Revisitamos todos los trabajos de este prócer de Marvel y Charlton en la editorial donde menos éxitos obtuvo.

Ditko en DC (parte 1)

21/12/2020

| Por Fede Velasco

0 comentarios

1530981188_612676_1530981351_noticia_normalTodo el mundo cree que Steve Ditko arriba a DC en 1968, para crear al Creeper en la Showcase n°73, pero lo cierto es que dos años antes (justo cuando acababa de dejar Marvel) colabora en un par de historias cortas para las Strange Adventures n°s 188 y 189. Lógicamente no aparece acreditado como autor de estas historias y se supone que en realidad eran encargos que le hicieron a Sal Trapani (que entintó estas historias) y por cuestiones de tiempo se las derivó a Ditko con quien ya había laburado en Dell y ACG. De todas maneras, me parece que es justo ir un poco más atrás en el tiempo y ver los motivos por los cuales el co-creador de Spider-Man y el Dr. Strange termina por aterrizar en DC.
81dxRnDpeFLDITKOGRAFIA COMPLETA

Steve Ditko nacio en Johnstown, Pensilvania, un 2 de Septiembre de 1927. Estudió en la Cartoonist and Ilustrador School de New Cork, donde tuvo como profesor, entre otros, al capo de Jerry Robinson (si, el creador de Robin y el Joker) y comenzó su carrera como dibujante profesional en 1953, en la revista Daring Love.

Al año siguiente comienza a publicar en la editorial Charlton, con la portada y una historia corta para la revista Space Adventures, para luego pasearse por cuanta revista de misterio, ciencia-ficción o terror tuvo la editorial hasta su cierre en 1986. Entre estos laburos podemos destacar la creación, junto a Joe Gill, del Capitán Atom en 1960, para la Space Adventures n°33.

En 1955 Ditko conoce a Stan Lee, que por esa época era un joven editor en la editorial Atlas (precursora de Marvel) y comienza a laburar para él a partir de la Journey Into Mystery n°33. De acá en más, alterna sus trabajos entre Atlas/Marvel y Charlton con alguna colaboración muy esporádica en alguna otra editorial, todas ellas con una temática bastante similar. En Marvel moja en Strange Tales, Amazing Adventures, Strange Worlds, Tales of Supense y Tales of Astonish, revistas que se manejaban más o menos de la misma manera: abrían con una fumanchereada de Monstruos Gigantes dibujada por Kirby, tenían una o dos historias mas en el diome y cerraban con una historia breve de corte surrealista o autoreflexivo, dibujada por Ditko y escrita por Lee.

30262503706Estas historias pegaron tanto que en 1961, la revista Amazing Adventures cambia su nombre a Amazing Adult Fantasy, para incluir solamente este tipo de historias y reflejar desde su titulo el corte más maduro de las mismas.Es por todos conocidos la historia en la que esta revista pasa a llamarse solamente Amazing Fantasy en su n° 15, qué personaje allí debuta y la increíble carrera que hace Ditko en los siguientes años en la Casa de las Ideas, donde además de al arácnido crea al Dr. Strange y hace algunas cositas en Hulk. Todo esto sin descuidar su laburo en Charlton, donde crea a Konga (una bizarreada de un gorila gigante que arranca en su propia revista en 1960) y se hace cargo de la revista de Gorgo, un émulo de Godzilla que venía de la pantalla grande. También es poco antes de dejar de trabajar en Marvel que retoma al Captain Atom.

ARACNOFOBIA

Excepto algunas colaboraciones en Charlton, entre 1963 y mediados de 1966 Ditko labura a full en Marvel, pero para cuando sale la Amazing Spider-Man n°38, ya está totalmente alejado de la editorial. ¿Qué pasó? Acá hay que aclarar que Ditko siempre fue completamente reacio a dar entrevistas o hablar de su vida privada, escudado detrás de la frase «No importa cómo soy yo; importa lo que hice y si lo hice bien o no». Por esto, hay muchísimos aspectos de su persona que permanecen en el más oscuro misterio, entre ellos los motivos de su alejamiento de Marvel. Hasta ahora, se han barajado dos teorías que tienen bastante peso:

ASM27_coverLa más popular dice que tuvo una discusión con Stan Lee acerca de quién debía ser el Green Goblin, en la que Stan quería que fuera Osborn y Ditko un completo desconocido; obviamente se impuso el criterio de Lee y el otro se fue a las puteadas. Y si bien nadie cree que estos sean los motivos, lo cierto es que la relación entre Lee y Ditko no era buena desde hacía mucho tiempo básicamente porque no se ponían demasiado de acuerdo con las ideas para los plots, lo que nos lleva a la segunda teoría.

