflicto surge cuando una operación militar para invadir el pueblo y eliminar a todos los ciudadanos de Gentle Creek obliga a Vampirella a ponerse de parte de los pobres vampiros domesticados. Seh. Como sea, desde el comienzo de la serie sabemos que Vampirella es buscada por la división paranormal de una agencia federal (que no se especifica cuál es), con la intención de reclutarla o de alguna forma, utilizar sus servicios. Este arco es el único de la serie que se encuentra recopilado, tanto en TPB, como en HC.

Mike Mayhew se suma a la creciente tendencia de comics pintados, tras los trabajos de artistas como Alex Ross, Dan Brereton, Joe Jusko, David Mack, Jim Silke y otros, varios de los cuales hicieron sus contribuciones a Vampirella. El estilo de Mayhew es más o menos fotorrealista, dentro de la tradición de los artistas más clásicos de Vampirella, pero deja mucho que desear de a momentos en la fluidez narrativa. Muchas poses se ven forzadas y duras, incluso algunas poses de los personajes femeninos (no solo Vampirella, sino los secundarios que aparecen una o dos veces), son forzadamente sexys, y eso entorpece bastante la narración.

de52_3Ah! Un detalle que merece ser mencionado, y que tiene que ver con el apoyo que Harris estaba dispuesto a darle al nuevo artista, es que al momento en que salió el nº1 de esta serie, también salió un sketchbook bajo el título “Vampirella Mike Mayhew Sketchbook”.

Vale la pena hacer un paréntesis para mencionar que en Octubre de 2001, Harris publica un facsímil conmemorativo de la mítica Vampirella nº1, de Septiembre de 1969, la de la icónica portada de Frank Frazzeta. No volveríamos a ver un facsímil de este comic, hasta 2019, con motivo de los 50 años de Vampirella, y de la mano de Dynamite.

Volviendo a Vampirella Monthly, a Millar y Mayhew lo siguen a partir del nº 4, el equipo creativo integrado por el escritor John Smith y la artista Dawn Brown, quienes se quedan hasta más o menos el final del primer año. John Smith sigue la estructura de historias de Vampirella yendo de un pueblo a otro para cazar vampiros, para encontrarse con chupasangres metidos en bandas de narcos y gangsters, a la vez que avanza el plot de la agencia federal que la sigue. A partir del tercer arco, segundo de John Smith y Dawn Brown, se incluye una segunda historia en cada número, protagonizada por Pantha, también escrita por Smith, pero pintada por Mark Texeira, quien básicamente era ya el artista a quien Harris tenía designado para todos los proyectos de la querida mujer pantera.

vampirella-2001-018El nº 13 marca el final de la etapa “pintada” de éste volumen de Vampirella, y partir del nº 14, hasta el final, que es el 22 (publicado en Agosto de 2003), el escritor Ben Raab (luego reemplazado por Jay Faerber) es acompañado por Matthew Clark, Javier Pina, y otros, generalmente entintados por Jimmy Palmiotti, quien por entonces era un muy buen entintador, quien de a poco se fue convirtiendo en el muy buen guionista que conocemos hoy en día.

Dos meses después de finalizada la serie, Harris lanza “Vampirella Comics Magazine” una nueva publicación de Vampirella, que no era más que otro de los tantos (y van…) experimentos que Harris estaba haciendo entonces con Vampirella, lejos del formato comic-book, con la intención expresa de recuperar el formato magazine que vio nacer al personaje durante su época en Warren, el cual en un principio fue dejado de lado en tiempos modernos, para adaptar a nuestra heroína a los tiempos que corren.

Como sea, con cosas como “Vampi”, el “Model Search Special”, y el nuevo magazine, a la par de series que no duraban mucho, Harris daba la impresión de que no tenía claro que hacer con el personaje… Menos mal que solo tenían un único personaje para lucrar, y no un universo de la amplitud de Marvel o DC… Imaginate qué hubieran hecho en un caso así.

El magazine salía con periodicidad bimensual, llegó a durar un total de diez números, y su último número salió en Abril de 2005. Cada número salía con una portada principal, y tres o cuatro variants, de las cuales una era photo-cover. Las photo-covers, eran modeladas por la nueva cara de Vampirella, la escultural Kitana Baker.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: