En esta segunda parte del mega-informe, revisitamos el grueso de la etapa clásica de Vampirella, en la legendaria editorial Warren.

50 años de Vampirella (parte 2)

06/11/2019

| Por Alejandro Caracciolo

0 comentarios

560x0wLa historia escrita por el maestro Archie Goodwin para el número nº8 de Vampirella se tituló “Who serves the cause of Chaos”, una joyita competentemente dibujada por Tom Sutton, en la que Goodwin ya introduce a un personaje y una organización, respectivamente Ethan Shroud y el Culto de Caos, que pasarían a contarse entre los villanos más importantes de Vampirella. De hecho el Culto de Caos, que sería básicamente de donde saldría la mayor parte de su galería de enemigos recurrentes a lo largo de los años, sobre todo durante la era Warren.

La historia es continuada en los siguientes números por el mismo equipo creativo, y ya en el nº9 nos presentan a la actual generación de Van Helsings, padre e hijo pertenecientes a un antiguo linaje de cazadores de monstruos, en obvia alusión al famoso Van Helsing que caza a Drácula en la inmortal novela de Bram Stoker. Y en el nº11, debuta el otro personaje clásico que aparecería en prácticamente todas las encarnaciones de Vampirella y resultaría ser aún más duradero que los Van Helsing: el mago Pendragon, un hechicero caído en desgracia, quien perdió gran parte de su fortuna y poder debido al alcoholismo, y se vio obligado a simular ser un ilusionista para mantenerse. Vampirella pasaría a ser no sólo su amiga, sino también su discípula, y su ayudante en los actos de magia.

51S7zDhWNeLSin embargo, sería recién el número nº12, en la historia titulada “Death’s Dark Angel”, el que marcaría realmente el momento en que queda establecido el estilo visual de Vampirella. Aquí llega al título el artista español José “Pepe” Gonzalez (1939-2009), cuyo trabajo aporta a los episodios protagonizados por la exótica heroína una calidad gráfica altísima, y signifcó la consagración indiscutida de González como uno de los mejores artistas de comics de su época. José González pasó a ser con el correr de los números y los años, el artista más reconocido de Vampirella y el más asociado con la imagen del personaje. Aún tras su partida, y a pesar de haber sido sucedido en la labor de dibujar a Vampirella por artistas de gran calidad, como el peruano Gonzalo Mayo (su continuador más directo), al día de hoy sigue siendo el artista a quien los fans nombran primero cuando se habla de la Vampirella de la era Warren.

Uno de los personajes secundarios más notables de la historia de Vampirella es Pantha, quien a lo largo de la serie tiene al menos dos orígenes diferentes. En el primero, como otra sobreviviente del planeta Drakulon, pero perteneciente a una raza diferente a la de Vampirella, y en el otro como una antigua egipcia que había sido castigada por los dioses por sus ofensas. En sus primeras apariciones, Pantha es presentada como una villana, aunque con el correr de los números pasa a ser una de las aliadas más poderosas de Vampirella. Su primera aparición fue en el nº30, y fue creada por el escritor Steve Skeates y el dibujante Rafael Auraleón, en un back-up titulado “Pantha re-birth!”

54fbf31d3392e4f3f81a356a5862e4f9El nº 49 marca la primera aparición de “the Blood Red Queen of Hearts”, una de las villanas más importantes y longevas de Vampirella, quien tiene muchas apariciones tanto a lo largo de los años de Warren Publishing como posteriormente en la era Harris y luego en Dynamite. Creada por el artista Esteban Maroto (a quien los fans de DC conocen por The Atlantis Chronicles) y el aún coordinador y ocasional guionista Bill DuBay, es sin dudas una de las villanas más interesantes de Vampirella, y en su historia están muy bien utilizados y combinados los elementos de misticismo, y magia negra, que dan forma a su origen. El final de su primera aparición tiene los elementos de tragedia e ironía que son tan comunes en ciertas historias de mitología y fábulas antiguas. Bill Dubay termina su etapa como coordinador con el nº50, y es reemplazado por Louise Jones (hoy más conocida como Louise Simonson), aunque continúa como guionista ocasional. Entre los episodios que escribe Dubay están las secuelas a la historia iniciada en “The Blood Red Queen of Hearts”.

lfLa era de Louise Jones (desde 1976 en adelante) no es tan fructífera como la de su predecesor, y de hecho es a partir de fines de los ´70 que las ventas empiezan a decaer, lo que se ha atribuído en parte a la caída del interés del público por el formato magazine, y en parte al alejamiento de muchos de los grandes artistas que fueron artífices de la mejor época de Vampirella. Entre los puntos altos de ésta época, cabe mencionar la llegada del increíblemente veloz y prolífico dibujante Rudy Nebres, y de su compatriota, el legendario Alex Niño, ambos de procedencia filipina y de gran nivel artístico.

Ni siquiera las portadas fotográficas modeladas por la espectacular Barbara Leigh lograron remontar las ventas de la revista, y a esto se sumaron las grandes pérdidas sufridas por Warren con la producción de una fallida película de Vampirella que nunca llegó a concretarse, que iba a ser protagonizada por la propia Barbara Leigh. Estas son alguna de las causas por las que en 1983 la revista Vampirella se cancelaría finalmente con el nº112, que maracrá el punto final de la gloriosa Era Warren.

(Muy pronto, la tercera parte)

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: