¡Que Vuelvan los '90!

La primera colaboración entre Frank Miller y Geoff Darrow es un thriller con tintes cyberpunk intenso, irónico y visualmente demoledor.

Hard Boiled

15/01/2021

| Por Alejandro Caracciolo

3 comentarios

bjwrc2lHace un tiempo hablé de “Big Guy and Rusty the Boy Robot”, una de las obras surgidas de la colaboración entre Frank Miller y Geoff Darrow en los ´90. Ahora voy a hablar de la otra obra de estos dos maestros, realizada por la misma época: Hard boiled.

Originalmente publicada entre 1990 y 1992, como una mini-serie de tres números, “Hard Boiled” es una historia de lectura muy rápida, con un ritmo vertiginoso, que requiere de muy poco texto para contar un argumento en el fondo muy sencillo, pero que se va descubriendo a medida que avanza la lectura, y que en gran parte se cuenta a través de las espectaculares imágenes creadas por el genial Geoff Darrow. La acción sigue la accidentada y violenta vida diaria del personaje principal, un oficinista burócrata y padre de familia llamado Carl Seltz, que en realidad es un robot asesino llamado “Nixon”, al servicio de una corporación que lo utiliza para eliminar a sus competidores. Claro, la programación de Carl le impide comprender y aceptar su verdadera naturaleza como una forma de vida artificial, y a pesar de las miles de evidencias que se le presentan en el día, sigue convencido de que realmente es humano.

b9e943c1638f13ff5404c969eb287943La historia que plantea Miller es muy sencilla, y está llena de lugares comunes de la ciencia-ficción, con influencias muy notables de obras como “Blade Runner”, “Robocop”, y “Ghost in the Shell”. Sin embargo no deja de ser un comic increíble, y la verdadera razón de eso, se encuentra en el lado artístico del mismo. El dibujo de Geoff Darrow, es sencillamente de otro mundo, y ya en la nota de “Big Guy” decía, pero lo vuelvo a repetir, porque vale la pena mencionarlo: Darrow es un tipo que dibuja todo con un nivel de detalle muy inusual para un dibujante de comics de EEUU, y que no tiene ningún tipo de limitaciones para el tipo de situaciones que retrata. Súmenle a esto una habilidad narrativa para jugar con los ángulos y las perspectivas de formas muy arriesgadas e interesantes, y se van a dar cuenta de que hablamos de un artista excepcional, que hace que aún un comic de lectura tan sencilla como éste, valga la pena. Cada página es un delirio, una locura ultra-violenta, super detallada hasta el elemento más inesperado, desplegado en visuales increíbles que muestran de la manera más minuciosa toda la destrucción y daño colateral resultante de cada persecución, tiroteo, y pelea en la que se involucra el protagonista. Darrow no se guarda nada, y si las escenas de multitudes dibujadas por George Perez en “Hulk: Future Imperfect” los impresionaron, prepárense cuando agarren esto, porque Darrow supera todo. Incluso se da el gusto de encargarse de que cada ínfimo personaje del fondo esté haciendo algo, en lugar de simplemente estar parado o caminando. Hay miles de pequeñas mini-historias protagonizadas por cada pequeño personaje de los fondos, y son tan locas y enfermas como la historia principal, por increíble que parezca.

martin-dupuis_hb_21A todo esto se suma el uso muy original que Miller y Darrow hacen de las cientas de referencias culturales que tiran constantemente. Muchas de ellas están a la vista, y sin dudas cada lector va a cazar alguna que otra, o varias, pero lo sorprendente es la forma en se utilizan. Por ejemplo, el auto que maneja Nixon es un Eastwood, mientras que robot a la que persigue a lo largo de buena parte de la historia (una anciana con sobrepeso, muy violenta y asesina), es un Ford Stallone. Como viejo fan de Rocky, me encantó ese detalle.

