¡Que Vuelvan los '90!

Entre tantos títulos sumamente olvidables que se lanzaron con la movida de Zero Hour, apareció una de las mejores series de DC de los ´90.

Starman

12/06/2020

| Por Alejandro Caracciolo

9 comentarios

40129669_2070965296553764_3663719790544945152_oEn Agosto de 1994 se publicó semanalmente la miniserie Zero Hour, recordada al día de hoy como uno de los peores eventos de la historia de DC, escrita y dibujada por un Dan Jurgens poco inspirado, que entregó un trabajo realizado a las apuradas, y con la sola finalidad de cumplir con la necesidad de DC de cubrir algunos baches que habían quedado en su continuidad desde el final de la mítica Crisis on Infinite Earths, nueve años antes. La saga tuvo como consecuencias una nueva simplificación del Universo DC, al quitar del medio (nuevamente) de una vez por todas a los personajes redundantes de la Golden Age, al envejecerlos y matarlos (en los casos de Dr. Mid-Nite, Atom, Hourman, y Kent Nelson), jubilarlos (en los casos de Flash, Wildcat, Sandman y Starman), o agotarles los poderes (Green Lantern). También reordenó la línea temporal del Universo, dejó fuera de la continuidad algunas cosas, y sirvió como plataforma de lanzamiento de varias series nuevas, que desde el comienzo se sintieron totalmente de relleno, tales como “Primal Force”, “Manhunter”, “Fate”, y “Extreme Justice”, todas muy olvidables.

Pero no todo lo relacionado a Zero Hour fue necesariamente malo. Hubo entre medio de todo esto, una serie que se inició desde el nº0, durante el “Zero Month”, en el que se lanzaron los nºs 0 de todas las series de DC de ese entonces, y que siguió hasta el nº80, siempre con una calidad altísima, lo que la llevó a ser una de las mejores (y en mi opinión y la de muchos, LA MEJOR) serie de DC de los ´90. Y si, es precisamente, la que da el título a este artículo.

2015099051_c33e34e519_o“Starman” fue escrita por James Robinson, el mismo joven guionista británico que el año anterior había conquistado a todos (lectores, y profesionales) con su miniserie “The Golden Age”, un Elseworlds ambientado tras el final de la Golden Age, en el que los viejos héroes de los ´40, de un día para el otro se vieron enfrentados a una realidad en su propio país en la que eran vistos con suspicacia, y se vieron forzados a colgar la capa para no ser considerados traidores o comunistas. “The Golden Age” fue un trabajo excelente realizado entonces por Robinson en los guiones, y Paul Smith en los dibujos (unos dibujos increíbles, que transportaban a la época, a la vez que evocaban el aspecto visual de Watchmen), y le valió a Robinson el respeto y admiración de todos, a la vez que la reputación de ser un profundo conocedor de los personajes de la Golden Age.

Pero volvamos a Starman. Fue precisamente esa reputación, y el hecho de que ser muy fan del Starman original, lo que le abrió la puerta a Robinson para lanzar ésta nueva serie, y Zero Hour fue la plataforma de lanzamiento perfecta para ese fin. “Starman” está protagonizada por Jack Knight, el hijo menor de Ted Knight, el Starman original, el de siempre, el de Justice Society of America. Jack, no es un superhéroe, de hecho no solo no le interesa convertirse en uno, sino que incluso siente vergüenza y cierto desprecio por la historia de su padre como héroe, así como toda la mitología que rodea a los superhéroes en general. Por otra parte, quien sí decidió seguir los pasos del buen Ted, fue David, el hermano mayor de Jack. Al comienzo del primer número de la serie, David es asesinado, y eso es el puntapié que impulsa a Jack a tomar el Cosmic Rod, y embarcarse en la aventura de su vida, que lo llevará a tomar la decisión de asumir el rol y el nombre de Starman a partir de ese momento, y hasta el final de la serie.

e5f64ec87a26b9176cf66c8510c1b95bPor su parte, Jack es un personaje principal poco ortodoxo, alejado completamente del modelo de superhéroe clásico, pero también totalmente alejado de los nuevos modelos heroicos de los ´90. Es más bien un “everyman”, un tipo que no parece destacar por ninguna característica particular, que no se diferencia de cualquier otro, y que vive con los pies bien puestos sobre la tierra. A la vez, es alguien con quien el lector puede identificarse, ya que desborda de pasión por los coleccionables, y en este punto, conecta mucho con la fiebre del coleccionismo que tanto mueve a quienes nos volcamos de lleno (me incluyo, obvio) en todo lo referente a la cultura popular. Las referencias culturales de todo tipo que tira Jack en cada página, obligan a estar cada dos por tres consultando Google. Son todas posta, doy fe de eso.

