Ahora que DC está editando un título llamado The Kamandi Challenge, es hora de revisitar el proyecto que dio origen a esa fórmula.

DC Challenge

26/07/2017

| Por Leonardo Rubio

1 comentarios

20197058_1577862852253521_1532084242_nCONCURSO DE CAMPEONES… ¡Y DE AUTORES!

Ahora que DC está editando (como parte de los festejos de los 100 años del nacimiento del Rey Jack Kirby) un título llamado The Kamandi Challenge, me pareció bastante apropiado contarles sobre uno de los proyectos más extravagantes que llevó a cabo la editorial: el denominado DC Challenge. Y lo más loco es que fue una de las historias de despedida del viejo universo DC pre-Crisis.

Hagamos un poco de historia. A principios de los ´80, Marvel estrenó la fórmula de las series limitadas como laboratorio de pruebas para personajes que no contaban con colección propia, como sucedió con “Marvel Super Hero Contest of Champions” (1982) donde se juntaba a varios héroes para enfrentarlos en un torneo intergaláctico. Esto fue uno de los gérmenes para que años posteriores se realizara la primera “Secret Wars”.

A raíz de esta saga, en el verano de 1983 se realizó un festejo post- convención de San Diego en un importante hotel, del que participaron varios autores de DC Comics. Al caer la noche, algunos ya pasados de copas decidieron ir a tomar aire a la terraza del hotel donde se celebraba el evento. De a poco se fue sumando más gente, entre los que se encontraban Gerry Conway, Bill Warren, Bill Rotsert, Mark Evanier y Marv Wolfman .

20227241_1577862838920189_373290664_nCharlando y delirando sobre proyectos, a Mark Evanier se le ocurre algo y no duda en coméntarselo a sus compañeros presentes: “Se me ocurrió una idea genial sobre un comic en grupo. Nos juntamos unos cuantos escritores de DC y cada uno es responsable de un capítulo de la historia” . A todos se les iluminaron los ojos, quizás la idea les pareció genial por la borrachera que tenían. Evanier continúa: “La idea es que cada uno cuente la historia desde su punto de vista. De esta manera, un autor tomaría la serie donde le tocara y podría decidir cambiar el todo el rumbo de la historia llevándolo en una dirección completamente diferente, con toda clase de giros inesperados. Por ejempl,o Wolfman deja un personaje en una situación de peligro mortal y Roy Thomas es el encargado de salvarlo. ¿Cómo lo hara? ¿De la misma manera que había pensado Marv o de otra manera diferente? ¿Y si Gerry Conway muestra un misterioso villano en las sombras con la idea de que sea Lex Luthor y Mike Barr decide que en realidad sea Mr. Freeze? Nadie podría adivinar qué es lo siguiente que va a pasar y eso, caballeros, seria todo un reto” . Ahí Conway exclama que tenía el titulo perfecto para la serie: “El reto de DC” (DC Challenge) y la tagline del mismo “¿Podés resolverlo antes que nosotros?”. Esa reunión era un caldo de cultivo de muchas ideas.

20226582_1577863068920166_264373278_oSin perder tiempo, armaron una lista de los autores que se les pediría participar y que el último número lo haría todo aquel que esté disponible en ese momento. El guionista y el dibujante de cada número se decidirían por sorteo. Además se acordaron reglas que todos debían cumplir obligatoriamente y se las anotó.

Acá les adjunto algunas de las reglas que propusieron:

-Cada capítulo terminará con un cliffhanger lo más complicado posible, pero teniendo en cuenta una posible solución, que tendrán que explicar en la sección del correo del próximo número.

-En cada número se propondrá el título del siguiente capítulo, que el autor tendrá que utilizar obligatoriamente haciendo incluso que la trama esté relacionada.

-Ningún autor podrá utilizar personajes que escriba habitualmente, pero sí cualquier otro que haya aparecido alguna vez en cualquier comic de DC.

dcchallenge7splashCon las reglas pautadas en una servilleta de papel (era lo único que tenían a mano en ese momento) se dieron cuenta que tenían que involucrar a alguien de alto cargo en DC para que les aprobaran el proyecto. Vuelven a la fiesta y ahí hablan con Roy Thomas, que se entusiasma y se suma a esta loca idea, pero les recomienda que primero hablen con Dick Giordano, jefe de coordinadores de DC que también se hospedaba en ese hotel. Bajan todos al vestíbulo y empiezan a pensar si a Giordano lo podían despertar a las 2 de la mañana o esperarían hasta el otro día. Con la emoción del momento se decidió que se lo contarían esa misma noche y que elegirían a un representante que lo haría. El que ajarró la pajita más corta fue Marv Wolfman, que comenzó a transpirar al pensar lo que le diría su Editor en Jefe al ser despertado a la mitad de la noche con esta propuesta extravagante. Pero justo en ese momento ocurrió el milagro. Para el alivio de todos los presentes (y sobre todo para Marv), Dick Giordano acababa de bajar al vestíbulo del hotel. Al verlo, todos lo rodearon y se lo llevaron de prepo al techo del edificio donde le contaron todo. Giordano se sintió intimidado al estar rodeado de ese grupo enérgico de autores locos y borrachos y dio luz verde al proyecto. Ahora todos los involucrados podían dormir sin frazada porque DC Challenge era un hecho.

Los equipos creativos que participaron en esta mítica maxiserie fueron (en orden aparición): Mark Evanier y Gene Colan; Len Wein y Chuck Patton; Doug Moench y Carmine Infantino; Paul Levitz y Gil Kane; Mike Barr y Dave Gibbons; Elliot S. Maggin y Dan Jurgens; Paul Kupperberg y Joe Staton; Gerry Conway y Rick Hoberg; Dan Mishkin y Curt Swan; Roy Thomas y Don Heck; Marv Wolfman, Cary Bates y Keith Giffen; y para el número final se sumaron Dan Spiegle, Denys Cowan, Luke McDonnell, Roy Thomas, Stan Woch, Steve Lightle, Ross Andru y Tom Mandrake. Un batallón de autores que jamás imaginaríamos en una misma saga. ¡Una locura!

20182953_1577862865586853_1832953591_n¿Y los personajes involucrados? Otra cosa demencial. Tenías desde clásicos como Superman, Batman, Wonder Woman y Aquaman hasta los más descabellados como Congorila, Detective Chimp, Silent Knight, Enemy Ace, Uncle Sam, the Viking Prince, Woozy Winkz (conpañero de Plastic Man), Vibe, Perry White y hasta Albert Einstein, entre otros.

El nº1 recién llego a las comiquerías en Noviembre de 1985, más de dos años después de esa mítica reunión en el hotel. Esto ocurrió porque llevaba mucho tiempo coordinar un proyecto de este tipo y porque cada autor no podía escribir su número hasta haber leído el número anterior.

Pensada para salir antes de “Crisis en Tierras Infinitas” termino saliendo a la par con ella y esto generó confusión entre los lectores, porque no encajaba de ninguna manera con la Crisis. Y además hay que reconocer que la calidad de los números tampoco ayudo. Los resultados terminaron siendo muy irregulares. Algunos autores se las ingeniaron e hicieron números muy buenos y otros terminaronn haciéndolo por compromiso. Lo que parecía ser una idea genial terminó por ser un fracaso entre los consumidores. En la editorial no quedaron descontentos con el resultado, pero las ventas no acompañaron. Nadie pareció entender el chiste, ni los lectores, ni los críticos. Sí los autores, que la pasaron muy bien jugando con personajes como nunca antes lo habían hecho. Era una despedida, porque sabían que Crisis en las Tierras Infinitas arrasaría con el multiverso y que a algunos personajes jamás los podrían volver a usar.

dcchallenge-007-07DC Challenge resultó un extraño complemento a los festejos de los 50 años de DC Comics. ¿Quién hubiera pensado que a Dan DiDio se le iba a ocurrir rescatar este concepto, traerlo de vuelta en el cumpleaños 100 de Kirby y mezclarlo con Kamandi? Como dato final, esta maxiserie nunca fue recopilada en ningún TPB hasta fecha y no hay planes de hacerlo en el corto plazo. Una picardia. Les recomiendo que le den una ojeada a DC Challenge. Les aseguro que es una pieza muy particular en la historia de los comics de superhéroes. Una pieza que le voló la peluca hasta a Dan DiDio!

 

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario