Final para el mega-informe semanal, con una recorrida por los one-shots satíricos que realiza Dave Sim desde 2017.

SIMplemente Cerebus (parte 16)

14/09/2020

| Por Diego Accorsi

1 comentarios

686882._SX1280_QL80_TTD_Estábamos con un Dave Sim lastimado, sin movilidad en su muñeca derecha, imposibilitado de dibujar, pero poco a poco, el ‘kirchenerista’ comenzará la rehabilitación y muy de a poco, volverá a las andadas. El 24 de junio de 2016 sube la primera tira online de Cerebus in Hell?, su entretenimiento y práctica para la recuperación del dominio de su arte. Sim seguirá mejorando y subiendo comics nuevos de Cerebus in Hell, con mucho humor ácido y parodias del género. En Noviembre, Aardvark-Vanaheim publica el comic-book blanco y negro Cerebus in Hell nº 0, que seguirá con una periodicidad bastante estricta hasta el nº 4 en abril de 2017.

Ya sin Gerhard, la mayoría de estas historias presentan a Cerebus pregonando y predicando ideas de Sim por el Averno, como lo imaginara el artista alsaciano francés Gustave Doré cuando ilustrara el Infierno del Dante en La Divina Comedia. Desde las tapas se parodian a los superhéroes y a los grandes hitos del cómic, pero por dentro hay pocos gags efectivos y mucha locura de Sim. Para él es genial, y por eso, tras las cinco entregas de Cerebus in Hell frena unos meses y arranca una parodia ya a nivel editorial más demencial aún: un nuevo número uno por mes. Sí, cada último miércoles del mes empezando en agosto de 2017, Sim combina a sus personajes con los fondos de Doré y con la ayuda de algún artista invitado (generalmente Sandeep Atwal) parodia desde la portada y el nombre de ese nº 1 a los grandes momentos del comic.

STL107928Así arranca la serie de números Uno, mofándose de todos, donde el chiste fuerte es la tapa y el nombre del ejemplar que llega hasta nuestros días. En los primeros números Uno, parte del material eran reprints de la tira online Cerebus in Hell?, pero después ya habiéndole agarrado el ritmo y recuperado por completo de su dolencia, Sim mete 24 páginas nuevas por número. Arrancó con Batvark nº 1 parodiando a Batman, a fines de septiembre; Aardvark Comics n º1, un ‘homenaje’ a la Action Comics 1; la Strange Cerebus nº 1 salió el 25 de octubre del 17; The Death Of Cerebus In Hell? nº 1 en noviembre, The Vark Knight Returns nº 1 a fines de diciembre; en enero del 18 Sim parodia a Watchmen con su Watchvark nº 1; en febrero le toca a Spider-Man con la The Amazing Cerebus nº 1; World’s Finite Cerebus nº 1 en marzo; Love and Aardvarks nº 1 en abril; Undateable Cerebus nº 1 en mayo; The Un-Bedable Vark nº 1 en junio; Teenage Mutant Ninja Cerebi nº 1 en julio; Nick Calm, Agent of C.O.D.P.I.E.C.E. nº 1 en agosto; Crisis of Infinite Cerebi #1 para septiembre; al mes siguiente –para agregar confusión- es turno de Cerberus in Hell #1, como el perro de tres cabezas de donde originalmente sacó el nombre del Aardvark, y siguen las jodas, como The League of Extraordinary Cerebi n º1, Sim City: A Dave To Kill For n º 1 (ya en febrero del ‘19), Giant Super Cerebus Annual 1, Cerebus Woman nº 1, Green Dante Green Virgil nº 1 (la parodia a Green Lantern-Green Arrow de O’Neil y Adams), o el Amicable Spider Vark Annual One Shot publicado en agosto de este año.

stl119238Pero los números no acompañan a este proyecto. En febrero 2017 el mercado de venta directa (o sea, las comiquerías de Norteamérica) encargaron apenas 5.139 ejemplares del Cerebus In Hell nº 1. En mayo de 2018, The Undateable Cerebus nº 1 arañaba los 2198 ejemplares pedidos, mientras que para Febrero del 2019, con Sim City nº 1, recibía apenas 1.765.

¿Es malo el material? El problema no es la calidad del dibujo, ni los fondos tardorromanticistas de Doré. Es –de nuevo- el propio Sim. Les voy a mostrar el adelanto a las comiquerías del material de uno de los número Uno especial, para que se hagan una idea de los problemitas que tiene este artista.

“Este junio, Aardvark-Vanaheim se enorgullece en continuar el diálogo con la versión Siglo 21 de los ‘Héroes Más Extraños de Todos’ en el último one shot de Cerebus in Hell?:

LGBTQ-etc PEOPLE Nº1!

(Guión) Dave Sim (Dibujo) Dave Sim, Gustave Dore (Ilustración de Portada) Benjamin Hobbs- parodia de la tapa de la X-MEN Nº.1 (1963) de Jack Kirby y Dick Ayers.

AHORA SIN @#$%ING REIMPRESIONES! EJEMPLAR DE 24 PÁGINAS TODO EN UNO DE LARGO ÉPICO! CONOCÉ AL SUPER GUPO MÁS INCLUSIVO DEL REINO INFERNAL! LESBIANA HOMBRE™! Mujer Gay chicana atrapada dentro del cuerpo de un Hombre Blanco que ella nunca hizo! REDWOOD CITY™! Parece un árbol, pero en realidad es un destino turístico metropolitano californiano de tamaño medio (y excreta sus propias piñas!) BORDERLINE BOBBIEY™! Sorprendentemente cambia de identidad de género cada vez que te referís a ella con un pronombre diferente! Tan sólo miralo a él! Vamos, chica! BELVEDERE™! Cansado de ser un semental centauro Belvedere exige sus derechos para dar a luz como una yegua! “Sin ÚTERO! Sin PAZ!” Mirá cómo los HEROES y HEROINAS MAS EXTRAÑOS DE TODOS se enfrentan contra Cerebus! ¿Podrá el cerdo hormiguero y sus Líneas de Homofobia bancársela contra una DECISIÓN DE LA CORTE SUPREMA? Presentando la canción éxito «Don’t Pine for your cone, Redwood City!» ADEMAS! CEREBUS HACE PARO! En negocios: 26 de Junio. Precio Sugerido: $4.00

Crisis In Infinite Quarantine SolicitImagínense la panzada de machismo que Sim se debe haber dado parodiando a la X-Men nº 1 de Lee y Kirby del ’63. Bueno, para este Septiembre es el turno de BATVARK PENIS ONE SHOT, con una parodia de los Books of Magic de Gaiman y a Batman pelando la chota, como sólo un desquiciado como Sim puede mostrártelo.

Y ahora sí, amigos comiqueros, amantes de las buenas historias y los artistas dementes, esta fue nuestra última entrega; finalmente llegamos hasta nuestros días con la saga del cerdo hormiguero y el cerdo misógino que lo creó. Espero que les haya gustado, que traten de leer al menos las primeras ‘guías telefónicas’ de Cerebus, que son verdaderamente un gran aporte al comic mundial. Más allá de su locura, Sim asumió un desafío y cumplió, influenciando a muchos otros artistas, ayudando al género y a la libertad de expresión de los comics en general. Y Cerebus quedará por siempre como un ícono del cómic de autor independiente, a pesar de su propio autor.

Aguante Cerebus.

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Es interesante la cuestión porque si la obra no tuviera méritos, no tendría ningún caso debatirla; lo mismo que si Dave Sim fuera una cruza de Ned Flanders y Pablo Mármol alumbrando una historieta que no ofenda a nadie ni cuestione nada y a la postre, no divierta a nadie ni suscite nada. Me acuerdo de una entrevista al querido Negro Fontanarrosa a respecto de Boogie, el aceitoso. «Sí, claro que he recibido correo en contra de Boogie. Pero lo preocupante fueron las cartas a favor («¡Por fin alguien que mata a los negros y pega a las mujeres!»).»
    A mí me hace gracia ver la tapa de un cómic con esa burla al colectivo LGTBQ+, pero no creo que me banque leer un cómic que sea una propaganda de odio. Pienso en Lizzy Tagliani que puede hacer chistes de travestis y Florencia de La Ve se puede ofender y enojar por ellos, pero si un machirulo del montón hace unos chistes del mismo tenor, es un fascista o algo así. Qué sé yo. «It’s very difficult», diría el Apache. En última instancia, el valor artístico es algo que puede permanecer un poco más, en este mundo impermanente. Pueden pasar las modas y todo eso, pero aunque los dibujos de Aubrey Beardsley ya tengan unos años a mí me siguen gustando. No sé si el tipo era buena o mala persona, pero a veces quizá es mejor no saber, si querés disfrutar de su arte sin esas espinas de información irrumpiendo en cada ocasión que tus ojos recorren sus líneas.
    Quizá el paso del tiempo nos otorgue una mejor perspectiva, la verdad, no lo sé. Lo que sí sé es que he disfrutado cada entrega de esta mega nota y que si bien confieso que me da pachorra meterme de lleno en el mundo del aardvark, mi interés ya tiene los pies ahí. Así que de a poco iré avanzando en la lectura de esta espesa obra, que demanda de su público una buena dosis de voluntad, pues parece rehusar lectores complacientes.

    Comentarios