Maldito Mainstream

Además de homenajear a Jack Kirby, Tom King y Mitch Gerads nos entregan una divertida y entretenida tragedia del hombre moderno.

Mister Miracle

16/02/2018

| Por Matías Depettris

8 comentarios

MrMiracle_poster_fnl.inddEstá más que claro que algo está pasando en DC Comics. Algo bueno, dado que no me he decantado por reseñar una serie de su directa competidora, Marvel, desde Julio del año pasado. Este reinado autoimpuesto de DC termina el mes que viene, pero no podía abandonar este Febrero sin antes darle lugar a una de las obras que, a mi entender, logró destacarse casi sin demasiado esfuerzo como uno de los mejores comics del 2017, y es hoy por hoy una de esas joyitas casi ocultas de esta editorial, una historieta de la que un puñado de lectores habla maravillas y así y todo no logra entregar mes a mes mágicos números de ventas.

Pero, todo hay que decirlo, amigo lector, aquí estoy haciendo un poco de trampa: la idea de esta sección es rescatar series regulares del mercado mainstream del comic-book que sean dignas de aplaudir, y lo cierto es que el título que hoy he elegido no califica como tal porque desde el vamos estuvo pautada como una maxi-serie de 12 números, similar a la movida que hizo la competencia con el comic de Vision del 2015, escrita por Tom King y dibujada por Gabriel Hernandez Walta. Y, oh casualidad, el guionista de la serie que tengo el placer de reseñar hoy es el mismo. Me tomo la atribución entonces de torcer un poco las reglas este mes por dos motivos: el principal es que quiero explayarme sobre esta maravilla que lleva por nombre Mister Miracle, máxime teniendo en cuenta que aún falta publicar la mitad de la maxi-serie y sobre todo por la enorme labor que está haciendo el equipo creativo para lograr atraparnos mes a mes y dejarnos con toda la leche para el siguiente número. Pero también entiendo que este comic fue una de las tantas maravillosas movidas que realizó DC el año pasado para festejar los 100 años del Rey Kirby, y yo desde mi humilde lugar quiero sumarme a esa celebración.

MrMiracle_4_598cfeb267e1d8.26480145Mister Miracle, entonces, es una maxi-serie llevada adelante por el ya mencionado Tom King en los guiones y que cuenta con el arte del excepcional dibujante, entintador y colorista Mitch Gerads, una pareja que ya ha demostrado sobradamente su química en la serie de Vertigo “The Sheriff of Babylon”, pero que acá encuentra un enorme mundo de posibilidades para explorar y explotar, y ambos logran separarse más que dignamente de aquella aventura militar de contra-inteligencia y acción.

Y con esto no quiero sugerir que Mister Miracle sea un comic al que le falte acción, todo lo contrario: uno de los puntos más destacables de la misma es justamente que aún cuando esta aventura se torna por momentos un viaje existencial hacia la mente de Scott Free, el componente de violencia superheroica está a la orden del día. King y Gerads han decidido reformular la idea que teníamos de Scott y su esposa Big Barda, respetando casi a rajatabla los conceptos originales vertidos por Kirby en su diseño del Fourth World, y en el camino incluso han podido conectar con aquel inseguro Mister Miracle que nos supieron presentar Keith Giffen, J. M. DeMatteis y Kevin Maguire en la ya clásica Justice League International de fines de los ’80, utilizando cuando fuera necesario ciertos pasos de “sitcom” dentro de la serie y sobre todo reforzando la frescura, la ironía y el humor en los diálogos que mantiene la pareja protagonista.

MrMiracle2_3_59b9c3183a5a57.66937269Cuando nos adentramos en el comienzo de esta sorprendente aventura descubrimos que Scott, un poco aburrido de no encontrar desafíos a la altura de sus capacidades como escapista, decide intentar huir de lo único que, en términos generales, la gente no suele poder escapar: la muerte. Está claro que al pobre Mister Miracle no le llegó el memo de la enorme lista de héroes y villanos que tanto en Marvel como en DC han burlado a la Parca, pero dejando ese detalle de lado, toma el toro por las astas y decide suicidarse, a ver qué onda. Pumba. Una comprensiva Big Barda lo encuentra desfalleciente en el baño del departamento que comparten y lo lleva a un hospital en el cual logra recuperarse y un tiempo después regresa a su departamento, sólo para recibir malas noticias: las cosas se han puesto realmente complicadas con Darkseid y la guerra entre sus compañeros de New Genesis y las huestes del dictador intergaláctico comienza a escribir nuevos capítulos teñidos de miles de centenares de muertos en ambos bandos. La presencia de dos generales como nuestro protagonista y su poderosa esposa son requeridas en el frente de batalla para torcer la balanza favorablemente hacia el lado de los nuevos dioses, pero por razones que me permito omitir para no spoilear demasiado, Orion, ese tortuoso y ególatra hijo de Darkseid que fue criado en New Genesis, ha tomado el lugar de Highfather como líder soberano de su gente, y es ahí donde radican gran parte de los problemas con los cuales debería lidiar nuestro desconcertado Scott Free en lo que va de la serie.

MisterMiracle4-1-600x620Mister Miracle podría haber sido una hermosa historia de amor, lealtad y la victoria de la fuerza de voluntad por sobre los inconveniencias de la vida de un héroe devenido en Artista del Escapismo pero Tom King es demasiado pillo para no aprovechar la oportunidad de rendir homenaje con altura a uno de los personajes más interesantes que creó Jack Kirby. En vez de eso nos entrega una divertida y entretenida tragedia del hombre moderno, con una estructura narrativa diagramada en 9 viñetas por página que nos recuerdan todo el tiempo aquellas pequeñas e incómodas trampas de las cuales Scott intenta escapar para entretener al público y desafiar sus capacidades. Pero lo que importa de esta serie, de la historia y del protagonista que la lleva adelante es la pregunta que quizás nadie se atrevió a hacer en 45 años de existencia del personaje: ¿de qué quiere escapar realmente Scott Free?

Convengamos que la vida de Scott y Big Barda no fue sencilla, pero la realidad es que ambos han logrado torcer sus destinos y reacomodarlos a lo que necesitaban para construir una relación de pareja. Huyeron de New Genesis y se radicaron en la Tierra, un planeta donde los peligros abundan pero en términos generales, palidecen ante las atrocidades de las que ambos fueron testigos en sus estadías en Apokolips, y sus servicios son requeridos solo durante momentos de crisis. Entonces, ¿qué demonios esconde la cabeza de Scott que no puede terminar de exorcizar?

MMIR-5-2Si Tom King se luce con su innovador planteo del personaje, Mitch Gerads no se queda atrás con el desarrollo gráfico que propone. A su estilo realista y su tratamiento del color que le otorga ese aspecto fotográfico y vintage tan característico en él le agrega, además, unos colores muy vivos y una expresividad extrema que por momentos raya la caricatura cuando la pareja viste los uniformes de combate, marcando con este detalle sutil pero reconocible una distancia necesaria entre la cotidianeidad de la convivencia diaria y la familiaridad y empatía que generan esos momentos con el lector en contraposición con toda situación que requiera que alguno de los dos, o ambos, tengan que vestir los distintivos trajes.

King y Gerads se encargan de construir una historia épica plagada de personajes y situaciones que reconocen todo el tiempo el legado de Kirby pero eso no los inhibe ni los condiciona para extrapolar debates mundanos y discusiones caseras entre la pareja, como por ejemplo dejar en claro las próximas reformas que van a realizar en el departamento mientras superan, juntos, una serie de trampas en unas instalaciones de alta tecnología y combaten codo a codo contra guardias espaciales fuertemente armados. Y en el medio de todo esto, la cabeza de un Scott que parece estar perdiendo la cordura página a página, un hecho que es enfáticamente señalado tanto por el guionista como por el dibujante, cada uno a su modo. ¿En serio vas a ser justo vos el que decida escaparle a este comic?

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

8 comentarios

  • Muy recomendable. Desconcertante y divertida. Por momentos íntima mechada con un poco de accion. Va cocinando todo a fuego medio. Espero que termine con algun giro inesperado porque supongo que fiel a la tradicion, nada de esto se mantendra por mucho tiempo.

    Comentarios

    cristian32

    22/02/2018 - 20:40

    • A mí lo que más me asombró son los violentos cambios en el Status Quo del Fourth World de Kirby, sobre todo con los decesos.

      Yo espero que esos cambios se mantengan, porque sino uno termina pensando que mini-series como estas, más allá de que uno las disfruta, terminan siendo una “estafa”.

      ¡Gracias por pasar y comentar!

      Saludos

      Comentarios

      Logan_San

      23/02/2018 - 02:28

  • No conocía mucho a Mister Miracle salvo por la Liga de Giffen y alguna que otra aparición en la serie animado. Pero me sorprendió mucho esta serie, los diálogos que tienen los momentos ilustrados con distorsiones. Para un lector como yo que está acostumbrado al maldito mainstream, es una puerta interesante a conocer más. Gracias.

    Comentarios

    Nicolas Pratto

    22/02/2018 - 10:48

    • De nada.

      Mi experiencia con el personaje de Mister Miracle es muu similar a la tuya, le puedo agregar la serie fallida de Kevin Dooley de los ’90 y la serie del origen de él de los ’70 que no la tengo en papel y la leí escaneada, por supuesto, y nada más. Pero siempre me pareció un personaje muy interesante, aunque King logró darle una profundidad inesperada.

      ¡Gracias a vos por pasar y comentar!

      ¡Saludos!

      Comentarios

      Logan_San

      23/02/2018 - 02:32

  • Qué linda se ve esta serie

    Comentarios
    • Lo es, y aunque parezca una broma, también tiene un aire muy lyncheano.

      Comentarios

      defender

      17/02/2018 - 13:08

    • Un aire, porque esta serie se entiende… Lynch no.

      Jajajaja

      ¡Gracias por los comentarios, a ambos!

      Comentarios

      Logan_San

      23/02/2018 - 02:26

    • Un toque Angeriano en todo caso, Lynch le afanó a Kenneth Anger esos truquitos que tanto usa y abusa como una medusa.

      Comentarios

      Luciano

      04/03/2018 - 22:37