Maldito Mainstream

Felizmente DC recapacitó y este año relanzó a John Constantine en un título para adultos, fiel al espíritu de su primera y seminal serie mensual.

Hellblazer

19/06/2020

| Por Matías Depettris

6 comentarios

Hellblazer1El 2013 sería un año bisagra para muchos de los lectores de comics que fuimos adolescentes en los ’90 y experimentamos casi en tiempo real la creación y expansión de un sello editorial dentro de DC Comics que nos ofrecería un tipo de lectura refrescante que no trataba al lector como un completo imbécil. En dicho año, sucedieron dos hechos que, a la distancia, terminarían por ser relevantes para la reseña que nos reúne hoy aquí. En primer lugar, en Marzo de ese año la enorme Karen Berger, genia indiscutida a la cual le estaré eternamente agradecido por su labor dentro de la editorial, abandonaba su puesto como editora ejecutiva del sello editorial que ella misma había creado dentro de DC Comics dos décadas atrás, Vertigo. En segundo lugar, al mes siguiente de este penoso hecho, en Abril de ese mismo año salía a la venta el número 300 de la serie regular más longeva de ese sello, Hellblazer, y allí el guionista Peter Milligan daba por finalizada las andanzas de uno de los mejores personajes creados por otro animal de la escritura, el mismísimo Alan Moore, luego de haberle dedicado cuatro años y casi 50 números de escritura ininterrumpida. Por supuesto me estoy refiriendo a John Constantine, el mago maldito de Inglaterra, adicto al tabaco y el alcohol, dueño de un eterno sentimiento de culpa y portador de una maldición implícita que -tarde o temprano- termina por acabar con las vidas de todos los seres queridos que lo rodean.

CONS06¿Qué sucedió con este personaje entre la finalización del primer volumen de Hellblazer y el relanzamiento del año pasado al cual hoy le dedico estas líneas? Un montón de mierda infumable que me provoca arcadas con solo ponerme a pensar en ella, motivo por el cual no pienso dedicarle ni siquiera una puta oración. Por suerte, alguien allá arriba en DC tuvo un poco de piedad con el amigo John y decidió darle una nueva oportunidad, convocando una vez más a un escritor británico, Simon Spurrier (algo que en la serie original fue una norma que nuestra amiga Karen solamente se atrevió a romper con Brian Azzarello), para devolver al personaje el ambiente y el clima de sus historias originales.

En términos de trama y cronología, lo que realmente importa es que John pasó mucho tiempo lejos de Londres, y cuando este relanzamiento se pone en marcha con el especial The Sandman Universe Presents: Hellblazer, lo tenemos de nuevo en la ciudad que lo vio crecer y transformarse en el tremendo personaje al que todos amamos. A él no le queda del todo claro qué sucedió con esos “años perdidos” y tampoco le da demasiada importancia, ya que entiende que los universos múltiples y las líneas del tiempo paralelas no forman parte de su escenario habitual, y es mejor intentar no encontrarle sentido a tamaño quilombo. Un guiño inteligente no solo al lector fanático del personaje sino también a la industria, y sobre todo una patada en las bolas a los erráticos y ambivalentes designios editoriales de DC Comics, ¿no?

90a9a06d75f98318cb6d3326cf9593e2_84e06c9d_400Luego de encargarse de unos problemitas con un joven Tim Hunter que tiene el potencial para transformarse en un hechicero tan poderoso e hijodemilputa que podría poner en jaque la existencia de nuestra realidad tal y como la conocemos, John se involucra con un arúspice (del latín haruspex), o sea, un chamán con ascendencia etrusca que tiene la facultad de poder analizar la entrañas de un ser vivo y conseguir presagios gracias a esta práctica. Este adivino border es el líder de una pandilla que trabaja particularmente con menores de edad, y tiene ciertos conflictos territoriales que lo aquejan, razón por lo cual termina acudiendo a los servicios de nuestro protagonista, y en medio de todo este embrollo se suman una serie de crímenes que podrían estar siendo provocados por arcángeles o por el fantasma del escritor William Blake. O por qué no, por ambos. A falta de viejos amigos que puedan darle una mano, John contará con muy pocos aliados para encaminar una contraofensiva, y además de valerse de su habitual astucia y su capacidad para esconder sus cartas y saber exactamente cuándo revelar su mano, contará con la inestimable colaboración de Nat, una dura chica de Glasgow que oficia como seguridad en una cervecería artesanal llena de hipsters insoportables.

