En 2014, IDW lanzó una miniserie en la que Eric Shanower y Gabriel Rodríguez revisitan el mundo de Slumberland.

Little Nemo in Slumberland (parte 5)

08/02/2021

| Por Andrés Accorsi

0 comentarios

img2.rtveEl 1º de Enero de 2005 toda la obra de Winsor McCay pasó al dominio público a nivel mundial, lo cual significa que puede ser libremente reeditada e incluso reversionada y continuada por cualquier autor o editor que se lo proponga, sin pagar derechos ni pedir permiso a nadie. Una de las editoriales que encaró una reedición seria y bien cuidada de las planchas originales fue IDW, la compañía con sede en San Diego, que puso a Peter Maresca al frente del proyecto, que hasta ahora se materializó en dos hermosos tomos.

Pero además, en 2014 esta editorial lanzó la miniserie de cuatro episodios Little Nemo: Return to Slumberland, escrita por el consagrado Eric Shanower, dibujada por el virtuoso chileno Gabriel Rodríguez (que venía de triunfar en Locke & Key) y entintada por su coterráneo Nelson Daniel. La saga (que es fruto de una idea del encumbrado coordinador Scott Dunbier) nos invita a compartir con Nemo y sus amigos nuevos viajes por la maravillosa Slumberland, en una actualización de la serie clásica que funciona asombrosamente bien. La trama consiste en que la hija del Rey Morpheus elige a James Nemo Summerton como su compañero de juegos, simplemente porque se llama igual que aquel chico con el que la pasó tan bien hace muchos años. Caprichosamente se lo lleva a Slumberland… sin su consentimiento. Y este Nemo, que a diferencia del clásico no se la banca ni en sus sueños, se propone escapar de esta tierra de fantasía. Sobre este eje giran todas las peripecias que viven Nemo y Flip a lo largo de la obra, dibujadas con muchísima jerarquía por la dupla chilena.

Layout 1Gabriel Rodríguez, que estudió arquitectura, reproduce la magia y la sofisticación del art deco típico de Winsor McCay, y le agrega toques sutiles como los homenajes a M.C. Escher y una imaginación increíble a la hora de diseñar la fauna, la flora y las razas de criaturas fantásticas que pueblan Slumberland y que por momentos nos recuerdan a los diseños de Hayao Miyazaki para sus largometrajes. El trabajo de Shanower también es notable. El autor venía de muchos años creando historietas basadas en el mundo de Oz, de Frank L. Baum, y si bien comprende y respeta muchísimo la impronta entre aventurera y juguetona de McCay, también se da cuenta de cómo hacer para encauzar la historia de modo que atrape (por lo menos a los más chicos) en una narración contínua, de más de 80 páginas. Por momentos incorpora también ciertos trucos de Lewis Carroll, pero en general se aferra a la mitología de McCay, a tal punto que, si no sabés de antemano quiénes son la Princesa, Flip, el Doctor Pill, o quién fue el Nemo original, está la posibilidad de que no entiendas todo lo que sucede en esta saga. Pero para mi gusto, eso es lo mejor que hizo Shanower: no recontar desde cero la historia clásica de Nemo, sino darle una continuación ambientada décadas más tarde. Y bueno, también fue un acierto no traer de vuelta a Impy, esa caricatura grotesca de un nativo africano que por ahí en 1907 era graciosa pero que para el Siglo XXI es bastante incómoda. En su lugar, Shanower presenta al Frunkus, un personaje que cumple un rol similar en la trama, pero difícilmente ofenda o perturbe a los lectores de hoy.

img_2833La miniserie se alzó con el premio Eisner a la Mejor Serie Limitada de 2014 y fue reeditada por IDW en distintos formatos. Sin embargo, nunca se produjo un segundo arco argumental que Shanower tenía planeado desde antes de la publicación de Return to Slumberland.

Pero claro, con los derechos sobre la obra de McCay en el dominio público, cualquiera puede crear su versión de Little Nemo y debe haber decenas compitiendo en el mercado, no? No. Increíblemente, la única historieta de Nemo realizada una vez que los derechos se liberaron fue la de Shanower y Rodríguez. ESto sí que no me lo imaginaba ni en sueños…

El lunes que viene, volvemos a la obra original.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios: