Hora de meternos en Church & State, la saga más larga y compleja de todas las que protagonizó nuestro polémico antihéroe.

SIMplemente Cerebus (parte 4)

22/06/2020

| Por Diego Accorsi

1 comentarios

51YAAEEYM7L._SX346_BO1,204,203,200_Church & State

Esta saga es tan larga que abarca DOS guías telefónicas: Dave Sim quería contar una historia más extensa aún y por eso, Iglesia y Estado ocupó desde los números 52-80 (primer tomo) a 81-111 (Church & State II), correspondientes al período de julio de 1983 hasta junio de 1988. ¡Cinco años para desarrollar una historia! Iglesia y Estado anuncia ya desde el título con qué se va a meter. Y cumple.

La aventura empieza con Cerebus decidido a escribir sus memorias en la casa de la Condesa- un personaje femenino muy interesante, poco usado- cuando cae Adam Weisshaupt a ofrecerle el cargo de Primer Ministro. La tonga es que él ha unido a los cinco estados de Feldwar bajo su presidencia y quiere al cerdo hormiguero de títere en Iest. El orejón gris se niega, pero de un número para otro, se despierta tras varias semanas en blanco, sin saber qué pasó. Incomprensiblemente para él –y para nosotros, los lectores- ahora está casado con Red Sophia. Este suceso de borrachera y blanco, es una experiencia real del amigo Dave, que por supuesto, si a él le pasó, por qué no a Cerebus.

AdamEl aardvark quiere divorciarse, pero según las leyes de Iest, sólo puede hacerlo si lo aprueba Weisshaupt. El corrupto político se aprovecha de la situación y chantajea a nuestro antihéroe para que se convierta en Primer Ministro y escriba ‘comics’ panfletarios. Encima, el Roach se convierte en un byrnesco Wolve-Roach re-sacado que atormenta a nuestro ‘héroe’. Pero todo cambia cuando el reciente Papa es asesinado y los obispos nominan a Cerebus para el cargo, creyendo que lo podrán controlar a voluntad. Pobres. Cerebus a cargo de toda una religión. No saben con quién se metieron. Efectivamente, ni bien descubre el poder que puede ostentar, el ex mercenario avaro exige a todos los creyentes la entrega de todo el oro que poseen o el dios Tarim que él representa, destruirá el mundo en quince días y sufrirán por toda la eternidad. Esta movida económica destruye el poder de Weisshaupt, quien muere dejándole a Cerebus una frase tremenda: “Hay otros dos cerdos hormigueros en el mundo”. ¡Chan!

92frComo si esto fuese poco, la acumulación grosera de oro, activa múltiples enemigos que desean matar al cerdo hormiguero y saquear su botín. Eventos cada vez más extraños comienzan a suceder, indicando que –aparentemente- el Papa de la Iglesia Oriental tiene razón y se viene el fin del mundo, cuando en realidad si todo eso pasa, es por culpa de Cerebus y no por su ‘profecía’. Empiezan a aparecer falsos mesías de Tarim reencarnado, entra ellos, Thrunk, un gigante de piedra a quien Cerebus conociera en sus aventuras iniciales (Cerebus nº13). Este tremendo monstruo- muy cercano a un Ben Grimm gigantesco- expulsa al Papa avechucho de la parte alta de la ciudad, mientras la montaña en la que está enclavada Iest comienza a crecer.

Hago un alto en el relato de los hechos, para aprovechar el cambio de tomo, y porque es necesario agregar que acá se empieza a desarrollar el plot más peliagudo de la saga, el tema que dividirá al público de Cerebus en dos, el planteo que convertirá a Sim en un paria rechazado y un grande al mismo tiempo: el feminismo. De la mano de Astoria, conoceremos al movimiento de las cirinistas, seguidoras de Cirin, fervientes devotas de Terim, la Diosa (no Tarim, el Dios) y guerreras ávidas de poder, capaces de hacer entender sus ideas por las buenas o por las malas.

cerebus_074_jaka-e1463466043381En un momento de reflexión, Cerebus abandona su locura mercantilista y decide que escapará con Jaka para divertirse entre los bárbaros como ella le había pedido. Manda a su amigo mercenario Bear a que la traiga, pero Jaka llega ante el Papa gris y no quiere saber nada: se ha casado y seguirá fiel a su marido.