Hasta el día de la fecha salieron a la venta seis números de esta reciente serie regular, y una de las primeras cosas que podemos festejar es que los arcos argumentales que desarrolla Spurrier no se ajustan a la conveniencia típica de seis números para poder armar un tomo recopilatorio posterior. La primera historia, la cual sienta las bases del status quo actual del personaje y su nuevo entorno, ocupa los primeros tres números y tiene arte de un muy correcto Aaron Campbell. Quizás no les suena pero tiene más de una década de laburo casi ininterrumpido en la industria, con muchos trabajos en DC y también en Image. Y debo admitir que quedé gratamente sorprendido con su trabajo, el cual me resulta muy expresivo y dinámico, con trazos sucios y puestas de páginas interesantes que ayudan mucho a la narrativa.

tumblr_359ca858a8f24949dc4ee21436d4ebdd_a6f298dc_1280Los siguientes dos números estuvieron a cargo del uruguayo Matías Bergara, a quién ya he citado en esta sección por su excelente labor en Coda (comic que, por cierto, también tiene a Spurrier como guionista), y que acá genera un salto enorme desde lo estético. El estilo muy particular de este dibujante, limpio y expresivo pero más cercano al cartoon que al comic realista al que estamos acostumbrados en Hellblazer, puede que a algunos les genere un ruido innecesario al comienzo, pero cuando dejen atrás ese prejuicio y se entreguen a la historia que Spurrier preparó para él van a entender que fue la elección correcta. En este pequeño arco, nuestro sufrido John tiene que lidiar con un groupie, un mago vegano holístico que supuestamente se estuvo encargando de combatir las fuerzas del Mal en Londres durante la ausencia de Constantine y está extasiado y excitado ante el regreso de su héroe, y además tiene una importante encomienda para acercarle. La completa ausencia de química entre ambos y la perseverancia de este nuevo personaje para con el protagonista nos van a entregar un montón de preciosas escenas inolvidables, donde podremos contemplar y analizar un montón de cuestiones relacionadas con la existencia de John y su pasado reciente.

 

JC_Hellblazer_4_F-scaledCuando tomamos distancia de los seis números publicados, nos damos cuenta de que la movida de Spurrier es muy inteligente, y más allá de abordar al personaje de la forma correcta, y de escribir el tipo de diálogos y situaciones que uno espera de John, uno de sus claros objetivos es señalar lo que para todos nosotros debería ser obvio: Constantine se transformó en un dinosaurio, un personaje que quedó desfasado en el tiempo y al cual la actualidad le pasó por encima, no solo por su poco apego a la tecnología (para lo cual el escritor se reservó un hermoso chiste que no pienso revelar en este texto) sino también por los cambios que se dieron en nuestra sociedad durante la última década, muchos de los cuales atacan de forma directa un montón de costumbres y vicios que el personaje arrastra desde (por lo menos) los años ´80.

Este relanzamiento es todo lo que estuvimos esperando del personaje desde que finalizó su serie original hace siete años, y es una gratificante certificación en papel y tinta del dicho popular “yerba mala nunca muere”.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

6 comentarios

  • Que reconfortante es saber que actualmente existe una serie de Hellblazer en buena forma.

    Con respecto a lo de «Un montón de mierda infumable que me provoca arcadas con solo ponerme a pensar en ella», me gustaría comentar que en la nueva película animada de DC «Justice League Dark Apokolips War», Constantine tiene un discurso metaficcional justo en la escena final referido a todo el tema de los reinicios editoriales y demás movidas de baja calaña.

    El tal me pareció antológico y de referencia cada vez que surga un «Flashpoint» , «Rebirth» , «Zero Hour» o simíles.

    No parece casual que justo le hayan dado dichas líneas a Constantine de entre todos los personajes.

    Comentarios

    Nicolas

    20/06/2020 - 15:38

    • Que genial lo que contás. Vengo evitando ver «Justice League Dark Apokolips War» porque me la baja mucho esa «formación» de la Liga, pero con ese cierre me subiste un poco las ganas de verla.

      ¡Gracias por comentar!

      Comentarios

      Logan_San

      22/06/2020 - 14:41

  • Justo arranqué una relectura cronológica y ordenada de toda la serie. Lo que contas parecen los primeros números de Delano. Cuando termine los 300 que me faltan le entro a este 🙂

    Comentarios

    Flavio

    20/06/2020 - 10:24

    • Te envidio profundamente, por el tiempo para leer los 300 números de la serie original y por la aventura de ir descubriendo a John por 1ra vez. Ojalá alguna vez encuentre tiempo para regresar a esa gloriosa serie y poder releerla en orden.

      ¡Saludos y gracias por comentar!

      Comentarios

      Logan_San

      22/06/2020 - 14:38

  • El mejor personaje de vertigo

    Comentarios

    SCottlibre

    19/06/2020 - 14:24

    • ¡Lejos! Y si me apuras, el mejor personaje de DC Comics. Jajaja

      ¡Gracias por comentar!

      Comentarios

      Logan_San

      22/06/2020 - 14:39