Ciencia ficción, narrativa histórica, mitología, religión, drama, todo en una sola historia ambiciosa y cautivante, a cargo del gran Bryan Talbot.

Las aventuras de Luther Arkwright (parte 1)

12/09/2018

| Por Andrea Vega

10 comentarios

1654320-1MAESTRO DE MAESTROS

El personaje de Luther Arkwright apareció por primera vez en las páginas de Mixed Bunch Comics en 1976. Bryan Talbot, su autor, lo había concebido como una mezcla entre Clint Eastwood y Jerry Cornelius, de Michael Moorcock. La historia, titulada The Papist Affair, era una comedia de aventuras y presentaba a Luther como un mercenario contratado para recobrar unas valiosas reliquias robadas por un grupo de sacerdotes “chauvinistas” y, a pesar de contener referencias a diferentes paralelos, se trataba de un unitario sin ninguna relación con la saga en sí.

Luego de aquella publicación, Talbot comenzó a delinear otras posibilidades para la historia, la atmósfera y el personaje. En 1978, con estos elementos ya definidos, The adventures of Luther Arkwright comenzó a serializarse en la revista Near Myths. Sin embargo, esta antología duró solamente 5 números y la narrativa aún no incluía muchos de los flashbacks que exploraban el origen del personaje. En 1982 fue seleccionada para Pssst!, otra antología de comics que duró sólo 10 números. En esta ocasión, el trabajo anterior fue reimpreso y llevó la narrativa hacia lo que Talbot describe como “su primera pausa natural”. Nuevamente la historia quedaba inconclusa, salvo que esta vez el editor de la antología, Serge Boissevain, estaba tan ansioso por ver cómo seguía que patrocinó a Talbot para ayudarlo a concluir su trabajo. Así, el primer volumen recopilatorio fue publicado en 1982; el segundo apareció en 1987, seguido por la edición de la serie completa –en 9 episodios de 32 páginas- a cargo de Valkyrie Press, con los dos últimos números conteniendo material inédito. El último volumen recopilatorio apareció en 1989.

luther-arkwright-talbot-pagina1-1-e1468704133837MULTIVERSO DE POSIBILIDADES

La realidad no es una sola. En lugar de la historia sólida y única que conocemos, nuestra existencia está dividida en realidades paralelas, cada una de ellas ubicada en su propia dimensión y con una historia alternativa. Con el equipamiento adecuado, es posible que una persona se traslade entre ellas y pueda interactuar con sus otros “yo”.

Existen dos bandos en conflicto por el control de las realidades. Por un lado están los Disruptores, un grupo que secretamente ha manipulado el desarrollo de las diversas Tierras. Del otro están los habitantes del Paralelo Cero-Cero, cuya posición estable en el multiverso les ha permitido lograr la paz y poseer la más avanzada de las tecnologías. Habiendo descubierto las actividades de los Disruptores, Cero-Cero reclutó agentes que pudieran ser enviados a otros paralelos para oponerse a sus malignos planes. Uno de estos agentes es Luther Arkwright, un hombre con vastos poderes psíquicos que existe en un solo universo a la vez y es capaz de viajar entre las realidades a voluntad. Luther es asistido por Rose Wylde, una telépata cuyas diversas encarnaciones son capaces de comunicarse entre sí a través de los paralelos.

 

809545-lutherAl descubrir que los Disruptores han activado a Firefrost, un dispositivo capaz de desestabilizar y destruir el multiverso, Arkwright es dirigido al Paralelo 00.72.87. Su misión será ayudar a la familia real destronada en sus esfuerzos por derrocar al opresivo régimen Puritano –un títere de los Disruptores. De este modo, los Realistas tendrán una oportunidad de ganar, o al menos de causar suficientes problemas para forzar a los Disruptores a enviar ayuda para proteger sus intereses. Esto le permitirá a W.O.T.A.N. (una súper computadora al servicio de Cero-Cero) localizarlos y rastrear a Firefrost antes de que éste acabe con todas las realidades. Pero los Disruptores están concientes de la existencia de Arkwright, e intentarán destruirlo y asegurarse de cumplir sus objetivos.

Ciencia ficción, narrativa histórica, mitología, religión, drama, todo en una sola obra. Una historia tan ambiciosa siempre corre el riesgo de caerse por su propio peso, pero Talbot logra mucho más que mantener la coherencia; cada hilo argumental se entrelaza cuidadosamente con los otros, haciendo que todo tenga un propósito. El concepto inicial no podría ser más simple –héroes contra villanos, un protagonista con poderes extraordinarios, un Arma Suprema, un maligno plan para destruir al mundo. Pero sin duda, la forma de contar la historia y de combinar los elementos puede convertir a la más simple de las premisas en algo mucho más grande, y es ahí donde Talbot fue un adelantado a su época.

arkwright_091-21El autor se había propuesto lograr un comic lo más sofisticado posible, lejos de las fórmulas repetitivas que caracterizaban este medio. Los primeros episodios presentan una narrativa compleja, con flashbacks enfocados en los primeros años del personaje intercalándose con su misión en la Inglaterra neo-puritana, evitando el uso de efectos sonoros, líneas cinéticas, globos de pensamiento, y el excesivo melodrama. También experimentó con un estilo visual diferente, en blanco y negro, con gran influencia de los grabados victorianos, William Hogarth, Gustave Doré, y artistas europeos como Moebius. Las múltiples referencias históricas abarcan desde la conquista normanda hasta la era de Thatcher en un intento de lidiar con mil años de una historia de revoluciones y violencia, logrando un amplio alcance social comparable con las mejores obras literarias del mundo. Y tal como una buena novela, se ocupa tanto de la sociedad en su conjunto como de los individuos en particular; se trata del futuro del multiverso, pero también de la búsqueda personal de un hombre que intenta aceptar quien es y el destino que le espera.

