Desde hace unos años, una serie de proyectos editoriales están en la búsqueda de cambiarle la cara al género superheroico en nuestras pampas.

Nuevos superhéroes argentinos

16/01/2019

| Por Javier Hildebrandt

17 comentarios

PotencialesUn día cualquiera en la ciudad de Buenos Aires a comienzos de 2019: nos topamos en la calle con un afiche de la película de Capitana Marvel, discutimos con compañeros de trabajo sobre las bondades y defectos de la última de Aquaman, escuchamos al pasar, en el subte, un comentario sobre la próxima Shazam!, la página principal de YouTube nos recibe con el avance de Spider-Man: into the Spider-verse… Desde hace, más o menos, unos 15 años –y tal vez como nunca antes en la historia- los superhéroes se han vuelto parte de la vida cotidiana de la gran mayoría de las personas. Seamos o no aficionados a los personajes, entre los objetos cotidianos, las herramientas de la mesa de trabajo o la ropa para ir al gimnasio, se han colado el Mjolnir de Thor, el guantelete (¿alguna vez alguien usó esa palabra fuera de este contexto?) de Thanos o el anillo de Green Lantern. En definitiva, el género superheroico –aunque más no sea en su versión cinematográfica- ha cobrado una importancia fundamental dentro de la cultura popular y, lejos de extinguirse, parece muy poco propensa a abandonarla. La pregunta del millón es cómo repercute eso en los comics, el medio que los vio nacer, crecer y desarrollarse hace casi un siglo. Y, más aún, como se refleja en los fanas y los creadores en este rincón al sur del planeta. Con mejores o peores acercamientos al canon –cuando no directamente el plagio- y, principalmente, desde la parodia, los superhéroes criollos han tenido una presencia intermitente en nuestras páginas y pantallas; sin embargo, desde hace algunos años, una serie de publicaciones y proyectos editoriales están en la búsqueda de cambiarle la cara al género en nuestras pampas. ¿Alcanza como para hablar de un movimiento? Repasemos, primero, algunos de sus exponentes y veamos con qué nos encontramos.

Paradox¡A luchar por la justicia!

Hablábamos hace unos años de Tótem cómics (http://www.comiqueando.com.ar/notas/totem-comics/), el hermoso proyecto colectivo que capitanean Fernando Calvi y Quique Alcatena, y que sigue en la actualidad a toda máquina y con nuevas incorporaciones: Patricio Olivier con Los Potenciales, un multitudinario grupo de superhéroes estilizados y rebosantes de color, con historias que homenajean a varios clásicos del género y hacen pie con fuerza en la temática LGTB+; Paula Andrade firma Amnistía, la historia de una joven heroína que va a aprendiendo sobre la marcha los altos y bajos de tener superpoderes; y, desde el Uruguay, Fiorella Santana nos trae Mayet, un relato que abreva en distintas mitologías y en el que una Diosa de la Justicia decide abandonar su plano para utilizar sus poderes en el mundo de los humanos. Además, Luciano Vecchio y Lea Caballero siguen con sus historias (Sereno y Ragnar of Myth, respectivamente), Calvi suma a la misteriosa figura de Sombre (mientras sigue su exploración del género en los dos números de Ser Súper, editados por Szama ediciones) y Dr. Paradox, el fantástico personaje creado por Alcatena, llega a su primera recopilación en libro, editada recientemente por Comiks Debris.

MonarchOtro proyecto de webcomics con fuerte presencia superheroica es el de StoneBot, comandado por Matías Timarchi. Entre sus exponentes encontramos a Rancat –a quien los memoriosos recordarán de las páginas de Bastión comics-, con guiones de Matts y dibujos de la dupla Germán Erramouspe/ Sergio Monjes, y Machine girl, una cyborg luchadora también con guion de Matts y dibujos de Monjes. Entre su catálogo, StoneBot reúne parte de la producción de Salvador Sanz y Mauro Mantella, y allí encontramos su trabajo más reciente, Monarch, con dibujos de Martín Túnica. La historia –probablemente una de las más ambiciosas del creador de El Hombre Primordial– nos muestra una compleja trama futurista, de sexo, conspiraciones y realidad virtual, en donde proliferan los superhéroes con devastaciones psicológicas, supeditados a una corrupta élite política. Sin dudas, uno de los exponentes del género más interesantes de los últimos tiempos y lectura obligada para los seguidores de Mantella.

