Ahora que se está editando el manga en nuestro país, es un gran momento para revisitar esta magnífica obra de Hiromu Arakawa.

Fullmetal Alchemist (parte 1)

22/03/2021

| Por Fede Velasco

3 comentarios

D_NQ_NP_943659-MLA42234498877_062020-OUna famosa canción de Pappo rezaba “Nadie se atreva a tocar a mi vieja, porque mi vieja es lo más grande que hay” y es un poco con esta idea que arranca la serie.

Edward y Alphonse Elric son dos pibes hijos de un alquimista desaparecido que heredaron de su padre un gran dominio de este arte, viven felices en una pequeña casa campestre junto a su madre en Rizenbull y creen entender a la perfección la ley fundamental de la alquimia que reza: El hombre no puede obtener algo sin dar algo a cambio, la llamada ley de “intercambio equivalente”.

Pero ¿qué pasa cuando su madre muere producto de una enfermedad terminal? Los chicos se creen capaces de traerla de vuelta a la vida violando el mayor tabú que tiene la alquimia, la transmutación humana. Lógicamente todo sale para el orto y Ed pierde una pierna, mientras ve a Al desvanecerse en el aire. Inmediatamente toma una armadura que tenía cerca, ata el alma de su hermano a esta y da un brazo como pago. Así arranca la historia, con un chico de 11 años sin un brazo y una pierna y su hermano un año menor transformado en una armadura gigante. Una premisa más que interesante.

unnamedAh, qué idea más copada… un pibe que es una armadura gigante… ¡por eso Full Metal Alchemist!! ¡NO!! A lo largo de toda la serie este será un chiste recurrente, pero el Alquimista de Acero (así lo llaman en la traducción) es en realidad Ed quien, después del accidente y gracias al talento de las “chicas” Rockbell reemplaza sus miembros faltantes por piezas de automail. Se trata de prótesis metálicas que se conectan al sistema nervioso, como perfecto reemplazo de miembros amputados, mediante un complicado y doloroso procedimiento. Por suerte, las vecinas de los Elric son especialistas en el tema, porque si no, tendríamos Full Wheelchair Alchemist y no sería demasiado divertido de ver.

Así es como Ed queda en “perfectas condiciones” para convertirse en un Alquimista del estado, lo cual detesta porque lo transforma en un “perro del ejército” (Gun no Inu, en el original), con el título de “Full Metal Alchemist”. Pero esto le permite tener acceso a un montón de libros e información que no están disponible para el alquimista promedio, los cuales le ayudarán en su búsqueda de la Piedra Filosofal. Digamos que a Ed no le hace mucha gracia ver que su hermanito es una armadura gigante y piensa devolverle su cuerpo de cualquier manera, pero como la transmutación humana es algo imposible (ya lo aprendieron de la peor manera) se dan cuenta de que necesitan encontrar la Piedra Filosofal y toda la seria girará en torno a esta búsqueda.

imgres¿LOS NENES CON LOS NENES, LAS NENAS CON LAS NENAS?

Creo que lo que más llama la atención es que el autor de esta obra sea una mujer. Hiromu Arakawa es una artista nacida el 8 de mayo de 1973 en Hokkaido. Creció en una pequeña granja, lo cual posiblemente inspiró la imagen por la cual es reconocida, una vaca. En 1999 publica Stray Dog, un unitario para la revista Monthly Shonen Gangan que le valió el primer premio en la novena entrega de los Premios 21st Century «Shounen Gangan». Al año siguiente edita otras dos historias cortas para el mismo semanario, “Totsugeki Tonari no Enikkusu” y “Shanghai Youma Kikai”. En el 2001 arranca con su primera serie regular en dicho semanario para la editorial Square Enix: en Agosto de ese año debutaba Hagane no Renkinjutsushi, “Full Metal Alchemist” para los que no entienden japonés, Hagaren para los fans más hechos mierda.

1560908133_CJlc7S5A diferencia de otras mujeres que se desempeñan en este medio (como Rumiko Takahashi o en algunos casos las CLAMP), esta mina entiende a la perfección lo que es escribir para varones. Con esto no quiero decir que las otras no lo hagan, pero no es infrecuente ver a estas autoras transformar un manga Shonen en una telenovela insostenible. FMA, por suerte, carece prácticamente de situaciones románticas y por extraño que parezca, también tiene bastante poca acción. Se trata por sobre todas las cosas de una historieta de aventuras, con muchos toques de humor. Y creo que acá reside la posible clave del éxito de la serie. Arakawa menciona entre sus influencias a Star Wars y la saga de Indiana Jones (claros ejemplos del cine de aventura), pero no deja de ser una chica y esto parece notarse a un nivel más empático, en ese toque distintivo, propio de la serie, con esas escenas de fuerte dramatismo y chistes que en ocasiones rozan el surrealismo por lo bizarro, los cuales por momentos recuerdan la dinámica de la Liga de la Justicia de Giffen y DeMatteis.

84985dad77b246812effb230379ba0751490236838_fullOtra cosa que suma muchos puntos es el dibujo: Arakawa maneja un estilo muy sencillo de figura humana, pero pone especial detalle en cosas como armaduras o los componentes de automail. Su gran talento para el dibujo también colabora para darle a la serie ese equilibrio del que hablaba antes, que la vuelve interesante para hombres y mujeres por igual.

(El lunes, la segunda parte)

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • El dibujo está sarpadísimo…

    Comentarios

    Papepipopum

    23/03/2021 - 18:55

  • Creo que sacando Bakuman, es el único shonen que me atrapó (al punto de que me encanuté los últimos 17 tomos el verano pasado y me los bajé de una)

    Comentarios

    bazillusgg

    23/03/2021 - 17:11

  • Intente ver el anime pero me resulto aburridisimo, intente hasta el tercer capitulo. Muy buena animación pero no me llega.

    Comentarios

    chuliverm

    23/03/2021 - 17:08