Séptima entrega de esta mega-nota, centrada las aventuras del Arquero Esmeralda aparecidas en el período 1977-1986.

Green Arrow (parte 7)

21/11/2018

| Por Andrés Accorsi

3 comentarios

Green_Arrow_logowf254_00713. DE VUELTA EN WORLD´S FINEST

En Mayo de 1977, mientras Green Arrow comparte revista con Green Lantern y aparece regularmente en las páginas de Justice League of America, la revista World´s Finest Comics vuelve a convertirse a partir del nº 244 en una antología con muchas páginas. Así es como, para complementar a la aventura principal (la que comparten Superman y Batman) se suman historias cortas de varios personajes que no tenían serie propia. Green Arrow y Black Canary tienen, al principio, cada uno su propio back-up. Pero la revista en algún momento pasará de bimestral a mensual, perderá algunas páginas en el camino, y no serán pocas las historias en las que ambos miembros de la pareja compartan el protagonismo en estos breves segmentos de 10 páginas.

Junto a Superman y Batman, Green Arrow es el único personaje que aparecerá en todos los números de esta etapa de World´s Finest. De hecho, hay back-ups de Green Arrow en los nºs 283 y 284 (Sep. y Oct. 1982), cuando la revista ya regresó al formato tradicional de 32 páginas y eliminó a todos los personajes segundones para volver a centrarse en los team-ups entre los dos íconos de DC. Pero no hay mucho para festejar. Entre 1977 y 1982, la larga estadía de Ollie en World´s Finest sólo sirvió para acumular páginas, que contribuyeron poco y nada a ampliar su universo, o a hacer avanzar su historia. Algunas aventuras más o menos destacables de esta etapa son la primera aparición del Count Vertigo (primero como enemigo de Black Canary), “Nothing But a Man” (en la que Ollie se postula a intendente de Star City y pierde), el team-up con Hawkman (nº 259) y la epopeya extra-large del nº 250, en la que se unen Batman, Superman, la Wonder Woman de Tierra-2, Green Arrow y Black Canary para enfrentar a los nazis. El resto, se queda en la anécdota, en episodios menores en los que, básicamente, no pasa nada.

wfc250En cuanto a los autores, a lo largo de esos cinco años metieron mano en los back-ups de Green Arrow una verdadera legión de guionistas y dibujantes, casi una guía telefónica de lo que fueron los ´70 en DC Comics. A cargo de los guiones estuvieron Tony Isabella, Elliot S! Maggin (que conocía bien a los personajes a raíz de su trabajo en los back-ups de Action Comics), Denny O´Neil (otro que llevaba años guiando los destinos de Ollie y Dinah), Paul Kuppeberg, el veterano Bob Haney (quien le diera chapa a Ollie en Brave & the Bold), el ignoto Bud Simons, Gerry Conway (que escribía a la dupla en Justice League y aportó muchísimos guiones en World´s Finest), Mike W. Barr (el otro que metió gran cantidad de historias cortas, y del que vamos a hablar más dentro de un rato) y Joey Cavalieri, quien sería el autor central de la próxima etapa que vamos a repasar (ya viene, tranqui).

Entre los dibujantes, el que más colaboró en esta etapa fue el maestro Trevor Von Eeden, a quien vimos mejorar a pasos agigantados durante estos años. Pero también estuvieron involucrados Michael Netzer, Sal Amendola, Jerry Bingham, Romeo Thangal, veteranos como Dick Dillin, Gil Kane o Dan Spiegle, el argentino José Delbó, el horrendo Alex Saviuk y uno de mis dibujantes favoritos de esa época, el malogrado Don Newton. Todo este material no se recopiló nunca en libros y está bastante olvidado, en buena medida con justa razón.

tec_559_00414. CUATRO AÑOS MAS

En Diciembre de 1982, Green Arrow vuelve a encontrar un hogar para sus aventuras, ahora como complemento de Batman en las páginas de Detective Comics. Entre los nºs 521 y 567 (Oct. 1986), el Arquero Esmeralda falta a la cita sólo en el nº 526, que es un número especial en el que se festejan las 500 apariciones de Batman en esta revista. Tenemos, entonces, 45 apariciones más de Green Arrow en Detective Comics, que se convertirá en la única revista donde veamos a Ollie y Dinah a partir de 1984, cuando ambos abandonen las filas de la Justice League.