Por fuera del ciberespacio uno de los proyectos que más fuerte apuesta por el género es el de Capitán Barato. Creado –e incluso encarnado en algunas convenciones- por el rosarino Daniel Müller, este personaje surgió durante la convención Crack Bang Boom de 2015, con un comic-book (una rareza en el panorama argentino actual) de distribución gratuita. Allí se presenta el origen del personaje, un cruzado a favor de los precios bajos que obtiene poderes luego de robarse la peluca de Stan Lee, y lo que en un principio arranca en tono de comedia –como vimos en las tiras publicadas aquí mismo en Comiqueando– paulatinamente vira hacia una aventura superheroica con todos sus ingredientes. En los siguientes números se presentan otros superhéroes (Alto Voltaje, Miss Capi, Guaraní, Nómada) que se enfrentarán a un villano conocido como Demoledor y terminarán por conformar el supergrupo Libertadores.

libertadorescapitanbaratoEl año pasado se publica, ya en formato libro, Proyecto Tifón Vol.1, en el que regresan varios personajes de este universo (el Capitán, Alto Voltaje y Miss Capi) para hacerle frente a la amenaza del título. En las primeras historias participa Lea Caballero (co-creador del personaje) en guiones y dibujos, secundado por el guionista Pedro Pasquale y los dibujantes Kristian Rossi y Pablo Ayala. El nº1 de Libertadores aparece firmado por Fede Sartori en guión, y Germán Erramouspe, Andrés Ponce y Juan Frigeri en dibujos, mientras que en Proyecto Tifón se suma al team el uruguayo Rodolfo Santullo, junto a Rossi y Ayala en la faz gráfica. Pero las aspiraciones de Müller no parecen conformarse solo con el comic porque ya hay en marcha un proyecto de serie web del Capitán, presentado con un breve teaser el año pasado.

IcebergOtra de las editoriales que sorprendió en los últimos años con una propuesta atractiva es Libera la Bestia. La primera de sus publicaciones, Iceberg, con la historia de Bruno y su tragedia, atrapado en un oceanario, es el puntapié inicial para este universo superheroico. Continúa en el primer volumen de Manta, que desarrolla a uno de los personajes que vimos en Iceberg y sienta las bases para lo que vendrá después (ya están anunciados los tomos 2 y 3). Ambos libros están escritos Jonathan Crenovich y Martín Mazzeo, con dibujos de Alesio Rossino (Iceberg) y el tándem Cristian Cassani, Daniel Mendoza e Ignacio Lázaro (Manta).

Por otro lado, los cordobeses del colectivo Buen Gusto vienen publicando desde 2017 varios relatos breves que conforman el universo de Birdman. La historia principal, creada por Nicolás “el Negro” Viglietti y Ziul Mitomante, nos cuenta de un grupo de personas víctimas de una suerte de agujero negro en el cielo que les irradió una serie de extraños poderes. Lejos de ser beneficiosos para sus vidas, la gran mayoría sufrió mutaciones de todo tipo y color (como la del protagonista, que un día se despierta con cabeza de gallina) y cargan con ese padecimiento sin una solución a la vista. Solo unos pocos obtuvieron superpoderes, y son recultados para trabajar para el gobierno. Lo interesante de la propuesta es que, por sus características, permite abrir el juego a una gran variedad de historias; es así como se publican unos cuantos spin-offs, con diferentes personajes, en los que participan autores como Calvi, Nicolás Lepka, Juan Bertazzi y Hernán González, entre otros.

