Maldito Mainstream

A partir de 2011, IDW encaró una ambiciosa reformulación y ampliación de la mitología de esta serie, ícono alternativo de los ´80.

Teenage Mutant Ninja Turtles

12/05/2017

| Por Matías Depettris

9 comentarios

-1Hoy el mundo se arrodilla antes los superhéroes, sobre todo cuando nos acercamos a uno de los 5 o 6 estrenos cinematográficos del año que adaptan personajes de las editoriales Marvel o DC, pero cuando yo era chico, el mundo era verde y las Tortugas mandaban.

Como ha sucedido pocas veces en la historia moderna, la historieta sería el puntapié inicial para desatar una locura sin igual en todas las latitudes posibles, y los artífices de esta magia serían Kevin Eastman y Peter Laird, quienes en 1984 decidieron lanzar una sátira sobre los comics más populares de ese momento bajo el nombre de Teenage Mutant Ninja Turtles. Lo que comenzó casi como un chiste para presentar en una convención en forma de fanzine se terminó transformando en un movimiento que desencadenó múltiples series animadas, cinco películas, diversas colecciones de juguetes y varios videojuegos, por mencionar sólo algunos de los medios que fueron afectados por esta franquicia.

Ya mucho más cercanos al día de hoy, en el 2011, la editorial IDW Publishing, aprovechando el relanzamiento de estos personajes en una nueva serie animada para Nickelodeon y ante el anuncio de un reboot de la franquicia en cine producida por el exitoso Michael Bay, logra hacerse con los derechos de publicación de una nueva serie regular que contaría nuevamente el origen de estos personajes y relataría toda una nueva cronología, combinando de forma fantástica lo mejor que nos habían dejado el comic original de Mirage Studios (editorial fundada por los propios Eastman y Laird) con algunos pocos elementos tomados de las series animadas.

TMNTongoing_01_covCEl gancho principal que tendría este comic y el motivo por el cual IDW se blindaba contra posibles críticas negativas era la colaboración del propio Kevin Eastman en los guiones e inclusive aportando bocetos, al menos en los primeros cinco números de la serie. Nadie más indicado para “resetear” a estos personajes que uno de sus creadores, ¿no? El elegido para reemplazar a Eastman en los lápices desde el sexto número es Dan Duncan, un egresado de la Joe Kubert School que logra cerrar un trabajo muy acertado. Por otro lado, el guionista que terminará por pulir los plots del maestro es Tom Waltz, un escritor que contaba con un enorme historial dentro de esta editorial.

La mayor ventaja con la que todo el equipo contaba para este relanzamiento es la autocrítica. Más allá de la popularidad que lograron tener las Tortugas años atrás, el comic original tenía un montón de errores de continuidad, por no mencionar muchísimas desprolijidades relacionadas con el origen, algunas casi risibles. El problema con ese número inicial es que en realidad nunca fue pensado para una serie regular, mucho menos para que terminara siendo la punta de lanza de un fenómeno de alcance mundial, y así es como hay algunas escenas y situaciones que, leídas con un ojo crítico, son inverosímiles incluso para un comic de acción de este tipo que sólo busca entretener un buen rato.

TMNT_VOL9-CVR¿Una rata que aprende artes marciales por imitar a su amo? ¿Tortugas bañadas en un líquido experimental que luego son casualmente encontradas por esta misma rata? La suerte y la casualidad tomaban demasiado partido en este comienzo y le quitaban credibilidad al relato, aún cuando el mismo sería protagonizado por personajes antropomórficos. Pero la frescura y originalidad de este comic primaban, y lograban que nosotros, los lectores, nos permitiéramos hacer todas las concesiones necesarias para poder disfrutar sanamente de estas aventuras.

En la nueva serie de IDW, Eastman y el resto del equipo logran no solo balancear lo fantástico y nivelarlo para que se acomode al tono de la serie sino que, además, encuentran la forma más certera de involucrar mitos del Japón medieval con avances genéticos de la ciencia y visitas alienígenas, y que todo tenga sentido y vuelva a ser muy entretenido. El nuevo origen es mucho más complejo y rico, y tiene conexiones con un pasado reciente pero también con uno que ocurrió hace cientos de años, y retoma el tema de la venganza pero también el de la redención, y no está exento de la mejor filosofía que rodea a muchas de las más conocidas artes marciales.

2934835-2901471_tmnt1_superEn los primeros cinco números nos vamos enterando, a cuentagotas, que Hamato Yoshi era un miembro del Foot Clan en el período del Japón feudal, el cual estaba liderado por Oroku Saki. Cuando Yoshi decide abandonar el Clan por diferencias con Saki, este último manda asesinar a su esposa y sus 4 hijos, pero sus ninjas sólo logran herir de muerte a la mujer y son derrotados por Hamato, el cual, cumpliendo el último deseo de su mujer antes de abandonar este mundo, huye con sus hijos y se esconde. Años después, Saki logra encontrar a los sobrevivientes y ejecuta impiadosamente a los hijos de Yoshi para luego acabar con la vida de nuestro héroe, el cual jura venganza, por supuesto. Los espíritus de Yoshi y sus cuatro hijos se terminan reencarnando en el cuerpo de una rata y cuatro tortugas que estaban cautivas en un laboratorio genético, en el cual trabaja la pasante April O’Neil. Ella se encariña con los quelonios y los termina bautizando como Leonardo, Michelangelo, Donatello y Raphael, dado que en ese momento estaba estudiando el período renacentista en una cátedra relacionada con el arte.

teenage-mutant-ninja-turtles-34-metalhead-donnieEl resto de la historia es bastante parecida a lo que recordamos de los distintos orígenes que nos fueron narrados en comics, cartoons o películas para cine: el laboratorio es atacado por Ninjas del Foot Clan, April casi muere en dicha intrusión, pero la rata –la cual tiene el espíritu de Yoshi y ahora es bautizada Splinter- logra salvar el día y rescatar a las tortugas en un oscuro callejón de las afueras del laboratorio, en medio de una trifurca con ninjas y un gato. Accidentalmente los ninjas, en la huída, dejan caer unos compuestos químicos que se terminan mezclando y bañando a todos los animales, y en el quilombo Splinter logra alejar al gato de una de las tortugas, mutilándole un ojo, pero solo puede rescatar a tres de ellas y arrastrarlas a las alcantarillas. Por supuesto que estos líquidos extraños terminarían por afectar a las tortugas y a la rata, pero también al michifú, el cual se terminará transformando en Old Hob, un villano recurrente de nuestros héroes.

tmnt2Raphael es la tortuga que queda a la deriva, la cual se termina encontrando meses después con Casey Jones, entablando con él una fuerte amistad. No pasará mucho tiempo de ese encuentro en el que vuelva a reunirse con su familia, sus hermanos de sangre y su padre adoptivo, y el círculo pueda cerrarse.

Esta nueva apuesta de IDW para esta franquicia no sólo cuenta con los elementos originales casi intactos de las historias previas, sino que ofrece una reversión madura e inteligente de prácticamente todos los personajes secundarios, además de una reversión de cada una de las tortugas como pocas veces hemos visto. El estilo oscuro y dinámico de los trazos de Duncan (y más tarde del maestro brasileño Mateis Santolouco) emulan el mejor Eastman de los ’80, y dotan al comic de una potencia que se disfruta página a página. Y el diseño de personajes es exquisito, porque utiliza una amalgama entre el comic original y la segunda serie animada, y le otorga a este relanzamiento una frescura que lo acerca mucho a las impresiones que nos causó la obra original.

foot2-4Las aventuras que han vivido hasta el día de hoy nuestros héroes han sido infinitas, e incluyen más adopciones, viajes en el tiempo, guerras entre organizaciones, clanes e incluso planetas, deserciones, traiciones, alianzas inesperadas, amores y desamores… con el paso del tiempo el comic se vuelve difícil de clasificar, pero sobre todo imposible de abandonar. Y la habilidad de los editores para expandir el universo por afuera de la serie consistió en entregar muchísimas aperturas pero todas muy controladas: dos anuales, dos One-Shots, seis mini-series y las dos micro-series de 8 números cada una, dedicadas a 8 héroes y 8 villanos. Las Tortugas Ninjas viven en el papel, y gozan de muy buena salud. ¡Cowabunga!

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

9 comentarios

  • Nunca entendi que le ven a esto, son cuatro tortugas ninja adolescentes mutantes que comen pizza y luchan contra un tipo que tiene el cerebro en el ombligo, Fellini no podria hacer algo mas raro. Despues le pegaban al inspector ardilla o a los picadpiedas por ser absurods” mas absiurdo que un tipo que tiene un cerebro donde va el pupo y lucha contra cuatro tortugas que tienen un maestro rata mamita, Freud se hace una panzada.

    Comentarios

    vengaboy

    12/06/2017 - 23:23

    • Venga, tío. La tensión sexual entre los quelonios mutantes infantoadolescentes y la hembra humana notera estrella de la tele es el eje de esta franquicia. April O’Neil no parece dar un mango por el amor entre especies mamíferas y reptilianas acorazadas, pero sin embargo son los cuatro lagartos que siempre la rescatan de las zarpas de Destructo y Krang. Los guionistas introdujeron a Casey Jones para disimular y ahí es cuando la saga empieza a naufragar. El personaje satelital de Irma también es interesante, lamentablemente nunca se lo desarrolló en su justa medida. De todas formas, creo que con este producto ocurre lo mismo que con Cazador, se volvió obsoleto. Como Flash Gordo, los Thundercats, etcétera. No revivirán ni una chispita del éxito que supieron tener. Pero bueno, la gente siempre quiere salvarse reflotando y refritando. Yo también, pero tanta fritanga me irrita la zapán.

