Llegamos a 1991, cuando la editorial Harris relanza a Vampirella y la pone en manos del por entonces ascendente Kurt Busiek.

50 años de Vampirella (parte 4)

01/01/2020

| Por Alejandro Caracciolo

0 comentarios

Vampirella113Stanley Harris, presidente de la editorial Harris Publications, consigue los derechos de publicación de todas las obras y propiedades intelectuales de Warren Publishing, en una subasta, en 1983. Sin embargo, es recién en 1988 que Harris, a través de su sello Harris Comics, saca a la calle Vampirella nº113, su primera publicación de Vampirella, respetando el formato magazine de la antigua revista de Warren, y continuando la numeración. El contenido se componía principalmente de reimpresiones de antiguas historias de Warren (incluso la portada misma es una reutilización de una anterior, la del nº 64), con un tiraje muy bajo, y que tuvo un recibimiento muy pobre en su momento. Sin embargo, con los años, pasaría a convertirse en uno de los coleccionables más raros, escasos, y caros del personaje.

En 1991 Harris lanza un TPB titulado “Vampirella vs. The Cult of Chaos”, también con material reimpreso de Warren (y con los años, Harris sacaría mucho provecho de las reimpresiones de Warren, como se verá). Inmediatamente después, Harris se decide a publicar historias nuevas de Vampirella, con creadores modernos, y nuevos enfoques. Así sale la mini-serie “Morning in America”, escrita por Kurt Busiek (unos tres años de realizar “Marvels”, para que tengan una idea), y dibujada por Louis La Chance, y que sería realmente el comienzo de la versión de Harris de Vampirella. “Morning in America” es una miniserie de cuatro números, en blanco y negro, en la que Vampirella vuelve a enfrentarse a la mayoría de sus viejos enemigos del Culto de Caos, incluyendo a Ethan Shroud, personaje creado en los primeros números de la era Warren.

61TyDMtdWuL._SX324_BO1,204,203,200_Una de las cosas que se planteaban entonces era la posibilidad de modificar el origen de Vampirella, considerado en la empresa como inverosímil y obsoleto, por lo que de movida ya en “Morning in America” se planta la idea de que el origen conocido “podría ser falso”, y que se tratarían de memorias falsas introducidas en su cabeza por propio Dios Caos. A partir de ahí, se exploraría en un principio, la búsqueda de Vampirella de verdadero origen, y posteriormente, el nuevo origen establecido, y cómo afecta eso a su canon y la dirección de sus historias. En Harris también veremos cómo de a poco se modifica sustancialmente la personalidad misma de Vampirella, para dotarla de un temperamento más agresivo y salvaje, más a tono con la tendencia moderna de antihéroes al estilo Wolverine, con garras y pocas pulgas, que pisaban fuerte en los ´90.

Pero antes de llegar a eso, y teniendo en cuenta que en “Morning in America” recién se habían plantado las primeras ideas que permitirían desarrollar posteriormente un nuevo origen, dirección, y cambio de personalidad, Busiek realizaría varias historias más, tendientes a expandir el nuevo canon de Vampirella. Primero vendría un especial titulado “Summer Nights”, con portada de Arthur Adams, que incluye cuatro historias cortas autoconclusivas. La primera, protagonizada por Vampirella, fue escrita por Steve Englehart. Las otras tres, protagonizadas por personajes secundarios de Vampirella (una por Adam Van Helsing, otra por Pendragon, y otra por un personaje llamado Chelsea, a quien no se volvió a ver), fueron escritas por Kurt Busiek. La historia protagonizada por Vampirella, parece simplemente apuntar a exponer la nueva faceta violenta del personaje, que no era tan común en los ´70, mientras que las otras tres parecen establecer subplots para posibles historias que nunca se continuaron, lo que hacer parecer a este especial como totalmente de relleno.