birdman_ep1_700x400_imgVale la pena mencionar, para cerrar, el trabajo de Franco Viglino en Jellykid, publicado por Purple Books, el sello dirigido por Lea Caballero y Leo Scarano. En los -hasta el momento- dos tomos que recopilan las aventuras de este extraño superhéroe con poderes de aguaviva, Viglino llama la atención con un dibujo y una narrativa muy sólidos (sobre todo si pensamos que es su ópera prima), e historias que, aunque sencillas y con poco margen para las sorpresas, tienen mucho potencial para explotar en futuras entregas, sobre todo entre lectores más jóvenes.

ser_super-1El gen argentino

La enumeración anterior está lejos de ser exhaustiva y seguramente –abrimos el paraguas de antemano y pedimos las disculpas del caso- faltarán algunos proyectos, fanzines o publicaciones puntuales que se metan con el género. Pero sí es una muestra representativa para profundizar en el estado actual del comic de superhéroes y reflexionar sobre algunos de sus puntos en común.

Desde el vamos, queda en evidencia el gradual alejamiento del tono irónico, e incluso de cierta exploración sobre los tópicos del género que se planteaban anteriores paladines (Cazador y Sónoman serían los ejemplos más representativos), en pos de una mayor búsqueda del realismo y de enfatizar los valores tradicionales que debería representar un superhéroe. Por supuesto hay excepciones, que en algunos casos denotan la carga afectiva que tienen los personajes, la tradición del género y hasta el placer de su lectura (Ser Súper, de Calvi, o el Dr. Paradox, de Alcatena llevan bien alto ese estandarte), pero en general, las historias están inscriptas dentro de los cánones clásicos de narración.

RancatEs notable también la presencia de la idea de continuidad, de universo compartido y de unión entre los héroes (¿el “héroe colectivo” de Oesterheld?), que se evidencia casi desde comienzo mismo de cada uno de estos proyectos. Y también el carácter más bien universalista de la mayoría de los títulos, con historias que podrían ocurrir en cualquier gran capital del mundo, sin referencias puntuales a la actualidad o la vida cotidiana de los argentinos.

¿Se vendrán los team-ups, los crossovers entre superhéroes de distintas editoriales? Habrán notado que varios autores se repiten, aunque es probable que aún falte tiempo para eso. Por lo pronto, ahora mismo tenemos los primeros pasos de una movida que, a fuerza de talento y personajes atractivos, tiene todo para crecer, afianzarse y seguir generando héroes con ADN 100% argentino. En estos días, en los que cada vez es más difícil encontrarlos de carne y hueso, en el mundo real, sin duda los vamos a necesitar.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

17 comentarios

  • Lo de los team ups son ofertas que nos hacen todo el tiempo, y es re loco cuando las hacen personas que nosotros admiramos. Nosotros nos refugiamos en la tira en lugar de buscar pagina por una cuestion de tiempos y ganas de salir publicados ya. Es más fácil salir a vender una tira semanal que una revista.

    Comentarios

    Superpiba

    04/02/2019 - 19:05

    • Buenas tardes, Superpiba, me gustó tu comentario. No recuerdo haberte visto antes en este lugar. Si sos nueva, espero que disfrutes tu estadía en Comiqueando. ¡Un abrazo!

      Comentarios

      Scott Free

      04/02/2019 - 19:28

  • genial, voy a ver de conseguir esto, yo siempre fui un defensor de los superheroes argentinos, es algo en lo que estoy en completo desacuerdo con andres que dijo en una nota que eran como samurais nigerianos.

    Comentarios

    Nahuel2017

    17/01/2019 - 13:30

    • Y además, creo que hay un anime o un video game de algo llamado Afro Samurai…

      Comentarios

      AqualungTex

      17/01/2019 - 13:40

    • hasta un manga hay de afrosamurai.

      Comentarios

      Monkey set

      18/01/2019 - 17:24

    • Si alguien pudo tener éxito con una serie de tortugas ninja adolescentes mutantes, no veo porque no se pueda al menos intentar hacer un comic con justicieros porteños.

      Comentarios

      DiplodocusRex

      18/01/2019 - 18:07

    • Si, correcto: Afro Samurai es un manga de finales de los ’90 de Takashi Okazaki, un mangaka que al menos yo le conozco solo esto, que luego tuvo su adaptación al animé en el formato de OVAS, 5 capítulos en el 2007 producidos por Gonzo con Samuel L. Jackson como productor ejecutivo, quién además también le puso la voz al protagonista. Muy recomendado, la animación es brutal, y tiene enormes dosis de violencia explícita y humor negro.

      Años después (creo que en el 2009) salió una película animada, Afro Samurai: Resurrection, con voces de Lucy Liu y Mark Hamill, la cual también recomiendo, aunque a mí particularmente me gustaron más los OVAS. Otra particularidad que tiene este animé es que miembros del Wu-Tang Clan estuvieron a cargo de ambas bandas de sonidos.

      Comentarios

      Logan_San

      04/02/2019 - 04:02

    • Vi la charla (por YouTube) de Andrés Accorsi sobre superhéroes en la que hace esa parábola entre los superhéroes argentinos y los artistas marciales africanos, pero creo que esa no es una opinión tan controversial si reducimos el concepto del superhéroe al común denominador del clásico héroe americano.
      Para que un superhéroe a la argentina tenga éxito, debería estar imbuido de otra idiosincrasia, así si sería otra cosa. El problema radica en que tampoco los representantes más exitosos por estas tierras hayan dado en la tecla.
      O son cuasi-parodias infantiles, o son parodias subidas de tono, o son reducciones simplistas de personajes reconocibles y fuera de su entorno…
      Uno de los mayores errores, es querer trasladar el concepto de metahumano justiciero y tratar de usar las dinámicas o situaciones ya casi obsoletas hace medio siglo, como las identidades secretas, los cuarteles generales o la relación con la policía.
      Si querés hacer un superhéroe porteño, tiene que ser radicalmente distinto, y se puede, pero no puede ser “Superman en Buenos Aires”, porque ESO es lo que es tan poco común como un Afro Samurai, por más que pueda existir alguno.
      ¿Cómo debería ser ese personaje? Ah, bueno, esa es otra historia.

      Comentarios

      Scott Free

      04/02/2019 - 07:14

    • Más que poco común, quise decir, un concepto similar a un pez fuera del agua. Como un tanguero canadiense. Que lo pueda haber, pero no se trata de eso. Se trata de adaptarlo más a la idiosincrasia del país.
      Se me ocurren cosas que bordean más con la ciencia ficción, pero se puede estirar a una historia de superhéroes. Lo que no haría sería usar tipos encapuchados saltando de edificio en edificio, porque sería ridículo.
      Es algo que Alan Moore menciona en ese docu “The Mindscape of Alan Moore”, los edificios interminables en ciudades gigantescas, el superhéroe es producto excéntrico de esa realidad, personajes como Batman o Spider-Man no tendrían sentido fuera de una mega ciudad al estilo de Chicago o NY.
      Es como querer escribir una novela gótica en un desierto. Es difícil, porque el lugar es casi el personaje más importante, bueno, acá pasa algo parecido…
      A menos que se haga un personaje “con poderes” que tenga algún tipo de aventuras por San Telmo o Flores, pero que sea radicalmente distinto a lo que tienen los panteones de DC o Marvel, es un poco sin sentido el esfuerzo, pero no imposible.

      Comentarios

      Scott Free

      04/02/2019 - 07:24

    • Habiendo dicho todo eso, lo de Alcatena si me interesa, pero lo veo más como algo a lo Ditko, más volado y hasta silveragesco y lo digo como un cumplido por supuesto, pero aún no he encontrado lo que busco.

      Comentarios

      Scott Free

      04/02/2019 - 07:37

    • La analogía entre los superhéroes argentinos y los samurais nigerianos la uso para explicar que SE NOTA DEMASIADO QUE NO SON LOS ORIGINALES. No descarto que se puedan hacer buenas historias, o que no haya habido buenas ideas, o buenos autores. Lo que subrayo es eso: que si la intención es “engañar” al fan de los superhéroes yankis para venderles superhéroes argentinos que visualmente se les parezcan, NO va a funcionar, por miles de motivos.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      04/02/2019 - 11:08

    • perdon por Responder tan tarde.