Si Dave era un tipo raro, un comiquero calentón y drogón, con ataques sicóticos y un ego considerable, imagínense cómo se pone ahora que durante esta historia se separa de su mujer Deni, pero MAL. Juicio, abogados, amenazas, las mujeres se transforman- con Deni a la cabeza- en el símbolo de la podredumbre. Y Cerebus recibe toda esta influencia que modificará su vida y su mundo de acuerdo a los estrafalarios estados de ánimo de su Creador.

Seguimos con más Church & State, y encontramos al cerdo hormiguero en la parte baja de la ciudad, de nuevo huésped de la Condesa, que está tras los pasos del Secret Sacred Wars Roach y sus sidekicks (más locuras del Roach gastando a las Secret Wars del Universo Marvel) y le da a Cerebus una forma de destruir a Thrunk que le dejó Weisshaupt. El ex Papa y Roach (ahora como un Dark Knight ‘milleresco’) corren a la montaña y acaban con el gigante de piedra.

cerebus_097_astoria1De regreso en el hotel, Cerebus recibe una visión de cómo ascender y llegar al Vanaheim (El Cielo) que involucra una esfera de oro. En eso, cae un obispo que declara a Cerebus ‘Papa de las dos Iglesias’ por el famoso albatros que les contaba antes, pero para poder acceder a este cargo, tiene que ejecutar al asesino del Papa anterior a él: Astoria. Capturada, encarcelada, casada con Cerebus y torturada, Astoria le revela a nuestro cerdo que si ella muere, Cirin y sus guerreras arrasarán con toda Iest. Las tendencias psicológicas de Sim no pueden dejar pasar el momento y Astoria trata de seducir al aardvark, quien simplemente la viola y se divorcia. Hay un juicio plagado de ecos místicos y presionado por la Iglesia Occidental, debe matarla. Pero duda y aparece en escena una esfera dorada. Esta transporta al cerdo hormiguero a la Torre Negra, que se eleva más allá de la atmósfera (se encuentra con Flaming Carrot, un personaje que publicaba su misma editorial) y llega hasta la Luna concretando la prometida Ascensión. Ahí se encuentra con el Juez- un personaje de Jules Feiffer en Little Murders con un toque del Watcher de Kirby-, un ser inmortal que habla y habla sin parar, explicando infinidad de cosas- como la figura de Suenteus Po (otro aardvark en esta tierra), la creación del mundo, y como si fuera poco, vaticina que Cerebus morirá solo, sin nadie que lo llore ni lo ame. Tremendo, sabiendo de quién viene. Pero el Juez le dice que si le parece mucho sufrimiento, que recuerde su segundo matrimonio, es decir, cómo torturó, violó y después apartó a Astoria durante este libro.

1Luego, es devuelto a su hogar para descubrir que no tiene más seguidores y que Cirin invadió todo el país y se quedó con el oro acumulado por nuestro Papa favorito. Cirin, podemos adivinar por lo poco que se le ve debajo de sus hábitos, es la otra aardvark que mencionó Weisshaupt antes de morir. Muy bien llevada, toda la saga tiene mucha magia y eventos místicos, que incluyen la explicación del largo de la nariz de Cerebus, que se altera con estas energías.

El evento editorial más importante que sucede durante esta saga (nº 65, calculo) es la incorporación de un segundo artista en la serie. Abrumado por el trabajo de la auto-edición (y la promoción por infinidad de convenciones), Sim incorpora al talentosísimo Gerhard. Así, sin otro nombre u otro apellido. Este artista se dedica exclusivamente a dibujar fondos, desde edificios a animales o sillas, lo que haga falta para meter a los personajes de Dave en un mundo mucho más realista y espectacular. Y no sólo el laburo de Gerhard mejora notablemente los fondos, sino que al tener Sim más tiempo para dedicarle a los protagonistas, los personajes obtienen un dibujo más elaborado todavía y el cómic gana un montón en toda la parte gráfica.

(el lunes, la quinta parte)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Muy copada la data de este autor y su personal obstinación en la creación comiquera. Leí en algún sitio que con esa cuestión de «luz» y «vacío» perdió muchos fans, pero se mantuvo intransigente como un campeón y luego se sumergió en el credo de una peculiar religión que parece cosa de Claudio María Domínguez. Buena data, che. Saludos.

    Comentarios