Desde Adentro

Si no encajás en la cajita que te armaron, no tiene nada de malo. El problema lo tiene la cajita.

Kelly Sue DeConnick

21/12/2018

| Por Staff de Comiqueando

1 comentarios

Captain_Marvel_Vol_7_9Hay muchos malos entendidos respecto del comic. Es fácil subestimarlo, con la excusa de que es algo trivial, o sólo para varones adolescentes. Pero en realidad es algo mucho más complejo. El comic no es un género, es un medio. Y si consideramos el género dominante dentro del comic (las historias de superhéroes) es algo que se puede hacer bien o que se puede hacer muy mal. Hay historias de superhéroes increíblemente bien hechas desde una perspectiva literaria. Creo que si las vamos a descartar, tendríamos que descartar también a la ópera y a la commedia dell’arte. Estos arquetipos exagerados son la forma en que nuestro cerebro de reptil conecta con historias acerca de lo que nos hace humanos. ¿Se puede hacer mal? ¡Totalmente! También pasa con la ópera y el melodrama. Pero también se puede hacer excepcionalmente bien. Es poco inteligente descartar todo de antemano.

También me parece importante señalar que no hay nada inherentemenet masculino en el oficio de contar historias con imágenes. Es tan humano como los humanos. No hay nada inherentemenet masculino en la estética pulp, no hay nada inherentemenet masculino en la ciencia-ficción, ni en las historias de heroismo. Ni siquiera hay nada inherentemenet masculino en las fantasías de poder. Yo soy mujer, mido 1,60 y siempre tuve cara de nenita. Y puedo darle clases de fantasías de poder a cualquier varón en cualquier aula. Personalmente creo que hay un comic para todos y cada uno de los que aman las historias.

bitch-planet-triple-feature-3_7e2868a298También es importante el hecho de no ser complacientes. A mí me dijeron montones de veces que me tengo que vestir de otra manera y tweetear de otra manera porque si no, nadie me va a tomar en serio. También me dijeron que no usara mi segundo nombre, así la gente podría suponer que soy un varón y tomarme más en serio. Incluso a las mujeres se nos enseña a ocultar la edad, no? Y eso es una cagada porque crea la concepción errónea de que todas las mujeres con alguna relevancia son nenas. ¡Pero no! ¡Las mujeres envejecemos! Cuando cumplí 40, mucha gente bienintencionada se la pasaba diciéndome “uh, no parecés 40, ni ahí”, ¡pero sí parezco! ¡Y me hago cargo!

Me parece importante darle permiso a la mujer para arriesgarse a no gustar. Nos comportamos como si no gustarle a alguien fuera lo peor que le pudiera pasar a una mujer en su vida. No vaya a ser que lastimemos la susceptibilidad de alguien, más allá de lo que ese alguien haga para lastimarnos. El otro día fuimos con Kit, mi asistente, a la estación de servicio. El empleado nos estaba cargando nafta y se la empieza a chamuyar, y el tono de lo que le dice se va poniendo cada vez más picante. En uno de los asientos Kit tenía una blusa, envuelta en la bolsa de plástico de la tintorería. El flaco le pregunta si se pone algo abajo de la blusa. Kit le contesta amablemente, porque le enseñaron que es la mejor forma de resguardarse. Le enseñaron que quedar bien con otros es mejor que sentirse bien ella misma. Y a mí en un momento se me soltó la cadena y le pegué un grito al chabón. De inmediato se calló la boca y se fue. Tuvo que venir el gerente a acomodar la manguera y terminar de llenar el tanque de nafta. Cuando Kit arrancó, a mí me temblaban las manos. Y lo más loco es que pasamos un par de minutos preocupadas por este chabón, por lo que habría sentido, o si esto le generaría problemas con su jefe. ¡Pero no es así! ¡A él le importaron un carajo los sentimientos de Kit! ¡Se estaba portando como un depredador! Nos enseñaron a poner el bienestar de los otros por encima del nuestro, la seguridad de los otros por encima de la nuestra, y no, ese no es la vida que yo quiero para mi hija. Ni para mí tampoco.

aqm_kelly-sue-deconnickSi no encajás en la cajita que te armaron, no tiene nada de malo. El problema lo tiene la cajita. Nadie, ni siquiera Carol Danvers, que es una mujer alta, rubia y hermosa, encaja en la cajita. Es calentona, le gusta ser la jefa. No siempre se preocupa demasiado por los sentimientos de los demás. Y eso es lo que le quiero enseñar a los chicos desde mis historietas. No hay por qué ser buenos. Hay que ser amables, pero no hay por qué ser buenos. Son cosas muy diferentes.

Hacer un comic es barato. Se puede producir con muy poca plata comparado con lo que sale hacer una serie de TV o una película. Estamos en el lugar ideal para asumir más riesgos, porque no estamos timbeando millones de dólares. Podemos ser la vanguardia de un cambio cultural serio. Y debemos serlo.

 

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • No es para que te tiemblen las manos, chiqui, ¡vos podés! Igual hay un error: los superhéroes son para estimular la imaginación de los niños. Y ponele que niñas. Pero no para gente adulta.
    Eso es lo que dijo el hombre Dios Alan Moore, y la palabra de Alan Moore es incuestionable, eso quiere decir que no se cuestiona, no se puede. El mago siempre tiene la razón. Siempre la tendrá.

    Comentarios

    Toribio

    21/12/2018 - 14:43