Segunda y última parte de la entrevista (vía e-mail) con el prolífico y galardonado historietista argentino.

Entrevista a Jok (parte 2)

19/10/2016

| Por Andrés Accorsi

1 comentarios

valkirianuevaportadacolorAndrés Accorsi: Vos trabajaste con varios guionistas muy distintos entre sí (Balcarce, Santullo, Max Aguirre…), e incluso escribiste algún guión para que otro lo dibujara. ¿Laburos con guión y dibujo tuyo, hay alguno que se me escape? ¿Qué onda esa tercera faceta de autor integral?

Jok: Hace algunos años estuve haciendo un policial muy estrafalario para la revista Magma, con guión y dibujos míos: «Simón Luzmala y el Retrato Robot». Me faltaría producir el capítulo final, que re-escribí recientemente y planeo dibujar, para completar la historia, el año que viene. Pero prefiero mil veces laburar dibujando guiones de otros y escribiendo para otros dibujantes. De esa manera se hace palpable el circuito de energía que va y viene y que, evidentemente, yo parezco necesitar para que la cosa avance. Dicho esto, respeto mucho el trabajo del buen autor integral… pero no todos los dibujantes tenemos el don de ser guionistas aceptables. Duele, pero es la verdad y cuanto antes uno la asuma, mejor rumbeado va a andar.

AA: Y derivado de la anterior: ¿qué diferencias notás entre la forma de pensar los guiones de los distintos guionistas argentinos o extranjeros con los que te toca trabajar?

bgh0001_proof_v5final-1Jok: Reflexionando rápidamente, no veo profundas diferencias entre los guionistas de allá y de acá con los que he laburado hasta ahora. Me ha tocado dibujar guiones con mucha carnadura y desarrollo de personaje con guionistas locales y extranjeros, por igual. Y también he sabido realizar material más esquemático y de fórmula en ambos ámbitos, sin diferencias en ese sentido. Pero, en general, podría afirmar que los guionistas de allá están atentos al desarrollo y perpetuidad de la propiedad intelectual (con cierta tendencia a la descompresión narrativa). Y, por otro lado, los guionistas rioplatenses son más propensos a cerrar el ciclo ficcional y generar cambios significativos y hasta definitivos en los personajes, con cierta desaprensión por su posible continuidad.

Como perlita, puedo mencionar que para «Caza Mayor» (Big Game Hunters, EEUU) he llegado a trabajar con un sistema similar al de Stan Lee, armando las secuencias y páginas basándome sólo en una escaleta o argumento (con total libertad, pero sin red. El guionista luego aplicaba diálogos sobre las páginas terminadas). A pesar de los pronósticos, pude hacerlo con cierta comodidad y el guionista quedó muy contento con los detalles, instancias y secuencias que me atreví a agregar (siempre recuerdo el consejo de Eduardo Risso, aquello de no quedarse sólo con lo que marca el guión, sino más bien tomarlo como punto de partida e involucrarse para hacerse dueño y proponer y aportar activamente a las escenas). Tanto así que recientemente me han ofrecido ser co-creador y guionista de ese título.

promo021Un detalle particular que sí puedo aportar es el del laburo sobre licencias… ahí el guión es un poco más esquemático porque debe respetar varias pautas (no siempre narrativas) y los cambios en los personajes deben ser circunstanciales y serviles al desarrollo de la licencia. Esa sería la diferencia más grande que puedo mencionar, en mi humilde experiencia.

AA: Tenés fama de gran contador de anécdotas. ¿Te animás con alguna anécdota graciosa o escabrosa que involucre a autores, editores o fans del comic?

mixtape-3Jok: En mi viaje a Beijing, me tocó presenciar la apertura de la exhibición en mi segundo día ahí. Nos llevaron a un lugar muy cogotudo y protocolar, en el que había un escenario desde el que hablaron las autoridades, embajadores y demás. El asunto es que yo estaba al lado de un artista chino veterano muy famoso y muy buena onda. En fin, llegó el momento en que comenzaron a nombrar uno a uno a los participantes del evento (artistas europeos y… yo). ¿Y a quién te parece que nombran primero? no había otra, tenía que ser yo. Mi instinto de conservación me dictó, sabiamente, quedarme piola. Pero en eso, el artista chino que tenía a mi lado me pone la mano en la espalda y me da una especie de empujoncito. Era obvio que tenía que subir al escenario, desde luego. En ese momento pensé, con instinto de lateral, que si pasaba la mitad de la cancha, tenía que terminar la jugada. Esta elucubración llevó microsegundos. Entonces me mandé con todo y subí al escenario saludando Y TIRANDO BESOS al público que me aclamaba. cuando llego al escenario veo que hay un grupo de personas haciendo señas elocuentes de que me tenía que bajar. En fin, cuando volví a la comitiva que todavía se encontraba entre el público, el dibujante italiano Stefano Cassini me dijo: «JE, PROTAGONISSTA». Y esa fue una de las tantas desventuras de un porteño en Beijing.

AA: Y última: Contanos lo que se pueda acerca de los proyectos en los que estás trabajando actualmente.

14231872_1165821370105811_1000848281170418018_oJok: Actualmente me encuentro trabajando para la editorial Titan, de Inglaterra, desarrollando una licencia perteneciente a los estudios Weta (aquellos encargados de los FX de El señor de los anillos y otras películas de alto perfil. Con guión de Ron Marz y Andy Lanning, nada menos). Aún no se anunció, pero el asunto viene por el lado del Steampunk. Paralelamente, seguimos con la producción de «Ladrones y Mazmorras» para Aces Weekly, el sitio de historietas digitales de David Lloyd (junto a Rodolfo Santullo y Magnus. ¡Qué bien que la pasamos haciendo eso! y ahora puede leerse también en el e-zine de Loco Rabia, todos los lunes).

Ahora mismo acaba de salir la edición argentina de «Valkiria» (junto a Balcarce) y se están ultimando detalles de la edición brasilera de «Cuarenta Cajones» (junto a Rodolfo Santullo). Y tengo en carpeta terminar «Simón Luzmala y el Retrato Robot» para el año que viene, recopilar el material realizado por La Productora para Fierro «Gayolas» y «El Pacto de Freud» (con Gervasio), desmarcarme e intentar retomar eventualmente «Merlín» (con Santullo), «Control de Plagas» (con Max Aguirre) y «Las Lilas del Infierno» (horror gauchesco, con Sebastián De Caro). Ya estamos abordando un libro con Luciano Saracino, que no es de historieta pero que nos cebó como a dos niños y que presumo que verá la luz (¡o las tinieblas!) el año que viene. Para EEUU, hay planes de producir una novela gráfica sobre el Titanic (junto a Gervasio y Lara Lee) y, tal vez, retomar «Get Lucky» (con Wright y Lender) o «Big Game Hunters» (con Shon Bury). Por último, tengo pendientes algunas muestras y proyectos con guionistas extranjeros, entre los que se encuentra Ron Marz. Seguramente algunos de estos proyectos se irán vehiculizando y otros se irán posponiendo, lo importante es seguir avanzando con la cabeza volada y los pies en la tierra.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

Un comentario