Por esos tiempos, Ditko había adherido a la línea de pensamiento bajada por Ayn Rand, conocida como Objetivismo, la cual no aceptaba distintos grises en el balance entre el bien y el mal, es decir todo era o blanco o negro. Y justo en este periodo de Marvel parte de la gracia de sus comics estaba en explorar esos “grises” y esto habría alejado al dibujante de la editorial.

Más allá de las teorías pelotudas, en una de sus pocas declaraciones al respecto Ditko dijo lo siguiente «Yo sé por qué me fui de Marvel, pero nadie más en el universo lo supo ni lo sabrá. El propio Stan Lee eligió no saberlo, nunca escuchó los motivos por los que me fui”. En conclusión, lo mas probable es que jamás sepamos los motivos, salvo que nos llamemos Steve Ditko.

66CSOBREDOSIS LABORAL

Tras alejarse de la Marvel y acostumbrado a un nivel de producción brutal, Ditko empieza a agarrar cuanto laburo le ofrecen y de esta manera trabaja para Charlton (donde crea a Blue Beetle y a The Question), en ACG, en Dell (donde entre otras cosas dibuja los comics del Super Agente 86), en Warren (con historias cortas tanto para Creepy como para Eerie) y en Witzend, un proyecto independiente capitaneado por Wally Wood en el que crea a Mr. A. También acá es cuando moja en DC con esas dos historias cortas que mencioné al principio y además es uno de los grossos que se suma a la efímera movida de Tower (la editorial que lanza los THUNDER Agents). Es en el medio de esta vorágine laboral que DC lo llama para sumarse a sus filas en lo que parecía una movida excelente, pero por desgracia y por problema similares a los que tuvo en Marvel, su primer paso por DC fue brevísimo, aunque dejó dos creaciones cuya chapa perdura aún hoy.

LA HORA DEL ESPANTO

Lo dicho: Cuando se habla de la llegada de Ditko a DC se habla de la aparición del Creeper en 1968, y es apenas dos meses después de su debut en Showcase que arranca su propia serie regular, Beware the Creeper.

1df33e17ea424c159f9558a65894e668En esta Ditko escribe el plot del primer número, pero los guiones quedan en manos de Denny O´Neil, que firmó los primeros números con el pseudónimo de Sergius O’Shaugnessy. Así conocemos a Jack Ryder, un periodista que no se come ni la punta y que, mientras trata de rescatar a un científico en una fiesta de disfraces (esa es la excusa para que se pinte de verde, se ponga una peluca y los pelos rojos esos en la espalda) es herido de gravedad e inyectado con un suero que le aumenta la fuerza, los reflejos y las defensas; además le oculta en la herida un aparato transportador que le permite transformarse a voluntad. De los seis números que duro la serie, Ditko dibujó los primeros cinco y algunas páginas del 6, justo antes de irse de la editorial.

Ya sin Ditko y sin título propio, el Creeper se dedicó a yirar por los títulos de Batman, con apariciones en The Brave and the Bold y Detective entre 1969 y 1975. Luego Ditko retoma brevemente al personaje y en los ‘80, y salió de nuevo a yirar, pero esta vez por todo el DCU, cambiando de autores como de calzoncillo y sufriendo más manoseos que Pampita a la 5 de la tarde en el ferrocarril Roca. Creeper volvió a tener series y miniseries propias varias veces a lo largo de los últimos 30 años (recomendamos la de fines de los ´90, escrita por Len Kaminski), fue miembro de los Outsiders, recibió un nuevo origen, apareció brevemente una Creeper mujer, y ya en la etapa del New 52 se presentó una nueva versión del personaje (y de Jack Ryder) en la efímera revista de Katana.

(el lunes, la segunda parte)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios: