¡Que Vuelvan los '90!

Tras la prematura cancelación de Hellstorm, Warren Ellis y Leonardo Manco emprendieron otro proyecto de características similares.

Druid

13/03/2020

| Por Alejandro Caracciolo

2 comentarios

DruidaHace algunos meses hablé sobre la serie de Hellstorm, publicada por Marvel a mediados de los ´90, escrita por Warren Ellis, dibujada primero por Michael Bair, y más tarde por el argentino Leonardo Manco. Hellstorm se diferenció del resto de lo publicado por Marvel en cuanto al tono, y eso fue lo que la hizo muy atractiva. Además del tono mucho más adulto en cuando a la forma de abordar los temas, no tan enraizados con la onda superheróica, estaba acompañado por una estética acorde, que llevó a muchos a compararla con lo que se publicaba en Vertigo,

Finalizada esa serie, o más bien, tras su prematura cancelación, el mismo equipo creativo de Ellis y Manco pasa a encargarse de otro proyecto de características similares, esta vez protagonizado por el infame Doctor Druid, uno de los tantos personajes místicos del Universo Marvel, que al día de hoy sigue en el limbo de los personajes olvidados tras muchos años en desuso. Pero en aquel momento, brilló como nunca en una de las mejores mini-series publicadas por Marvel a mediados de los ´90, y que pasó –injustamente- muy por debajo del radar del gran público.

 

RCO002_1494406485Antes de pasar a hablar un poco sobre la miniserie en sí, voy a darles un poco de contexto sobre el propio Doctor Druid, para que tengan al menos una vaga idea de quién es este personaje tan oscuro, y por qué es tan importante (o no). Doctor Druid es el segundo nombre heróico adoptado por Anthony Ludgate, un místico que originalmente se hizo llamar Doctor Droom, y que bajo ese nombre protagonizó unos pocos números de la revista “Amazing Adventures”, a comienzos de 1961. Fue creado por Stan Lee y Jack Kirby, y tiene la distinción de haber sido el primer héroe de Marvel Comics, precediendo incluso a los Fantastic Four. Por supuesto que, una vez que debutó la célebre familia, Doctor Doom se convirtió en uno de los villanos más importantes del Marvel, y tras la creación de Doctor Strange, el pobre Droom se volvió redundante y fue rápidamente descartado y olvidado por todos, incluyendo a Lee, Kirby, los editores, los lectores, y cualquiera que podría haber leído alguno de esos números de Amazing Adventures… excepto por Roger Stern, quien decidió rescatarlo del olvido, y re-introducirlo, con un nuevo nombre (o sea, Doctor Druid), en las páginas de su clásica etapa en Avengers.

 

RCO007_1494406919Doctor Druid tiene la desgracia de ser recordado como uno de los peores Avengers de la historia, y por haber sido uno de los místicos más inefectivos, tras dejarse seducir y manipular por una villana que lo usó para sus fines, y terminó causando la separación de los Avengers de aquel momento. A Doctor Druid se lo vuelve a ver en Secret Defenders, uno de los peores títulos de Marvel de los ´90, que no tenía ninguna razón de ser mas allá de llevar adelante esa idea de “no-equipo” en la que la formación siempre era fluída, pero de la manera más forzada imaginable, acompañado de historias totalmente innecesarias, y mal dibujadas. Como sea, Druid ingresa a Secret Defenders por el nº15, la serie cierra en el nº25, y también en esta ocasión el personaje queda en una situación cuestionable.

La miniserie, titulada simplemente “Druid”, sin el “Doctor”, sigue la historia de Anthony Ludgate inmediatamente después de su etapa en Secret Defenders, y tras una paliza sufrida a manos de Hellstorm (por entonces, el Satan de Marvel, tras lo ocurrido en su propia serie), comienza haciendo un raconto muy rápido de todo lo ocurrido en su vida heroica, y de cómo había llegado a encontrarse en ese estado lamentable, sin el respeto de nadie, con sobrepeso, y baja autoestima. Básicamente, se había convertido en un fracasado, totalmente alejado del hombre poderoso que alguna vez fue, y fiel a su historial, ansiaba recuperar ese sitial de privilegio. Así empieza el primer número.

Apr29$86Lo grandioso de esta miniserie es que dura solo cuatro números, pero en esa corta duración cuenta una historia completa, sin necesidad de leer nada previo del personaje, con un final claro, y con una narrativa y diseño visual mucho más acorde a la esencia del personaje. Anthony Ludgate es un druida, el último en su clase, y nunca tuvo mucho sentido que se lo dibujara musculoso y con un traje de spandex. Tanto Warren Ellis como Leonardo Manco sabían esto perfectamente bien, y aplicaron acá la misma magia creativa ya utilizada en Hellstorm. Ludgate entonces se reencuentra con su herencia, y sufre los efectos tortuosos del hechizo que lo convierte en un druida como debe ser, pero ese nuevo poder viene acompañado de una personalidad agrandada, desbordando soberbia y autoritarismo. No necesariamente las características que uno asocia con un héroe, pero que encajan perfectamente con Druid.

Manco sin duda es el colaborador perfecto para Ellis en este tipo de historias, ya que tiene la sensibilidad artística necesaria para relatar este tipo de historia a la perfección. Simplemente, esto debía dibujarlo él y nadie más. De a momentos, sobre todo en los momentos más explícitos y viscerales, hubo páginas que me recordaron a Hellblazer, sobre todo los números de Jamie Delano, y aunque no necesariamente la de Delano está considerada la mejor etapa de ese título, la comparación sigue siendo favorable, ya que Marvel no solía publicar material de ese estilo. Eso la hacer resaltar y brillar aún más.

Druid es una mini-serie que funciona perfectamente como algo cerrado, dentro de su propia burbuja, y que a la vez, complementa muy bien al trabajo anterior de éste equipo creativo. Salvo por un ómnibus de Hellstorm en el que se incluyen ambas series de Warren Ellis, no existe otra edición recopilada más asequible de ninguna de las dos series, por lo que la única otra forma de obtenerlas es consiguiendo los números individuales, aunque ya no se los ve en las bateas.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • Lo leí hace un tiempito y me gustó bastante, aunque no se acerca a lo mejor de Ellis. Leo Manco hace un trabajo fenomenal que es completamente opacado por el color. Me encantaría ver la edición en blanco y negro. También noté que hay mucha influencia (mal que pese) de Spawn.

    Comentarios

    Matias

    17/03/2020 - 21:44

  • No tenia el dato de droom y de que era anterior a los 4F, gracias por esto.

    Comentarios

    Nahuel2017

    13/03/2020 - 19:07