c56ed93d7ba9b57bc6fea4fbd902b4d2Luego saldría la siguiente y última historia realizada por Busiek, con la colaboración de Tom Sniegoski como co-guionista, a color, y que en muchos aspectos sirvió de puente entre “la vieja Vampirella”, y todo lo que vino después. La historia se tituló “The Dracula War”, y en esta oportunidad Busiek estuvo acompañado por los dibujantes Louis Small Jr., y Jim Balent. Los números 1 al 3 tuvieron portadas de Adam Hughes, y el 4, una portada de John K. Snyder III. Hay un quinto número, que no forma parte de la saga, escrito por Dan Jolley y dibujado por distintos dibujantes y entintadores, que presenta una especie de epílogo a lo visto en “The Dracula War”, pero no se incluye en las ediciones compilatorias de la saga.

“The Dracula War” retoma la idea de las memorias falsas, y Vampirella ya desde el comienzo del primer número encuentra lo que parece ser una pista sobre su posible verdadero origen, durante una misión en la que combate una organización de hombres lobos afiliada con el “Unseely Congress”, una agrupación relacionada el Culto de Caos, a quienes se había visto en Morning in America. Sin embargo, en parte por el final de aquella saga, y en parte para no repetirse demasiado, en ésta historia no volvemos a ver a Ethan Shroud ni a los demás villanos de Morning in America.

Layout 1También en “The Dracula War”, Vampirella y Pendragon, se reencuentran con Adam Van Helsing, viejo amante de Vampirella y descendiente del linaje de los Van Helsing, conocidos cazamonstruos que han combatido a Drácula y al Culto de Caos a lo largo de los siglos, quien ahora ocupa una banca en el Senado de los Estados Unidos. Adam convoca a la buena de Vampi, y un poco apelando a la historia pasada de ambos, y otro poco usando sus influencias políticas, la convence de ir a Europa, a continuar la batalla contra el Culto de Caos, en una aparente conspiración que involucra a funcionarios de la Unión Europea, quienes cuentan con la complicidad de Drácula. Por supuesto, el Drácula del canon de Vampirella, que es una combinación de las versiones cinematográficas de la productora Hammer (de hecho, le debe mucho de su aspecto a Christopher Lee), y elementos introducidos por Warren en los ´70, con elementos de ciencia-ficción, terror y misticismo.

Ya en esta historia Busiek “reperfila” de a poco a Vampirella para convertirla en una heroína más luchadora, sin esa sensación de fragilidad contrastada con sensualidad y misterio, que solía demostrar en los ´70, y más volcada a una imagen de criatura de la noche combinada con una sexualidad más exuberante y explosiva. Uno de los primeros pasos que toma Busiek para est, es restaurar una de las habilidades más raras y poco usadas de la era Warren, perdida en algún punto, que es la de asumir una forma de medio-bestia, en la que podía manifestar un par de alas enormes. Una habilidad muy útil, y que además le provee a Vampirella de un elemento visual extra ideal para crear situaciones e imágenes muy impactantes. Louis Small Jr. realizó algunas de las mejores imágenes de Vampirella volando, tanto en esta miniserie como otras historias posteriores.

s-l300No voy a extenderme en los detalles puntuales sobre el desarrollo de la historia, pero sin revelar demasiado, voy a decir que el misterio sobre el origen de Vampirella no se resuelve al final del misma, sino que queda abierto para seguir siendo explorado en la serie mensual que se publicó con posterioridad: “Vengeance of Vampirella”, que quedará a cargo de Tom Sniegoski tras la partida de Busiek.

“The Dracula War” se recopiló en TPB al menos un par de veces, la primera de ellas, a mediados de los ´90, cuando ya se estaba publicando “Vengeance of Vampirella”, y la segunda, en la década actual, ya no por Harris sino por Dynamite Entertainment.

Como dato anecdótico, quiero agregar que la primera edición del TPB publicado por Harris fue el primer comic de Vampirella que compré, además de ser el comic con el que hice el salto de las ediciones traducidas, a las ediciones originales en inglés, por lo que tiene un valor especial en mi colección. Lo compré por la hermosa “wraparound cover” (portada envoltorio) de Joe Jusko, y a partir de ahí, quedé enganchado.

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios: