Los casos del Inspector McCurro

Con la batalla legal entre Todd McFarlane y Neil Gaiman en su momento más álgido, el felino fisgón toma cartas en el asunto.

Los milagrosos choreos de Miracleman (parte 5)

16/11/2019

| Por Staff de Comiqueando

2 comentarios

tapa HellSp-Estamos en 2001 y Toddy McFarlane, que se cree dueño y señor de Miracleman, no duda de incorporarlo a su creciente universo Spawn. En el número 6 del spin-off ‘Hellspawn’, el guionista Steve Niles debe introducir al personaje de Mike Moran…

-¡El alter ego de Miracleman!- interrumpió desbocado el proto-guionista, pero el gato detective siguió como si no lo hubiese escuchado.

-…con órdenes de ir metiéndolo hasta que efectivamente, en el nº 13 aparecería como Miracleman. De hecho, la tapa llegó a dibujarse. Mac incluyó a nuestro superhéroe en un postergado Image 10th Anniversary Book, lanzó una estatua de resina de 10 centímetros de Miracleman que venía junto a una de Spawn en una edición especial para la San Diego Comic Con y se preparaba a llevar al personaje hacia el nº 150 de Spawn. Por supuesto, Todd negaba todo derecho a cualquiera que no fuera él mismo y quería generar guita para él sólo. Gaiman estaba desesperado. Ya en 1997 yo lo había ayudado con otro caso, entonces no dudó en recurrir a mí.

spawnmmfigure-McCurro, me dijo el británico, McFarlane me cagó Miracleman. Está punto de meterlo en su universo y explotarlo entre sus títulos de mierda. Va a sacar muñequitos, toda la parafernalia y no reparte un dólar. ¿Qué podemos hacer?- Yo lo medité un toque y le dije: Mirá, Neil: Toddy tiene mucha guita. Mucha. Puede comprar a los mejores abogados, puede comprar a los jueces incluso. Hay que combatir fuego con fuego. Si vas por la tuya como un Lone Wolf, te vas a desangrar, vas a perder guita y no te vas a quedar con el personaje. Necesitás un aliado que pueda solventar el caso. Necesitás montar una empresa que se dedique a rastrear los derechos de Miracleman desde sus inicios. Todd compró Eclipse. Pero ¿tenía Eclipse los derechos de Miracleman? Supuestamente Pacific se los compró a la Quality, ¿pero cómo los consiguió Skinn para la Warrior? ¿A quién se los compró? ¿A Anglo? ¿A L. Miller? ¿Existe Marvelman o es una reedición del Captain Marvel de Fawcett? Vas a tener mucho laburo Neil, y muy caro. Montá una empresa y que te lo haga otro o no vas a tener tiempo para escribir una línea nunca más en tu vida y vas a tener más deudas que Argentina. Vos pensá. ¿Quién tiene la guita para bancar una empresa así y que al mismo tiempo pueda ser tentada a beneficiarse con la recuperación del personaje? Una editorial grande, estimado Neil. Y si en los ‘80 se negaron a publicarlo por el problema del nombre, bueno… Buscate una editorial a la que el nombre le caiga bien…

MM x TMF-¿Marvel?- me dice extrañado Gaiman. Hacía poco había terminado Sandman y toda su carrera se había desenvuelto en DC.

-Marvelman, querido. Ofreceles Marvelman. Si te ayudan a recuperar el personaje, se los cedés para que lo publiquen ellos y vos mantenés los derechos.

-Pero van a querer ver guita, no van a poner ciegos lo que yo les pida para esa empresa rastreadora de derechos que me decís.

-Bueno, andá a hablar con Joe Quesada de parte mía. Ofreceles una graphic novel, un especial, cualquier berretada que les sirva a ellos para vender mucho. Y si no, pagales con Angela, que te quedó por ahí al pedo.

-¿Vos decís que les entregue a Angela para que ellos la metan en el Universo Marvel? Pero eso es inaudito, ¿Qué estuviste fumando, gato delirante?

-De todo, pero vos haceme caso, Neil. Ofrecele esas tres cosas a Quesada a cambio de que te apoyen 100% para recuperar al personaje. Es tu única posibilidad. Es eso o te come todo McFarlane.

-¿Y qué pasó?- preguntó Adán Babylon azorado.

-Pasó que Gaiman fundó la Marvels and Miracles LLC y logró impedir todo uso del personaje por parte de Toddy McGarquen. En 2002 Neil enjuició a Todd por el uso sin autorización de Miracleman y de los personajes que él creó para Spawn. Y claro, escribió 1602 para Marvel, cuya dedicatoria dice: “Para Todd, por hacerlo necesario”.

-¿Entonces Quesada lo apoyó? ¿La plata era de Marvel?

1602-Por supuesto, mi transpirado esbirro- retomó el felino fisgón.- Quesada salió a bancarlo y a anunciar que si Neil ganaba el juicio, Marvel estaría encantada de publicar la obra con el título original. Incluso Alan Moore salió a apoyar a la cruzada de Gaiman y su empresa rastreadora de derechos oscuros. Claro que estos abogados también reincidieron contra McFarlane por los derechos de Neil sobre Angela, Medieval Spawn y Cogliostro. Y en 2004 vuelve a ganar Gaiman, recupera la mitad de los derechos de sus personajes y la promesa de una tonelada de guita. Pero hete aquí, que paralelamente, McFarlane Productions pierde un juicio contra el jugador de hockey Tony Twist, porque Mc lo usó como un capo mafia sin su permiso desde los primeros números de su personaje estrella, y la Justicia de Missouri determina que el canadiense debe desembolsar QUINCE millones de dólares por daños y perjuicios contra el jugador de hockey sobre hielo. Chau, la empresa de Todd presenta bancarrota y Gaiman se queda sin cobrar un sope.

-¡Es la maldición de Miracleman! Nada puede salir bien- se desesperó el fanzinero sudando a mares.

-Calma, Adán, que falta poco…

Continuará…

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios