Nos acercamos al ecuador de esta obra compleja y fascinante del maestro Dave Sim.

SIMplemente Cerebus (parte 5)

29/06/2020

| Por Diego Accorsi

3 comentarios

198470._UY630_SR1200,630_Jaka´s Story

Después de los cachetazos que recibió, nuestro cerdo hormiguero quedó destrozado. La codicia lo llevó a la destrucción total de toda una ciudad, a quedarse solo, anticipando de alguna manera la profecía del Juez (que lo perseguirá por siempre). Cerebus está como shockeado. Tiene que cambiar para no terminar como predijo ese personaje en la Luna. Y el que cambia es Dave Sim. En este libro (nºs 114-136), muchos ven un punto de inflexión, un quiebre respecto de cómo se venía dando la aventura. Hasta acá, tuvimos humor, épica, magia, ironía, parodia, sucesos que avanzaban una trama desarrollando un personaje atípico, presentando su mundo y hechos relevantes. De pronto, Jaka´s Story frena esta tendencia. Cerebus y su historia pasan a un segundo plano y se convierte en protagonista Jaka y su vida (desde su pasado hasta su triste presente), contada desde una óptica literaria, como si en lugar de presentarnos una historieta, ahora Sim nos dejara mirar por arriba de su hombro un libro que está escribiendo. La tristeza de la nueva vida del artista se deja traslucir en estas páginas, y –extrañamente ya que Sim es un anti-gay total- toma como portavoz de esta narración a un Oscar Wilde traspasado al mundo de Cerebus. En lugar de la rígida moral isabelina que enfrentara el artista homosexual, acá debe vérselas con la extremadamente férrea moral feminista-cirinista que domina toda la nación. Esta base pinta poco entretenida, pero denle una oportunidad a este ejemplo de comic-book de alto nivel cultural. Ahora, si la vida de Jaka- y de Oscar Wilde- te chupan un huevo, pasá hasta Flight, porque Melmoth sigue esta tónica.

1-j9ZDwM_OIt8-YSuq5a3eKAJaka vive en la parte pobre de Iest con su marido, Rick, un tipo bonachón pero bastante nabo, desocupado y sin aspiraciones. Ella tuvo que volver a trabajar de moza y bailarina en el establecimiento del que le alquila la pieza, que, aunque el baile es ilegal, la deja hacer porque como no va nadie, él la tiene solo para sus ojos y sueña con poseerla. Cerebus la encuentra, pero tan poca fuerza tiene que en lugar de llevársela, termina viviendo con ellos, escondido. El personaje de Oscar, claramente Wilde, escribe sobre la vida de Jaka, parte espiándola, parte por recolecciones de su pasado. Así, la historia entremezcla el pasado de Jaka como sobrina de Lord Julius en la corte (y por ende, Princesa de Palnu) y su verdadero amor, el baile, por lo que abandonó todo. Sim –que trabajó en una librería y es un ferviente lector- logra imitar el estilo del escritor inglés a la perfección, con imágenes acompañadas por mucho texto. Páginas enteras de texto nos cuentan la historia de Jaka al mejor estilo Oscar Wilde, con un Gerhard inspiradísimo, que va encontrando su lugar y se larga a expresar desde los fondos y las texturas, para darle sustento a este mundo ‘wildesco’ de literatura y sofisticación (a años luz de las planicies y desiertos bárbaros de los primeros números de Dave).

200px-Cerebus119CoverAl final, las cirinistas matan al tabernero por tener a una bailarina, Oscar es sentenciado a dos años de trabajos forzados por escribir sin licencia, Jaka y Rick son llevados prisioneros ante la terrible señorita Thatcher, inquisidora suprema (físicamente igual a la igualmente cruel Primer Ministro británica, Margaret Thatcher). Este sorete humano le explica a Rick que Jaka estuvo haciendo todo lo posible por perder sus embarazos, y enfurecido, el marido golpea a su mujer. Con esto, se gana el castigo de las feministas y se lo llevan para que de entrada, le rompan los dedos gordos. Para Jaka, el castigo vendrá por otro lado: de vuelta en su hogar en Palnu, encerrada, sólo le queda el recuerdo de su vida alegre y libre, para extrañar y llorar. ¿Y Cerebus? El petiso peludo no estaba en casa cuando todos fueron arrestados, y al descubrir la situación, se convence de que a Jaka también la mataron las cirinistas. Otro tremendo golpe. Acaba de perder a la única mujer que amó y podía volver a amar.

