A partir de hoy, todos los lunes tendremos una nueva entrega de una de las mega-notas más ambiciosas de la historia de este sitio.

SIMplemente Cerebus (parte 1)

01/06/2020

| Por Diego Accorsi

0 comentarios

CLQNIQTWcAAvtdQFunny animal, mercenario, parodia de Conan, Primer Ministro, desafío de un drogón, Papa, estandarte del cómic autoeditado, tabernero, manifiesto ideológico de un autor, tirano, capricho artístico de veintiséis años o

SIMpleMENTE CEREBUS

Cerebus es mucho más que la historia de un personaje a lo largo de trescientas revistas. Es la historia de un autor y su sueño. Es una historia de poder y relaciones, pesimista y aleccionadora, humorística algunas veces y densa otras, como la vida misma. Pero antes de adentrarnos en este sueño –por momentos una pesadilla, por momentos fabuloso,- y en este artista, por momentos lúcido y sagaz, a veces desquiciado y enceguecido, veamos una breve presentación de ¿qué corno es Cerebus?

Imaginen un mundo típico de espada y brujería, un mundo de guerreros y magos, mercenarios y castillos, razas extrañas y demonios acechadores. Ahora agréguenle una especie de oso hormiguero (un aardvark, o earth pig en inglés, es decir un Orycteropus afer, que en español se lo llama ‘Cerdo Hormiguero’, ni cerdo, ni oso hormiguero) irónico, violento, que se refiere a sí mismo en tercera persona, avaro y codicioso, que le gusta demasiado el alcohol y se enamora fácilmente. Imaginen ser un tipo petiso con pelaje gris y orejas largas, muy ducho con la espada y muy hábil para estafar giles, en un mundo de fantasía y guerras varias. Seguimos revolviendo y agregamos una trama política, personajes de nuestro mundo puestos en contextos humorísticos, cada uno con su particular forma de hablar, añadimos mucho conocimiento de grandes artistas de la literatura, parodias a los comiqueros y su mundo, un conflicto entre los sexos llevado a nivel gubernamental y eclesiástico y nos estamos acercando a qué corno es Cerebus.

771c53be6cf69e000a954ff59de252beSecret Origins

Dave Sim nació el 17 de mayo de 1956 en la ciudad de Hamilton, Ontario, Canadá. Cuando tenía dos años, su familia se mudó a un pueblo llamado Kitchener (nada que ver con nuestro Néshtor) y nunca más se mudó de ahí. De chico se recontra-cebaba con los comics de DC (inclusive logró que le publicaran una carta suya en la Superman nº208) y si bien recién conoció a Marvel para 1970, nunca se enganchó con sus títulos. Abandonó la secundaria en 11º grado (4º año nuestro, creo) y sin ningún estudio específico en dibujo más que sus propias ganas y perseverancia empezó a trabajar para pequeños fanzines (el National Advisor de Texas, todo sobre comics de DC -donde logró reportajes con sus ídolos Barry Windsor-Smith- y el Dark Fantasy, del canadiense Gene Day). Comenzó a trabajar en una librería de su pueblo y se convirtió en el editor del fanzine del local (The Now and Then Times). Después se ofreció como estudio completo (dibujo-tinta-letras) en la Comics Journal nº42 y le entraron a caer trabajitos con los que ganó experiencia. Entre ellos, enganchó al diario local, el «Kitchener-Waterloo Record» para que le publicasen una tira semanal llamada The Beavers, con ayuda de su amigo Gene Day. Además, la McPherson Publishing Co. lo contrató para dibujar el número 1 de su revista en blanco y negro Phantacea, y diez páginas del número dos. Un fanzinero de nombre T. Casey Brennan le mandó varios guiones que nunca vieron la luz en su fanzine, pero una de esas historias que Dave dibujó se llamaba «A Boy and His Aardvark» (Un chico y su Cerdo Hormiguero) que se publicó más tarde en la revista Power Comics nº1. Fue su primer contacto con un ‘aardvark’, pero todavía faltaba para Cerebus.

22846018413_3Mientras Dave laburaba para Phantacea, las historias le parecían tan malas, le frustraba tanto tener que dedicarle tanto tiempo de dibujo a guiones tan sin sentido, que decidió hacer su propio comic. Seis meses después llegaría el número 1 de Cerebus.

En 1976 Dave Sim conoce a Deni Loubert, una joven canadiense que estaba tratando de armar un nuevo fanzine y le pidió que él le diseñara un logo para el proyecto aún sin nombre. Por supuesto, el noviazgo fue instantáneo. Dave le solicitó que primero le pusiera nombre a la compañía (por lo menos) para tener algún elemento con qué trabajar. Deni tenía dos posibilidades: su hermano Michael le propuso Vanaheim Press y su hermana Karen le tiró Aardvark Press. Deni tomó los dos nombres y formó la editorial Aardvark-Vanaheim. Dave no tenía idea qué era un ‘Vanaheim’ así que empezó a trabajar en un cerdo hormiguero para el logo. Discutiendo propuestas para el nombre del fanzine, Deni leyó mal (o tenía mal anotado) el nombre del perro de tres cabezas que cuida la entrada al infierno griego -el can Cerberus- y le salió ‘Cerebus’. Dave planteó llamar al aardvark del loguito ‘Cerebus’ y la idea quedó. Lamentablemente (o no tanto) el fanzine ‘Cerebus’ nunca llegó a imprimirse por problemas financieros (principalmente porque el imprentero les afanó los originales). Tiempo después, Dave planeaba hacer su propio comic y visto y considerando que él había creado al Cerdo Hormiguero y no se le iba de la cabeza, lo metió en una página, andando a caballo. Se la mandó por correo a Mike Friedrich para la revista Quack, pero lo rechazaron y Dave se calentó y dijo: “’Ma’ sí, me lo publico yo y listo, qué tanto”, y así nació Cerebus.

cb-0World´s Finest

A lo largo de los veintiséis años de existencia, Cerebus se alzó con un montón de premios, principalmente en el ambiente de las editoriales independientes, pero su fama y su gloria traspasaron límites y fronteras. Estos son algunos de los premios ‘grandes’ que Sim se llevó con su ‘pequeño’ cerdo hormiguero.

Premio Kirby: Mejor Serie en Blanco y Negro, 1985 y 1987

Premio Eisner: Mejor Álbum: Reedición, en 1994, por ‘Cerebus: Flight’

Premio Harvey: Mejor Historietista, en 1992, y Mejor Letrista, en 2004

Premio Ignatz: Artista Sobresaliente, en 1998

Premio Shuster: Logro Sobresaliente de Cómic Canadiense en 2005, a Dave Sim y Gerhard por completar Cerebus en 2004.

(El lunes, la segunda entrega)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios: