Ultimo tramo de nuestro repaso por la historia del Dios del Trueno, y llegamos hasta el debut de Jason Aaron, el actual guionista del personaje.

Thor (parte 7)

07/01/2017

| Por Andrés Accorsi

1 comentarios

1786394-the_mighty_thor_1.LA EPOPEYA DE NUNCA ACABAR

Estamos a mediados de 2011 y los cines de todo el planeta estallan con el primer largometraje de Thor, integrado al Marvel Cinematic Universe y dirigido nada menos que por Kenneth Branagh. Para capitalizar la movida, Marvel hace la clásica: lanzar un nº1, como para que algún incauto crea que la historia de Thor en lso comics vuelve a empezar en el preciso momento en que uno sale cebadísimo del cine. La verdad es que esta serie, ahora llamada The Mighty Thor, está claramente apuntada a los lectores que siguen al Dios del Trueno hace mil años, y como punto de partida puede resultar complicadísimo, por la cantidad de referencias a otras sagas previas y paralelas, tanto de Thor como de otros personajes del Universo Marvel.

Como guionista tenemos una vez más a Matt Fraction, a quien los lectores habían aplaudido en la serie anterior, cuando planteó la ambiciosa epopeya de los World Eaters. Y para dibujar los seis primeros números volvió Oliver Coipel, amado incondicionalmente por la hinchada desde el relanzamiento de 2007 junto a J.M. Straczynski. En el primer arco argumental (el único que dibuja Coipel), Thor comparte protagonismo con Sif en una trama que los llevará a confrontar con el Silver Surfer y Galactus y en la que también hay roles destacados para Odín, Loki y el Destroyer (“casualmente” tres personajes que aparecen en la película). La idea de Fraction es buena, pero el desarrollo es MUY cuestionable, principalmente por lo estirado que está todo.

img_6567-0El nº7 es una especie de prólogo a Fear Itself (ya hablamos en la nota anterior de ese evento nefasto, lleno de crossovers pedorros) y en el número siguiente arranca un nuevo arco de cinco episodios (los que faltaban para completar un segundo TPB de seis), esta vez con un nuevo “protagonista”, Tanarus, y con Thor supuestamente muerto en Fear Itself. Y para hacer volver al ídolo, a Fraction se le ocurre la mejor idea de toda su etapa asgardiana: Atum, el Comedioses, hijo de Gaea y el Demiurge, poderosísimo monstruo responsible de la destrucción y el repliegue de los Antiguos Dioses. O sea que por un lado tenemos la trama de este falso Dios del Trueno (Tanarus) y por el otro la machaca de Thor –decidido a volver al mundo de los vivos- contra la entidad que se lo está devorando. Y en el medio, sacudones políticos en Asgard que terminan con el trono ocupado por… Freya, la líder de las All-Mothers, la facción femenina de los Dioses Nórdicos. El dibujo es muy irregular, ya que meten mano varios dibujantes distintos, entre ellos Pasqual Ferry y Giuseppe Camuncoli.

 

 

2650367-prev_img.FINAL PRENDIDO FUEGO

El siguiente arco argumental es el más flojo. Cuatro episodios soporíferos en los que Fraction le da bastante protagonismo a Don Blake y en los que el conflicto pasa por un plan de la Enchantress que tiene que ver con los sueños y las pesadillas tanto de los asgardianos como de los humanos comunes que viven en Broxton, Oklahoma, a la sombra del Reino Dorado. El dibujo del español Pepe Larraz tampoco se luce demasiado y contribuye a que uno quiera que la historia dure mucho menos de lo que dura.

Y llegamos a la última aventura de Thor escrita por Matt Fraction: Everything Burns, la mega-saga contra Surtur que abarca los números 18 al 22, más varios números de Journey into Mystery (ver la nota anterior), escritos por Kieron Gillen, quien colabora con Fraction también en los guiones de Thor. Excepto en el nº22 (que en realidad es un epílogo), el resto de los números de Thor brilla con los majetuosos dibujos de Alan Davis, lo cual es motivo más que suficiente para tenerlos y leerlos. Acá los guionistas cierran el plot de las dos “familias” de dioses, los Aesir y los Vanir, la rosca con Hela que Gillen venía desarrollando en JiM, y –finalmente- le dan una explicación más o menos coherente al tema del Loki pre-pubescente y sus maquinaciones.

2355420-mu8572De todos modos, cabe señalar que la saga está muy estirada. En seis episodios, a lo sumo siete, se podría haber contado lo mismo. Fraction estira más con la machaca, Gillen con los diálogos ingeniosos y las escenas más introspectivas. Y como en los arcos anteriores de JiM, Gillen mete mucha runfla, mucha negociación, mucho psicopateo verbal, por suerte escrito a un nivel muy, muy notable. Lo que no se le puede discutir a Everything Burns es su trascendencia: al final, casi nada queda como estaba al principio. Thor, Loki, Surtur, Leah, hasta personajes que tienen roles menores cambian al ritmo de esta epopeya en la que todo el status quo de Asgard y aledaños se ve seriamente sacudido.
Entre la rosca política, el chamuyo metafísico y la acción, la saga se hace entretenida a pesar de la extensión. La grandilocuencia, la búsqueda por todos los medios del impacto, empañan un poco esa imagen de “comic distinto” que tenía JiM, que parecía transitar por un carril más finoli, más cercano al comic de autor dentro del mainstream. Acá, Gillen choca contra el mainstream de frente y a 160 km/h, y hay que buscar las esquirlas del “comic finoli” entre una hecatombe de fierros abollados y prendidos fuego.

4854b7982d2d3a1d714b2449cf17f326Fraction, por su parte, aprovecha la dimensión que cobró esta guerra contra Surtur para traer agua a su propio molino, para resignificar varias cosas que habían sucedido en sus episodios anteriores de Thor y para abrir puntas que… nunca explorará en episodios posteriores, porque acá llega el punto final de su etapa al frente del Dios del Trueno.

Estamos a fines de 2012 y se viene la movida conocida como Marvel NOW!, que implica el enésimo relanzamiento de todas las series con nuevos nºs 1 y esta vez con nuevos equipos creativos. ¿Borrón y cuenta nueva? Casi. El hijo de Odín regresará en una nueva serie ahora titulada Thor God of Thunder, con Jason Aaron como guionista y Esad Ribic a cargo de los dibujos del primer arco argumental. Cuatro años más tarde, Aaron continúa al frente de las aventuras de Thor, con lo cual me parece justo terminar acá el repaso por la historia del personaje y recomendarle a los interesados en descubrir “en qué anda Thor”, que arranquen con esta colección, Thor God of Thunder, de 2012, que es donde Aaron empieza a desarrollar el plan a largo plazo que lleva a los personajes a donde están hoy. Está todo recopilado en libros, o disponible en soporte digital, e incluso traducido al castellano, así que no debe ser tan complicado.

El mes que viene cerramos la mega-nota con un repaso por novelas gráficas, one-shots y miniseries accesorias que vale la pena buscar y leer.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Buenisimas todas las notas de Thor. Puta madre como extraño las Comiqueando en papel. Hoy me releí toda la que trae la nota de Daredevil y lamentablemente hoy en día no tengo nada para leer en papel con ese tipo de encarar los temas y el tono. Me tengo que conformar con la Dolmen de vez en cuando 🙁

    Comentarios

    Josy

    26/01/2017 - 10:24