      Comentarios

      Gordo Francis

      13/06/2017 - 10:29

  • ¿alguien recuerda una historieta inmunda que publicaba acá (si no me equivoco) Sylvapen, durante pleno auge?
    Para el programa de la tele (que conducía el hijo de Minguito) hasta habían traducido la canción. Lo recuerdo como un programa que iba en línea con el show de Batman. Porque el furor tortuga fue posterior al furor Batman, ¿no? ¿O estoy reescribiendo recuerdos?

    Comentarios

    bazillusgg

    17/05/2017 - 17:55

    • Esos comics que mencionás eran un ROBO, o sea, es algo hecho acá en argentina por algún ladrón hijo de remil puta que reutilizaba viñetas de los comics originales y CAPTURE SCREENS del cartoon armando un pastiche horrible que también combinaba dibujos de algún desgarrador muerto de hambre que seguramente estaba trabajando por el pancho y la coca, y encima tenía artritis.

      El “furor” de Batman se da a principios de los ’90, si, con el final de la década de los ’80 del personaje en el comic, una de sus mejores etapas modernas, las películas de Burton (una a fines de los ’80, otra a principios de los ’90) y sobre todo con la Batman TAS de Bruce Timm y Eric Radomski. La torumanía, al menos en nuestro país, viene un poco después, pero no mucho, ojo, la 1er serie animada de las Tortus comienzan a fines de los ’80 y acá al país llegaron a principios de los ’90, y ya los juguetes y el arcade en las salas de juegos que podías jugar de a 4 estaba en el ’90, ’91 dando vueltas por muchas partes, así que son fenómenos que transcurrieron casi de la mano.

      ¡Gracias por pasar y comentar!

      Comentarios

      Logan_San

      17/05/2017 - 21:43

  • Va mi voto por una serie de notas abarcando la historia comiquera de las tartarugas.

    Comentarios

    Pablo Zambrano

    15/05/2017 - 17:14

    • Uh, me encantaría, me gusta mucho esta franquicia en la historieta, pero ojo: las Tortugas tienen mucho para comentar en los otros medios, en el comic tienen solo 2 series, la original de Mirage Studios que tiene 4 volúmenes y la actual de IDW reseñada en esta nota.

      O sea: esos son los comics “canónicos” de las Tortugas, los que marcan la cronología posta-posta de comics, después salieron otras series que eran verdura infinita… no se, una en Archie Comics y una en Dreamwave que yo recuerde que estaban más inspiradas en los cartoons que en los comics, y que no son canónicos, y también algunos Mangas de ellas que jamás leí y no me interesa consumir ni en scans. Se explotó bocha esta franquicia, en televisión con cartoons y series live-action, en cine, en consolas, etc., pero en los comics hay solo 2 cronologías POSTA para leer, por suerte.

      ¡Saludos, y gracias por comentar!

      Comentarios

      Logan_San

      17/05/2017 - 00:50

    • No se si puedo hablar por todos los fans tortugueros, pero una premisa para disfrutar las TMNT es pasarse la palabra canon por el orto. Sólo la saga de idw tiene un canon coherente, la de mirage en cambio, era un descajete donde todo valía, y el volumen 3 (el de image) fue barrido debajo de la alfombra a la hora de hacer el vol 4.
      En cuanto a la serie de archie, se parecía al cartoon en lo estético y en la premisa inicial, pero luego disparaba para cualquier otro lado y no era mucho más verdulero que la serie de image, sólo más infantil (en el buen sentido, estaba dirigido a niños) y creo que es tan merecedor de nota como las series “canónicas”.
      La de dreamwave sí puede permanecer en el olvido, porque hasta donde yo sé, fue cancelada tras unos pocos números. Los mangas son una curiosidad interesante y son mucho más parecidos al cartoon que la serie de archie, aunque no sé si merecen nota.

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      17/05/2017 - 17:20

    • No, no, quizás no me hice entender bien: no es que yo reivindique solamente lo canónico de las Tortus, sino que, en mi caso, ES LO ÚNICO QUE HE LEÍDO DE FORMA SERIA. A la serie de Archie no le di demasiada bola porque no soy el público al que va dirigido, y la de Dreamwave me pareció una verga… pero me vi todos los cartoons -algunos de ellos no completos-, y por supuesto todas las películas, lo que pasa es que acá en Comiqueando, si armamos un informe alguna vez, el mismo tiene que girar alrededor de los comics, o a lo sumo de los Mangas, no podemos incluir animación o películas, no va con el perfil del sitio.

      Comentarios

      Logan_San

      17/05/2017 - 21:35

    • Sí obvio, yo digo de los comics nomas. Igual no te tiraba la idea de la meganota especificamente a vos, era para ver si algun otro redactor se prendia

      Comentarios

      Pablo Zambrano

      18/05/2017 - 17:09