Por supuesto, no es una obra perfecta; hay momentos en los que el dibujo se vuelve algo confuso, cuando la anatomía es tentativa, o cuando Talbot le resta fluidez a la historia con largos textos que no siempre son efectivos o cae en el limbo de la conveniencia narrativa. Pero ahí está ese elemento extra capaz de compensar cualquier falla narrativa o artística y de convertir a una obra en mucho más que la suma de las partes. Magia, a falta de un término mejor. Talbot tuvo que inventar las herramientas para contar una historia rica, compleja, adulta y emocionalmente poderosa, tomando todas las influencias imaginables y volcándolas magistralmente en un medio que nadie había intentado llevar a su máximo potencial, demostrando que los comics no necesitan ser redefinidos cuando aún queda en ellos mucho terreno por explotar.

(Muy pronto, la segunda parte)

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

10 comentarios

  • La semana pasada lei el primer libro y luego tuve que ir a googlear info para entender un poco qué mierda acababa de leer.
    Entre lo enroscado de la narrativa no lineal y la cantidad de eventos y figuras historicas que desconocia por completo, se me hizo flor de ensalada en la cabeza.
    Es un laburo muy diferente a lo que habia leido de talbot hasta ahora (obviamente todo muy posterior)

    Comentarios

    Pablo Zambrano

    24/09/2018 - 12:02

  • pela gomas andrea

    Comentarios

    rubendario

    14/09/2018 - 21:13

    • que pelotudo importante

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      24/09/2018 - 12:00

    • No más pelotudo que usted, quien me dió la importancia que no tenía, mirá que mal te lo tomaste. Ja! Seguro que tu viejo la cagaba a palo a tu mamá y leer este tipo de cosas te pone muy mal, se ve que es un tema sensible. Pobre gordito.
      Nada que ver conmigo, por suerte tuve una familia armoniosa en la que casi ni se discutía, tal vez por eso siempre busqué crear tensiones fuera de casa, como en la escuela y los círculos sociales. Pero nunca fui un bully tampoco, ni traté mal a ninguna chica. A lo sumo puedo haber dejado algún comentario ridículo algún día que estaba al pedo para que a alguna persona sin vida se le venga abajo sus defensas y reaccione mal, pero más de eso no pasa. Cuando quieras, gordi.
      Se me ocurrió que tal vez alguna persona tonta se fuera a ofender por ese comentario al pedo, pero nunca se me ocurrió que fuera a ti, mirá como afectó tu sistema nervioso, ahora estás recordando todos esos momentos tristes que te hicieron sufrir y transformarte en Zambrano: el defensor de los desposeídos online, nuestro héroe recorrerá el universo ayudando a los pussies a que sean respetados!

      Comentarios

      rubendario

      24/09/2018 - 17:52

    • Debiste haber dicho esto: “así no se habla de las mujeres, rubendario”, “tu comentario es sexista”, “está fuera de lugar”. Probá de nuevo.

      Comentarios

      rubendario

      24/09/2018 - 17:54

    • A ver… vamos a ver cuan infantil sos y cuan en serio te tomás todo. Yo te doy el pie para que te pongas mal y reacciones, Zambrano, se que es más fuerte que vos, demostrame que esto te come por dentro y no podes ignorarme, vamos.
      Aquí va: “la mujer debe encargarse de la cocina, las tareas domésticas, el cuidado de los niños, y la recreación en la alcoba”.
      Vamos, vení y ponete como una fiera, yo sé que por dentro te estás muriendo, estás recordando como tu papá le hacía daño a tu mamá y te transformó en lo que sos, un héroe de las causas sociales, el guerrero del teclado, vení, dame importancia, vos dijiste que soy un pelotudo importante, es porque lo soy para vos. Tu subconsciente me hace gigante, porque esa sombra es la que te asusta a vos, es obvio, soy tu trauma, pobre, pobre Pablo Zambrano. Pela gomas, Zambrano.

      Comentarios

      rubendario

      24/09/2018 - 18:00

    • Pablo es obvio que lo dice en joda no te calentes y salgas a defender a Andrea que nunca responde los comentarios asi que o no los lee o no les da bola por lo tanto esto ni le afecta . Ademas el guacho despues va y te provoca es re obvio que todo es en joda y si te calentas , el gana por que te puede seguir gastando en un sitio web sobre comics y sentirse superior por eso .

      Comentarios

      Nahuel2017

      25/09/2018 - 10:20

    • Ja! En realidad quería ver si Andrea daba señales de vida, es tan simple como eso. Hasta que no aparezca en un podcast fotografiada, yo sigo con mi teoría de que Andrea no existe. Puede que sea Pablo Zambrano, si lo pensás, tiene sentido…

      Comentarios

      rubendario

      25/09/2018 - 16:41

    • Andrea participó en una sóla charla con público, en la primera Crack Bang Boom, junto a varios integrantes del staff de Comiqueando y Komikku (Andrea escribía en ambas revistas). Siempre le decimos que cuando esté de visita en Buenos Aires nos avise para que la invitemos a participar de un podcast. Algún día se dará.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      25/09/2018 - 23:36

  • Gracias Andrea, muy buena nota.

    Comentarios

    Toribio

    12/09/2018 - 21:39