Seguimos la recorrida por la primera revista de Vampirella lanzada por la editorial Dynamite y nos metemos en una saga crucial.

Los 50 años de Vampirella (parte 18)

24/03/2021

| Por Alejandro Caracciolo

0 comentarios

RCO006Estamos en 2012 y en el número 24 de Vampirella editado por Dynamite empieza el arco “Hell on Earth”, que nos mete de lleno en la batalla entre los dos bandos formados: el de Vampirella, junto a Conjuress, la Scarlet Legion y miembros de Cestus Dei, y varios secundarios clásicos que regresaron en los números anteriores, y el bando de Drácula, junto a Von Kreist, las Karasu Shimei, y el Parlamento de Demonios que representa al siempre presente Dios Caos.

Aunque este número marca el comienzo de un arco nuevo, continúa exactamente donde quedó el número anterior, y avanza la historia que se venía relatando. Ocurre el primer enfrentamiento entre personajes de ambos bandos, con resultados favorables para el lado de Drácula, a quien se lo ve reunido con el Parlamento de Demonios, vestido con una armadura roja inspirada en el diseño usado por Dracula al comienzo de la película de Francis Ford Coppola de 1992.

-004Fuera de eso, la mayor parte del número se lee en cinco minutos. Pelean, los buenos pierden, y sobre el final aparece Fausto Sabatini (visto en el nª 11, el “carceriere di demoni”), y le entrega tres objetos mágicos a Vampirella, Adam Van Helsing, y Thomas Criswell, como si fuera un juego de rol. Respectivamente son una campana, una vela, y un libro, que van a tener que usar para dar vuelta la batalla, al realizar una especie de exorcismo que quiebre el vínculo de Drácula con las energías cósmicas que recibe de los demonios al servicio del Dios Caos.

Eric Trautman y Brandon Jerwa reintroducen todos los elementos místicos y cósmicos que formaban parte de la mitología de Vampirella durante la etapa de Warren, y los combinan con elementos y personajes de la etapa Harris, para cosechar en estos números los resultados de todo lo que fueron armando desde el nº1 hasta acá. Ya se ve con claridad hacia donde se dirige la serie, y se siente como una serie pensada con un final claro en mente. En lo personal, me gusta esta integración de elementos místicos y cósmicos como parte de una misma lógica, cómo se desdibujan los límites entre magia y futurismo, para lograr una sensación reminiscente de la Vampirella de Warren, así como de Barbarella, y las historias de la película animada Heavy Metal de 1981, especialmente el episodio de Taarna. Toda esta serie, a partir de la entrada de Jerwa, me transmite esa sensación.

RCO011En el nº 25, Vampirella y Drácula se enfrentan, y en el medio del combate, Drácula es atrapado por la nave de Conjuress, y puesto en suspensión animada por un hechizo de Pendragon. En ese momento, Vampirella, Criswell, y Adam Van Helsing canalizan las energías de sus elementos a través de un hechizo recitado por Fausto Sabatini, para practicar el exorcismo que separaría a Dracula de las energías cósmicas que lo unían al Dios Caos, y ahí es donde todo sale mal. Dracula contaba con que eso sucedería, y se pone en marcha un plan de contingencia para usar el hechizo a su favor. Una de las Karasu Shimei atacan a Fausto, y la vela de Adam se apaga, por lo que Adam muere también, y todo el plan del bando de Vampirella fracasa. La muerte de Adam es un recurso que genera varios efectos a nivel narrativo, no necesariamente negativos. Por un lado, abre la puerta para que Jerwa se desvíe de la continuidad del combate entre los dos bandos, al darle a Vampirella la necesidad de abandonar la lucha para resucitar a Adam, lo que la lleva a enfrentar otras amenazas místicas por fuera de la lucha contra Drácula y su ejército. Así se recupera un poco la dinámica de cazadora de monstruos del comienzo de la serie (y que es más fiel a su rol clásico), y nos da un respiro del tono de guerrera cósmica en una cruzada mística que había adquirido a lo largo de este volumen. Por otra parte, se permite explorar más a fondo a varios personajes secundarios y su relación con Vampirella a medida avanza la trama, a la vez que introduce a un villano nuevo.

RCO013En los siguientes números seguimos paralelamente dos arcos: el de Vampirella y el de Thomas Criswell, aunque eventualmente ambos van a intersectarse, y continuar como una misma historia. Por un lado, Vampirella lleva meses buscando a Adam, y por el otro, vemos el origen de Criswell y su conexión con Vampirella. Para eso nos remontamos a su infancia y al momento en que es contactado por primera vez por Conjuress, a la vez que nos ponemos al día con lo que le fue ocurriendo, y lo que comienza a ocurrirle a partir de ahora. Ya se va a ver por qué es importante más adelante. Para mí no tiene mucho interés todo esto, ya que Criswell es un personaje que no va a volver a tener un papel relevante una vez terminada esta serie, y si mal no recuerdo, creo que ni siquiera vuelve a aparecer.

RCO025En la actualidad, Criswell es secuestrado por un psiquiatra demente llamado Quatermass, para ser luego rescatado y transportado nuevamente a la nave de Conjuress. Mientras todo esto ocurre, Vampirella vuelve a encontrarse con Lilith, quien le informa que Adam se encuentra en el infierno y salen juntas a rescatarlo. Esto lleva a la eventual introducción de otro nuevo villano, mediante un giro de viajes temporales, sobre el que vamos hablar en la próxima entrega.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: