Mucha más data sobre el gran manga de Hiromu Arakawa, para cebarte a full.

Fullmetal Alchemist (parte 3)

05/04/2021

| Por Fede Velasco

0 comentarios

D_NQ_NP_902973-MLA44784517268_022021-OVOLVAMOS AL MANGA

La serie de 108 capítulos, que luego fueron recopilados en 27 tomos, se publicó en Japón hasta Junio del 2010, y por suerte se encuentra completa en la edición nacional de Editorial Ivrea.

Un detalle no menor a tener en cuenta es que los nombres de los personajes son en inglés. Por ahí a primera vista esto parece normal, ya que estamos acostumbrados a sufrir los horribles doblajes en los que hacen mierda los nombres de los personajes. Pero no, en FMA los personajes se llaman así porque la acción transcurre en una realidad alternativa donde la alquimia prosperó como ciencia y se mantiene vigente en los inicios del Siglo XX. Amestris es un país bajo un régimen marcial, gobernado por un Fuhrer (“el Generalísimo” en la edición española de Norma). La cultura que lo rige es básicamente europea y por eso es que los personajes no tienen elementos en su trasfondo que los asocie a la cultura japonesa.

Al tratarse de un país con un régimen militar fuerte, es obvio que entre en guerra con países vecinos: así es como la tierra de Ishbal ahora forma parte de su territorio después de una terrible guerra. Esto funciona como clara referencia a las guerras del Oriente Medio, ya que los Ishbalanos son de una fuerte creencia religiosa monoteísta y consideran a la alquimia como una práctica satánica. De rasgos físicos muy marcados (ojos rojos y piel cobriza), son claramente diferenciables del resto de la población, lo cual los hace víctima del rechazo. Un detalle no menor y muy bien llevado en la serie es cómo esta gente, totalmente descastada y librada a la buena de Dios, que vive en la indigencia víctima de la discriminación, a su vez discrimina a los suyos que practican alquimia por considerarlos impuros, una clara alusión a los pormenores del fanatismo religioso y una importante crítica social que está bueno ver en una serie de este tipo.

fa118277-4a56-4716-9aac-f0e777396f5fOtra cosa que me sorprendió y me motivó es lo truculento de la serie. Ya desde la primera página del manga, vemos a Ed con su muñón sangrante frente al círculo alquímico, puteándose a sí mismo porque las cosas le salieron para el orto. La autora nos deja en claro que, de ahí en adelante, todo puede pasar y realmente no duda en demostrarlo. Ningún personaje está exento de sufrir de maneras horribles, cualquiera puede morir y, por sobre todas las cosas, acá no hay buenos y malos: todos gozan de una hermosa ambigüedad.

Como mencioné con anterioridad, el trabajo de Hiromu Arakawa a la hora de construir a los personajes es magistral y a lo largo de los muchos tomos que tiene la serie, nos hace cambiar nuestra forma de ver a unos cuantos, al poner todo el tiempo en juego la humanidad de los mismos. Acá no hay héroes impolutos o villanos malísimos, todos tienen defectos y virtudes, y muchas contradicciones propias del ser humano, lo que hace más sencilla la identificación y nos sumerge mucho más en el mundo que la autora nos quiere presentar.

Como ya dije, los hermanos Elric arrancan haciendo algo que está prohibido y Ed no duda en meterse en la milicia a pesar de detestar todo lo que ésta representa. Incluso en más de una oportunidad no tendrá reparos en desobedecer órdenes de un superior porque van en contra de sus planes. Claramente no estamos frente a un héroe tradicional.

Illustration_of_Fullmetal_Alchemist_CharactersPor el otro lado, los personajes secundarios son en su mayoría militares o alquimistas del estado, por lo cual su moral es bastante cuestionable y todos en el fondo tienen algún motivo personal que los moviliza. Incluso los villanos son bastante ambiguos y por momentos uno hasta llega a entender sus motivos y a no verlos de tan mala manera.

En materia de villanos los más recurrentes son Los Homunculii. Nombrados como los pecados capitales, se trata de humanos creados artificialmente, son prácticamente inmortales y cada uno tiene un poder especial. Se los reconoce porque están marcados con el símbolo de Orouboros, una serpiente que se come su propia cola, la cual representa la continuidad de la vida. Profundizar en sus motivaciones y sus orígenes sería deschavar parte fundamental de la trama de la serie y no quiero cagarle los detalles a nadie.

También se suman a la partida algunos personajes del vecino país de Xing. Con una clara raíz oriental, diría más bien de China, estos personajes también están en la búsqueda de la inmortalidad para llevársela a su emperador y hacer subir el status social del clan al que pertenecen.

5Un detalle no menor es que -conforme la serie avanza- el protagonismo de Ed y Al, no quiero decir que se diluye porque siguen siendo las piezas clave de todo lo que sucede, pero como que empiezan a compartir mucho más el spotlight para que brille también otro montón de personajes que ganan protagonismo. Esto es parte de ese proceso en el cual la trama se vuelve más compleja y pasa de ser una simple búsqueda de dos pibes a un conflicto que pone en jaque el destino de una nación entera. Si bien la meta siempre es recuperar sus cuerpos, cuando se destapa la olla, y se descubre el verdadero origen de la piedra filosofal y las implicancias morales de su utilización, la trama se vuelve mucho más intrincada y no puede quedar solamente en mano de los hermanos Elric.

Otra cosa interesante que tiene la serie es el desarrollo de los personajes femeninos, otra vez muy posiblemente debido a que estamos frente a una autora mujer. Pero las féminas que aparecen a lo largo de la historia son de las más variopintas cualidades: ninguna esta ahí solo como un interés romántico o para ser puesta en peligro una y otra vez a la espera de que algún gallardo caballero la salve. Acá hay chicas inteligentes, fuertes y de armas tomar en algunos casos. Y lo más interesante es que ninguno de estos personajes se sienten forzados, ellas están ahí para cumplir su función y aporarle a la historia tanto como sus contrapartes masculinas, algo bastante poco habitual en el shonen, donde las chicas suelen ser muy menospreciadas más allá de funcionar como intereses románticos de los protagonistas.

d73467c57626d131158372a0fb7a546cTratar de hacer un análisis más profundo o seguir ahondando en lo que sucede es prácticamente imposible sin caer en un centenar de spoilers que le arruinarían la experiencia a quien no haya tenido la oportunidad de leerlo y es algo que de verdad no quiero hacer, porque bien vale la pena entrarle sin asco a la saga, que -como dije más arriba- se consigue fácilmente en su edición local.

 

(El lunes, una nueva entrega)

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: