Segunda parte de este informe, en el que recordamos a los chicos que hicieron grande a la tira de Charles Schulz.

Peanuts (parte 2)

06/12/2017

| Por Andrea Vega

1 comentarios

latest

PEQUEÑOS CABRONES, GRANDES NEUROSIS

2f0948223afae4581c64d82cb9dda728Los personajes de Peanuts son pequeños cabrones, ansiosos por herirse unos a otros. Por eso son tan encantadores. Se lastiman con el más grande entusiasmo. (Al Capp)

El elenco inicial era reducido y no tenía un personaje central; el grupo incluía solamente a Charlie Brown, Shermy, Patty (no el personaje Peppermint Patty) y Snoopy. Pero la atención pronto comenzó a centrarse en Charlie Brown. Charlie es considerado y amable, pero también es el antihéroe por excelencia, un perdedor nato. Nació para vivir preocupado; puede ser divisado a kilómetros de distancia con su sweater con el diseño de una línea en zig zag, cabizbajo, las manos en el bolsillo, dirigiéndose al consultorio psiquiátrico de Lucy. Charlie es una lección viviente acerca de la inutilidad de las buenas intenciones. Cuando llama para disculparse por estar retrasado para una fiesta, el anfitrión contesta, “Ni siquiera sabía que no estabas aquí.” Cuando talla las iniciales de una chica en un pequeño árbol, éste colapsa. Cuando gana un trofeo –un raro triunfo- su nombre resulta estar mal deletreado. Nunca ganará un partido o el corazón de la niña pelirroja, y nunca pateará la pelota que Lucy sostiene para él ni logrará remontar su barrilete. Sin embargo, su optimismo está hecho a prueba de cualquier fracaso; no importa cuántas veces falle, él persistirá en sus intentos por triunfar -aunque sea una vez.

2887b1939b6257abee25479562b779aaCon el correr de los años, Shermy y Patty comenzaron a desaparecer lentamente, mientras otros personajes tomaban la posta. Uno de ellos es la gran verdugo de Charlie, Lucy Van Pelt, una morocha minúscula, déspota, cínica y dominante. Sus sonrisas rara vez son genuinas y sus motivos suelen ser dudosos. Es una sabelotodo que te dará consejos lo quieras o no; tan segura está de sí misma que instala una garita de consulta psiquiátrica –a pesar de que sus propios argumentos faltos de lógica dejan entrever un tinte lunático. Un ejemplo que la muestra en todo su esplendor: después de retirarle la pelota de fútbol a Charlie una vez más –agregando otro fracaso al registro del chico- dice con una mezcla de malicia y picardía, “Tu ilimitada fe en la naturaleza humana es una inspiración para todos los jóvenes.” Su único punto débil es estar enamorada de Schroeder, el pianista obsesionado con Beethoven, reservado y generalmente imperturbable, que la desprecia olímpicamente –y que sólo reacciona cuando Lucy tiene la desfachatez de apoyarse en su piano para cortejarlo o cuando Woodstock trata de usar su instrumento musical como campo de juegos.

linus-strip-3Linus Van Pelt es una gran paradoja. Este personaje acuñó el término “manta de seguridad” con su clásica pose: sentado, la manta por sobre su hombro y rozando su mejilla, chupándose el pulgar. Sin embargo, también es el gran intelectual, el que emite los comentarios filosóficos-religiosos, el que es capaz de poner la vida en perspectiva, y el gran amigo de Charlie Brown. Por otra parte, también demuestra una gran inocencia, demostrada por esperar cada año la llegada de la Gran Calabaza. Sufre constantemente el maltrato de su hermana, Lucy, y las atenciones no deseadas de Sally, la hermana menor de Charlie.

Snoopy, que había comenzado como un perro común y corriente, eventualmente comienza a adoptar características humanas: camina sobre dos patas, verbaliza sus pensamientos, lee libros, participa en deportes.

19ee488a6dfc60e7921f455cfd55e57b--peanuts-cartoon-peanuts-comicsA partir de ahí comenzamos a ver su activa vida de fantasía, donde se imagina como un piloto de la Primera Guerra Mundial o un escritor de bestsellers de suspenso, llegando a adoptar más de 150 personalidades diferentes a lo largo de la tira. No significa que escapa de la neurosis del resto: su rica vida interior contrasta con su insulsa realidad. Cuando la fantasía llega a su fin, no queda más remedio que asumir que, después de todo, es sólo un perro y nada más. El compañero ideal para sus andanzas resulta ser un pajarito de vuelo errático llamado Woodstock, aunque eso no evita que se convierta en el blanco de muchas de las bromas de Snoopy. Debido a su tamaño y las compañías que tiene, Woodstock es un accidente en potencia. Su alfabeto está compuesto totalmente por signos de exclamación, bastante adecuados para expresar emociones como el enojo y la frustración.

BLc-4dWCYAAhaQ0Peppermint Patty es una nena marimacho, pelirroja y pecosa. Patty es un astro del béisbol, pero en clase es un tronco con todas las letras. Lo que le falta en cuanto a sentido común lo compensa con una sinceridad sin límites. Es la única que llama “Chuck” a Charlie Brown, haciéndole cumplidos que él no está tan seguro de merecer. Junto a ella llegó Marcie, con quien tiene una genuina amistad a pesar de no tener casi nada en común. Marcie es la más inteligente del grupo pero también la más ingenua, y se dirige a Patty como “Sir” como muestra de admiración y modales exagerados. Es totalmente inepta para los deportes, pero aún así la dejan jugar en el equipo. Pero si hay algo que estas amigas tienen en común es su amor por Charlie Brown.

Schulz continuó introduciendo nuevos personajes. Entre ellos se encontraban Sally, la hermana menor de Charlie Brown, la pesadilla de toda maestra, y desinhibidamente enamorada de Linus; Pigpen, que hizo de la suciedad y el desorden personal un estilo de vida mucho antes de que el grunge se pusiera de moda, perpetuamente envuelto en una nube de polvo y ensuciando todo lo que se cruza en su camino; Franklin, el único personaje negro de la tira, menos obsesivo y ansioso que el resto, capaz de citar el Antiguo Testamento tan efectivamente como Linus; y Rerun, el menor de los Van Pelt, víctima de los accidentados paseos en bicicleta de su madre.

22635392_1_x

Después de algunas anomalías presentes al comienzo, las figuras de los adultos nunca volvieron a aparecer.

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Es increíble que una tira en la que todos los chicos pertenecen a familias unidas haya logrado mantener ausentes a los padres… ahí radicó el ingenio de su autor al mantenerlos ausentes durante los casi 50 años que existió Peanuts…

    Comentarios

    Arturo_Despistado

    06/12/2017 - 18:09