“Starman” es una serie realizada con mucho amor, y se nota en cada página de cada número. Tanto Robinson como los dibujantes que lo acompañaron, ya fuera Tony Harris, como también Peter Snejbjerg, le dieron una personalidad a la serie, que no se podía comparar con ninguna otra, y convirtieron a Starman en uno de los títulos más esenciales de la época. Precisamente Tony Harris, el primer dibujante, que se encargó de básicamente la primera mitad de la serie, realiza un trabajo de diseño exquisito tanto en los personaje como en el aspecto de la ciudad, Opal City, y el desarrollo de la acción. Realmente no se puede comparar visualmente con nada más de la época. Lo más aproximado sería Hellboy, tal vez. Pero tampoco. Esto es otra cosa. Se sabe que Harris diseñó a Jack basándose en sí mismo, y que a la vez, el propio look de Harris está inspirado en el del músico Chris Isaak, a quien Jack nombra sobre el final del primer arco, como una más de tantas referencia culturales que tira Jack, como ya mencioné antes. Todo, desde el cabello, la cara, la vestimenta, hacen a un perfil del personaje que está minuciosamente estudiado, y logrado. El mismo nivel detalle le dedica también a los personajes secundarios, y a Opal City, la ciudad de Starman, que merecen ser mencionados.

5629ee1e82da5f14f60328c113e33a74Robinson y Harris crearon para “Starman” el mejor elenco de secundarios de la época, sin duda el más diverso e interesante, y todos parecen haber sido diseñados para que Jack pueda volcarse a todo tipo de aventuras. A diferencia de lo que ocurre con Superman, cuyo elenco de secundarios tiene la función de mantener a Superman en contacto con el elemento humano de su vida, los aliados y amigos de Jack cumplen la función opuesta. Al ser Jack un tipo tan mundano, tanto la familia de policías O’Dare, como el inmortal Shade, la enigmática tarotista Charity, y sus amigos Mikaal Tomas y Solomon Grundy, parecen abrirle las puertas para protagonizar aventuras de todo tipo, sean policiales, místicas o cósmicas, lo que termina haciendo a Jack un héroe muy versátil. La gran excepción es Sadie, su gran interés romántico, quien logra como nadie volver a ubicarlo en la realidad de todos los días. Por supuesto, no hay que olvidar el enorme apoyo que le brinda Ted Knight a Jack, y los distintos aspectos en los que se desarrolla la relación entre ambos, sea como padre e hijo, como en sus roles de distintas generaciones del mismo legado heroico, con todos los matices y conflictos que pueden surgir entre dos personajes en esos roles,

Un comentario aparte merece Shade, el inmortal residente de Opal City que suele aliarse a Jack y los O’Dare en varias ocasiones. Este personaje resulta muy llamativo tanto por su aspecto visual como por sus poderes (los mismos que los de Nightshade, Ian Karkull ,Shadow Thief, y Obsidian, básicamente), pero además, también tiene un pasado dentro de la historia del universo DC. Resulta que el enigmático aliado de Jack es un villano clásico de la Golden Age, que formaba parte de la galería de enemigos habituales de Jay Garrick, el Flash original. Por supuesto, Shade tiene sus motivos para actuar como lo hace, pero más interesante que sus motivos, son las formas en las que ayuda a Jack. Una de ellas consiste en darle a Jack sus diarios sobre su vida en Opal, en los que relata la historia de la ciudad, y de los héroes (y villanos) que la habitaron a lo largo de los años, dándole pistas e información, como en el caso del criminal inmortal Merritt, y es a través de los diarios que podemos descubrir más sobre la ciudad y el legado heroico de Starman en números unitarios especialmente titulados “Times Past”.

Starman-42-Times-PastLa serie siguió hasta después de finalizada la década del ´90 y se despidió con el nº80, publicado con fecha de tapa de Agosto de 2001 Hubo varios especiales, anuales, y spin-offs, entre ellos un especial de The Mist (la villana principal), como parte del evento “Girlfrenzy”, y dos mini-series de The Shade, una de cuatro episodios y una de 12, esta última publicada después del relanzamiento de DC conocido como New 52, pero ambientado en la continuidad pre-Flashpoint. También hubo un crossover co-publicado junto a Dark Horse a principios de 1999, en el que Jack compartió cartel con Batman y Hellboy, en un par de especiales titulados respectivamente “Batman/Hellboy/ Starman: Gotham Grey Evil”, y “Batman/Hellboy/ Starman: Jungle Green Horror”, ambos escritos por James Robinson, e ilustrados por Mike Mignola. También hay un 80-Page Giant, un Secret Files & Origins e incluso un nº 81, que salió muchos años después de finalizada la serie, para conectar con “Blackest Night”, un evento centrado en Green Lantern.

