Entre el sueño y la vigilia, entre la pregunta y aquel acercamiento a una posible respuesta que escapa, encuentro la obra de Quique Alcatena.

Quique Alcatena: Un Médium entre la Historia del Arte y la Experiencia

15/02/2017

| Por Agustina Manso

3 comentarios

Quique Alcatena: Un Médium entre la Historia del Arte y la Experiencia

TenebraExiste dentro del imaginario social una necesidad de relatar; comunicar no en pos de una congregación, sino a modo de una visión. Real o irreal, muchas veces el límite se diluye entre la imagen y la palabra; los griegos aún deben la resolución final sobre la relación entre el Concepto, la Palabra y la Imagen del mundo. Y es en base a esta situación entre el sueño y la vigilia, entre la pregunta y aquel acercamiento a una posible respuesta que escapa, que puedo personalmente encontrar la obra de Quique Alcatena.

Muchas veces, la idea del artista recae en una categoría llamada “Inspiración”. Sí, el artista inspira, y es inspirado por otros, muchos o nulos. Pero apelar únicamente a la cuestión de la inspiración produce un recorte dentro de la posible reflexión, ya que la Inspiración termina siendo relacionada, muchas veces, a la cuestión de lo “lindo o feo” de la obra de arte. Por esto, la inspiración debe ser planteada más allá de un adjetivo. Una obra inspiradora puede ser inspirada por otras obras que inspiraron a otros futuros inspiradores; pero si esto es así, ¿Cómo podemos definir un punto inicial? Esto es justamente la clave para comprender el significado de la obra de Quique Alcatena.

Para poder leer su obra, es necesario no sólo adentrarnos en sus propios sueños e investigaciones filosóficas, sino en su propia inquietud como artista. Comprometido con su sensibilidad, se plasman sus visiones y lecturas en cada una de sus obras, de sus ilustraciones, de sus historietas, tan diversas como su capacidad artística.

Alcatena presenta una gran variedad de cánones en sus obras. Tenebra, bajo el guión de Eduardo Mazzitelli, remonta a la sociedad decimonónica y al arte gótico en notas de ocultismo místico, con la oscuridad del alto contraste y el detalle aplicado al misterio.

Tokyo Monogatari

Tokoyo Monogatari

Por otro lado, su riqueza no sólo aplica a las obras de índole occidental. Tokoyo Monogatari, escrito por Gustavo Schimpp, responde al arte medieval oriental, con sus líneas onduladas y fluidéz en su tinta, tan características del ukiyo-e. Como se puede ver, el estilo cambió completamente; pero eso sólo forma parte de su intencionalidad estética.

Alcatena es reconocido por su trabajo de cita en sus obras. Justamente, la serie de ilustraciones que hizo para Sandman, historieta creada por Neil Gaiman, hace citas a diversas categorías culturales y estéticas. Una de mis favoritas, les justamente la ilustración “After De Chirico” (“Morfeo después de De Chirico”), donde lo onírico se funde en aquella perspectiva imposible del ínterim entre el sueño y la vigilia, donde se cita la tensión que De Chirico generó a lo largo de sus obras.

Dr. Paradox

Dr. Paradox

Y retomando la cuestión de la perspectiva, en obras más recientes, el acertijo y el vórtice en Dr. Paradox (ilustración y guión realizadas por él mismo) se transforman en un laberinto visual que atrapa al espectador, tal y como Escher lo hizo en su momento con sus perspectivas imposibles y axonometrías metafóricas. Dr. Paradox genera un puente entre las diversas ramas de la historia del arte, creando una paradoja histórica y ecléctica entre las vanguardias artísticas y el arte latinoamericano, entre el Pop y el surrealismo y muchas ramas del arte más, una combinación tan descabelladamente mágica como impactante.

Gran parte de su visión se plasma en el trabajo en blanco y negro y su pasión por el trabajo detallado de la perspectiva (o de la ausencia de ella, dependiendo de su propia idea) para lograr contar en cada trazo de tinta un movimiento del ojo, un contraste de valor y de expresión artística. Pero en sus obras más recientes como en Dr. Paradox, el color se transforma en actor y completa cada viñeta e ilustración, aportándole una gran riqueza a la narrativa.

+Paradox

A lo largo de su trayectoria filosófica, Alcatena ha demostrado una gran fuerza; es esta condición del artista latente lo que marca un legado etéreo en las nuevas generaciones, en aquellos que logran visualizar sus mundos fantásticos. El artista muta, ya que la vida es una forma tan dinámica como lo es la necesidad neonata del artista, o quizás el misticismo que encierran los mitos sobre la muerte y su trascendencia espiritual. Lo experimental y el conocimiento se hacen latente, se trazan y reencuentran en una búsqueda infinita por la sensibilidad mística, y de esta misma sensibilidad el espectador se ve cautivado; son nuevos caminos los que abren la investigación histórica, artística, y personal.

Será la seducción de una Salomé (que me hace recordar a la icónica página de Shankar, bajo el guión de Eduardo Mazitelli); será la repetición en el ritmo de los símbolos como en la ilustración de Destino (personaje de la saga Sandman, de Neil Gaiman). Será una máscara con una incógnita una forma de abrir el panorama visual y creativo. Será aquel rostro oculto bajo la capa que nos encierra en una historia épica. Muchos “será” se hacen posibilidades en su forma narrativa y estética.

Shankar

Shankar

Y de la incógnita, nace la curiosidad por saber qué más va a ocurrir. Y de los detalles, se esconde un misterio. Al ojo del lector se hace eterno, pero no en un sentido de eternidad espacio-temporal, sino del replanteo de lo que ocurre en la psyche, y lo que podría llegar a ocurrir después en la emotividad y reflexión. Esa es la esencia del Continuará.

¿Continuará? ¿O seremos continuados en nuestra abstracción hacia Aion? Es la labor del artista poder lograr un momentum de reflexión en su lector/espectador. Y es por esto que la obra de Alcatena es eterna, admirada, reflexionada una y otra vez, motivando al espectador a seguir remitiendo a sus emociones e ideas, deleite permanente para aquel concepto real de entidad sociocultural conocida como “Lector”.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Muy interesante tu nota, Agustina. El mundo de Alcatena siempre es fascinante.

    Comentarios

    ignacio rebufa

    08/04/2017 - 16:20

  • Muy interesante artículo. A mi lo q m pasa c el arte d Alcatena es q quiero ver más, él pone tantos detalles e insinúa tan magistralmente todo a quiero recorrer esos bosques encantados, sumergirme en esos mares llenos de mounstros… SIEMPRE quiero leer más d Alcatena…

    Comentarios

    raurusama

    18/02/2017 - 16:30

  • Qué linda nota che, me encantó. Y qué Maestro es Quique, un referente para todos, no sólo como artista, sino como persona. No hay forma de no quedar atrapado en la vorágine que son sus páginas. ¿No hay posibilidad de armar una mega-nota en varias partes recorriendo la obra? ¡Abrazo!

    Comentarios