En 2001 y de la mano de Kevin Smith, le llega la hora de la resurrección al viejo y glorioso Oliver Queen.

Green Arrow (parte 13)

15/05/2019

| Por Andrés Accorsi

2 comentarios

Green_Arrow_Vol_3_44

  1. TARDA EN LLEGAR…

Green Arrow Phil Hester Kevin Smith (7)Salto bastante brutal a Febrero de 2001, cuando finalmente DC lanza una nueva serie regular de Green Arrow, protagonizada por… ¡Oliver Queen! Pero, ¿no lo habíamos visto morir en el nº101 de la serie anterior? Obvio que sí, pero a Kevin Smith se le ocurrió una forma de traerlo de vuelta, y eso es lo que va a explorar el exitoso cineasta a lo largo de los 10 primeros episodios, que conforman una saga llamada Quiver.

Flashback a varios años antes, cuando Mike Carlin (legendario coordinador de DC) lleva a Kevin Smith a recorrer las oficinas de DC en New York. Smith estaba trabajando en un guión para una película de Superman que nunca se filmó, y durante esa visita guiada se cruzó con el coordinador de la revista de Green Arrow, que en ese entonces era Darren Vincenzo. Así, de la nada, le tiró “el día que quieras ver a Green Arrow entre las 20 revistas más vendidas del mercado, pegame un llamadito”. Pasó un año, y cuando ya se había estrenado Chasing Amy (el primer largometraje realmente exitoso de Smith), Vincenzo convocó al guionista y se reunieron a intercambiar ideas. Pero en el medio, Smith ya se había comprometido a escribir Daredevil, los comics con sus personajes para el sello Oni, una nueva película (Dogma), y además se casó y tuvo una hija. Parecía que nunca iba a llegar el momento de verlo a Smith en Green Arrow, hasta que DC contrató al coordinador Bob Schreck, viejo amigo de Smith quien supervisara los comics de Jay & Silent Bob para Oni. Ahí todo se encaminó, y DC (que tomó nota de los problemas de periodicidad que tuvo Daredevil durante la etapa de Smith y Joe Quesada) anunció la serie cuando estuvieron entregados los seis primeros guiones del cineasta, guionista y a vece actor y conductor de TV.

360x480bbSmith no tuvo problemas para imponer al dibujante, el gran Phil Hester, que también había trabajado con Schreck en los comics de Oni. Y a Schreck se le ocurrió sumar como portadista a otro de sus amigos más cercanos, nada menos que el maestro Matt Wagner. El nº1 de la segunda serie de Green Arrow no sólo estuvo entre los 20 más vendidos del mes en que apareció. Se colocó en el sexto puesto del ranking de ventas y fue el título de DC más vendido de ese mes, con más de 85.000 ejemplares.

En aquel entonces, un periodista le preguntó a Kevin Smith por qué le interesaba escribir a Green Arrow, un personaje de poca prominencia en el Universo DC, y Smith respondió “precisamente porque tiene poca prominencia. Es un héroe de la B o de la C, no está considerado entre los más grossos. Y eso me hace sentir más seguro, porque si la cago con esta revista, no va a ser un fracaso atronador como si la cagara en un título como Superman o la JLA. Siempre digo que si vamos a fracasar, conviene fracasar en algo con perfil bajo. También me gusta el hecho de que a Green Arrow no lo motive un hecho traumático de su pasado, sino que sea héroes simplemente porque es lo que le parece correcto. Ese altruismo no es muy frecuente en los héroes modernos. Y además siento que los lectores se pueden identificar fácilmente con él. No podemos ser Superman, no podemos ser Wonder Woman, no podemos ser Spider-Man… pero podríamos ser Green Arrow. Es un tipo que tira flechas, nada más. Es realmente grosso en esa disciplina, pero es un tipo normal”.