Por supuesto, un comic tan intencionalmente extremo como este, no iba a dejar de tener sus detractores, quienes se han apoyado en su contenido para acusar a Miller principalmente, de misógino, machista, retorcido, y mil cosas más. En mi opinión, es inevitable que frente a las sensibilidades y percepciones del mundo actual, una obra de principios de los ´90 tenga un impacto inadecuado y sea malinterpretada, sobre todo si el crítico de turno agarra un comic como este con la intención de medirlo con la vara de la moralidad, y deja de lado el enorme mérito artístico de la obra, que no es poco. Está en cada uno considerar qué valora más al evaluar una obra, si el contenido moral, o la expresión artística.

8667-1200x750“Hard Boiled” es anterior a “Big Guy y Rusty the Boy Robot”, y fue la primera colaboración entre sus autores, por lo que Frank Miller quedó muy impresionado con el trabajo de Geoff Darrow, y no paró de elogiarlo. Un dato curioso que quizás varios no sepan es que, posteriormente a esta miniserie, Miller hizo la primera novela gráfica de Sin City, la protagonizada por Marv, y el aspecto del asesino Kevin que vivía con el sacerdote Rourke, está basado en el parecido de Geoff Darrow.

La edición original de Hard Boiled se publicó en tres números, el primero aparecido en Septiembre de 1990, el segundo en Diciembre de ese mismo año, y el último recién en Marzo de 1992. Existen al menos dos ediciones recopilatorias en idioma original, un TPB de 1993, y un hardcover de 2017.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Uff, es que a mi Darrow…

    Me explico, me parece que a partir de cierto punto al tipo solamente le gusta hacer ilustraciones grandotas para ‘lucirse’ metiendo detallitos excesivos como en un juego de ¿Donde Esta Wally? en lugar de molestarse ilustrando narrativas. Entre eso y que es tan poco productivo en cuanto a numero de historietas realizadas, pues como que no me siento bien apoyandolo como fan.

    Comentarios

    J. Bencomo

    16/01/2021 - 17:59

  • Ante todo felicitar a Alejandro por la nota,se paso.Geoff Darrow hace un laburo bestial a todo nivel,bueno es lo de Miller en correrse lo mas al costado y dejar que el artista brille,aplauso para ambos y cucarda para Geoff.Cerraron una semana tremenda llena de contenido zarpado,gracias comiqueando!

    Comentarios
  • Es claro que «Hard Boiled» sin el dibujo de Darrow no existe. Aparentemente, el buen Geof metió más mano en el plot de lo que suponemos. Hay una entrevista en el sitio de Frog2000 muy interesante:

    ¿Eran densos los guiones que te proporcionaba Frank Miller? ¿Tenías mucho margen de maniobra?

    Bueno, ya sabes, como que dibujé algunas secuencias que no estaban en el guión porque me dijo: «Bueno, el protagonista hace esto…» y siempre me parecía un problema, porque… es como la persecución del segundo número con el coche de policía. No sé si te acuerdas. Todo eso lo terminé por dibujar. Quiero decir, no aparecía en el guión. El guión indicaba: «Se sube a ese coche y se estrella contra el supermercado». Luego dibujé todas esas cosas porque solía… «Bueno, no hay suficiente acción. Tenemos que verlo haciendo algo». Empecé a dibujar tanto porque no le mostré nada a Frank hasta el final. Nunca vio nada hasta que terminé de dibujarlo todo, y eso le puso como loco, porque a él le gusta compartir las cosas, y a mí no me gusta hacerlo hasta que están acabadas. Porque siempre tengo miedo de que me digan: «¡Oh, esto apesta!» Y yo igual le contesto: «Pues sí, tienes razón». Y luego puede que empiece de nuevo. Entonces, lo mejor nada más empezar a hacer algo es dibujarlo todo y ahí lo tienes, te guste o lo odies, eso es todo, y si no te gusta, pues no lo imprimas y…

    http://frog2000.blogspot.com/2020/02/colaborando-con-gigantes-entrevista-con_4.html

    Comentarios

    NN

    15/01/2021 - 15:11