Melmoth

198466._UY425_SS425_Este libro contiene los números 139 a 150, y podría haber estado fuera de la colección. Si bien arranca con Cerebus catatónico, sentado en la puerta de un bar, el aardvark permanece así durante todo el libro. No hace nada más que contemplar el vacío, meditando sobre lo que le pasó y lo que le pasará. Sim paraliza a la aventura y al humor. Al final de esa calle, vemos cómo liberan a Oscar de prisión, convaleciente. La muerte se acerca al artista y si en el libro anterior todo giró en torno a la vida de la bailarina, ahora cambia el enfoque y gira en torno a la muerte de su biógrafo. Dave Sim realizó una exhaustiva investigación de los últimos días de Oscar Wilde y la vuelca con detalle, basándose en cartas de sus amigos y cómo el enfermo artista debe esconderse en un hotelucho con un seudónimo (Sebastien Melmoth) a esperar su muerte. Se acerca el número 150, la pronosticada mitad de la obra de Sim, y según él, se acaba la mitad masculina del libro y comenzará la femenina. Para dejarnos bien al palo, en el epílogo Cerebus despierta de su trance cuando escucha hablar a dos cirinistas, una de las cuales es la carcelera de Jaka. Sin dudarlo, el cerdo hormiguero asesina a las dos mujeres sin importarle alertar a las feministas de su presencia. El petiso calentón sale corriendo con un ejército de cirinistas tras sus pasos.

cerebus_140_oscarAlgunos de los recursos que vimos en esta primera mitad, volverán en la segunda (saga larga de más de un tomo, autor famoso real convertido a personaje con su estilo narrativo, una ascensión mística, etc.) con un Sim cada vez más enceguecido por sus experiencias personales, el éxito económico y el reconocimiento de sus pares, pero con una calidad gráfica siempre en ascenso y una narrativa siempre innovadora y atrapante.

Los libros 7 al 10, componen todos una gran novela “Madres e Hijas”, que abarca 50 números y gira en torno a la religión y las profecías, pero enfocado en Cirin y Astoria. Pronto empezamos a analizar libro por libro de este supuesto ‘Church & State femenino’.

TEXTUALES (algunas frases de Dave Sim)

“Si yo pudiera decir de qué se trata Cerebus en cinco párrafos no lo habría estado haciendo por 14 años. Ni lo seguiría haciendo por 12 más”.

«A la gente de negocios no le gusta tocar a los artistas si pueden evitarlo. Por eso contratan coordinadores”.

“Somos todos ‘funny animals’ en un mundo de humanos”.

«Ninguna corporación jamás le pagará a un artista lo suficiente como para que les ganen un juicio”.

(el lunes, la sexta parte)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Muy bueno esto. Buscando conseguí ese pdf con cien páginas de «Alta Sociedad» y quería adjuntar este pequeño texto, que si bien ya se comentó, me pareció una interesante carta de presentación: «Si coges trescientos números de Superman o Spider-man continuos, estos no tienen ningún sentido como historia ni como biografía. Cerebus, al contrario, es un relato con su principio y su final. El documental de la vida de un personaje con todos sus altibajos, sin números
    de relleno realizados por otros equipos creativos. Una serie que concluye con la muerte del
    protagonista en el último número.»
    Quizá ese trance donde el personaje está catatónico sea un plomazo en el sentido que no hay acción ni humor, pero en la decisión de ser escrupuloso al narrar los «altibajos» del personaje a lo largo de la obra, parece justificado. De hecho, unas cuantas páginas en apariencia poco interesantes, es algo que creo, un equipo creativo probablemente omitiría.

    Comentarios
    • Pase por lo de Arsenio, buen hombre

      Comentarios

      Papepipopum

      30/06/2020 - 11:11

    • ¡Gracias, Papepipopum! Me había fijado en How to Arsenio unos días antes del 28 de junio (que fue cuando lo subieron). Tengo para entretenerme. Me parecieron interesantes las cosas que comenta allí Suditeh, sobre que no es un mal lugar para dejar la serie tras el volumen «La historia de Jaka». En fin, para gustos, colores.
      ¡Saludos!

      Comentarios

      sabadisho

      02/07/2020 - 22:50