garr01_15nm26. PAPÁ ESTÁ DE VUELTA

A todo esto me falta decir que Quiver no me parece tan gran cosa. Se trata de una saga estiradísima, que narra en 10 episodios algo que se podía narrar tranquilamente en seis, y para peor el truco al que recurre Smith para traer de nuevo a la vida a Oliver Queen me resulta muy poco convincente. Y sin embargo, la primera lectura de la saga es satisfactoria. El primer número recuenta la historia del Arquero Esmeralda y termina con la confirmación de que Ollie está vivo. El segundo es un episodio muy, muy hablado, en el que nuestro héroe vuelve a la acción con un traje prácticamente idéntico al que le diseñara Neal Adams en los ´60, sin olvidar ni siquiera el antifaz. Para el tercero, Smith empieza a desarrollar a una nueva sidekick para Green Arrow, mientras el héroe resucitado tiene su primer combate posta contra un supervillano, en este caso Black Manta. Esto deriva en un encuentro con Aquaman y en su posterior visita al atalaya de la JLA. Más tarde llegarán los reencuentros con Roy Harper y Black Canary, pero antes habrá un combate con Etrigan, que marcará un poco el rumbo de los cuatro episodios finales: para completar el regreso de Ollie al plano de los vivos falta un elemento de índole mística, y hacia allá encamina Smith el tramo final.

Green-Arrow-004-2001-digital-Empire-007Por ese lado se justificarán las apariciones de Deadman, Zauriel, el Phantom Stranger, el espíritu de Barry Allen, y lo más esperado: el mano a mano con Hal Jordan, ahora convertido en Spectre. Entre diálogos muy afilados y escenas de acción bastante intrascendentes, los últimos tres episodios subirán la apuesta con la entrada en escena de Connor Hawke y apariciones de personajes tan poco probables como Roderick Burguess (el captor de Morpheus, o The Sandman) o Stanley y su Monstruo. La verdad es que a Quiver no le faltan escenas emotivas ni momentos impactantes, pero no daba ni ahí para tantas páginas.

Los nºs 11 y 12 son más tranquilos, con más desarrollo para la relación entre Ollie y Connor, más romance con Black Canary, un brevísimo combate con el Riddler y el inicio del entrenamiento formal de Mia Dearden para convertirse en la nueva Speedy. Y entre los nºs 13 y 15, Kevin Smith narrará su última aventura de Green Arrow, un duro y sangriento combate con un nuevo villano llamado Onomatopoeia, quien dejará a Connor al borde de la muerte. Son los tres números menos hablados de la Era Smith, donde más se lucen los dibujos y los recursos narrativos de Phil Hester.

e6586d7b5911f0578d0af165207da0b5._SX1280_QL80_TTD_Y no hay más. La serie continuará durante varios años, Hester y Matt Wagner se quedarán unos cuantos números más, pero acá, antes de que se termine el 2002, se termina la relación entre Kevin Smith y Green Arrow, el personaje al que trajo de vuelta y convirtió en atractivo para un montón de fans que nunca le habían dado pelota. Smith retomará a Onomatopoeia años más tarde, pero con Batman como antagonista y otros guionistas seguirán contando las andanzas de Oliver Queen y sus amigos… andanzas que seguramente repasaremos en la próxima entrega.

(muy pronto, la decimocuarta entrega)

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • una etapa que me hubiera gustado leer, mas alla de que GA no me llama

    Comentarios

    chuliverm

    27/05/2019 - 21:13

  • Esta fue la primera serie del personaje que empecé a comprar (aunque en forma de back issues, porque para cuando arranqué a hacerlo, en el 2008, ya había cerrado y salía Green Arrow/Black Canary). Y si bien, todavía me restan conseguir una veintena de issues, los que mas me interesaron de entrada fueron los primeros 21 con los arcos argumentales Quiver, The Sound of Violence y Archer’s Quest (me falta el #12, cuando se enfrenta a Hawkman, que en cualquier momento pido afuera). A Onomatopeia, además de en una saga de Batman (que no leí), ¿se lo vuelve a ver en algún lado? ¿Se contó su origen?

    Comentarios

    Knightwing

    18/05/2019 - 13:48