      Primero ,Logan San: no te la puedo creer ,buscare los OVAS cuanDo pueda

      Segundo, Scott Free: comparto la idea de que a un superheroe argentino hay que darle una identidad propia de nuestro pais y no copiar a los yankis, pero cuando decis que seria ridculo un encapuchado saltando de edificio en edificio aca no concuerdo, por que si lo hace un personaje argentino es ridiculo y si lo hace uno yanki no? El argumento de Moore no me sirve.

      Tercero : Andres, yo no veo que traten de engañar al lector y venderle como un personaje yanki a uno argentino. Porfavor explicame por que crees eso

      Comentarios

      Nahuel2017

      18/02/2019 - 23:58

    • Me refiero a que no tenemos ciudades que sean junglas de rascacielos como Chicago o New York. No veo a Batman o Daredevil saltando por mi barrio. Sería demasiado fácil para la policía bajarlos cómo si fueran un grupo de personas haciendo un feriazo de verduras baratas o un grupo de estudiantes protestando.
      En mi opinión, hace falta una verdadera “jungla de cemento” para que un acróbata encapuchado pueda escabullirse de la ley. Tal vez algunas partes de Capital Federal si servirían de escenario, pero no me lo creería del todo.
      Claro, hay historias de estos personajes en ciudades europeas que no se asemejan a la gran manzana, así que podría funcionar, pero es lo primero que me viene a la mente.
      En parte, lo digo también porque es un rasgo típico de los héroes estadounidenses, el saltar entre azoteas es algo ya muy usado, como las identidades secretas, en parte me refería también a eso. No sé, habría que hacer algo que realmente no se pueda comparar con nada, excepto que tenga poderes y luche contra el macrismo.
      A mi se me había ocurrido un personaje que andaba en una especie de moto por los edificios, de manera vertical, onda el auto de Schumacher o el auto de Spider-Man, pero era más como un cuatriciclo. Que se yo, algún día alguien la va a pegar, y toda esta discusión quedará obsoleta. Saludos.

      Comentarios

      Scott Free

      19/02/2019 - 04:17

    • Sé que es una idea graciosa la del cuatriciclo, pero en mi defensa tengo que decir que es de antes de que usted venga al mundo, estimado Nahuel.
      Hace años que desistí de la ingrata tarea de imaginar personajes, y los últimos tres años de la secundaria (y del milenio anterior, que fueron los mismos), sólo me dediqué a imaginar lo que haría con personajes ya establecidos si sus destinos dependieran de mi.

      Comentarios

      Scott Free

      19/02/2019 - 04:38

    • te entiendo pero vos mismo admitis que se podria llegar a hacer cuando decis lo de las ciudades europeas,ademas yo me imagino a un superheroe nacional como alguien que no huiria de la policia sino que la confrontaria teniendo en cuenta la realidad politica de nuestro pais….. Algo asi comolo que fue Animal Urbano seria bastante creible.

      PD: A mi me paso al reves siempre me imaginaba que haria yo con personajes ya existentes y recien ahora se me ocurren ideas para personajes mios y originales

      Comentarios

      Nahuel2017

      19/02/2019 - 13:39

    • Si, poder se puede, pero no me parecería tan normal. Es un poco como ver a Aquaman en un desierto, o esas historias de Batman en Medio Oriente. No es imposible, pero (a mi) me costaría un poco sacarlos de ese entorno tan particular.
      No quiere decir que tenga razón, es sólo la idea que me viene a la mente, puede ser pura inercia. Lo de la policía, no lo sé, está difícil. Yo creo que acá ya los habrían bajado a todos hace rato jajaja. Bah, no es gracioso.
      Me debo la lectura de Animal Urbano, gracias por la recomendación.

      Comentarios

      Scott Free

      19/02/2019 - 14:27

    • Aclaro que cuando me refiero a “imaginar personajes”, hablo únicamente de superhéroes, no de jugar con ideas en si. De ahí a que se concreten, bueno, eso es otro tema.

      Comentarios

      Scott Free

      20/02/2019 - 02:39