No podíamos terminar el informe sobre Luther Arkwright sin hablar de su estremecedora secuela, Heart of the Empire.

Las aventuras de Luther Arkwright (parte 2)

10/10/2018

| Por Andrea Vega

1 comentarios

2150555-heart_of_empire__the_legacy_of_luther_arkwright__2___chapter_two__1999_5____page_1EL LEGADO DE ARKWRIGHT

La secuela a The Adventures of Luther Arkwright, Heart of Empire, llegaría en 1999 de la mano de Dark Horse. A primera vista, el cambio más notorio está en el apartado artístico: esta vez el dibujo de Bryan talbot aparece a todo color y no es tan denso como en la obra original. La innovación del artista joven es reemplazada por el refinamiento del artista maduro. El arte es más limpio y nítido, sin cambios constantes en el estilo visual; también existe una marcada mejora en la descripción de la figura humana y los rasgos, con un espectacular diseño de vestuario y un gran manejo del lenguaje corporal. En algunas páginas se suma también el trabajo realizado por un notable artista sci-fi llamado SMS, experto en pinturas arquitectónicas. El trabajo de Angus McKie ayuda a establecer la atmósfera al dejar que distintas paletas de colores dominen cada escena; azul y lavanda para la utópica Zero Zero, naranja y rojo para una escena de sexo, dorado para el amanecer de Londres. La narrativa también es simple y directa, sin constantes saltos entre infinitos paralelos.

Han pasado 23 años y Luther Arkwright se presume muerto. La historia se construye a partir del no tan prometedor futuro que se vislumbra en las páginas finales del original, recordándonos que a veces el nuevo jefe no es mucho mejor que el anterior.

heart-of-empire-bryan-talbot-dark-horse-comics-luther-D_NQ_NP_584101-MLM20278043610_042015-FLos Puritanos han sido derrotados, y la reina Anne –amante de Arkwright- lidera una Inglaterra totalitaria que combina el libertinaje de la Restauración con la expansión imperial de la era victoriana. Con un renacimiento en el arte, la arquitectura y la industria, el país de Anne parece mejor que el de Cromwell, aunque en realidad está construido sobre la explotación de las clases bajas y la decadencia de las altas. Mientras tanto, en Roma, un moribundo Papa –guiado por una visión- pone en marcha un plan para apoderarse del trono. Pero no solamente existe una amenaza sobre la estabilidad política y social del mundo; también existe una nueva fuerza monstruosa que podría desestabilizar el multiverso. En medio de toda esta vorágine se encuentra la enfermiza y emocionalmente frágil princesa Victoria, hija de la reina y de Arkwright, quien se embarcará en la búsqueda de su padre en un intento por evitar la catástrofe que se aproxima.

Los años transcurridos desde The adventures of Luther Arkwright terminaron por pulir el talento en desarrollo exhibido por Talbot en aquel entonces. Nuevamente tenemos elementos de varias culturas y eras en la historia de la humanidad magistralmente combinados, esta vez con buenas dosis de humor y cameos de celebridades, una maravilla visual que logra un correcto balance entre lo mundano y lo espiritual. Pero lo que Heart of Empire no logra del todo es recapturar la magia del original. No cabe duda de que se trata de una secuela entretenida y un rico trabajo de ciencia ficción, con un impresionante atractivo visual, pero es probable que termines añorando a aquellos heroicos revolucionarios de la generación pasada.

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • La semana pasada me compré la Edición de Astiberri de la primera parte, por su recomendación.
    Es una obra excelente. Tengo pensado comprarme la segunda parte el mes que viene
    Gracias Andrea

    Comentarios

    maxi_o

    11/10/2018 - 11:21