Hay varias ediciones recopilatorias, que van desde los antiguos TPBs, a los hardcovers deluxe, y los TPBs deluxe. Más o menos recopilan toda o casi toda la serie, aunque a los TPBs originales les faltan algunos números.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

9 comentarios

  • LA serie de superheroes de los 90s y por lejos. Una vez que empezas no se puede parar de leer.
    No puedo irme sin antes agradecer la mencion de The Golden Age, una hermosa historia con unos dibujos impresionantes y que por desgracia no es tan valorada como deberia ser

    Comentarios

    elbarto

    13/06/2020 - 09:37

  • A esta serie la tengo casi completita en issues desde mitad del 2019 (me falta el Annual # 1, la primer serie limitada de Shade y un par de números de la segunda)(aunque es discutible que esa segunda serie limitada de Shade sea de la continuidad pre Flashpoint, por la apariencia de Deathstroke y un par de cosas mas)… aún así, me debo la lectura: leí, hace unos años, hasta el #20, cuando todavía me faltaban unos 10 back issues para completarla. El primero que leí fue uno de los primeros que compré, en el año 2005 creo: fue el # 19 (creo que se llama «Talking with David 96»)… si no recuerdo mal, es el segundo encuentro entre Jack y su hermano muerto, David… lo recuerdo muy triste y emotivo.

    Comentarios

    Knightwing

    12/06/2020 - 20:32

  • No se si se puede o no, pero queria ver la posibilidad de q expliquen las diferencias entre omnibus, tpb, hc, sc, y tooooodas las variantes q hay, q no entiendo nada. Debo ser el único gil, pero no catzo nada. Ya se, soy medio bolu pero bue…

    Comentarios

    chuliverm

    12/06/2020 - 18:58

    • los trade-paperback están mal armados, de golpe números que deberían ir en el primer tpb están en el segundo, y números del tercero están en el segundo y así (al margen que no se llegó a cubrir toda la obra). Los ominibus son la única opción completa pero son varios libros recontra caros.

      Comentarios

      gon.ruiz

      12/06/2020 - 19:52

    • Te tiro un par:
      HC= hardcover, tomo en tapa dura, generalmente recopila varios números de una serie (issues), también puede ser una novela gráfica autocontenida.
      SC= softcover, tomo en tapa blanda con lomo. También compilan varios números de series o ser novelas gráficas. A los SC que tienen entre 4 y 8 números por lo general los llamamos TPB (tarde paperback)
      Ómnibus = formato en el que se compilan mayor cantidad de números de mayor cantidad de páginas que los TPBs o que contienen varios TPBs o series enteras o runs de un determinado autor o grupo creativo, (aunque hay algunas excepciones). Puede ser tapa blanda o dura.
      Absolute: edición en un formato de mayor tamaño de hoja. Tapa dura. Edición lujosa.
      Compendium: tomos de tamaño de guía telefónica. Se los puede catalogar como ómnibus también.
      Creo que no equivocarme en ninguna, se aceptan correcciones.

      Comentarios

      Matias

      12/06/2020 - 19:58

    • Ahhh que gil. A los TPBs le faltan algunos «times past» que son historias de otros Starman o de los personajes secundarios, que sin ser esenciales, se revelan algunas cosas. Los ómnibus HC son carísimos y hay muchos descatalogados, está todo completo excepto el 81, creo. Y los ómnibus tapa blanda no terminaron de publicarse (hasta donde los seguí salieron 2 tomos).

      Comentarios

      Matias

      12/06/2020 - 20:05

    • buenisimo, ahora entendí algunas cosas. Gracias Matias

      Comentarios

      chuliverm

      12/06/2020 - 22:35

  • Creo que es la mejor serie regular de superhéroes de los 90s. Lo único malo es la forma en que la recopilaron. Los hardcovers siempre fueron carísimos (al día de hoy imposibles) y con algunos números agotados muy rápido, la edición en TPBs está incompleta y la edición «ómnibus» de tapa blanda quedó inconclusa. Leí que están por sacar una nueva edición tipo Sandman omnibus con tapa dura, pero se hace difícil de acceder para el público en general. Por mí parte tengo los 2 omnibus en tapa blanda, un TPB y el resto en issues que fui comprando de a poco, excepto el último «times past», que nunca lo encontré. Estoy muy contento, con mí Frankenstein, aunque le hice una caja para ponerlos todos juntos en la biblioteca y en el lomo la tapa del número del mes que ponían en DC las caras. En fin es una serie que le tengo mucho amor.

    Comentarios

    Matias

    12/06/2020 - 17:14

  • Muy buena nota,si discrepo respecto de zero hour,si bien no es la gran cosa es bastante mejor que muchas sagas pedorras de los 90 y ademas el factor nostalgico ayuda.

    Comentarios

    SCottlibre

    12/06/2020 - 14:41