La inmensa mayoría de estos back-ups están escritos por Joey Cavalieri, un guionista bastante del montón, que al principio se resiste a usar a Black Canary, pero más tarde la termina incorporando (de hecho, acá la vemos estrenar su traje ochentoso, en el nº 554). En general, tenemos aventuras chiquitas, ambientadas en Star City, sin grandes agregados al mito de Green Arrow. En plena época de Ronald Reagan, los guiones nos muestran sobre todo violencia urbana, una sociedad decadente y sin esperanzas. No es ni el grim ´n gritty del Daredevil de Frank Miller, ni la constante bajada de línea socio-política de Denny O´Neil, pero dentro de todo, zafa. El personaje más interesante que suma Cavalieri es Onyx (nº 546), la artista marcial que volverá ya en este siglo, enroscada primero en los títulos de Batman y más tarde en Birds of Prey. Entre los dibujantes hay que nombrar de nuevo a Trevor Von Eeden, Irv Novick, Paris Cullins, Adrián Gonzales, Chuck Patton, Stan Woch, y a los dos que aportaron más páginas a esta etapa: primero un Shawn McManus que daba sus primeros pasos, y después Jerome Moore, un dibujante muy bueno, bastante identificado con los comics de Star Trek, que hace ya varios años abandonó la historieta para dedicarse a la animación.

50to1posterLas dos aventuras que más dieron que hablar en esta época (las únicas que se han reeditado en libros, además) no están escritas por Cavalieri. Una es “Night Olympics”, narrada en los back-ups de los nºs 549 y 550 por el glorioso Alan Moore y el maestro Klaus Janson. Y la otra es la del nº 559, donde Ollie y Dinah, en vez de ocupar el back-up, viajan a Gotham para compartir la aventura central (y única del número) con Batman y Catwoman, en la época en la que Selina era buena. Esto lo firman los autores titulares de esta (muy buena y bastanta sub-valorada) etapa de Detective: los legendarios Doug Moench y Gene Colan.

En medio de todo esto, entre Mayo y Agosto de 1983, Green Arrow protagoniza por primera vez en su historia su propia revista. Es una miniserie de apenas cuatro números, pero por algo se empieza. El guionista es Mike W. Barr, que ya tenía unos cuantos back-ups del arquero a cuestas, y la trama… es bastante floja. Ollie tiene que resolver el misterio de un asesinato (la occisa es una amiga suya, que le deja una cuantiosa fortuna), y se termina convirtiendo él mismo en blanco del homicida. No mucho más. Aparecen Black Canary, el Count Vertigo y otro villano demasiado pedorro como para recordarlo ahora.

3-arrow¿Por qué no se considera a esta miniserie un horror digno de ser completamente olvidado? Porque el dibujante es Trevor Von Eeden, y acá lo vemos muy inspirado, muy osado, dispuesto a mostrar todo lo que aprendió leyendo las historietas del mítico Alex Toth (si bien su formación como dibujante fue en el estudio de Neal Adams). Para los standars actuales, quizás Von Eeden no fuera un vanguardista y quizás esta saguita de Green Arrow no califique ni para “basura que se reivindica por una cuestión de nostalgia”. Pero hace 35 años, era un material bastante digno en el contexto de un mainstream de DC que empezaba a renovarse muuuuy de a poco.

(Muy pronto, la octava parte)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • La próxima parte de la nota: Long Bow Hunters and Beyond!!! Wiiiii!!!!! (igual, leí repoco de lo Mike Grell: lo que sacó Zinco y nada mas 🙁

    Comentarios

    Knightwing

    22/11/2018 - 02:54

    • Así es. Para todos los que esperaban la etapa “adulta” del personaje, se viene ya, en la próxima entrega.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      22/11/2018 - 10:43

  • La verdad es increible lo mal que trataron a todos los personajes. Personajes con tanta fuerza y tan mal tratados.

    Comentarios

    chuliverm

    21/11/2018 - 19:58