Los casos del Inspector McCurro

McCurro desempolva un pantanoso caso de sus inicios en la profesión, en el que tuvo por cliente nada menos que a Stan Lee.

Plagio Empantanado (parte 1)

12/10/2018

| Por Staff de Comiqueando

5 comentarios

-Yo era joven, inocente y bello- arranca McCurro, y despierta la sonrisa franca del joven artista novel que sigue su relato. –Posta, pelotudo- le corta la alegría el felino detective. –Te estoy revelando mi primer gran caso y te me reís de esa boludez- notoriamente, a esas horas de la noche, el gato estaba en un estado de conciencia alterada producida por la ingesta de hongos cultivados en añejadas bolsas de 10 kilos de Gati. El pobre Adrián Valdez, sentado del otro lado del oscuro escritorio estaba cada vez más incómodo y cansado, pero el detective lo tenía amenazado con deschavar públicamente de dónde había robado su idea para el primer comic que había logrado meter en una antología fanzinera si levantaba su “peludo y sudoroso culo de esa silla”. Se limitaba a tomar agua, a asentir con la cabeza ante los silencios del felino y a secarse la transpiración de su rostro bermellón. –Esto pasó muy a principios de los ´70, ’72 como mucho. Un día me llama Stan y me dice: “Currito, venite”- ¿Qué me mirás, gil?, sí, era amigo de Stan Lee y me decía “Currito”, ¿y qué?- el gigantesco receptor involuntario de la anécdota del detective se limitaba a poner caras a medida que decodificaba el relato, y no paraba de secarse el sudor que le corría por el rostro, debido al clima de encierro en la oficina de McCurro y el terror a que en el estado calamitoso en que se encontraba, el gato deschavara su pecadillo por la web.

–Y fui, obvio. En esa época Stan te decía ponete la correa y ladrá y todos éramos sus perras. A los tres días estaba en su penthouse y whisky va, whiskas viene, me tira “Me la hicieron de nuevo, Currito”. Y me presenta sobre su imponente escritorio dos revistas, una en cada mano. Una era la Savage Tales 1, y la otra la House of Secrets 92, de DC. –El joven artista cautivo empezó a ver para dónde iba el relato y se reacomodó en la silla, mientras sacaba un nuevo pañuelo de sus bolsillos para absorber la secreción que caía por sus sienes.- Stan estaba que echaba humo. “Otra vez, otra vez… otra vez”, repetía como un mantra, hasta que se cansó y reboleó las dos revistas por el aire. El genio detrás de Marvel se refería a los casos A-0964, A-0968 y B-0003. Tomá, fijate- y el felino le acercó tres fichas de su archivo a ‘Adán Babylon’ entre el quilombo de su escritorio. El grandote se secó las manos en el pantalón y las analizó asombrado.

ficha McCurro Swamp1

ficha McCurro Swamp2

El felino se mantuvo en silencio hasta que el artista le devolvió las fichas con un suspicaz asombro. Tras otro tequilazo retomó la narración:

-Tranqui, Stan, le digo, ya estoy trabajando en el caso. Pero, Currito- arranca de nuevo en tono afligido el creador del Marvel Universe, mientras gesticula al borde de arrancarse la peluca,- la otra vez no resolviste una mierda. Me dijiste que fue una casualidad, que la sincronía creativa, cuando en realidad estos mafiosos hijos de puta- así era como Stan se refería a la DC, por gente como Gaines, Donenfeld y Liebowitz, e incluso por Carmine Infantino que fuera jefe de coordinadores entre el ´67 y el ´74,- a esta manga de retrógrados verduleros no se les cayó una idea desde que se aprovecharon de los pibes de Cleveland, hasta que yo les demostré cómo hacer superhéroes exitosos y empezaron a chorearme. ¿Cuál fue su última creación original antes de la Era Marvel? ¿Superboy? Dejate de joder, Currito, no entiendo cómo todavía hay gente que cree que yo me pude haber choreado a los X-Men o a la Hermandad… – y así siguió con sus dotes histriónicas en un monólogo digno de un show de stand-up comedy, si el objetivo fuera dar lástima y victimizarse mientras paseaba a grandes zancadas por la extensa oficina.

-Stan- lo interrumpí cuando se me acabó el alimento balanceado que me había servido,- dijiste suficiente.

Y sin más, me fui con una valija cargada de comics de Marvel y de DC que me diera The Man, a un hotelucho donde estaba parando. La investigación preliminar no arrojó mucha luz; claramente los dos personajes eran iguales y si bien el monstruo de Marvel apareció dos meses antes, para el público, siempre el Man-Thing de Stan Lee, Roy Thomas, Gerry Conway y Gray Morrow había sido copiado del Swamp Thing de Len Wein y Berni Wrightson. Quizás por el prestigio que alcanzó el personaje de DC después, o por la dispar calidad de los dibujantes- teorizaba el felino cerca de perder el hilo de la narración,- lo cierto es que Lee quería que yo le resolviera el plagio más importante de la década del ’70. Evidentemente Stan no había aportado mucho a esa creación, quizás un visto bueno, pero el guión era claramente Conway. Podría hablar con Rascally Roy o con el mismo Gerry, e incluso buscar a Wein en DC. O podía ir a ver a la persona que filtró los plagios de los casos A-0964, A-0968 y B-0003. Ah, no me pongas esa carita- sonrió McCurro volviéndole a tirar las tres fichas a su artista invitado. Claro que resolví el caso del plagio entre el Doctor Polaris y Magneto, por supuesto que descubrí quién vino primero, si X-Men o Doom Patrol, y desde ya que sé qué pasó entre Vision y Tornado Rojo en aquel convulsionado 1968, porque ese fue el año en que yo estaba realizando mi viaje iniciático por los States, cuando conocí a Stan Lee y cuando le mentí en la cara, porque me dejé convencer por una mujer.

(muy pronto, la segunda parte)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

5 comentarios

  • bueno hay notas hechas a fanzines, un número de comic scene creo…hay cositas como eso que escribí que lo saque de aca:http://comiccoverage.typepad.com/comic_coverage/which-came-first/

    Comentarios

    yolomate

    17/10/2018 - 12:11

  • sobre Doom Patrol su creador Arnold Drake llegó a decir: «Con el paso de los años me he convencido más y más de que [Stan Lee] nos robó a sabiendas Doom Patrol para hacer X-Men. […] Me enteré de que una gran cantidad de guionistas y dibujantes trabajaban subrepticiamente en ambas oficinas (Marvel y DC). Entonces, no es imposible que cuando presenté mi idea a la oficina [del editor de DC] Murray Boltinoff alguien haya escuchado que tenía una idea sobre un grupo de héroes reacios, con problemas y liderados por un hombre en silla de ruedas»

    Comentarios

    yolomate

    16/10/2018 - 16:49

    • ¿Hay una fuente o nota entera que complementen esos dichos?

      Comentarios

      Cowboy

      16/10/2018 - 21:52

  • Yo no recordaba esto así, creía que los X-Men habían salido antes, pero que se habían “inspirado” en la Patrulla Condenada. ¡Santa memoria!

    Comentarios

    rubendario

    15/10/2018 - 15:15

  • El espionaje editorial…

    Comentarios

    Toribio

    14/10/2018 - 19:13