Desde Adentro

A veces hay que arriesgarse y timbear por uno mismo. Ese primer laburito quizás no pague mucho pero a la larga puede ser sumamente rentable.

Erik Larsen

06/07/2018

| Por Staff de Comiqueando

4 comentarios

6e2708a7f389e6f0eafe348c70efaf74Quizás esto te sorprenda, pero muchos de los comics que menos venden a través de Diamond, no ganan plata. Seguramente en las otras distribuidoras vas a encontrar cifras parecidas, o incluso menos ediciones que ganan plata. Mucha gente hace comics simplemente porque ama los comics.

Hay gente que vive con lo que gana trabajando de otra cosa y junta plata para publicar sus comics. Tienen fe en que un día van a haber juntado el público suficiente como para que eso genere un ingreso. Para muchos, ese día no llega nunca.

Cada vez más guionistas y dibujantes dejan la vida trabajando en comics que nunca van a ver la luz del día. Material que nunca se va a imprimir, nunca se va a distribuir. A veces lo más cerca que se llega es la fotocopia.

Y mis comienzos, mis verdaderos comienzos, fueron así. Durante años dibujé mi propio comic, y no lo publicaba. Después me lo empecé a publicar yo. Creo que antes de que alguien viera un comic mío impreso, yo tenía dibujadas 1000 páginas. Y cuando finalmente edité Graphic Fantasy, la imprimí literalmente yo mismo, en una imprenta offset casera.

741149964b91be6a826dc9711487b74aTambién había historietas dibujadas por dos amigos míos, y yo las entinté. Entre los tres armamos la vaquita para hacer las chapas de impresión y comprar el papel. Nos pasamos horas y horas armando los pliegos y abrochando los ejemplares, para llegar con la revista a una convención, donde quizás vendíamos algunos ejemplares.

Ninguno cobró por ese trabajo. La revista jamás generó un peso. Simplemente amábamos los comics y queríamos hacer los nuestros.

No hace falta que te paguen para hacer comics. Los podés hacer igual, para vos. Si no te querés convertir en auto-editor, hay otras opciones disponibles. Podés obtener la experiencia necesaria en esas editoriales chiquitas y, aunque no veas un centavo, todo suma para convertirte en un artista mejor, más competente.

Si tu objetivo es llegar a la calidad que hace falta para que alguien quiera pagarte, hay varias maneras de llegar hasta ahí. Muy pocos empiezan dibujando a Spider-Man. Obviamente yo no soy uno de esos pocos.

Cuando sos joven y tu trabajo está crudo y sin pulir, necesitás mejorar en el oficio, para que la historieta no sea toda tu vida ese sueño inalcanzable. Ofrecete. Ayudá. Hacé lo que haga falta para llegar. Hacé comics para la web. Posteá dibujos en Facebook. Producí algo. Si no sabés escribir, hay miles de aspirantes a guionistas buscando formar equipo con aspirantes a dibujante. A veces funciona, a veces no, pero hasta cuando no funciona la experiencia es valiosa. Te ayuda a ir ajustando tuercas y te acerca a tu objetivo.

SavageDragon_225-1Hace muchos años, dibujé una historieta de Savage Dragon para una revista que se llamaba Charlton Bullseye. La revista no pagaba un mango. Y mi historieta fue rechazada.
Resultó que incluso sin pagar un mango por las historietas, la revista no se pudo sostener. Después de diez números, Charlton Bullseye se canceló. George Wildman, el coordinador, me mandó una carta muy cordial donde me informaba que la revista había cerrado y me alentaba para que probara suerte en otros lugares.

Eventualmente la edité yo mismo en aquel primer número de Graphic Fantasy. Hace no mucho, la coloreamos y la republiqué en el nº225 de Savage Dragon.

¿A dónde voy con esto? Si no hubiese estado dispuesto a trabajar gratis, nunca habría dibujado esa historieta. Nunca habría podido auto-editar esa historieta y no habría tenido muestras para presentarle a la gente que eventualmente me pagó para dibujar historietas.

A veces hay que arriesgarse y timbear por uno mismo. Ese primer laburito quizás no pague mucho (quizás ni siquiera pague) pero si aprendés de la experiencia y mejorás, a la larga puede ser sumamente rentable.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Andresssssss!!!!! yo tampoco fui a un cine porno, lo mas groso era pasar por uno….lo más cercano que vi de chico, eso de estar en un cine porno, fue con la peli de John Landis “Un Hombre Lobo Americano en Londres” de 1981!!

    Comentarios

    yolomate

    11/07/2018 - 14:38

  • Andrés, vos que has vivido y visto el mundo, ¿sabes cómo es el interior de un cine porno?, ¿alguna vez estuviste dentro de uno? No entiendo, es que se supone que te permiten masturbarte o acaso se supone que está prohibido??? Hay mucha gente?? sirven comida?? como es el tema??

    Comentarios

    lautaro

    07/07/2018 - 02:59

    • Nunca entré a un cine porno. Vi fotos y filmaciones. No sirven comida, no hay mucha gente y no está para nada prohibido masturbarse. Por el contrario, lo raro es que algún espectador no se masturbe.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      09/07/2018 - 18:11

    • Muchas gracias por tu respuesta. ¡Saludos!

      Comentarios

      lautaro

      10/07/2018 - 13:30